The Shape Of Song (La Forma De La Canción)

¿Qué forma tiene la música?

The Shape of Song, un proyecto del artista Martin Wattenberg, es un intento de contestar esta, casi sinestésica y aparentemente paradójica, pregunta. El software hecho a medida que se ha usado en este trabajo dibuja patrones musicales en forma de arcos traslúcidos, permitiendo ver (literalmente) la forma de cualquier composición disponible en la web.

Las imágenes resultantes reflejan todo el espectro de formas musicales, desde la profunda estructura de Bach hasta la cristalina belleza de Philip Glass.

Haced Click aquí para acceder a la aplicación.

Veamos algunas de las obras de Martin. En primer lugar veremos la playlist compuesta de cada una de las obras para que las podamos escuchar, y posteriormente, verlas.

Después de la representación de las obras, podremos aprender la teoría de la técnica usada: los diagramas de arco.

 

Los Diagramas De Las Canciones

“And She Was” – Talking Heads

“Sinfonía de Júpiter” – Mozart

“Koyaanisqatsi” – Phillip Glass

“Moonlight Sonata” – Beethoven

“Las 4 Estaciones: Otoño” – Vivaldi

“Las 4 Estaciones: Verano” – Vivaldi

3 variaciones Goldberg – Bach

“Like a Prayer” – Madonna & “Starway To Heaven” – Led Zeppeling

“Like a Virgin” – Madonna

“Mazurka en Fa Menor” – Chopin

“Candyman 2” – Phillip Glass

 

Muchas Otras Canciones

Los Diagramas de Arco

Hay dos explicaciones de la técnica usada para este arte. Por un lado está la explicación simple que es la que aprenderemos en este Brain Feeling, y por otra está la complicada que os podéis descargar en este paper.

Los diagramas en The Shape of Song nos muestran la forma musical como una secuencia de arcos traslúcidos. Cada arco conecta dos pasajes repetidos e idénticos de una composición. Mediante el uso de los pasajes repetidos como indicadores, el diagrama ilustra la estructura profunda de la composición.

“Mary Tenía Un Corderito”

Por ejemplo, la imagen de arriba se construyó a partir de la primera línea de una pieza muy simple: “Mary Tenía Un Corderito”. Cada arco conecta dos pasajes idénticos. Para clarificar la conexión entre la visualización y la canción, en este diagrama se representa la partitura.

Clementine

Este otro diagrama representa el estribillo de la canción folk Clementine. Como cabe esperar, el estribillo consiste en múltiples repeticiones del mismo pasaje, y esto es lo que el diagrama muestra de forma exacta. No se muestra la partitura dado que las notas serían demasiado pequeñas para leerlas.

Variaciones Goldberg

Las composiciones más complejas crean diagramas más intrincados. El de arriba representa una de las Variaciones Goldberg. Muestra que la pieza se repite en dos partes principales, cada una hecha de dos pasajes que se toca dos veces, o lo que un músico llamaría una estructura “AABB”.

El diagrama, nos da información mucho más detallada que la simple notación “AABB”. Por ejemplo, podemos ver que los pasajes A y B están relacionados, como muestra el conjunto de arcos finos que conecta las dos mitades de la pieza.

Sor – pren – den – te!! 😳

Buen Domingo!! 🙂


Artículo Original: “The Shape of Song (2001)” en Be Witched

Hans Zimmer: La Banda Sonora

¿Qué decir sobre Zimmer?

Ningún nombre se ha convertido en el sinónimo del concepto de “música de película” como Hans Zimmer (que me perdone John Williams). Empezó en los 80s componiendo para directores de culto como Jerzy Skolimowski, Nico Mastorakis, y Nicolas Roeg. Muy rápido llegó a Hollywood, haciendo bandas sonoras como Rain Man, El Rey León, Gladiator, Piratas del Caribe o Mejor Imposible.

Recientemente ha empezado una fuerte colaboración con Christopher Nolan, componiendo para su trilogía de Batman, para Orígen (Inception), Interestlear y Dunquerque.

Hoy me gustaría compartir dos cosas de Hans Zimmer con vosotr@s. En primer lugar la intensidad de la Banda Sonora de Dunquerque, y de otros rasgos comunes de las bandas sonoras de Zimmer como ese dichoso “tic-tac” en este vídeo de VOX.

 

Por otro una playlist de Spotify con más de 9 horas de Canciones de las Bandas Sonoras de Zimmer.

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “Hear 9 Hours of Hans Zimmer Soundtracks: Dunkirk, Interstellar, Inception, The Dark Night & Much More” en Open Culture

 

Como La Experiencia Musical De Las Personas Sordas Puede Enriquecer La Música Para Todos

Hoy, un Quick Feeling. Este vídeo, titulado Labyrinth,  es una fascinante exploración de la diversidad de la experiencia sensorial humana, que se sumerge en la, a menudo, complicada relación entre l@s sord@s y la música.

Mediante entrevistas a varias personas sordas sobre sus experiencias personales, el director Griego, Dimitris Papathanasis nos descubre un entendimiento matizado y heterogéneo de la música como una combinación de estímulos visuales, vibraciones, ritmo y movimiento.

Acabando con una actuación músical para sord@s, este documental reta a los espectadores que sí pueden oír a una experiencia totalmente nueva de qué puede ser la música.

 

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “How The Deaf Experience Of Music Can Enrich Music For Everyone” en Aeon

Geek Sunday, 2 cortos y una rareza

Han pasado algunos domingos sin un Geek Sunday. Hoy me gustaría compartir con vosotr@s 2 cortos y una rareza:

  • El Vendedor de Humo“, un corto
  • A Single Life“, un corto
  • Daft Trump“, la rareza

El Vendedor de Humo

Esta semana estaba haciendo un café con un amigo cuando estábamos hablando de los vendedores de humo. Esas personas que tan sólo tienen labia per que a la hora de la verdad no son nada. Me recomendó este corto. Muy Bueno!!

 

A Single Life

El segundo corto de hoy, se titula “A Single Life“, un corto nominado a los Oscar sobre cómo la música (y, en especial los discos de vinilo) nos puede llevar mágicamente a través del tiempo. Delicioso!!

 

“Daft Trump”

En la última visita a Francia de Donald Trump, el actual presidente de los Estados Unidos de América, recibió un homenaje un tanto peculiar. De mano de la banda musical del ejército francés Trump pudo disfrutar de un ‘medley’ del dúo francés “Daft Punk”. La intención tras este homenaje era juntar Francias y US mediante la canción “Get Lucky” en la que el cantante (Pharrell Williams) es americano y los músicos (Daft Punk) son Franceses.

La ejecución del medley no tiene pérdida, igual que la cara de sorpresa de Trump, quien, según los medios, no tenía muy claro qué era lo que estaba ocurriendo:

 

Buen Domingo!! 🙂

Diferentes Tipos De Música Ayudarían A La Recuperación Del Ictus

¿Cuál es tu canción?

La mayoría de personas tiene una. Esa canción, de tus jóvenes años de gloria, que hace que saltes, que te mantiene en movimiento, que inunda tu cuerpo con pensamientos positivos y con la urgencia de bailar. Para Kayt Sukel (autora del artículo original), esa canción es el éxito de The Cure de 1987 titulado “Just Like Heaven”. Cada vez que oye esa canción, tiene que resistir el deseo de levantarse y de danzar alrededor de la habitación. Muchas personas tienen una canción como esa, una que mantenemos en las fiestas o en las listas de reproducción que escuchamos casi a diario.

Pero, ¿y si esa canción pudiese hacer algo más que animarte a cantar en el coche por la mañana mientras vas al trabajo? ¿Qué pasaría si tuviese beneficios reales para el cerebro? Nuevas investigaciones sugieren que sí los tiene. Un estudio llevado a cabo por científic@s del Hospital Metodista de Houston sugiere que esa música familiar, positiva tendría el poder de incrementar la activación y la conectividad en el cerebro y, por tanto, podría aportar beneficios terapéuticos a aquell@s que estuviesen recuperándose de un ictus.

Musico terapia y La Rehabilitación Del Ictus

Hace tiempo que sabemos que las actividades de enriquecimiento ayudan a promocionar la recuperación después de un ictus, un ataque al tejido neuronal causado por una interrupción del flujo sanguíneo al cerebro.

Las formas más comunes de rehabilitación incluyen ejercicios físicos, del habla y del lenguaje, así como terapias ocupacionales; la músico terapia también se utiliza. Anita Forsblom, una músico terapeuta Finlandesa, menciona que como terapeuta de casi 20 años de experiencia, ha visto cómo la música puede ser la clave para ayudar a l@s pacientes de ictus.

La música puede ayudar a las personas a comunicarse y a participar cantando, incluso cuando a causa del ictus no disponen de las palabras […] Pero en esos casos puede ser beneficioso el mero hecho de la escucha”menciona Frosblom.

Algunas terapias musicales incluyen que los pacientes canten para ayudarles a recuperar la función del lenguaje. Otras incluirán hacer música con instrumentos simples para ayudarles a recuperar las capacidades motoras. Y, como recalca Forsblom, la escucha también es terapéutica. ¿Por qué será?

Para aprender más, se juntó con Teppo Särkämö, miembro de la facultad de medicina de la Universidad de Helsinki, para estudiar los mecanismos neuronales de la exposición musical. L@s investigador@s reclutaron 60 supervivientes de ictus, pidiéndoles a un tercio de ellos que escuchasen música y a otro tercio que escuchasen un audio libro como parte de sus esfuerzos de rehabilitación. El tercio restante, no hacia nada, era el grupo de control.

L@s pacientes que escucharon música a diario durante 6 meses mostraron mejores resultados: mejores puntuaciones en recuerdos verbales, más atención, menor confusión y mejor estado de ánimo. Los resultados se publicaron en 2008 en: Brain, A Journal of Neurology.

Särkämö menciona que los resultados no le sorprendieron. Se conoce a la música como ser capaz de llevar a cabo una activación extensiva del cerebro humano, y un flujo sanguíneo incrementado puede ayudar al cerebro a recuperarse restaurando las venas y las conexiones sinápticas dañadas por un ictus.

Efectos del Ictus

Afirma que, La escucha de música induce a la activación de los sistemas del cerebro del placer y de la recompensa, que es el núcleo de la eficacia que vemos en todas las herramientas musicales de rehabilitación […] El escuchar música mejoró la recuperación cognitiva, emocional y neuronal en comparación con la escucha de audiolibros o con el grupo de control”

La Familiaridad Crea Recuperación

Pero, ¿hay algún género musical más adecuado para la rehabilitación que otro? ¿Qué tipo de música nos dará los mejores resultados? ¿Tiene algo que ver la relación de la persona con un tipo de música?

Estas fueron las preguntas que varios expertos se hicieron después de ver el estudio de Särkämö.

“Much@s de nosotro@s tenemos una pieza musical con la que conectamos, tenemos una conexión emocional positiva con ella y nos trae recuerdos y emociones cuando la oímos […] Y se ve como una experiencia cognitiva totalmente diferente en comparación en cuando escuchamos alguna música que no nos es familiar. De modo que nos preguntamos: ¿Qué pinta tendría una escucha activa de una pieza que conocemos dentro de nuestro cerebro, en comparación con la escucha de una pieza que nunca hemos oído antes?

Fue entonces cuando se reclutaron a 12 voluntari@s san@s para escanearles el cerebro a medida que escuchaban una variedad musical y de lenguaje.

Una de las piezas musicales la elegían l@s propi@s voluntari@s (se les recomendaba que eligiesen una canción que les evocara una fuerte y positiva respuesta emocional); mientras que las otras dos piezas eran unas, poco familiares, piezas barrocas de Bach y de Opera Japonesa Clásica. Los clips se refinaban con grabaciones de lenguaje africano, de lecturas de un boletín de noticias y de grabaciones de lenguaje de pasión. Los resultados se publicaron el 27 de Julio de 2016 en Brain Connectivity.

L@s investigador@s descubrieron diferentes patrones de activación cerebral para las diferentes piezas musicales. Las piezas, ‘auto – elegidas‘, aportaron una actividad muy significativa a los centros de emoción y de memoria del cerebro; mientras que las piezas poco conocidas activaban las áreas de atención y de memoria. Además, a pesar que las piezas ‘auto – elegidas’ eran my diferentes entre ellas, los patrones de actividad cerebral eran remarcablemente similares.

La Jerarquía Cerebral

“Demostramos un patrón similar de conectividad en los cerebros de los individuos en lo referente a la música que habían elegido […] Esto es importante porque demuestra que es la música. Esa música realmente conduce todos esos procesos cerebrales incluso en diferentes edades, géneros o pasado. Esa música familiar parece hacer alguna cosa para tod@s”

Una Fórmula Mejor Para La Rehabilitación

Särkämö afirma que cree que los resultados son convincentes, que tienen mucho sentido. “Psicológicamente, vemos que la música que nos es muy familiar acarrea emociones y recuerdos personales, a menudo los positivos, que pueden aportar confort y consuelo cuando atravesamos un evento importante y de alto stress, como pueden ser las primeras semanas y meses después de un ictus […] En línea con estos resultados, también hemos detectado que la escucha regular de música mejora la neuroplasticidad estructuras en las regiones límbicas, lo que se relaciona con una mejor recuperación emocional

El Sistema Límbico

La música familiar puede hacer más que facilitar la recuperación emocional. Podría mejorar la restauración de la conectividad que, a su vez, promocionaría una recuperación funcional. De modo que estamos frente a un planteamiento terapéutico en que un tipo de música (la familiar) serviría para activar ciertas partes del cerebro y otro (la nueva) activaría otras.

“Este tipo de sesiones en que vamos de la música familiar a la nueva, pueden aportar un incremento en la conectividad y la estimulación en el cerebro”

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “Different Types of Music May Aid Stroke Recovery” en Dana Foundation

¿Por Qué Se Nos Quedan Canciones Enganchadas En La Cabeza?

La música tiene una tendencia remarcable a quedarse enganchada en nuestras cabezas. Seguro que conoces la experiencia, una canción se introduce en tus pensamientos, y suena, y vuelve a sonar, en un interminable bucle. A menudo me pasa; y de bien seguro que a vosotr@s también. Hoy me gustaría aprender el por qué ocurre este fenómeno de la mano de Rhitu Chatterjee (autor del artículo original) y de sus experiencias personales.

Hace ya algunas semanas Rhitu estaba en casa un domingo por la mañana cuando, por ninguna razón aparente, 3 palabras aparecieron en su cabeza: “Funky Cold Medina”. Ese es el nombre de una canción del rapero Tone Loc. Sabía que era un éxito de los años 90, pero nunca la había oído hasta la noche anterior cuando un amigo suyo la cantó en un karaoke. Seguía oyendo la letra: “Cold coolin’ at a bar, and I’m looking for some action. But like Mick Jagger said, I can’t get no satisfaction“.

Cuando la canción reapareció en su cabeza, oía a su amigo cantarla una y otra y otra y otra vez. Estuvo enganchado casi un día y medio, hasta que, finalmente, desapareció.

Pero le quedó una pregunta agobiante. ¿Por qué, para empezar, se nos quedan canciones enganchadas a la cabeza?

Según la doctora Vicky Williamson, psicóloga de la música y que empezó a estudiar el fenómeno hace algunos años: “Personalmente no me puedo creer lo poco que había, en términos de investigación, sobre este fenómeno”.

La doctora Williamson, experta de la memoria en el College Goldsmith de Londres, descubrió que l@s científic@s usan un gran abanico de términos para describir el tema: el síndrome de la canción enganchada, música pegadiza, picor cognitivo o gusano auditivo (del inglés “earworm”); una palabra que algunas personas entienden mal.

Williamson colaboró en un programa de BBC radio, Shaun Keaveny’s Breakfast Show en 6 Music, dónde preguntaba a l@s oyentes con que gusanos auditivos se levantaban.

Estos fueron algunos de los que l@s oyentes reportaron:

  • Tengo el ‘ch-ch-ch-changes‘ de David Bowie como un gusano autditivo recurrente
  • “El Mío es ‘Alive” de Pearl Jam y ha estado allí durante días”

Williamson recopiló más historias y experiencias a través de una encuesta online en su web: earwormery.com.

Los datos revelaron más hallazgos sorprendentes. “Cuando tuve 1000 canciones ‘gusanos auditivos’ en mi base de datos, tan sólo había media docena más o menos que se habían mencionado más de una vez, las respuesta fue así de heterogénea. Es un fenómeno muy individual“.

Ahora ya tiene más de 2500 experiencias de gusanos auditivos dónde constata que la individualidad aún prevalece como una de las características del fenómeno, aunque ocasionalmente cambia cuando una película o una serie se hace popular.

“De repente te encuentras con 5 o 6 personas que te indican la canción de una nueva película porque justamente la acaban de ver […] Cuando empezamos el estudio, una canción de ‘Glee’ llamada ‘Don’t Stop Believing’ llegó rápidamente arriba de todo del ranking”,  afirma la Doctora.

Ha identificado un conjunto de detonantes que, aparentemente, son la causa que estas canciones aparezcan en las cabezas de las personas y se queden allí.

La primera es la exposición a la música, lo que significa que la persona ha oído la canción recientemente, menciona Williamson. (Hasta aquí ningún secreto, ¿no?)

Otro hallazgo que no sorprende fue que si oyes una canción repetidamente, lo más probable es que se te quede totalmente pegada.

Pero, a veces, las canciones aparecen en nuestras cabezas incluso cuando hace mucho tiempo que no las hemos oído. En este caso, alguna cosa en nuestro entorno sería el detonador de la memoria.

Williamson experimentó este último caso recientemente, cuando estaba en su oficina y vio una vieja caja de zapatos. “Es de una tienda llamada ‘Faith’ […] Y con tan sólo leer la palabra ‘Faith’ (‘Fe’ en inglés) mi memoria cayó como una hilera de fichas de dominó llegando a la canción ‘Faith’ de George Michael. Entonces estuvo en mi cabeza durante todo lo que quedaba de tarde”, ahora ha sacado la caja de zapatos de su oficina 🙂 .

Otro detonante que identificó fue el stress. Una mujer que participó en la encuesta online de Williamson, mencionó la canción (‘Nathan Jones’ de Bananarama) que por primera vez se le enganchó a la mente cuando tenía 16 años y estaba haciendo un examen importante. “Ahora se le mete la canción en la cabeza en cada momento stressante de su vida: boda, nacimiento de un hijo, cualquier cosa.”, menciona Williamson.

La lista completa de detonantes que sugiere Williamson es:

  • Reciente Exposición a la Música
  • Exposición Repetida a la Música
  • Detonadores de Palabra (p.e.: ‘Despacito’ 🤔)
  • Detonadores de Persona (cuando el ver o recordar a una persona se asocia con una canción)
  • Detonadores de Situación (p.e.: la bodas te pueden hacer recordar la primera canción que bailaste)
  • Stress
  • Sorpresa
  • Sueños
  • El Pensamiento Errante

Hay varias teorías que explicarían por qué ocurre esto. Williamson afirma que los gusanos auditivos serían parte de un fenómeno mayor llamado: “memoria involuntaria“, una categoría que también incluiría el deseo de comer algo después de que la idea haya entrado en nuestra cabeza. Por ejemplo, un deseo súbito de querer cenar sardinas. O de repente pensar en un@ amig@ que no has visto en años.

 

Hay un par de razones por la que ocurriría esto con la música (según Williamson):

  • La primera es por qué la música se puede codificar de muchos modos distintos, es lo que llamamos un estímulo ‘multi-sensorial’. Esto es aún más cierto si eres músico, ya que codificas cómo tocarla, qué pinta tiene en una partitura y cómo suena.
  • En segundo lugar, la música se codifica de un modo muy personal y emocional, y sabemos que lo que codificamos con connotaciones personales o emocionales, se puede recordar mejor luego en la memoria.

Otr@s expert@s sugieren que la música se quedaría atascada en nuestras cabezas por cómo los humanos evolucionamos. Como Daniel Levitin, de la Universidad McGill de Montreal y experto en la neurociencia de la música menciona: “Durante un gran periodo de tiempo hemos necesitado recordar información […] información cómo dónde esta lo bueno o qué comidas son venenosas y cuáles no, y cómo curar de las heridas para que no se infecten“.

Los humanos modernos has estado por aquí hace ya unos 200.000 años, pero el lenguaje escrito se inventó hace tan sólo 5.000, menciona Levitin. De modo que durante gran parte de la historia humana, las personas han memorizado la información importante a través de canciones.

Esta práctica continúa hoy en las culturas con una fuerte tradición oral. Levitin afirma que la combinación de ritmo, rima y melodía, provee de pistas que hacen que las canciones sean más fáciles de recordar que las solamente las palabras.

También menciona que la pregunta más importante que la gente le hace sobre los gusanos auditivos es: “¿Cómo los apagamos?

Aquí Levitin nos da un pequeño consejo. “Piensa en otra canción y espera que esta saque a la primera“.

La Doctora Williamson está actualmente intentando encontrar las mejores ‘curas’ para los gusanos auditivos. Afirma que la estructura de una canción tiene relevancia en la utilidad de desplazar a otra. También está evaluando si estrategias del día a día ayudan, como puede ser ir a correr o hacer un crucigrama.

Tanto Levitin como Williamson están de acuerdo en que sacarte una canción que no quieres de tu cabeza es una liberación. Pero, claro está, la canción que elijas para sacar a la primera, puede convertirse en la siguiente que se quede enganchada.

… de modo que, al elegir una canción de ‘cura’ hagámoslo ‘Des – pa – ci – to‘.

Buen Domingo!! 🙂


Artículos Originales:

Veo Esta Música

Siguiendo la esta del Bain Feeling: “Tocar Dibujos: Asombrosas Partituras Musicales” quiero añadir algunas partituras musicales gráficas más. Concretamente 261. 🙂

Buen Viernes!! 🙂