Las Nuevas Reglas De La Memoria

Lo que pasa realmente cuando creamos y almacenamos recuerdos se ha revelado en un descubrimiento que hasta ha sorprendido a los científicos que lo han llevado a cabo.

El equipo de americanos y japoneses ha descubierto que el cerebro ‘se dobla’ haciendo simultáneamente dos recuerdos de los eventos.

Han hallado que uno es para el aquí y ahora y el otro es de por vida. Hasta ahora se pensaba que todos los recuerdos empezaban como recuerdos a corto plazo para luego convertirse poco a poco en recuerdos a largo plazo. Los expertos afirman que los hallazgos fueron sorprendentes pero también bellos y convincentes.

Hay dos partes del cerebro que están fuertemente involucradas en recordar nuestras experiencias personales.

El hipocampo es el lugar para los recuerdos a corto plazo mientras que el córtex es el lugar para los recuerdos a largo plazo.

Como ya lo aprendimos en el Brain Feeling: El caso de Henry Molaison, ¿Qué pasa si nos extirpan el hipocampo?, en las historia de H.M. en los años 50.

 

El hipocampo de Henry se dañó en una intervención quirúrgica relacionada con la epilepsia y nunca más fue capaz de crear nuevos recuerdos, pero aquellos que Henry tenía de antes de la operación continuaban allí. De modo que la idea prevalente hasta ahora era que los recuerdos se crean en el hipocampo para luego moverse al córtex donde quedan almacenadas.

Pero este no es el caso. Los experimentos se han llevado a cabo en ratones, pero también serán aplicados a los cerebros humanos.

Incluyeron ver recuerdos específicos en forma de clúster de células nerviosas conectadas en reacción a un shock. Luego, los investigadores, utilizaron rayos de luz dentro del cerebro para controlar la actividad de las neuronas individuales, literalmente podían encender y apagar neuronas.

El profesor Susumu Tonegawa, el director del centro de investigación, afirmó: “Esto fue sorprendente“. Contó a la web de la BBC que: “Es lo contrario a la hipótesis popular que se ha mantenido durante décadas. […] Es un significativo avance en comparación al conocimiento previo, es un gran cambio

Los ratones del experimento no parecían usar la memoria a largo plazo del córtex en los primeros días después de su formación. Olvidaban el shock en el momento que los científicos apagaban su memoria a corto plazo en el hipocampo.

Aún así, pudieron hacer que los ratones recordaran activando manualmente la memoria a largo plazo, de modo que quedó demostrado que indudablemente estaba allí.

Según Tonegawa: “Es inmadura o silenciosa los primeros días después de la formación”

También demostraron que la memoria a largo plazo nunca maduraba si se bloqueaba la conexión entre el hipocampo y el cortex: la corteza entorrinal.

De modo que hay un enlace entre las dos partes del cerebro, con el equilibrio de poder cambiando de uno a otro en el tiempo.

La doctora Amy Milton, investigadora de la memoria en la Universidad de Cambridge, describió el estudio como “bello, elegante y extremadamente impresionante […] Estoy sorprendida. Ya estaba de acuerdo con que necesitamos el cortex para los recuerdos pero no deja de ser una sorpresa. […] Es un estudio convincente y creo que nos dirá cómo almacenamos los recuerdos los humanos”

Por ahora es simplemente una pieza de ciencia fundamental que explica cómo trabajan nuestros cuerpos. Pero puede traer luz sobre lo que ocurre en algunas enfermedades de la memoria, incluyendo la demencia.

En uno de los estudios previos de Tonegawa se demostró que los ratones con Alzheimer aún eran capaces de crear recuerdos per no eran capaces de recuperarlos.

“Entender cómo ocurre esto será relevante en los pacientes con enfermedades cerebrales”

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “Rules of memory ‘beautifully’ rewritten” en BBC

¿Recompensa o Castigo? ¿Qué Motiva Más?

Jeremy Bentham, erudito del siglo XVIII escribió: El dolor y el placer gobiernan todo lo que hacemos, todo lo que decimos y todo lo que pensamos“.

La neurociencia moderna respalda firmemente la intuición de Bentham. El sistema límbico del cerebro, que es el centro de la emoción y de la motivación, se proyecta al resto del cerebro, influenciando cada aspecto de nuestro ser; desde nuestra habilidad para aprender, hasta las personas con las que hacemos amistad y las decisiones que tomamos.

No sorprenderá, pues, que cuando tratamos de motivar a las personas, probamos de provocar un anticipo de placer mediante promesas de recompensas (un bono, una promoción, feedback positivo, reconocimiento público) o probamos de advertir sobre el dolor del castigo (una degradación, feedback negativo, humillación pública). Pero lo que no acaba de quedar claro es ¿cuál deberíamos estar usando, las zanahorias con el palo, o la amenaza con el mismo palo? ¿Y cuándo?

Un estudio llevado a cabo en el hospital estatal de Nueva York da algunas respuestas a estas preguntas. El objetivo del estudio era incrementar la frecuencia en la que los trabajadores médicos se lavaban las manos, dado que la sanidad en los entornos médicos es muy importante para prevenir la expansión de enfermedades. Se han hecho reptidas campañas de concienciación y advertencia sobre las consecuencias de no sanizar las manos.  Se reveló que tan sólo el 10% de los trabajadores se lavaban las manos antes y después de atender cada paciente. Incluso cuando sabían que se les estaba grabando.

Luego se añadió una intervención: se colocó una placa electrónica en el vestíbulo de la unidad que les daba a los empleados feedback instantáneo. Cada vez que se lavaban las manos la placa mostraba un mensaje positivo (como: ¡Buen Trabajo!) y su puntuación de higiene subía. Las ratios subieron hasta un 90% en 4 semanas, como resultado este método se replicó en otra división del hospital.

Imagen de la placa

¿Por qué funcionó tan bien? La respuesta nos da una lección general que va más allá de lavarse las manos.

El resplandor de la la placa electrónica fue tal que, en lugar de usar la amenaza de expandir la enfermedad, la aproximación más común a esta situación, los investigadores eligieron una estrategia positiva. Cada vez que un miembro del equipo se lavaba las manos, recibían un feedback positivo inmediato. El feedback positivo dispara una señal de recompensa en el cerebro, reforzando la acción que la causó y haciendo más probable que se repita en el futuro.

Pero, ¿por qué el feedback positivo inconsecuente es un motivador más fuerte que la posibilidad de esparcir la enfermedad? Parece extraño, pero encaja bastante bien con lo que sabemos del cerebro humano.

La neurociencia sugiere que cuando se trata de una acción de motivación (por ejemplo, lograr que la gente trabaje más horas o produzca mejores informes), las recompensas son más efectivas que los castigos. Y el inverso es cierto cuando lo que tratamos es desalentar a alguien (por ejemplo, desalentar a la gente de que comparta información privilegiada o que use los recursos de la organización para propósitos personales); en este caso los castigos son más efectivos. La razón reside en las características del mundo en el que vivimos.

Para cosechar recompensas en la vida, ya sea un trozo de tarta, un ser querido o una promoción, necesitamos actuar, necesitamos acercarnos. De modo que nuestro cerebro ha evolucionado para adaptarse a un entorno en el que el mejor modo de obtener recompensas es actuar. Cuando esperamos algo bueno, nuestro cerebro inicia una señal de ‘luz verde‘. Esta señal la disparan las neuronas dopaminérgicas en la profundidad del cerebro medio que se mueve hasta el córtex motor, que controla la acción.

Azul: Son los caminos que recorre la dopamina.

En contraste, para evitar las cosas malas (veneno, aguas profundas, gente en la que no se puede confiar) tan sólo necesitamos quedarnos como estamos, no movernos para alcanzar nada. De modo que nuestro cerebro ha evolucionado para acomodar un entorno en que a menudo (no siempre) el mejor modo de no dañarse es evitar hacer nada. Cuando anticipamos algo malo, nuestro cerebro dispara una señal de ‘luz roja‘. Estas señales también se originan en el cerebro medio y se mueven hasta el córtex, pero a diferencia de las ‘señales de luz verde’, inhiben la acción, a veces causando que nos quedemos helados. Incluso en las situaciones en que el peligro real es inminente, la respuesta de petrificarse precede a la respuesta pelear / huir que le sigue.

Esta asimetría parcial explica el porqué el feedback positivo electrónico tuvo mejores resultados al motivar a los trabajadores para lavarse las manos. Hay otras razones que no desarrollaremos aquí, como incentivos sociales.

Otros trabajos demuestran cómo estamos cablead@s biológicamente para que la anticipación genere acción. En un experimento llevado a cabo por el neurocientífico Marc Guitart-Masip, se reveló que los voluntarios apretaban más rápido un botón (esto es actuar) cuando se les daba un dólar (anticipar una recompensa) que cuando tenían que apretar un botón para evitar perder un dólar (castigo anticipado). Mostraron mejores resultados cuando se les pidió no presionar el botón (no actuar) para evitar perder un dólar que cuando se les ofrecía uno a cambio. Ene esta última situación a veces apretaban el botón instintivamente.

Mientras que debemos ser cautelosos al trasladar está investigación a las situaciones del mundo real, parece que el crear anticipación positiva en los demás será más efectivo para motivar la acción que amenazar el bajo rendimiento con una degradación o reducción de sueldo. El miedo y la ansiedad pueden hacer que nos retraigamos y los dejemos correr más quehacer algo y mejorar.

En la misma línea de esta noción, otros estudios han demostrado que dar a las personas una pequeña recompensa monetaria por hacer ejercicio o por comer sano es más efectivo para cambiar el comportamiento que alertar sobre la obesidad y la enfermedad.

Hay otra razón por la que las advertencias tienen un impacto limitado. El cerebro codifica la información positiva mejor que la negativa. De hecho, las personas asumen a menudo que la información negativa no tiene nada que ver con ell@s, y ven la información positiva como ma´s relevante, lo que genera una visión optimista.

Cuando vemos que alguien está tomando decisiones no óptimas, automáticamente visualizamos en nuestras cabezas su fallo futuro, haciendo que los advirtamos de las devastación que hemos visto. Pero lo que la investigación que hemos aprendido sugiere es que debemos dejar conscientemente nuestro hábito de tratar de asustar a las personas para que tomen acciones y, substituir ese comportamiento por realzar las recompensas que vienen con el logro de nuestras metas; de otro modo, lo más seguro es que el burro no se mueva.

Buen Miércoles!! 🙂


Artículo Original: “What Motivates Employees More: Rewards or Punishments?”  en Harvard Business Review

¿¿Quién Es Neil Harbisson??

Esta semana, escuchando la radio, oí un nombre que atrajo mi atención; Neil Harbisson. Busqué un poco por internet y esto es lo que encontré; un personaje curioso, muy curioso. Y es que es el primer cyborg oficialmente reconocido; pero ¿por qué?

Más que el primer cyborg, me atrevería a decir que es el primer sinestésico artifical. Y es que Neil sufre acromatopsia (una enfermedad congénita y no progresiva que consiste en una anomalía de la visión a consecuencia de la cual sólo son percibidos los colores blanco, negro, gris y todas sus tonalidades); pero no es problema para Neil, ya que puede oír el color mediante una cámara que está insertada en la parte trasera de su cráneo. El “eyeborg” como él mismo lo llama se lo instalaron en 2004 y convierte los colores en notas, permitiéndole sentir los colores más allá de la visión humana, como pueden ser los infrarrojos y los utlravioletas.

Espectro De Luz Visible Por el Ser Humano

Neil dio una muy interesante charla TED: “Escucho el Color” que aprenderemos subtitulada en este Brain Feeling, aunque antes me gustaría ver algunos aspectos interesantes de Neil y de cómo ve.

El dispositivo de Harbisson, que convierte el color el frecuencias audibles, hace que oiga una sinfonía de color, en lugar de ver el mundo como lo vería: en una escala de grises.

De hecho podemos ver cómo es la escala Sonocromática de Harbisson. No se trata de una escala logarítmica basada en la transposición de las frecuencias de la luz a frecuencias de sonido; sino que descarta el color como parte de una rueda de colores e ignora la percepción logarítimica / musical para así ir más allá de los límites de la percepción humana.

Escala Sonocromática de Harbisson

Según nos explica Harbisson en su charla TED, en la infografía que sigue podremos aprender de modo preciso cómo ve el mundo. Nos explica por ejemplo que:

  • El rojo de TED suena como un Fa.
  • Escuchar a Mozart es una experiencia amarilla.
  • El sonido de marcado de un teléfono suena verde.
  • Nicole Kidman y Carlos de Inglaterra suenan igual porque tienen colores de ojos parecidos.
  • Cuando Neil acude a un funeral viste de morado, turquesa y naranja ya que estos colores suenan como un acorde menor.
  • La ropa que lleva en la charla TED que aprenderemos más abajo, suenan como un Do Mayor.
  • La canción “Baby” de Justin Bieber suena rosa.

También podemos aprender del gráfico anterior cómo funciona el “eyeborg“:

  1. Un sensor detecta la frecuencia del color que Harbisson tiene delante y la transmite a un chip que tiene instalado en la parte trasera de su cabeza.
  2. El chip convierte los colores en ondas sonoras. Cada color, cómo hemos visto, corresponde a una nota musical.
  3. Estas ondas viajan a través del cráneo de Neil, por su hueso, hasta llegar a su sistema auditivo.

Es evidente que el “eyeborg” y todas las actividades que Neil lleva a cabo le convierten en un espécimen único, estos son algunos hechos que podemos resaltar de Neil.

Neil Harbisson

El Primer Cyborg Oficialmente Reconocido

Se considera el primer cyborg oficialmente reconocido después que el Reino Unido le permitiese incluir su foto con el el “eyeborg” en su pasaporte. Un pequeño apunte es el destacar que Neil nació en Mataró:

Sueña En Color

Según Neil, la entrada constante de estímulos sonoros de su eyeborg le provocaba fuertes dolores de cabeza. Fue a partir de la 5ª semana de llevarlo, cuando empezó a acostumbrarse a él.

Como nos explica en la charla, tenía que memorizar las notas que correspondían a cada color. Ahora este proceso es totalmente automático, tanto que incluso sueña oyendo el color. Este es el punto en el que comenzó a sentirse como un cyborg. No puedo evitar ver aquí una referencia poética a la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick, en la que se basa la película Blade Runner.

Crea Retratos Sonoros De Las Caras De Las Personas

Harbisson afirma que su percepción de la belleza ha cambiado, y que algunas personas pueden ser muy bellas y sonar muy mal y al revés.

De hecho, ahora crea “retratos” sonoros de la gente, convirtiendo lo que oye al ver sus caras en piezas que podemos escuchar. En este fragmento podemos ver cómo suenan algunos personajes famosos:

 

Le Ha Dado A Su Habilidad Un Nuevo Nombre

La cromostesia es una condición dónde las personas ven diferentes colores en correspondencia con diferentes notas musicales. Es una condición muy rara, que muchos artistas famosos teníns. Entre ellos: Vincent Van Gogh y Duke Ellington. Pero Harbisson, describe su habilidad como ‘sonocromatismo’ el enlace irrompible entre el matiz y el tono y las frecuencias audibles.

Estos son algunos ejemplos de cómo oye Harbisson algunas ciudades:

La Relación Entre Los Colores, La Música y El Sonido; Es La Inspiración De Sus Obras

Ha creado piezas de arte basadas en los colores de canciones y piezas musicales:

También ha creado obras a partir de los discursos de dos figuras históricas como Martin Luther King Jr y Adolf Hitler. Harbisson admite que le divierte ponerlas juntas sin etiqueta alguna para preguntar a la gente cuál prefiere:

¿Cuál es el discurso de Martin Luther King Jr y cuál es el de Adolf Hitler?

Estas son otras obras de Neil:

No Solo Arte, También Música

También ha creado piezas musicales inspiradas por su habilidad de oír colores. En este vídeo podemos ver a Neil, actuando en Londres en lo que sería “la sinfonía de los calcetines de colores”:

 

Creó La Fundación Cyborg en 2010

Su fin: animar a las personas a convertirse en cyborgs:

Deberíamos tener claro que el conocimiento viene de nuestros sentidos, de modo que si extendemos nuestros sentidos, extenderemos nuestro conocimiento

Aquí está la web la Cyborg Foundation.

La Charla TED de Neil Harbisson: “Escucho El Color”

Esta es la charla TED de Neil:

La Transcripción De La Charla

Aprendamos la transcripción de la charla de Neil:

00:12 Nací con una rara enfermedad visual llamada acromatopsia, es decir, incapacidad total para ver los colores, así que nunca he visto los colores y no sé cómo son, porque vengo de un mundo en escala de grises. Para mí el cielo es siempre gris, las flores son siempre grises, y la televisión sigue siendo en blanco y negro.

00:33 Pero desde los 21 años, en lugar de ver los colores, los puedo oír. En el 2003 comencé un proyecto con el ingeniero informático Adam Montandon, y el resultado, con la colaboración adicional de Peter Kese de Eslovenia y Matias Lizana de Barcelona, es este ojo electrónico. Es un sensor de color que detecta la frecuencia de color enfrente de mí —(Sonidos de frecuencia)— y envía esta frecuencia a un chip instalado detrás de mi cabeza, y oigo el color enfrente de mí a través del hueso, a través de la conducción ósea. (Sonidos de frecuencia) Entonces, si tengo por ejemplo… Este es el sonido del púrpura. (Sonidos de frecuencia) Y este es el sonido de la hierba. (Sonidos de frecuencia) Este es el rojo, como TED. (Sonidos de frecuencia) Este es el sonido de un calcetín sucio. (Risas) Que es como amarillo.

01:36 Como llevo ocho años escuchando los colores, desde el 2004, me parece completamente normal oírlos todo el tiempo. Al principio tuve que memorizar los nombres que dan a cada color, luego tuve que memorizar las notas musicales, pero después de algún tiempo, toda esta información se convirtió en una percepción. No tenía que pensar en las notas. Y luego esta percepción se convirtió en una sensación. Comencé a tener colores favoritos, y empecé a soñar a colores.

02:04 Empecé a soñar a colores cuando sentí que el software y mi cerebro se habían unido, porque en mis sueños, era mi cerebro el que creaba sonidos electrónicos. No era el software, entonces ahí fue cuando empecé a sentirme un cíborg. Cuando empecé a sentir que el dispositivo cibernético ya no era un dispositivo. Se había convertido en una parte de mi cuerpo, una extensión de mis sentidos, y después de un tiempo, hasta se convirtió en una parte de mi imagen oficial.

02:36 Este es mi pasaporte desde el 2004. En los pasaportes del Reino Unido no se permiten fotos con equipos electrónicos, pero yo insistí en la oficina de pasaportes en que lo que veían era en realidad una nueva parte de mi cuerpo, una extensión de mi cerebro, y finalmente aceptaron que apareciera con esa foto en el pasaporte.

02:55 Mi vida ha cambiado radicalmente desde que escucho el color, porque el color está casi en todas partes. Por ejemplo, el cambio más grande es ir a una galería de arte y poder escuchar un Picasso. Es como ir a una sala de conciertos, porque puedo escuchar las pinturas. Para mí los supermercados son impactantes, es muy fascinante recorrerlos. Es como ir a un club nocturno. Están llenos de melodías diferentes. (Risas) ¡Sí! Especialmente la sección de artículos de limpieza. Es sencillamente fabuloso. (Risas)

03:29 También mi forma de vestir ha cambiado. Antes me vestía para verme bien. Ahora me visto para sonar bien. (Risas)

03:39 (Aplausos)

03:44 Hoy estoy vestido en do mayor, que es un acorde bastante feliz. (Risas) En cambio, si tuviera que ir a un funeral, me vestiría en si menor, que sería turquesa, morado y naranja. (Risas)

04:03 También ha cambiado la forma en que veo la comida, porque ahora puedo ver lo que tengo en el plato, entonces puedo comer mi canción favorita. (Risas) Dependiendo de cómo la veo, puedo sentir y componer música con la comida. Imaginen un restaurante donde se pudiera pedir una ensalada Lady Gaga como entrada. (Risas) Esto probablemente incitaría a los adolescentes a comer verduras. O bien, un concierto para piano de Rachmaninov como plato principal, y algo de Bjork o Madonna como postre, sería un restaurante fantástico donde realmente se podría comer canciones.

04:39 La forma en que percibo la belleza también ha cambiado, porque cuando miro a alguien, oigo su cara, así que alguien podría parecer muy bonito, pero sonar horriblemente. (Risas) O podría suceder lo contrario. Me gusta crear retratos sonoros de la gente. En vez de retratar el rostro de una persona, dibujar la forma, la señalo con el ojo electrónico y escribo las diferentes notas que oigo, y luego creo retratos sonoros. Estas son algunas de las caras.

05:10 (Acordes musicales)

05:24 Sí, Nicole Kidman suena bien. (Risas)

05:28 Algunas personas que no tienen nada que ver tienen un sonido similar. El príncipe Carlos tiene cierto parecido con Nicole Kidman. Los sonidos de sus ojos son parecidos.

05:36 Relacionan personas que nunca hubieran asociado, y de hecho pueden hacer conciertos mirando las caras del público. Conecto el ojo electrónico y toco las caras del público. Lo bueno es que, si el concierto no suena bien, es culpa de ellos. No es mi culpa, porque… (Risas)

05:54 Otra cosa que pasa es que empiezo a tener este efecto secundario, es decir, que los sonidos normales comienzan a convertirse en color. Oí sonar el teléfono y lo sentí verde porque tiene el mismo sonido del color verde. Los pitidos de la BBC suenan turquesa, y escuchar a Mozart se convirtió en una experiencia amarilla,

06:17 entonces empecé a pintar la música y las voces de la gente, porque las voces de las personas tienen frecuencias que se asocian al color.

06:25 Y aquí está la música traducida en color. Por ejemplo, la «Reina de la Noche» de Mozart es así: (Música) Muy amarilla y colorida porque hay muchas frecuencias diferentes. (Música) Y esta es una canción completamente diferente. (Música) Es «Baby» de Justin Bieber. (Risas) (Música) Es muy rosa y muy amarilla.

06:55 Y luego las voces, puedo transformar los discursos en color, por ejemplo, estos son dos discursos famosos. Uno de ellos es «I have a dream» de Martin Luther King y el otro es de Hitler. Me gusta exhibir estos cuadros en las salas de exposiciones sin la etiqueta, y luego preguntarle a la gente: «¿Cuál le gusta más?» La mayoría cambia de preferencia cuando les digo que el de la izquierda es Hitler y el de la derecha es Martin Luther King.

07:27 Llegué a percibir 360 colores, como en la visión humana. Era capaz de diferenciar todos los grados del círculo cromático. Pero luego empecé a pensar que la visión humana no era suficientemente buena. Hay muchos más colores que nos rodean que no podemos percibir, pero que el ojo electrónico sí puede percibir. Entonces decidí seguir ampliando mi percepción del color, y agregué infrarrojos y ultravioletas a la escala de color traducida en sonido, y ahora oigo colores que el ojo humano no puede percibir.

08:03 Por ejemplo, percibir los infrarrojos es útil porque se puede identificar si hay detectores de movimiento en una habitación. Puedo oír si alguien me apunta con un control remoto. Y lo bueno de la percepción ultravioleta es que se puede oír si es un buen día o un mal día para tomar el sol, porque los ultravioletas son un color peligroso que realmente nos puede matar, así que creo que todos deberíamos percibir las cosas que no podemos percibir.

08:31 Es por eso que hace dos años creé la «Cyborg Foundation», una fundación que trata de ayudar a la gente a convertirse en cíborg y la alienta a ampliar sus sentidos usando la tecnología como parte del cuerpo.

08:44 Todos deberíamos pensar que el conocimiento viene de nuestros sentidos, entonces si los ampliamos, por consiguiente, se ampliará nuestro conocimiento. Creo que la vida será mucho más emocionante si dejamos de crear aplicaciones para los teléfonos celulares y empezamos a crear aplicaciones para nuestro cuerpo. Creo que esto será un cambio muy importante que veremos en este siglo.

09:06 Así que animo a todos a pensar en los sentidos que les gustaría ampliar. Los animo a convertirse en cíborgs. No estarán solos. Gracias. (Aplausos)

09:19 (Aplausos)

Buen Domingo!! 🙂

Para conocer más sobre Neil, podéis visitar su web: Harbisson.com


Artículos Originales:

Este Brain Feeling está compuesto a partir de diferentes fuentes: Infografía de Cómo Neil Oye; La Charla TED de Neil: Escucho El Color; La Escala Sonocromática; Hechos Sobre Neil.

¿Libre Albedrío?, Qué Nos Dice La Neurociencia

¿Tienes libre albedrío? Esta pregunta ha estado en las mentes de los filósofos durante milenios. Más recientemente, los neurocientíficos han intentado diferentes experimentos para identificar la relación del libre albedrío con la neurociencia. Hay un cuerpo de trabajo cada vez mayor, creciente, y fascinante sobre la materia, así como un montón de interpretaciones sobre qué significan los resultados.

Uno de los experimentos más famosos y contenciosos fue llevado a cabo por Benjamin Libet en los 80s. Se les pedía a los participantes que llevasen a cabo una tarea simple, como apretar un botón, cuando ell@s quisiesen para luego tomar nota de la “primera vez que eran conscientes del deseo o de la urgencia de actuar“. Mientras hacían esto, la actividad eléctrica de sus cerebros estaba monitorizada por una máquina de EEG que buscaba el “pontencial de preparación” (Bereitschaftspotential)*, un patrón asociado con el movimiento muscular.

*el movimiento muscular de forma esterotipada, sin reaccionar a ningún estímulo externo o interno, está precedida de una actividad EEG que representa la activación del área motora suplementaria y del córtex motor.

Córtex Motor

Se descubrió que la actividad cerebral ocurría casi 300 milisegundos antes que los sujetos informaran de la necesidad de actuar. Incluso teniendo en cuenta un margen de error para cubrir el tiempo necesario de tomar nota de la posición de las agujas del reloj.

Esto significa que la progresión de eventos desde un punto de vista externo sería:

  1. Construcción de actividad cerebral.
  2. Decisión de actuar.
  3. La Acción.

Cuando hablamos de llevar a cabo una decisión libremente, podemos suponer que la decisión viene antes de la creación de actividad en el cerebro.

¿Qué Significa Esto Para Nuestras Nociones De Libre Albedrío?

Algunos expertos, como el biólogo Jerry Coyne, ven esto como un rechazo total del libre albedrío. Destacando que los resultados demuestran que la actividad cerebral requerida para el movimiento se da antes que el sujeto sea consciente de que va a actuar.

Consideran esto como la prueba de que no “tomamos” decisiones realmente pero que sí lo hace nuestro subconsciente, y que cuando suponemos que estamos tomando una decisión tan sólo nos estamos dando cuenta de qué es lo que ya está ocurriendo. Para estas personas, el experimento de Libet nos deja sin libre albedrío.

Aunque el propio Libet no veía sus resultados como una refutación total del libre albedrío. En lugar de ello señaló que durante los 500 milisegundos que nos conducen a una acción la mente consciente podría rechazarla. Mientras que los impulsos podrían ser disparados por el subconsciente, la mente consciente aún tendría la capacidad para suprimirlos o vetarlos; algo que mucha gente afirma hacer cada día. Este modelo se suele llamar “free won’t“*.

*juego de palabras, en inglés libre albedrío es ‘free will’, ‘will’ significa ‘deseo’,’albedrío’ pero también es el verbo auxiliar de futuro cuya negación es ‘won’t’.

Pero hay algunos filósofos, como Daniel Dennet y Alfred Mele, que creen que todo el experimento es erróneo.

Dennet apunta a que la la información de la EEG es objetiva, al contrario de la información de cuándo una persona ha “decidido” actuar, que es subjetiva y que refleja cuándo el deseo de actuar parece aflorar. También cuestiona si los datos neurológicos se podrían aplicar a algo más complejo que el movimiento muscular, como cuando estamos tomando una gran decisión que tiene múltiples opciones.

EEG del Experimento de Libet

Alfred Mele, quien participó en el experimento, sugiere que “la consciencia de la intención de moverse” es una sensación demasiado ambigua para medirla con precisión; ya que puede tener distintos significados para distintas personas. También señala a que la relación de “el potencial de preparación” con nuestras acciones aún permanece en duda. Ha dicho que tenemos la habilidad de modificar una acción iniciada por el inconsciente, lo que podría ser una especie de tener opciones.

La pregunta sobre si hay una base neurológica para el libre albedrío es una gran pregunta. Una que tiene grandes implicaciones para la filosofía y la psicología.

Buen Lunes!! 🙂


Artículo Original: “Free Will or Free Won’t? Neuroscience on the Choices We Can (and Can’t) Make” en Big Think

El Rol Del Cerebro En La Muerte

La Muerte llega a todos los habitantes de la tierra a un ritmo de casi 7.000 personas cada hora. A pesar de su inevitabilidad, la mayoría de nostor@s sabemos muy poco de esta experiencia. Hoy aprenderemos qué es lo que le pasa a nuestro cuerpo y nuestra mente al traspasar, y no es tan aterrador como puedes pensar. Y cuáles son todos los esfuerzos de nuestro cerebro en este proceso.

Qué Le Pasa A Tu Cuerpo

El morir puede variar mucho, de modo que para el propósito del artículo asumiremos que morimos de causas naturales y que estamos en el camino.

En primer lugar, es importante recalcar que no existe un “momento preciso” de muerte. La muerte es un proceso, uno en el que hay muchas áreas grises ya que aún hay mucho que no sabemos. Una vez dicho esto, podemos definir la muerte en dos estadios.

Ahora mismo, tu cuerpo se acerca gradualmente a lo que se conoce como “muerte clínica” que ocurre cuando tus latidos, tu respiración y tu circulación se paran.

Muerte Clínica

Pero las células de tu cuerpo continúan vivas durante los siguientes 4-6 minutos después de esas paradas hasta que ocurre la “muerte biológica“. En ese punto las células de tu cerebro han empezado a morir y la reanimación es imposible.

Ahora ya sabemos qué significa la muerte, pero vayamos más allá. ¿Cómo sienta el proceso? Bien, de acuerdo con el especialista de curas paleativas de la Universidad de Stanford, James Hallenbeck, nuestros últimos días en la Tierra son lo que se conocen como la fase de “muerte activa“. Empezamos a perder rápidamente nuestras necesidades naturales y la mayoría de nuestros sentidos. Hallenbeck afirma que las cosas ocurren en este orden:

  1. Dejamos de estar hambrientos.
  2. Dejamos de estar sedientos.
  3. Dejamos de ser capaces de hablar.
  4. Dejamos de ver.
  5. Dejamos de oír.
  6. Dejamos de poder sentir el tacto.

Otros efectos secundarios incluyen una respiración más corta, depresión, ansiedad, fatiga extrema, confusión mental (probablemente debida a la falta de oxígeno), diarrea o incontinencia y náusea. Tu cerebro está sacrificando lentamente las funciones menos críticas para perpetuar tu supervivencia. Incluso tu piel empezará a mostrar signos de tu deceso. Se enfriará, se podrá de un gris azulado e incluso puede mostrar signos marcados en la piel.

No tardarás mucho es estar demasiado débil para toser o comer, y tu respiración empezará a hacer un ruido molesto, gutural al detrás de todo de garganta llamado “el traqueteo de la muerte“.  Hasta donde los doctores pueden afirmar, este traqueteo no duele, incluso cuando pueda sonar mal para todo el mundo. Pero los doctores aún desconocen cuánto dolor sienten las personas a medida que mueren. Obviamente, el ser quemado vivo o que te disparen son modos dolorosos de irse, pero cuando estás muriendo en la cama de un hospital por causas naturales es difícil de decir. Normalmente tu dolor lo gestionan profesionales de la salud y lo más probable es que pierdas tu consciencia en tus horas finales, de modo que debe ser mínimo.

Cuando finalmente tu cuerpo tira la toalla, la pequeña función cerebral que te quedaba se desvanece rápidamente. Esto significa que tu cerebro ya no puede mantener tu cuerpo en sinfonía, de modo que te orinarás, defecarás e incluso (pero raramente) eyacularás. Ahora, que todo puede sonar terriblemente incómodo y aterrador, veremos algunos trucos que nuestro cerebro aún guarda bajo la manga.

Qué Pasa En Tu Mente

Justo cuando tu cuerpo empieza a flojear demasiado, tu cerebro hace sus mejores esfuerzos para preparar a tu consciencia para el gran salto. En sus momentos finales muchas personas (y esto está científicamente demostrado) tienen experiencias extracorpóreas, un encuentro con parientes en un lugar tranquilo, un sentimiento de mejor conexión con el universo y, por supuesto, ven la clásica luz brillante al final del túnel. Pero, ¿Qué está ocurriendo realmente?

No te va a preocupar lo que te está ocurriendo mientras estás en ese estado mental. Un estudio,  comparó los estados mentales de pacientes terminales con los de personas a los que se les había pedido que imaginasen que estaban muriendo. Sus hallazgos sugieren que cuanto más cerca estamos de la muerte, somos más positivos respecto al panorama general. A lo mejor es porque estamos aceptando más la muerte cuando es menos abstracta y debemos enfrentarnos a su realidad. O a lo mejor es porqué estamos teniendo sueños y visiones llenos de paz.

Esta Tabla Nos Muestra Nuestra Causa Más Probable de Muerte

En otro estudio, l@s investigador@s descubrieron que las personas que están muriendo tienen mucha más actividad onírica de la que es normal. El 88% de los participantes del estudio afirmaron tener sueños o visiones que se sentían más reales que los sueños normales y que, a menudo, continuaban en el estado de vigilia. Muchas personas soñaban sobre que se encontraban con personas que ya sabían que habían muerto, otr@s que se estaban preparando para viajar a algún lugar y otr@s revisitaron experiencias significativas de su pasado. Para muchas de estas personas, estos sueños y visiones les reconfortaban y hacían que tuviesen menos miedo a la muerte.

En el momento que empiezas a estar clínicamente muerto, tu cerebro entra en quinta, con una explosión de electricidad y un pico de actividad a través de muchas de sus regiones, y empieza a liberar neuroquímicos que lo excitan mucho más de lo normal. Este es el momento en que todas las experiencias de “la luz blanca y brillante” ocurren. Otro estudio, sugiere que aquellos que han tenido una ECM (Experiencia Cercana a la Muerte) tienden a ver las mismas cosas, aunque puedan variar un poco en función de las creencias culturales y religiosas de cada uno.

Otro estudio (hoy es día de estudios), afirma que el cuándo ocurren estas experiencias y en qué orden varían entre personas. De modo que experimentaremos estas cosas sin orden particular:

  • Un estado mental de hiper alerta, o de consciencia muy clara. Tanto en vigilia como en sueño.
  • Una experiencia extracorporal, normalmente en la forma que estás flotando encima de tu lecho de muerte. Posiblemente causada por el daño causado por la falta de oxígeno al enlace temporoparietal.

    Enlace Temporoparietal

  • Tu vida pasando rápidamente ante tus ojos. Muchas personas ven momentos significantes de su vida reproducirse.
  • Reunion con lo familiares y amigos muertos, a veces con antepasados que nunca conocimos en vida. O también visitar un extraño mundo y conocer seres hechos de luz. La falta de oxígeno en el cerebro podría ser la causante de estas alucinaciones.
  • Un sentido abrumador de calma y paz, posiblemente detonado por la descarga masiva de endorfinas.
  • Una luz brillante al final del túnel. El sistema visual se sobreexcita y se inunda de dióxido de carbono, volviéndose más sensible a la luz. También se pueden acentuar otros sentidos en un corto espacio de tiempo.

Podemos experimentar todas o tan solo algunas de estas cosas. Y no hay un orden establecido en que van a ocurrir. De acuerdo con los supervivientes de experiencias cercanas a la muerte, estas experiencias hacen que la muerte siente bien, y que casi le demos la bienvenida.

En el momento que tu mente ha acabado su ceremonia de despedida, estás list@ para irte.

Nunca sabremos del cierto qué es lo que hay más allá de la muerte, si es que hay algo, pero al menos podemos estar tranquilos sabiendo que nuestro cerebro va a intentar que sea un tránsito lo más cómodo posible. Vaya centinela de nuestro bienestar!!

Buen Domingo!! 🙂


Artículo Original: “What It Feels Like to Die” en Life Hacker

¿Son Las Mujeres Más Emocionalmente Expresivas Que Los Hombres?

En una de las escenas más famosas de Pretty Woman, el rico empresario Edward Lewis le entrega a Vivian Ward, una prostituta de Hollywood, un despampanante rubí y un collar de diamantes de unos $250.000 para llevarlos esa noche. Al ver el collar, los ojos se Vivian se abren como platos y una amplia sonrisa aparece en su cara. Incluso cuando está claro que las joyas son sólo un préstamo, Vivian no puede contener su excitación y su emoción. Edward, en contraste, tan sólo muestra una sonrisa de satisfacción ante el deleite de Vivian con las joyas.

La películas y las series están repletas de esta dicotomía de géneros de la expresividad emocional, con hombres duros que dicen muy poco y aún dicen menos con sus expresiones faciales (Harry El Sucio, El Duque, El Agente Gibbs, Walt Longmire), y mujeres igual de fuertes pero muy expresivas que llevan sus corazones a flor de piel (como Scarlet O’Hara, Ellen Ripley, Erin Brockovich, Bridget Jones). Pero eso es tan sólo un estereotipo de Hollywood, o, ¿son las mujeres en realidad más expresivas emocionalmente que los hombres?

Una investigación llevada a cabo por McDuff, Kodra, Kaliouby & LaFrance sugiere que sí lo son. Y que no lo son. Las mujeres sonríen más que los hombres, y es evidente que las mujeres exageran las expresiones faciales para las emociones positivas. Aún así, McDuff y sus colegas creen que el sonreír y otras muestras de expresión positiva son sólo una parte de todo el panorama. Las emociones pueden ser negativas y positivas, y dentro de cada valencia hay un rango de distintos estados emocionales, incluyendo miedo, disgusto, enfado, alegría, satisfacción y gratitud.

Para explorar las diferencias sexuales en las expresiones faciales a través de los distintos estados afectivos, el equipo de McDuff ha desarrollado un paradigma único para evaluar los comportamientos faciales en respuesta a los estímulos emocionales. Partieron de un grupo de más de 2000 participantes de 5 países diferentes para ver anuncios de diferentes productos de uso común. Los participantes miraban los anuncios en sus propios ordenadores, con el entendimiento que serían grabados a través de sus webcams mientras los observaban. Sólo l@s que aceptaron ser grabados participaron en el estudio.

El equipo de investigadores usaron un sistema automatizado de codificación facial para evaluar las expresiones de los hombres y de las mujeres mientras miraban los anuncios. Este sistema de codificación enlaza los comportamientos faciales (como el sonreír) con los movimientos de músculos faciales específicos (por ejemplo las contracciones del músculo cigomático mayor). Codificaban sonrisas, fruncir el ceño, levantar las cejas, y los depresores de las comisuras de los labios. No tan sólo midieron la frecuencia de las distintas expresiones, sino que también sus duraciones. Estos son los comportamientos aislados que midieron (también los podéis visitar aquí):

De algún modo, los resultados de este estudio confirman los hallazgos previos sobre que las mujeres tienen una mejor expresividad facial. Las mujeres sonrieron más a menudo que los hombres en respuesta a los anuncios, y sus sonrisas duraban más. También fruncían más las cejas, aunque la duración era igual que la de los hombres. Estos datos no tan sólo se alinean con la creencia que las mujeres tienden más a mostrar sus emociones que los hombres, sino que también sugieren que esta tendencia se extiende tanto a las emociones positivas como a las negativas, dado que el hecho de fruncir el ceño se asocia de ser un reflejo de estados de miedo y de tristeza.

Pero también nos sugieren otros matices de la diferencia de sexo en la expresividad. No todas las mujeres fueron más expresivas que los hombres, dado que los hombres tendían más a mostrar comportamientos faciales de enfado que las mujeres. Los hombres mostraron más fruncidas de ceño que las mujeres, y esas fruncidas duraron más que las de las mujeres. Además, las depresiones de las comisuras de los labios duraban significativamente más en los hombres que en las mujeres.

Este patrón de hallazgos, con las mujeres expresando más felicidad y tristeza, y los hombres expresando más enfado, puede reflejar algunas convenciones sociales sobre el comportamiento apropiado del género. Si es así, estas convenciones se mantienen a través de diferentes culturas, dado que se mantenía entre los 5 países del estudio: U.S., Alemania, U.K., China y Francia). Aunque la magnitud de las diferencias de sexo variaba un poco entre culturas (por ejemplo: las mujeres reían más que los hombres en Alemania, US y UK pero no en Francia o China), los datos seguían apuntando a lo mismo independientemente del país.

El paradigma de McDuff ofrece numerosas ventajas sobre algunos de los paradigmas previos de laboratorios que han evaluado las expresiones faciales. En primer lugar, los investigadores han incluido un número muy grande de participantes. El equipo ha testeado 10 veces más a los participantes de las que se suele hacer en los estudio típicos, para reforzar la confianza en que las diferencias de sexo observadas son reflejo de aquellas que se dan en la población en general. En segundo lugar, se hicieron en base a la respuesta de estímulos naturales de hechos cotidianos, para así poder incrementar aún más la generalización de los hallazgos. En tercer lugar, recopilaron datos de 5 países diferentes, permitiendo una comparación cultural de la expresividad emocional.

A pesar de todas estas ventajas, aún hay preguntas que quedan por contestar. ¿Las mujeres expresan más felicidad y los hombres más enfado porqué experimentan las emociones más intensamente? Desafortunadamente, los participantes no informaron de sus reacciones emocionales internas a los anuncios, con lo que no hay modo de hacer una conexión directa entre la expresión facial y la experiencia emocional.

Además, dado que los investigadores se centraron en las expresiones faciales antes que centrarse en los distintos estados emocionales, poco se sabe sobre las diferencias de sexo a las reacciones de estados específicos como el asco, la esperanza, o la gratitud. Mientras que los científicos buscan respuestas a estas preguntas, podemos tener clara una cosa: a pesar de los estéreotipos de Hollywood, las mujeres no son universalmente expresivas y los hombres no siempre son estoicos. Sino que la intensidad de la reacción parece no depender sólo del sexo sino que también de estado emocional específico.

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “Are Women More Emotionally Expressive Than Men?” en Scientific American

Arte Sinestésico

Fue un remoto 18 de Enero de 2015 cuando aprendimos sobre la sinestesia en el Brain Feeling: El Domingo es Azul… también la “a”.

Melissa McCracken, la autora del artículo original es sinestésica. Eso es, traduce la música que oye a un flujo de textura y colores. A menudo, aunque no la desorienta, la sinestesia le puede hacer bastante complicado el describir qué es lo que ve a los demás.

De modo que ha decidido pintar lo que oye. Ya sea el nombre de alguien o una canción de la radio, mediante el óleo y el acrílico, Melissa ha pintado una gran variedad de artistas, desde Led Zeppelin a Stevie Wonder.

Estas son sus obras, basadas en las canciones de esta lista de reproducción:


Radiohead – Lucky

David Bowie – Life On Mars

John Lennon – Imagine

Prince – Joy In Repetition

Jimi Hendrix – Little Wing

Soulive – Interlude II

John Mayer – Gravity

Led Zeppelin – Since I’ve Been Loving You

Smashing Pumpkins – Tonight, Tonight

Radiohead – Karma Police

Glass Animals – Flip

Airhead – Callow

Bellísimo!! 🙂

Buen Viernes!! 🙂


Artículo Original: “I See Music Because I Have Synesthesia, So I Decided To Paint What I Hear” en Bored Panda