Por Qué El Tiempo Pasa Más Rápido A Medida Que Nos Hacemos Mayores

El tiempo mental y el tiempo del reloj son dos cosas completamente diferentes. Corren a ritmos diferentes.

El paso cronológico de las horas, días y años en los relojes y calendarios es un fenómeno estable y medible. Pero nuestra percepción del tiempo cambia constantemente en función de las actividades que estamos haciendo, de nuestra edad, e incluso de la cantidad de descanso que tengamos.

En un paper (de próxima publicación) del diario de European Review de la Duke University, Adrian Bejan (profesor de ingeniería mecánica) explica la física que hay tras las sensaciones del cambio del tiempo y revela por qué los años parecen pasar volando a medida que nos hacemos mayores.

Bejan está obsesionado con el flujo y, básicamente, cree que los principios de la física lo pueden explicar todo. Ha escrito exhaustivamente cómo los principios del flujo de la física dictan y explican el movimiento de conceptos abstractos tales como la economía. Dedicación que le ha llevado a ganar la Medalla Benjamin Franklin del Instituto Franklin por “sus pioneras e interdisciplinarias contribuciones […] y teoría cosntructal, que predice el diseño natural y su evolución en la ingeniería, la ciencia y los sistemas sociales“.

En su último paper, examina la mecánica de la mente humana y cómo se relaciona con nuestra comprensión del tiempo, dando una explicación física para nuestra cambiante percepción a medida que envejecemos.

Espiral del Tiempo

El Ojo de la Mente👁

Conforme lo que afirma Bejan (que ha revisado estudios previos sobre el tiempo, la visión, la cognición y el proceso mental para llegar a su conclusión) el tiempo tal y como lo experimentamos representa cambios percibidos en los estímulos mentales. Está relacionado con lo que vemos. Nuestra percepción del tiempo se basa en la rapidez en que vemos los cambios con nuestro sistema mental-visual del tiempo.

Cada un@ de nosotr@s tenemos nuestra propia “mente del tiempo” que no tiene relación alguna con los inexorables días, horas, años de los relojes y calendarios: mente que se ve afectada por la cantidad de descanso que tenemos así como por otros factores. Bejan es la primera persona que ve el paso del tiempo a través de su lente particular, pero sus conclusiones se basan en los descubrimientos de otr@s científic@s que han estudiado los procesos físicos y mentales relacionados con el paso del tiempo.

Estos cambios en los estímulos nos dan el sentido del paso del tiempo. Escribe que: “El presente es diferente del pasado porque nuestra visión mental ha cambiado, no porque algún reloj haya sonado. El ‘tiempo del reloj’ que une todos los sistemas de flujo de la vida, animada e inanimada, es medible. El periodo día-noche dura 24 horas en todos los relojes de pulsera, de pared y de las torres de las iglesias y monumentos. Pero el tiempo físico no es es el tiempo mental. El tiempo que percibes no es el mismo tiempo percibido por otr@ persona“.

El tiempo ocurre en el ojo de la mente. Se relaciona con el número de imágenes mentales con las que se encuentra y organiza nuestro cerebro y con el estado del mismo a medida que envejecemos.

Cuando nos hacemos mayores, el ritmo con el que percibimos las imágenes mentales decrece dado que hay diferentes cualidades físicas que están cambiando; cualidades como la visión, la complejidad del cerebro y, más tarde, la degradación de las vías que transmiten la información. Y ese cambio en el procesado de imágenes es lo que nos conduce al sentido de que el tiempo se está acelerando.

Hora del Reloj y Hora Mental Durante La Vida

Este efecto se debe al movimiento sacádico del ojo. Estos movimientos son inconscientes, son movimientos que ocurren varias veces en un segundo. Entre cada uno de ellos, nuestros ojos fijan y el cerebro procesa la información visual que ha recibido. Todo esto ocurre inconscientemente, sin ningún esfuerzo por nuestra parte. En l@s humanos más jóvenes, estos periodos de fijación son más cortos que en los adultos.

Bejan continua afirmando que hay una relación inversamente proporcional con el procesado de los estímulos y la sensación de la aceleración del tiempo. De modo que, cuando somos jóvenes y estamos experimentando un montón de estímulos nuevos (todo es nuevo) parece que el tiempo pasa más lento. A medida que nos hacemos mayores, la producción de imágenes mentales se hace más lenta, dando la sensación que el tiempo pasa más rápido.

La fatiga también influencia estos movimientos sacádicos, creando superposiciones y pausas en los movimiento oculares que conducen a señales cruzadas. Un cerebro cansado no puede transferir la información de un modo efectivo cuando está intentando ver y dar sentido a la información visual simultáneamente. Está diseñado para hacer estas dos cosas de modos separados.

Esto es lo que hace que el rendimiento de los atletas baje cuando están exhaust@s. Sus poderes de procesado se confunden y su sentido del tiempo se apaga. No pueden ver o responder rápidamente a nuevas situaciones.

Otro factor que influye sobre cómo percibimos el tiempo es cómo se desarrolla el cerebro. A medida que tanto el cerebro como el cuerpo crecen, hay más conexiones neuronales y éstas son mas complejas; los caminos de la información se hacen increíblemente complicados. Se ramifican como árboles y este cambio del procesado influencia en nuestra experiencia del tiempo.

La Complejidad Del Cerebro Cambia Nuestro Sentido Del Tiempo

La degradación cerebral al envejecer influencia nuestra percepción. Los estudios de movimientos sacádicos en personas mayores muestran periodos de latencia más largos. El tiempo en el que el cerebro procesa la información visual es mayor, hecho que provoca que a las personas mayores les cueste más solucionar problemas complejos. Ell@s ‘ven’ más lento pero sienten que el tiempo pasa más rápido.

Una Vida Entera Midiendo

El interés de Bejan por esta materia empezó hace más de medio siglo. Como un joven atleta en un prestigioso equipo de basquet Rumano, se dio cuenta que el tiempo se ralentizaba cuando estaba más descansado, hecho que le permitía rendir mejor. No tan solo eso, era capaz de predecir el rendimiento del equipo en función de la hora del día en que el partido se programaba.

Afirma que: “Los partidos a horas tempranas, por ejemplo a las 11 AM, eran pobres; mientras que los de las tardes eran mucho mejores. A las 11 AM éramos unos sonámbulos, sin importar qué es lo que había hecho cada uno de nosotros durante la noche. Tenía claro ya, a principio de temporada, cuando se anunciaba el calendario, qué partidos nos saldrían mal. Los partidos fuera de casa, después de largos viajes y de sueño pobre eran malos, los partidos en casa eran mucho mejores por la misma razón. Además, teníamos un gran entrenador que predicaba constantemente que el primer deber de un jugador era dormir regularmente y bien y vivir limpio“.

Efectos De Dormir Mal En Nuestro Cerebro

Ahora ha experimentado como ‘el tiempo mental’ cambia durante el espacio aún más grande de toda su vida. Durante los últimos 20 años me he dado cuenta como mi tiempo está pasando, cada vez más rápido, y como me estoy quejando cada vez más de que tengo menos tiempo“. Es un sentimiento que oye también muy a menudo a su alrededor.

Pero no somos del todo prisioner@s del tiempo. Las segunderas del reloj continuarán moviéndose estrictamente, los días del calendario pasarán y los años pasarán aún más rápido. Por lo que vivir limpios y descansar bien puede alterar nuestras percepciones. Esto, en cierto sentido, podrá hacer que nuestro ‘tiempo mental’ se ralentice.

One More Thing…

Hace ya años que un amigo y compañero me pasó una web llamada “Why Time Flies“, en ella hay una infografía interactiva en la que se relaciona y se nos va explicando cómo la edad y el tiempo interactúan; dándonos una imagen clara de cómo el tiempo es mas corto como mayores somos. Se basa en algo parecido a esta imagen, donde se relaciona el % de tiempo que significa cada año del total de nuestra vida a medida que envejecemos.

Os recomiendo que visitéis esta fantástica web: “Why Time Flies

El Tiempo Vuela

Buen Domingo!! 🙂


Artículo Original: “Physics explains why time passes faster as you age” en Quartz

Tu Azul No Es Mi Azul, o Cómo La Percepción Nos Da Una Lección de Empatía

Hoy me gustaría aprender una reflexión que se hace Interpractical Juggler (miembro de Medium), quien se define a sí mismo como escritor, malabarista, filósofo, loco ocasional, propietario profesional de una barba, y alquimista moderno que quiere que el mundo brille.

La verdad es que es un Brain Feeling que no deberíamos dejar escapar. Veréis que está narrado en primera persona, pero no soy yo, es Inerpractical Juggler.


Estando en la Universidad, sufrí un ataque psicótico que hizo que me cuestionase la naturaleza de la realidad. En un intento de entender qué era lo que me estaba pasando, salté dentro de la madriguera de la metafísica, estudiando un montón de filosofía y dejándome envolver por los matices de las ciencias cognitivas.

Muchas de las cosas que aprendí me hicieron cuestionar si mi realidad subjetiva era la misma realidad subjetiva que cualquier otr@. Dado que estaba experimentando alucinaciones y viviendo delirantes fantasías que parecía que nadie más estuviese teniendo, llegué a la conclusión que el mundo interior de cada un@ es totalmente diferente al de l@s otr@s (nuestros mundos respectivos no tienen porque estar alineados).

Esto es particularmente interesante, ya que por esa época en la que llegaba a esas conclusiones, también me topé con la teoría del color. Tod@s nosotr@s hemos tenido momentos en los que nos hemos preguntado si el azul que vemos es el mismo que el azul que otras personas ven. ¿Cuál es la verdad real tras nuestros ojos? ¿Indican nuestras percepciones que cada un@ de nosotr@s vivimos una realidad completamente diferente a la que viven las personas de nuestro entorno?¿Qué pasaría si cambiásemos de cuerpos? ¿Nos veríamos en un mundo bizarro e irreconocible?

¿Realidad?

Cómo Se Forma La Experiencia

Empecemos nuestra exploración de lo subjetivo revisado un experimento muy conocido:

Si un árbol cae en un bosque y nadie está allí para oírlo, ¿hace algún ruido?

Si eres como yo al empezar mis pinitos en filosofía, vas a responder a esta pregunta con un absoluto y rotundo “Sí”. Pero, si deconstruimos lo que realmente está ocurriendo en este escenario, veremos que la respuesta es, de hecho, un “No” menos obvio de lo esperado.

En esencia, esta pregunta demuestra un problema con el lenguaje. El modo en que interpreté este pregunta en primer lugar reflejaba el pensamiento que el sonido no necesita de un@ testig@ para existir. Pero, como de hecho pasa, la realidad de las cosas es más complicada cuando asumimos la complejidad del lenguaje y su rol en esta situación.

Para ilustrar lo que quiero decir, primero deberemos distinguir entre “sonido” y “ondas sonoras”. Estas son las etiquetas que usamos para distinguir entre un qué subjetivo, y un fenómeno objetivo, respectivamente. Cuando un árbol cae perturba un montón de aire, causando una percusión ondulatoria de energía que radia a través de las moléculas de aire. Sin un@ obsrvador@, este proceso es básicamente piezas mecánicas del Universo jugando un efecto de causa y efecto.

Árbol Caído En El Bosque

¿Cuál es el sonido de una mano aplaudiendo? ¿Si mueves tu mano en el aire, oyes algo? Normalmente, bajo circunstancias normales, el mero hecho de perturbar el aire no causa sonido, a pesar de que lo hace radiando de un modo muy similar al que lo hace cuando un árbol cae.

Estructura Del Oído

Con esto, podemos afirmar que el sonido existe como resultado de la traducción de un fenómeno del mundo externo en una experiencia de nuestros mundos internos.

En el caso de un árbol cayendo, el aire pasará por un proceso que lo traduce como sonido: primero entrará por las orejas de un@ observador@  y reverberará en el tímpano. Esto hace que dos pequeños huesos, el martillo y el yunque, choquen uno contra otro, antes de pasar esa vibración hacia un tercer hueso, el estribo. El estribo crea ondas en la cóclea, una estructura espiral de nuestro oído interno.

En la cóclea hay pequeños pelillos llamados esterocilios que actúan como transistores. Cuando un estereocilio se mueve por el movimiento fluido de la cóclea, transforman el estímulo en una señal electromecánica que viaja a través del nervio auditivo hasta el cerebro. De aquí, el cerebro coge la información y la usa para construir una experiencia, en un proceso llamado Teatro Cartesiano.

Teatro Cartesiano

Cómo Se Forma El Color 🎨

De un modo similar, el color se forma cuando nuestros ojos traducen el fenómeno de la luz en un deslumbrante espectáculo de colores. El color que “vemos” es lo que ocurre cuando la luz que rebota del entorno sin ser absorvida por ningún objeto particular se refracta a través de las lentes de nuestros ojos, donde se redirige a un grupo de células especializadas, llamada conos y bastones.

Los conos se activan con altos niveles de luz y son los que nos permiten ver el color. Los bastones se activan con bajos niveles de luz lo que nos permite ver en circunstancias de poca luz.

El Ojo

Conos y Bastones

Tanto los conos como los bastones están en el fondo del ojo, en la retina. De manera parecida a la que los estereocilios del oído traducen la información en un patrón que el cerebro puede usar, estas células receptoras traducen la información de las ondas de luz en una señal que el cerebro usa para construir una imagen del mundo externo.

Una persona normal tiene 3 tipos de conos, que detectan rangos de luz de longitudes de onda azules, verdes y rojas. Es mediante las combinaciones de las entradas de estas células el modo en que nuestro cerebro puede juntar todo el espectro del arco iris, una habilidad que no todas las personas poseen. Aquí es donde recordamos que la experiencia de interpretar la luz no es la misma para tod@s nosotr@s.

L@s daltónic@s suelen tener 2 tipos de conos, lo que hace que muchos colores tengan un apariencia “gris“. La mutación genética llamada tetracromacia hace que aquellas que la tienen, sobre un 12% de todas las mujeres, tengan 4 tipos de conos y que, por lo tanto experimenten un rango de colores más amplio que una persona “normal”. Dado el gen de la tetracromacia tan sólo se expresa en el par X de cromosomas, los hombres no pueden tener esta mutación.

Estas variaciones en la percepción de la luz y el color son indicadores de que existe una gran variedad de personas que inherentemente ven el mundo de un modo diferente a como lo ve una “persona normal”. Pero esto aún no responde a la pregunta: ¿Ven dos personas con la misma visión los mismos colores?

Un Experimento Con Experiencia

En 2009, un experimento de la Universidad de Washington probó la percepción del color de los saimiris.

Saimiri

Al igual que los daltónicos y muchos otros mamíferos, estos monos solo tienen dos tipos de conos. El experimento probó en primer lugar como los monos reaccionaban a puntos coloreados en una pantalla cuando se juntaba con la recompensa de un sorbo de zumo.

L@s investigadores descubrieron que los monos podían distinguir los puntos azules y amarillos dentro de un campo de puntos grises, pero no podían distinguir los puntos rojos ni los verdes.

Luego se inoculó a los monos con un virus de laboratorio que mutaba genes específicos de los ojos de los monos, cambiando sus receptores de verde en receptores de rojo. Los monos no es están neurológicamente programados para procesar el color rojo, pero l@s investigador@s descubrieron que, tras esta terapia génica, los monos ya no tenían problema alguno para seleccionar los puntos rojos.

Esto nos hace preguntar: ¿Qué pasó exactamente para que los monos pudiesen percibir el color nuevo? ¿Era el rojo que percibían el mismo que percibimos nosotr@s, o la experiencia de percibir el color rojo es fundamentalmente diferente para los monos “inyectados” que para l@s human@s?

Saimiri Test

Reflexiones y Conclusiones 🤔

Las preguntas que nos podemos hacer en referencia al experimento son similares a las que nos podemos hacer cuando nos preguntamos sobre nuestros cerebros y qué es lo que hacen la primera vez que experimentan el color. Podemos concluir que ningun@ de nosotr@s nace conociendo el color inherentemente; tod@s hemos tenido que pasar por el proceso de experimentar todos y cada uno de los colores por primera vez al habérnoslos encontrado justo al salir del vientre materno.

Y aunque aún no podamos afirmar que la mayoría de las personas experimentan el color del mismo modo, podemos asumir que la interpretación de color no es un proceso biológico e innato como tendemos a creer. Es totalmente posible que nuestros cerebros hayan aprendido a expresar diferentes longitudes de onda de luz de acuerdo a nuestras diferentes realidades subjetivas.

Percepción del Color del Cerebro

Si pensamos en las diferencias que estos factores crean en nuestras perspectivas del mundo, podemos empatizar mejor con l@s demás en nuestro día a día.

A lo mejor tu azul es mi rojo. Cada un@ de nosotr@s viene al mundo con unas perspectivas individuales y unas experiencias vitales de modo único.

Mis experiencias e investigaciones me han enseñado que todo lo que pueda pensar que sé, puede ser cuestionado (hecho que suscribo).

Si más gente entiende que sus mundos internos no son absolutos, entonces nuestra experiencia colectiva como seres humanos tendrá espacio para mayor comprensión, ya que basaremos nuestras interacciones en el hecho que tod@s somos únic@s y tenemos nuevas perspectivas que deben ser nutridas y mimadas. Solo entonces, seremos capaces de manifestar un paraíso colectivo.

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “Your Blue Is Not My Blue” en Medium

!!!Feliz Navidad Desde Feel The Brain!!!

Solo daros las gracias por estar ahí y por continuar queriendo aprender conmigo. Apredemos más en año nuevo.

!!!Feliz Navidad!!!

Christmas Brain

Buen Martes!! 🙂

Escuchar Música En El Trabajo: Productividad, Creatividad, Concentración

En este Brain Feeling aprenderemos bastantes cosas que integran muchas de las áreas en las que aprendemos en Feel The Brain: Música, Cerebro y Productividad.

Hoy os propongo que aprendamos:

  • Qué tipo de música nos ayuda a terminar las cosas
  • Por qué ciertas canciones nos atraen (un pista: la nostalgia)
  • Cómo encajar nuestra música a nuestras tareas
  • Por qué el silencio aún es como el oro

Hay muchos estudios que han confirmado que escuchar música puede mejorar nuestra productividad, pero nuevos descubrimientos sugieren que algunos géneros motivan más que otros.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por CloudCover Music, la música más popular para incrementar y mejorar la productividad es el rock clásico, seguido por el alternativo y por el pop. Por otro lado, el hip-hop, el heavy metal, el EDM (Electronic Dance Music) y el country son considerados como los que más nos distraen.

Según Meg Piedmont (project manager de CloudCover Music) que ayudó a recopilar la información del proyecto: “Realmente depende de las preferencias de cada un@ […] Se trata de crear tu propio espacio de trabajo personalizado hasta tal punto que te permita hacer el mejor trabajo que puedas hacer“.

Piedmont apunta al hip-hop para demostrar como de subjetivo puede ser el impacto de la música en un oyente individual. El 21,2% etiquetó el género como “productivo”, situándolo en el 5º puesto en los favoritos de nuestro lugar de trabajo; en cambio el 37,7% de l@s encuestad@s afirmaron que era el que más les distraía, haciendo a la par que fuera el más detestado.

Un punto en común de tod@s l@s encuestad@s fue que la música era lo que preferían frente a cualquier otro sonido de fondo en el trabajo; el 94% confirmaron que escuchan música en el trabajo, comparado con el 42% que escuchan la radio, el 35% que escuchan podcasts y el 15% que escuchan audiolibros y retransmisiones deportivas.

Cómo Los Auriculares Se Han Convertido En Un Accesorio Standard En El Trabajo 🎧

De acuerdo con Piedmont, hay varias tendencias convergentes que están haciendo de los auriculares un accesorio standard en el trabajo. Las distribuciones abiertas de las oficinas pueden estar tras este hecho, pero también pueden resultar en un montón de contaminación sonora. De hecho, el 30% de l@s encuestad@s admiten que usan auriculares en el trabajo para cancelar este “run run” de fondo, mientras que un 46% afirman utilizarlos para evitar conversaciones con l@s compañer@s.

Auriculares

Piedmont continúa: Escuchar música con auriculares puede ayudar a que la gente se mantenga concentrada y sientan que tienen su propio espacio en una oficina diáfana […] Hoy en día, es realmente fácil tener acceso a la música (normalmente está justo ahí, en tu teléfono o en tu ordenador y es gratis) y ese fácil acceso también puede ser la razón por la que vemos, cada vez más, a más personas escuchar música durante el día”.

De acuerdo con el estudio, al 82,2% de l@s encuestad@s se les permite escuchar su música personal en el trabajo, un 42% escuchan música durante todo el día, un 39,5% escuchan música un par de veces al día y sobre un 19% lo hacen un par de veces a la semana.

La Nostalgia Es La Que Dirige Nuestros Hábitos De Escucha

Según el estudio, la música puede unir a l@s compañer@s, pero también los pude aislar. El 26% juzgan a sus compañer@s por sus preferencias musicales, pero el 65% afirman que la música les ayuda a conectar con l@s demás.

Con Música y Sin Música

Según Teresa Lesiuk (directora del programa de terapia musical de la Universidad de Miami), la diferencia radica en la nostalgia y en la asociación.

Teresa afirma que: “Existe lo que llamamos ‘la red de memoria asociativa‘, así que si tienes recuerdos relacionados con una pieza musical, eso va a juntar tus nodos de memoria con los nodos emocionales del cerebro […] La Música crea asociaciones cerebrales que son realmente poderosas.

Lesiuk añade que quizás los géneros más populares en el trabajo (como el rock clásico, el alternativo y el pop) son, de hecho, los más nostálgicos.

Afirma que; la música que escuchabas cuando tenías 20 años, un momento muy activo y en el que la formación de tu identidad se está llevando a cabo, es la que tiende a tener más efecto sobre la gente. […] Tiene sentido pues, que el rock clásico y el alternativo y, quizás ahora, el hip hop; sean los más populares a medida que la población envejece”.

El Silencio Aún Es Oro

A pesar de la tendencia hacia más música en el trabajo, el mejor ruido de fondo para concentrarnos en tareas importantes del trabajo es el silencio, según el escritor e investigador Josh Davis.

Silencio

Davis afirma que: Casi en cualquier circunstancia en la que estás tratando de llevar a cabo trabajo de conocimiento, en el que necesitas concentrarte, lo harás mejor con silencio“.

En su libro (Two Awesome Hours), explora modos de maximizar las dos horas más productivas del día para cada un@ de nosotr@s; explicando que factores del entorno tales como el ruido pueden tener un impacto muy significativo sobre la productividad.

Davis continua: “Para aquello que va ayudarte a mover tu carrera hacia adelante, aquello que va a hacer que tengas éxito, aquello por lo que debes estar al 100%, propongo que busques el silencio para tus dos horas fantásticas […] El resto del día, escucha música que te plazca o te haga sentir productiv@, te ayudará con las tareas que quizás sean menos agradables pero que también se deben hacer”.

La Playlist Correcta Para La Tarea Correcta

Cuando el silencio no es una opción, tanto Davis como Lesiuk sugieren intentar encajar el género con la tarea que tenemos entre manos.

Davis afirma que: “Hay ciertos tipos de trabajo creativo en que no todo es sobre atención y concentración sino ser creativ@ de un modo más artístico […] Para este punto, tener un poco de ruido de fondo ha demostrado liberar a las personas de sus restricciones, precisamente porque están un poco distraíd@s“.

Trabajo Creativo

Lesiuk aconseja considerar diversos factores al escoger una playlist, incluyendo factores internos como el estado de ánimo, el tipo de personalidad, las preferencias personales; y factores externos tales como la naturaleza de la tarea y el entorno de trabajo.

Dice que: “Pongamos una tarea aburrida, pero estás muy stressad@ cuando la abordas, en este caso, en primer lugar mejora tu estado de ánimo. […] Puedes encajar la música a ese estado para reflejarte en ella para luego, poco a poco, escoger otra música que te lleve hacia este estado de ánimo más relajado”.

La investigación de Lesiuk, también ha demostrado que la música es efectiva para combatir la modorra, un efecto negativo cuando hablamos del rendimiento en el trabajo.

Finalmente afirma que: Sea cual sea el género que elijas, intenta encontrar algo que tenga un tempo alto que tenga una melodía y un ritmo que se muevan mucho, ya que estas propiedades te ayudarán a estar más alerta“.

One More Thing…

En esta infografía podremos aprender 5 razones por las que deberíamos escuchar música en el trabajo.

Infografía: Música en el Trabajo

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “This is what kind of music you should listen to at work to be more productive” en FastCompany

La Canción Que Reduce La Ansiedad, según la Neurociencia

Cerebro y música; música y cerebro; la razón principal de Feel The Brain. Hoy me gustaría aprender un artículo sobre la canción que, según la neurociencia, es capaz de reducir nuestra ansiedad hasta un 65%.

Tod@s sabemos que necesitamos gestionar nuestro stress. Cuando las cosas se ponen difíciles, ya sea en el trabajo, en la escuela o en nuestra vida personal, podemos usar tantos consejos, trucos y técnicas como queramos para calmar nuestros nervios.

De modo que hoy aprenderemos uno de ellos: una playlist de las 10 canciones que se han destacado como las más relajantes de la Tierra.

La terapias sonoras han sido durante mucho tiempo un modo de relajarse y de restaurar la salud de un@ mism@. Durante siglos, las culturas indígenas han usado la música para mejorar el bienestar y mejorar las condiciones de salud.

Música y Cerebro

Ahora, neurocientífic@s del Reino Unido han especificado qué canciones nos dan la fuerza necesaria para nuestro brinco musical.

El estudio se llevó a cabo con participantes que intentaban resolver difíciles puzzles lo más rápido posible mientras estaban conectad@s a sensores. Esos puzzles incluían cierto nivel de stress, y l@s participantes escuchaban diferentes canciones mientras que l@s invetigador@s medían tanto la actividad cerebral como estados fisiológicos tales como la presión sanguínea, el ritmo de respiración y los latidos del corazón.

De acuerdo con el Dr. David Lewis-Hodgson del Mindlab International, director de la investigación, apareció la canción que producía un estado de relajación mayor que cualquier otra música probada hasta el momento.

De hecho, escuchar esa canción, Weightless, resultó en una notable reducción de la media de la ansiedad de l@s participantes en un 65% y en un 35% de sus ratios de relajación fisiológicos.

Esto es un hecho remarcable.

También es destacable el hecho que la canción se compuso a propósito para conseguir este efecto. El grupo que creó Weigthless, Marconi Union, lo hizo en colaboración con terapeutas del sonido. Sus harmonías cuidadas, ritmos y bajos ayudan a disminuir el ritmo del corazón, la presión sanguínea y los niveles de la hormona del stress: el cortisol (un viejo conocido de tod@s los Brain Feelers).

Cortisol

Si nos centramos en la reducción de la ansiedad, los resultados no podían ser mejores. El Stress exacerba o incrementa riesgos tales como: enfermedades coronarias, obesidad, despresión, problemas gastrointestinales, asma, y muchos otros. Aún más, nuevos estudios han demostrado que el stress derivado del trabajo causa más muertes que la diabetes, el Alzheimer o la gripe.

En esta era de constante bombardeo, la ciencia lo tiene claro: si quieres que tanto tu mente como tu cuerpo perduren, tienes que conseguir priorizar darles un descanso.

La música es un modo fácil de sacar un poco de la presión que nos causan todos los pings, dings, apps, tags, mensajes de texto, emails, reuniones, citas y fechas de entrega que pueden disparar nuestros niveles de stress y dejarnos totalmente sec@s y ansios@s.

Lewis-Hodgson afirma que: Weightless es tan efectiva que muchas mujeres tuvieron soñolencia y recomendaría no conducir mientras se escucha la canción ya que puede ser peligroso“.

Así que, no conduzcas mientras escuches estas canciones, pero sí que te recomiendo que las aproveches.

  1. Weightless” de Marconi Union
  2. Electra” de Airstream
  3. Mellomaniac (Chill Out Mix)” de DJ Shah
  4. Watermark” de Enya
  5. Strawberry Swing” de Coldplay
  6. Please Don’t Go” de Barcelona
  7. Pure Shores” de All Saints
  8. Someone Like You” de Adele
  9. Canzonetta Sull’aria” de Mozart
  10. We Can Fly” de Rue du Soleil (Café Del Mar)

He aquí la lista de reproducción de todas ellas en Spotify, dura unos 50 minutos (y también se puede descargar):

Por cierto!! Si lo preferís también hay una versión de Weightless de 10 horas de duración:

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “Neuroscience Says Listening to This Song Reduces Anxiety by Up to 65 Percent” en Inc

¿Puede Superman (y los superhéroes) Desencadenar La Heroicidad en la Gente?

¿Puede ser que la gente sea más proclive a ayudar a un@ extrañ@ o a donar dinero a alguna causa inmediatamente después de ver un película de Marvel? Los héroes demuestran un coraje excepcional, hacen lo imposible por ayudar a otr@s y por vivir vidas llenas de significado.

Son ejemplos de inspiración modal para muchas personas pero, ¿Sus heroicas acciones hacen que la gente se eche una mano un@s a otr@s? Un nuevo conjunto de estudios demuestra que efectivamente es así. Publicado en Frontiers of Psycology, explica que el mero hecho de mostrar imágenes de superhéroes a las personas incrementa las intenciones y los comportamientos pro sociales.

Batman y Robin

Batman y Robin

El Dr. Jeffrey D. Green de la Universidad de Virginia, jefe del estudio (junto con sus colegas de su Universidad y del Instituto Hope) afirma que: “Dado que los superhéroes son una parte muy grande y accesible en nuestras culturas, estuvimos interesados en explorar su rol a la hora de inspirar vidas virtuosas y significativas

Añade que, “los héroes vienen de muchos modos y formas. Unos son de ficción y otros son modelos de la vida real. Decidimos explorar el efecto de dos de los más conocidos de ficción, como Superman y Spiderman, ya que las personas tienden a estar más motivadas a emular comportamientos donde hay un poco de realismo

Clark / Superman

Clark / Superman

L@s investigador@s expusieron a 245 individuos a dibujos comunes con sutiles imágenes de superhéroes (como Spiderman o Superman) así como, con imágenes neutras. Los participantes a los que se les mostró las imágenes de los superhéroes afirmaron tener mejores intenciones de adoptar comportamientos pro sociales. La percepción del significado de la vida no estaba directamente relacionada con los superhéroes, pero sí lo estaba indirectamente con la intenciones de ayuda: los superhéroes incrementaban esta intención, lo que comportaba un incremento del sentimiento de significado en la vida.

Ya que el primer experimento se basaba en las intenciones de ayuda de las que informaban los sujetos, se llevó a cabo un segundo experimento, esta vez para examinar el comportamiento real de ayuda.

Otros 123 individuos fueron sutilmente expuestos a una imagen de superhéroes (un póster de Superman en la pared) en contraposición a una imagen neutra (la foto de una bici), luego se les pidió que ayudasen con una tediosa tarea experimental sin ninguna recompensa añadida. Aquell@s expuestos a Superman tendían significativamente más a ayudar que aquell@s que habían visto la bici. No se encontró ninguna diferencia entre los dos grupos en lo referido al significado de la vida, que se media mediante un cuetionario.

Según Green: “Esto experimentos destacan cómo la sutil activación de construcciones heroicas a través de imágenes visuales de superhéroes pueden influenciar las intenciones de ayudar así como el comportamiento de ayuda en sí mismo

Superman by Alex Ross

Superman by Alex Ross

Investigaciones futuras pueden avanzar este trabajo examinando los efectos de figuras heroicas de la vida real, que pueden ser o no ser conocidas personalmente, hecho que además añade el elemento de personajes defectuosos.

Superman Admirando Héroes de la Vida Real

Superman Admirando Héroes de la Vida Real

Aún más, los efectos de una exposición más explícita también se pueden explorar, como hablar o escribir sobre un héroe. El deseo de comprometerse en acciones de ayuda puede también extenderse a tareas que están más asociadas con el significado de la vida como donar para la caridad o ayudar a alguien que lo necesite.

Green Concluye que: “Los héroes se nos presentan como ejemplos majestuosos de la moralidad. A menudo encarnan virtudes que desearíamos expresar en nuestras vidas. Si imágenes sutiles de héroes desencadenan comportamientos tan positivos, su rol inspiracional podría también tener el potencial de extenderse más allá de los comportamientos pro sociales explorados en este estudio“.

Y recordad: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad“, os lo dice vuestro amigo y vecino Spiderman.

Spiderman Vintage

Spiderman Vintage

 

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “Can Superman Trigger Heroic Helping in People?” en Neurosciencenews.com

Brain, Books, TV

Cómo Los Libros y La Televisión Afectan Tu Cerebro y Por Qué Los Libros En Papel Son Mejores

Tod@s sabemos que hay la extendida percepción que los libros son buenos y la tele es mala. Pásate un día inmers@ en un libro y serás un@ intelectual; pero pásate un día viendo tu programa favoritos y serás algo menos que una patata hervida.

Del mismo modo en que los dulces nos producen caries y que el tomar el sol es perjudicial para nuestra piel, es de conocimiento común que leer libros es bueno para nosotr@s. Incrementa nuestros conocimientos y nos hace pensar. El ver la televisión, por otro lado, mata nuestras neuronas.

Cerebro y Tele

Cerebro y Tele

Pero, ¿a qué se debe esto? ¿por qué el ver la televisión no puede ser tan educativo como el leer un libro? Por ejemplo, ver Juego de Tronos, ¿hace que nuestra inteligencia disminuya mientras que leer los libros de Martin tiene exactamente el efecto opuesto?

Al fin y al cabo, hay toda clase de libros. Algunos buenos, otros escritos con el c*lo. Pues lo mismo aplica con los programas. ¿Es la situación tan maniquea como categorizar los libros como buenos y la tele como mala?

Qué Dice La Ciencia Sobre Los Libros y La Televisión

En 2013, la Universidad de Tohoky en Japón llevó a cabo un estudio. Un equipo liderado por Hiraku Takeuchi examinó los efectos de la televisión en 276 niñ@s, junto con la cantidad de tiempo gastada en ver la tele y sus efectos a largo plazo.

Takeuchi descubrió que cuanta más tele veían l@s niñ@s, sus partes del cerebro asociadas con los niveles de mayor excitación y de agresividad se hacían más gruesas. El lóbulo frontal también se hacía más grueso, hecho que se relaciona con una habilidad de razonamiento verbal menor.

Lóbulo Frontal

Lóbulo Frontal

Cuanta más televisión veían l@s chic@s, menores eran los resultados que obtenían en los tests verbales. Estos efectos se daban independientemente de la edad, el género o el trasfondo económico del sujeto.

En el mismo año, se llevó a cabo otro estudio sobre cómo la lectura de una novela afecta al cerebro. Gregory Burns y sus colegas de la Universidad de Emory querían determinar los efectos de antes y de después de leer en base a las lecturas de escáneres del cerebro fMRI.

Se les pidió a l@s estudiantes unuversitari@s que leyeran Pompeya de Robert Harris, un thriller basado en la erupción del Vesubio en Italia. El criterio de elección del libro se debió a su fuerte narrativa y argumento dramático basados en hechos reales.

Después de leer la novela, l@s estudiantes habían incrementado la conectividad en partes del cerebro relacionadas con el lenguaje. También hubo un incremento de la actividad en la región motora sensorial del cerebro, sugiriendo que l@s lector@s experimentaban sensaciones similares que los personajes del libro.

Hay también efectos a largo plazo que podemos conseguir a partir de la lectura de libros. Leer mantiene nuestra mente en alerta y retarda los declives cognitivos en l@s más mayores. La investigación descubrió que el Alzheimer tenía 2.5 veces menos posibilidades de aparecer en mayores que leían regularmente mientras que el ver la tele se presentaba como un factor de riesgo.

Seis minutos de lectura reducen los niveles de Stress un 68%, de acuerdo con l@s investigador@s de la Universidad de Sussex. Batiendo otras actividades relajantes como, escuchar música, beber té o café o caminar.

Porcentajes de Reducción de Stress

Porcentajes de Reducción de Stress

Por Qué Estas Actividades Tienen Efectos Opuestos Sobre Nosotr@s

Leer es mucho mejor en comparación a ver la tele. Podemos ver que calma los nervios, mejora el lenguaje y el razonamiento, y puede mantener nuestra mente más alerta a medida que envejecemos. Por otro lado, la tele, tiene el efecto opuesto.

Lo que aún no sabemos es por qué ocurre esto.

Veamos primero un estudio sobre cómo l@s niñ@s en edad preescolar y l@s bebés interactúan con sus madres mientras ven la televisión en comparación a cuando leen un libro.

Los resultados demostraron que ver la tele reducía la cantidad y la calidad de comunicación entre la madre y l@ niñ@. Durante un programa educativo, las madres hacían menos comentarios a sus hij@s, y si lo hacían, no tenían ninguna relación con lo que el niñ@ había dicho.

Por otro lado, leer libros juntos incrementava la cantidad y el nivel de la comunicación. Las madres tendían más a hacer preguntas a sus hij@s, a responder a las afirmaciones y preguntas de l@s pequeñ@s y a explicar conceptos con mayor detalle.

Más allá de las madres y sus hij@s, no se trata tan sólo de un problema de calidad de la tele o del libro. Parece que es la propia naturaleza de las actividades en sí, las que causan las diferencias.

Niñas Viendo la Tele Con Su Madre

Niñas Viendo la Tele Con Su Madre

La televisión se diseñó para ser pasiva. Una vez encendida en el programa que quieres ver, tan sólo debes sentarte y ver cómo todo ocurre frente a ti, sin ningún esfuerzo por tu parte. Somos menos proclives a pausar y reflexionar sobre qué está ocurriendo.

La tele también nos muestra ideas y personajes a un nivel superficial. Los programas no tienen el lujo de describir o explicar las situaciones en gran detalle, ya que necesitan tener a l@s espectador@s entretenid@s visualmente. Los programas de tele tienen un ritmo rápido para evitar que la gente cambie de canal.

Pero los libros son un modo más proactivo de entretenimiento y aprendizaje. El lector tiene que concentrarse en lo que se está diciendo y pensar a través de los conceptos del libro. Cuando leemos, estamos forzados a utilizar nuestras imaginaciones para rellenar los espacios.

Además, los libros tienen la ventaja de ser capaces de describirlo todo con mayor detalle. Mientras que la televisión se compone (en su mayor parte) de diálogos entre personajes, los libros pueden guiarnos por paseos a través de las escenas, de los pensamientos de los personajes y de comentarios más largos.

Dentro de Un Libro

Dentro de Un Libro

Así que, ahora que hemos aprendido los beneficios de leer, ¿cómo podemos encajar más lectura en nuestras vidas?

Rompe Con Tu Entorno

Si estás pegad@ constantemente a la tele, se debe al entorno en el que estás. Rodéate de personas que hablan sobre programas de tele, y serás más proclive a verlos. Ponte cerca del mando de la tele y será más fácil verla. Enciéndela tal como entras en casa y se convertirá en un hábito.

¿Cómo podemos pasar de ver la tele a leer alguna cosa que nos pueda ayudar a crecer como personas?

Lo primero a hacer para romper el hábito es cambiar el entorno. Estar siempre en el mismo entorno hace que sigas haciendo las mismas cosas. Pero ve a un lugar totalmente nuevo e inmediatamente te desharás de tus hábitos.

Por ejemplo, si viajas a alguna parte, inmediatamente tendrás que adaptarte y crear hábitos diferentes. Estás expuest@ a un modo distinto de vida, y tu día a día cambia radicalmente. Tu hábito de ver la tele puede pasar de 5 horas al día a cero si cambias de entorno.

Pero puede que no sea factible el cambiar a un nuevo lugar, lo que sí lo es, es que te tomes unas vacaciones de tu rutina. Tomarse un respiro y viajar nos da una perspectiva diferente de nuestra vida día a día y nos fuerza a desarrollar nuevas rutinas. Al volver a casa puedes empezar de cero tus hábitos.

También puedes romper con tu entorno reorganizando tu espacio. Usando el concepto de pistas de entorno, se recomienda organizar nuestra oficina y nuestro espacio de entretenimiento de modo que sea más fácil coger actividades productivas.

Elige Los Libros Adecuados

Lo siguiente que debes hacer es escoger los libros que le van a dar más valor a tu tiempo. Si puedes escoger entre un e-book y un libro de papel, escoge este último.

Estas son algunas de las razonas por las que los libros de papel son mejor opción:

  1. L@s lectores que usan libros de papel tienen mayor facilidad para recordar el contenido que los que usan ebooks. Los libros tradicionales nos dan un sentido de progreso a medida que pasamos páginas, junto con una mayor inmersión, lo que es clave para absorber información.
  2. La luz de los ebooks interfiere con los patrones del sueño, mientras que los libros de papel nos ayudan a dormir mejor.
  3. Utilizar dispositivos como los eReaders se relaciona con mayores niveles de stress y depresión. Por otro lado, los libros tradicionales ayudan a reducir el stress.
¿Tú eres capaz de hacer esto?

¿Tú eres capaz de hacer esto?

Si no sabes cuándo leer, intenta buscar algún momento por la mañana o por la noche.

La autora del artículo original comenta que, dedica media hora antes de ir a dormir para leer. No es que sea mucho, pero le ayuda a desconectar antes de ir a dormir.

Durante el día, lleva un libro encima por si tiene que esperarse o tiene algún momento de desconexión. Ha descubierto que leer un libro le ayuda a desestresarse y le aporta nuevas ideas para mejorarse a sí misma.

Si los libros te llevan a pesadillas de lecturas obligatorias en el colegio, intenta elegir un libro sobre algún tema que te interese. Sobre este punto; el cómo han hecho que no nos guste la lectura y como “superarlo” os recomiendo “Contra la lectura” de Mikita Brottman publicado por Blackie Books.

Conta La Lectura

Puedo afirmar que encontrarás muchas recompensas al leer que nunca encontrarás al ver la tele.

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “How Books and Television Affect Your Brain Differently, According to Science” en Medium