Los Zoótropos

Algo está ocurriendo con los zoótropos. Están apareciendo por todos lados, e incluso esta semana ha aparecido una charla TED sobre ellos.

Zoótropo, de los étimos griegos ζωός (zoós), un adjetivo que significa “vivo” (aquí en el sentido de “activo”) y τροπή (tropé), un sustantivo que designaba tanto la revolución del sol o el punto en el que se vuelve, y el “solsticio”. Es una máquina estroboscópica creada en 1834 por William George Horner, compuesta por un tambor circular con unos cortes, a través de los cuales mira el espectador para que los dibujos dispuestos en tiras sobre el tambor, al girar, den la ilusión de movimiento. Fue un juguete muy popular en la época y uno de los avances hacia la aparición del cine que se crearon en la primera mitad del siglo XIX.

Zoótropo

Por lo que he podido entender, dentro del zoótropo se colocaban dos imágenes. Por un lado, los laterales se cubrían con las tiras que darían como resultado la animación al girar el aparato; por otro una imagen circular que cubría el fondo del mismo.

Tiras de imágenes del lateral de un Zoótropo.

El Arte Perdido Del Zoótropo, una charla TED

El artista Eric Dyer ha pasado años trabajando con el ordenador para producir imágenes para la pantalla. Anhelando volver a trabajar empezó explorando el zoótropo. En esta charla (recién lanzada ayer) nos enseña los resultados de sus invenciones: esculturas que giran y que nos dan bellas imágenes e imágenes de ensueño. Id con cuidado ya que esta charla incluye imágenes y luces en flash.

Zoótropos En GIFs Animados

Richard Balzer ha pasado más de 40 años coleccionando zoótropos, fenaquistiscopios y otros juguetes ópticos, llegando a recopilar una cantidad impresionante de estas animaciones vintage basadas en al persistencia de la retina.

Con el fin de poder compartir estas ilustraciones animadas inventadas en 1830 con el mayor número de personas, Richard tuvo la idea de publicar su colección online y de crear GIFs animados de los que considera mejores. Estos son algunos de los ejemplos de GIFs animados de su colección. Os animo a que visitéis su página web y su tumblr.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Buen Domingo!! 🙂


Artículos Originales:

Séneca, 212 Citas Estoicas

Lucio Anneo Séneca, o simplemente Séneca (o El Joven Séneca), fue un filósofo estoico y un retórico. Es uno de los primeros estoicos del que ha quedado mucha literatura que podemos estudiar.

Hijo del Séneca el Viejo, nació en España hace 2.000 años teniendo una reputación un tanto mezclada.

Séneca

Por un lado, tenemos sus escritos que eran tanto prácticos como atemporales. Se le puede llamar filósofo práctico, que utilizaba la búsqueda del conocimiento para navegar a través de los altibajos de la vida. Sus pensamientos influenciaron a personas como Pascal, Francias Bacon y Montaigne y continuan resonando hoy en día.

No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos. No somos de ella indigentes, sino manirrotos.

Por el otro lado, está la incongruencia entre sus principios y su vida. Por ejemplo, su asociación con Nerón. En el 41 A.C. cuando Claudio se convirtió en emperador exilió a Séneca a la isla de Córcega. Permaneció allí más de 8 años, hasta que Agrippina, la madre del futuro emperador Nerón aseguró su liberación para ser el tutor de su hijo. Nerón se convertiría en uno de los emperadores más tiránicos del Imperio Romano, lo que hizo que muchas personas cargaran a Séneca con hipocresía: ¿Cómo alguien con tanto conocimiento puede ser tutor de Nerón?

Nerón y Séneca

El servir a un chico malo (especialmente a Nerón) es próspero hasta que deja de serlo. Mientras que Séneca se enriqueció, también murió. Nerón, pensando que Séneca estaba tramando un complot para derrocarle, ordenó matarle.

Como la mayoría de nosotr@s, Séneca vivió muchos altibajos. Mientras que nunca hayamos sido exiliados a una isla o hayamos sido tutores de un emperador tiránico, much@s de nosotros podemos estar divorciados y creo que aún una mayor parte de nosotr@s hemos trabajado para alguien que no respetábamos. Aquí es donde el conocer la filosofía estoica puede cambiar nuestra vida.

Séneca y otro estoico famoso, Marco Aurelio (que hemos aprendido en Feel The Brain), usaron la filosofía para vivir. Querían saber cómo usar el conocimiento para navegar por las contrariedades inevitables de la vida. Las lecciones que podemos destilar de esos trabajos, son atemporales, esa es la razón por la que aún los leemos hoy en día.

Trabajos Importantes

Estas son algunas obras a destacar de Séneca:

  • Epistulae Morales (Cartas De Un Estoico): Una colección de cortas cartas morarles dirigidas a Lucilo en las que se tratan gran cantidad de ausuntos filosóficos como el dolor, la riqueza, el enfado, el éxito, el fallo, los celos y más.
  • De Brevitae Vitae (De la brevedad de la vida): quizá esta obra sea el modo más rápido de empezar con la obra de Séneca, en la que habla de un tema que muchos de nosotr@s creemos entender, pero no lo hacemos: el tiempo.
  • De Clementia (Sobre la Clemencia): un tratado para Nerón sobre la sangre, la felicidad y el odio.

212 Citas De Séneca

He aquí algunas de las citas más famosas de Séneca. Ojalá, nos inspiren un poco para entrar más en la mente de este gran pensador.

  1. Una gema no puede pulirse sin fricción, ningún hombre perfeccionado sin pruebas.
  2. Estamos más asustados que heridos; y sufrimos más de la imaginación que de la realidad.
  3. Un regalo no consiste en lo que se hace o se da, sino en la intención del que da o del que hace.
  4. Toda crueldad viene de la debilidad.
  5. La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.
  6. No hay viento favorable para el que no sabe dónde va.
  7. Sufre más de lo necesario el que sufre antes de lo necesario.
  8. “Timendi causa est nescire”: La ignorancia es la causa del miedo.
  9. Todo el futuro yace en incertidumbre: vivde de inmediato.
  10. El hombre que ha anticipado la llegada de problemas, les quita el poder cuando llegan.
  11. A los que corren en un laberinto, su misma velocidad los confunde.
  12. A vivir se aprende toda la vida, y toda la vida se ha de aprender a morir.
  13. Al que una vez perdió el crédito, nada le queda que perder.
  14. Ajeno es todo lo que nos viene en deseo.
  15. Al tratar de la vida feliz, no debes nunca contestarme como en la elecciones: este partido parece tener mayoría, pues por esto mismo, es el peor.
  16. Amor por nuestra voluntad se toma, mas no por voluntad nuestra se deja.
  17. Arrojo nos da la ira.
  18. Aquel que tiene gran poder debe usarlo livianamente.
  19. Aunque amor sea virtud, algunas veces perjudica.
  20. Con buena suerte hemos nacido si no la malogramos.
  21. Con facilidad se adquiere lo preciso para la vida.
  22. Confiesa el delito el que huye del juicio.
  23. Considera las contrariedades como un ejercicio.
  24. Cosas fingidas pronto vuelven a su natural.
  25. Cruel es quien al afligido reprende.
  26. Cuando el sol se eclipsa para desaparecer se ve mejor su grandeza.
  27. Cuando se está en medio de las adversidades, ya es tarde para ser cauto.
  28. Cuanto mayor es la prosperidad tanto menor se debe confiar en ella.
  29. Curioso es naturalmente nuestro ingenio.
  30. Decir lo que sentimos, sentir lo que decimos, concordar las palabras con la mente.
  31. Desde la infancia da señales el ingenio.
  32. Desdichado es el que por tal se tiene.
  33. Desgracia imprevista nos hiere más fuertemente.
  34. Despreciable honra es la que en la ociosidad se granjea.
  35. Dice Hecatón: te descubriré un modo de provocar el amor sin filtro mágico, sin hierbas, sin ensalmos de hechicera: si quieres ser amado, ama.
  36. Difícilmente se hallan palabras que retraten al vivo las grandes desdichas.
  37. Doloroso es perder la patria, más doloroso temer esta desgracia, y dolorosísimo los dos infortunios juntos.
  38. El ardimiento juvenil en sus comienzos es fogoso, pero languidece fácilmente y no dura; es el humo de una fogata liviana.
  39. El avaro nunca hace cosa acertada sino cuando muere.
  40. El cabalgar, el viajar y el mudar de lugar recrean el ánimo.
  41. El camino del vicio no solamente se desliza, sino que se precipita hacia abajo.
  42. El colmo de la infelicidad es temer algo, cuando ya nada se espera.
  43. El favor consiste no en lo que se hace o se da, sino en el ánimo con que se da o se hace.
  44. El fin de un trabajo es principio de otro.
  45. El hombre es un animal racional.
  46. El hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo.
  47. El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios.
  48. El mejor límite para el dinero es el que no permite caer en la pobreza ni alejarse mucho de ella.
  49. El piloto muestra en la tempestad su saber y su valor.
  50. El peor enemigo es el que está encubierto.
  51. El peor enemigo es el traidor.
  52. El pobre carece de muchas cosas, pero el avaro carece de todo.
  53. El poder y el despotismo duran poco.
  54. El primer arte que deben aprender los que aspiran al poder es el de ser capaces de soportar el odio.
  55. El que disputa con un beodo, disputa con un hombre ausente.
  56. El que es prudente es moderado; el que es moderado es constante; el que es constante es imperturbable; el que es imperturbable vive sin tristeza; el que vive in tristeza es feliz; luego el prudente es feliz.
  57. El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto.
  58. El que recibe lo que no puede pagar, engaña.
  59. El que siempre busca grandezas, alguna vez la encuentra.
  60. El que súbito se determina, súbito se arrepiente.
  61. El que teme es un esclavo.
  62. El sabio en la virtud debe siempre hacer fundamento.
  63. El sabio en su retiro es útil a la comunidad.
  64. El sabio es el único que escapa a las leyes del género humano, todos los siglos le sirven como a un dios: ¿se trata del pasado? Su recuerdo lo abraza. ¿Del presente? Lo utiliza. ¿Del futuro? Lo prevé. Así se prolonga su vida, al juntarse en uno solo todos los tiempos.
  65. El tiempo descubre la verdad.
  66. El trabajo y la lucha llaman siempre a los mejores.
  67. El valor es siempre ambicioso de peligros.
  68. El vino tórnase bueno cuando resultaba nuevo, duro y áspero, pero se sostiene aquel vino que ya en el lagar era agradable.
  69. El vulgo defensor de su propio mal, se levanta contra la razón.
  70. En la adversidad conviene muchas veces tomar un camino atrevido.
  71. En ninguna parte se siente más la pobreza que en el destierro.
  72. En poco precio se tiene lo adquirido de gracia.
  73. En tres tiempos se divide la vida: en presente, pasado y futuro. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto.
  74. En obligación nos pone de dar el haber dado.
  75. Es, a menudo, más conveniente disimular que vengarse.
  76. Es rey quien nada teme, es rey quien nada desea; y todos podemos darnos ese reino.
  77. Es tan grande el placer que se experimenta al encontrar un hombre agradecido que vale la pena arriesgarse a hacer un ingrato.
  78. Escucha aún a los pequeños, porque nada es despreciable en ellos.
  79. Estar en ocio muy prolongado, no es reposo, es pereza.
  80. ¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor.
  81. Este día que tanto temes por ser el último, es la aurora del día eterno.
  82. Existe el destino, la fatalidad y el azar; lo imprevisible y, por otro lado, lo que ya está determinado.
  83. Entonces como hay azar y como hay destino, filosofemos.
  84. Feas palabras, aun livianamente dichas ofenden.
  85. Forma parte de la curación el deseo de ser curado.
  86. Gran parte de la bondad consiste en querer ser bueno.
  87. Gran recomendación tiene un rostro hermoso.
  88. Halla en la desgracia consuelo el que lo prodigó en la prosperidad.
  89. Hasta la desgracia se cansa.
  90. Hay ciertas cosas que para hacerlas bien no basta haberlas aprendido.
  91. Honrosamente sirve el que conforme a las circunstancias sirve.
  92. Igual virtud es moderarse en el gozo que moderarse en el dolor.
  93. Importa mucho más lo que tú piensas de ti mismo que lo que los otros opinen de ti.
  94. Incierto es el lugar en donde la muerte te espera; espérela, pues, en todo lugar.
  95. Jamás se descubriría nada si nos considerásemos satisfechos con las cosas descubiertas.
  96. La adversidad es ocasión de virtud.
  97. La amistad siempre es provechosa; el amor a veces hiere.
  98. La armonía total de este mundo está formada por una natural aglomeración de discordancias.
  99. La confianza produce muchas veces la lealtad.
  100. La conversación es la expresión de nuestro modo de pensar.
  101. La felicidad no mira de dónde nace, sino a dónde puede llegar.
  102. La fortuna teme a los valientes y avasalla a los cobardes.
  103. La fortuna puede robarnos la hacienda, pero no el valor.
  104. La desgracia es a veces ocasión de virtud.
  105. La edad se descubre más cuando se disimula con arte.
  106. La esclavitud más denigrante es la de ser esclavo de uno mismo.
  107. La ira, si no es refrenada, es frecuentemente más dañina para nosotros que la injuria que la provoca.
  108. La ira: un ácido que puede hacer más daño al recipiente en la que se almacena que en cualquier cosa sobre la que se vierte.
  109. La llaga de amor, quien la sana, la hace.
  110. La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.
  111. La naturaleza nos ha dado las semillas del conocimiento, no el conocimiento mismo.
  112. La poca templanza del enfermo hace al médico ser cruel.
  113. La recompensa de una buena acción está en haberla hecho.
  114. La religión es algo verdadero para pobres, falso para sabios, y útil para dirigentes.
  115. La sencillez y claridad distinguen el lenguaje del hombre de bien.
  116. La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.
  117. La voluntad es la que da valor a las cosas pequeñas.
  118. Languidece la virtud sin adversarios.
  119. Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos.
  120. Las injurias y los beneficios penden de la voluntad.
  121. Las obras se tienen medio terminadas cuando se han comenzado bien.
  122. Lo mismo es nuestra vida que una comedia; no se atiende a si es larga, sino a si la han representado bien. Concluye donde quieras, con tal de que pongas buen final.
  123. Lo que de raíz se aprende nunca del todo se olvida.
  124. Lo que has de decir, antes de decirlo a otro, dítelo a ti mismo.
  125. Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.
  126. Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas.
  127. Los hombres aman sus vicios y al mismo tiempo los odian.
  128. Los hombres aprenden mientras enseñan.
  129. Los que saben mucho se admiran de pocas cosas, y los que no saben nada se admiran de todo.
  130. Mal se agradece lo que mal se dio.
  131. Manchada deja su vida el que procura muerte.
  132. Más dañosa es la abundancia que viene sobre gran codicia.
  133. Más dura la memoria de las injurias recibidas que de los beneficios.
  134. Más grata es la virtud en una persona hermosa.
  135. Más seguro está en la virtud el que ya pasó por los vicios.
  136. Mejor es la salud que nunca se perdió.
  137. Mejor sufre el mal quien siempre le teme.
  138. Menos camino hay de la virtud al vicio, que de los vicios a la virtud.
  139. Merece salir engañado el que al hacer un beneficio, cuente con la recompensa.
  140. Mostrarse asustado sin motivo aparente es dar a conocer que se tiene razón de temer.
  141. Muchas veces es valor el conservar la vida.
  142. Muy pocos aciertan antes de errar.
  143. Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo.
  144. Necesarios son nuevos favores de la fortuna para conservar la felicidad.
  145. Necesaria es la experiencia para saber cualquier cosa.
  146. Ningún descubrimiento se haría ya si nos contentásemos con lo que sabemos.
  147. Ningún día es demasiado largo para el que trabaja.
  148. Ninguna esperanza queda de virtud, cuando no solamente deleitan los vicios, sino que se aprueban.
  149. Ninguno ama a su patria porque es grande, sino porque es suya.
  150. No es beneficio el que nos obliga a recibir.
  151. No es necesaria la fortuna para sólo subsistir.
  152. No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea.
  153. No es preciso tener muchos libros, sino tenerlos buenos.
  154. No existe ningún gran genio sin un toque de demencia.
  155. No hay árbol recio ni consistente sino aquel que el viento azota con frecuencia.
  156. No hay camino que no tenga fin.
  157. No hay cosa que mucho tiempo agrade al que en ninguna tiene asiento.
  158. No hay, en mi dictamen, hombre que aprecie más la virtud y la siga con más gusto, que el que por no hacer traición a su conciencia, ha perdido la reputación de hombre de bien.
  159. No hay cosa más fuerte que el verdadero amor.
  160. No hay más calma que la engendrada por la razón.
  161. No hay mayor causa de llanto que no poder llorar.
  162. No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba.
  163. No hay ninguna cosa buena que no tenga su base en la razón.
  164. No hay viento favorable para el que no sabe dónde va.
  165. No he nacido para sólo un rincón, mi patria es todo el mundo.
  166. No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas.
  167. No os espante el dolor; o tendrá fin o acabará con vosotros.
  168. No os espante la pobreza; nadie vive tan pobre como nació.
  169. No os espante la muerte; o extermina o transforma vuestra existencia.
  170. No podemos evitar las pasiones, pero si vencerlas.
  171. No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos. No somos de ella indigentes, sino manirrotos.
  172. No se debe adquirir el amigo en la mesa.
  173. No todas las cosas están bien a todos.
  174. Nuestra naturaleza está en la acción. El reposo presagia la muerte.
  175. Nunca fue fácil el aprendizaje de la virtud.
  176. Nunca un peligro sin otro se vence.
  177. ¡Oh, cuán extemporáneo es comenzar a vivir cuando se ha de dejar de vivir!
  178. Para mayores desgracias guarda la fortuna a quien favorece.
  179. Para saber algo, no basta con haberlo aprendido.
  180. Peores son los odios ocultos que los descubiertos.
  181. Pesa las opiniones, no las cuentes.
  182. Pesada y molesta palabra es ruego.
  183. ¿Preguntas qué es la libertad? No ser esclavo de nada, de ninguna necesidad, de ningún accidente y conservar la fortuna al alcance de la mano.
  184. Procuramos olvidar lo que, traído a la memoria, nos entristece.
  185. Prueba es de virtud el desagradar a los malvados.
  186. ¿Qué importa saber lo qué es una recta si no se sabe lo que es la rectitud?
  187. Quien da pronto da dos veces.
  188. Recibe beneficio el que lo hace al que lo merece.
  189. Reino en lugar ajeno no está seguro.
  190. Rey es quien nada teme, rey es quien nada desea; y todos podemos regalarnos este reino.
  191. Seas parco en elogiar, y más parco todavía en vituperar.
  192. Si me ofreciesen la sabiduría con la condición de guardarla para mí sin comunicarla a nadie, no la querría.
  193. Si os sujetáis a la naturaleza, nunca seréis pobres; si os sujetáis a la opinión, nunca seréis ricos.
  194. Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo.
  195. Sin estudiar enferma el alma.
  196. Sólo en la fortuna adversa se hallan las grandes lecciones del heroísmo.
  197. Sola es loable la ambición por no perder el tiempo.
  198. Tan grande como la turba de los admiradores es la turba de los envidiosos.
  199. Tanto más crece el esfuerzo, cuanto más consideramos la grandeza de lo emprendido.
  200. Teméis todas las cosas como mortales y todas las deseáis como inmortales.
  201. Toda la armonía total de este mundo está formada de discordancias.
  202. Tuyo haces el vicio que a tu amigo disimulas.
  203. Un amor apaga otro amor, y un temor otro temor.
  204. Un gran marinero puede navegar aunque sus velas sean de alquiler.
  205. Un hombre inútil es gravoso al estado, en que se pesa el mérito de los miembros por la utilidad que de ellos se saca.
  206. Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella.
  207. Un solo bien puede haber en el mal: la vergüenza de haberlo hecho.
  208. Una buena conciencia no teme a ningún testigo.
  209. Una era construye ciudades. Una hora las destruye.
  210. Una esperanza reaviva otra esperanza; una ambición, otra ambición.
  211. Vencer sin peligro es ganar sin gloria.
  212. Viven más contentos aquellos en quienes jamás puso los ojos la fortuna, que los otros de quienes los apartó.

Buen Lunes!! 🙂


Artículos Originales:

Walden. Henry David Thoreau.

Hoy me gustaría compartir con vosotr@s un libro. Quizá algun@s ya lo conozcáis pero para mi ha sido un gran descubrimiento, tanto del propio libro como de su autor.

De nuevo una serie de coincidencias, sincronicidades o serendipias me llevaron a descubrirlo. En la lectura de “Alexander von Humboldt, La Invención De La Naturalezaque aprendimos en el Brain Feeling: “Alexander von Humboldt, La Invención De La Naturaleza” pude conocer a Henry David Thoreau, una de las muchas personas a las que Humboldt influenció. En el libro, se mencionaba que Thoreau era autor de “Walden” y creí entender que era una obra fundamental; pero no fui más allá.

Henry David Thoreau

Durante los días posteriores a la lectura del libro de Humboldt me había interesado por la obra de Bertrand Russell, y había decidido comprar uno de sus libros para iniciarme en la obra del filósofo (entre otras muchas cosas). Lamentablemente (o, afortunadamente) no quedaban existencias de ninguna obra de Russell en la librería y fue en ese momento, cuando vi una mesa repleta de obras de Thoreau y en la que destacaba una edición ilustrada de “Walden” que conmemoraba el 200 aniversario del nacimiento de Thoreau (12 de Julio de 1817). Ese nombre (“Walden”) que ya me había sonado (no se de qué) cuando leí la biografía de Humboldt, se despertó de nuevo en mi cabeza y decidí comprarme el ejemplar.

La descripción de la contraportada de la edición de Errata Naturae menciona que:

En 1845 Thoreau abandona la casa familiar de Concord y se instala en la cabaña que ha construido junto a la laguna de Walden. Pero no se marcha a los bosques para «jugar a la vida», sino para «vivirla intensamente de principio a fin». A partir de esa experiencia escribe uno de los clásicos fundamentales del ensayo moderno. Walden es tanto un experimento literario sin precedentes como un manual para la buena vida: un libro escrito contra toda servidumbre y a favor de la felicidad como única riqueza del ser humano. Walden es una defensa de la vida libre y salvaje, así como una crítica feroz de la sociedad y sus imposiciones, que apenas han variado desde aquella fecha. Walden es un cuestionamiento radical y directo de la institución del trabajo como adocenamiento y del mercado como único dios, así como una lúcida defensa de la simplificación de la vida y del camino que nos lleva a perseguir su esencia y sus placeres cotidianos. Walden es una reflexión sobre la necesidad de preservar tanto la naturaleza y el planeta como el meollo de nuestra propia existencia individual e irreductible. Walden habla de lagunas salvajes y hombres sabios, alces y shakespeares, esclavos huidos y trabajadores sonámbulos, las montañas de Nueva Inglaterra y el Bhagavad Gita, la belleza del fuego hogareño y la Gran Nevada, el silbido devastador del ferrocarril y el recóndito ulular del búho, la erudición de los indios Massasoit y la banalidad de los eruditos de Harvard, la belleza absoluta de la soledad y la importancia inconmensurable de la amistad, el bienestar que exhiben las marmotas y el malestar que aqueja a la mayoría de los seres humanos.

Portada de “Walden”, 200 Aniversario de Errata Naturae

Tengo que admitir que, en principio, no me debería de haber de gustado este ensayo. Pero algo me decía que debía leerlo.

Y os confieso que ha sido una experiencia magnífica. No recuerdo haber estado más tranquilo y relajado leyendo un libro, ni haber reflexionado tanto con él (¿será que me estoy haciendo mayor?). Me transmitió una calma al leerlo que no sabría describir. Una experiencia de lectura inmejorable. Y es sorprendente cómo todo lo que Thoreau nos explica y nos describe se puede aplicar perfectamente casi 200 años después.

Tal y como afirma el propio Thoreau: “Walden es un libro escrito para esa mayoría de hombres que está descontenta con su vida y con los tiempos que le ha tocado vivir, pero que podría mejorarlos. Y también para aquéllos en apariencia ricos, pero que en realidad han acumulado cosas inútiles y no saben muy bien qué hacer con ellas“; una afirmación que aplica perfectamente hoy en día; sino, ¿cuántos de nosotr@s acumulamos cosas inútiles? ¿cuántos de nosotr@s nos sentimos incompletos? ¿cuántos de nostr@s creemos que todo podría mejorar?

Hoy me gustaría aprender más de Thoreau y de Walden. ¿Me acompañáis?

El 9 de Agosto de 1854, Thoreau publicó su matizada y amena explicación de los dos años que pasó, en gran parte solo, en una cabaña cerca de Concord, Massachussets.

El 4 de Julio de 1845 (algunas fuentes afirman que la fecha no fue casualidad, aunque el propio escritor dice que sí), Thoreau se trasladó a una pequeña cabaña cerca de la laguna de Walden, más o menos a 1,5 millas de Concord, su ciudad natal. Fui a los bosques porque deseaba vivir deliberadamente […] enfrentarme solamente a los hechos esenciales de la vida

Mapa de Concord (Massachussets), se puede ver en la esquina inferior izquierda la laguna de Walden.

Durante 2 años, 2 meses y 2 días, anduvo, observó, escuchó, escribió y leyó. El resultado de esa experiencia culminó en el libro que le hizo ser uno de los autores Americanos más queridos, y recordado como el primer ecologista del país.

Portada Original de “Walden”

Hay que recalcar que su intención no era la de convertirse en un ermitaño , aunque sí que valoraba la soledad y escribió sobre ello. En ese periodo visitó y recibió visitas, desde las de Ralph Waldo Emerson, propietario de los terrenos dónde estaba la cabaña de Thoreau pasando por muchos otros, como nos explica Thoreau en Walden. Además hizo algunas excursiones al pueblo para visitar a la familia y a los amigos.

La Laguna De Walden

Su síntesis de los dos años de vivir en un un relativo retiro nos ofrece no tan sólo diversas y profundas visiones del mundo natural y del lugar de la humanidad en él, sino, cómo esa relación estaba siendo impactada (y degradada) por la revolución industrial. Estaréis de acuerdo que este criticismo mordaz del exceso de tecnología se ha mantenido hasta nuestros días.

Walden es un libro fantástico, os lo recomiendo de veras, os lo pasaréis muy bien leyéndolo, el estilo sin florituras de Thoreau hace que lo sintamos impactantemente contemporáneo, incluso cuando su análisis de las redes difiera un tanto del nuestro: “Estamos un una gran carrera de construir un telégrafo magnético entre Maine y Tejas, pero puede ser que, Maine y Tejas no tengan nada importante que comunicarse”.

En definitiva, la relación de la naturaleza y del hombre, del impacto de uno sobre otro, esta es la característica que destacaría más de Walden, característica no falta de actualidad. Muchas de las cosas que afirmaba Thoreau en 1845, 1846 y 1847 son cosas que podemos trasladar perfectamente a nuestros días. ¿Será que el hombre (como especie) no evoluciona tanto como creemos?

Es importante ver que Thoreau no estaba tan en sincronía con sus días, como parece estarlo con los nuestros. Forma parte de una permanente contracultura Americana, de aquella que predica que nuestras ansias por construir y por comprar cosas no merecen la pena.

En los 9 años que Thoreau escribió y reescribió “Walden“; años en los que batalló por alinear su pasión (o mejor dicho, su obsesión) por la observación de la naturaleza y su amor por la poesía; observaba todo lo que ocurría en el campo, anotándolo todo, desde las especies de plantas hasta sus estaciones de crecimiento. Midió la profundidad de los arroyos y de las lagunas, tomó temperaturas, almacenó muestras prensadas de plantas y siguió la llegada y la marcha de las migraciones de los pájaros.

“Nunca encontré un compañero que fuese tan sociable como la soledad”

 

En un mundo (hablo del occidental) donde nos hacemos resueltamente con el último gadget, necesitamos a nuestro Thoreau, no para parar el avance la de la tecnología (me estaría tirando piedras sobre el tejado, la Ingeniería Informática es mi profesión), sino para recordarnos que la utilicemos bien.

Creedme, porque los he buscado y me he esforzado en verlos, hay muchos huequecitos dentro de nuestra vida y sociedad occidental en los que encontrar una de las máximas de Thoreau: “Simplicidad! Simplicidad! Simplicidad! ; tan sólo debemos ser igual de resueltos en buscarlos que cuando decidimos hacernos con el último teléfono sin botón de inicio (esa no es la simplicidad de la que habla Thoreau) de precio astronómico (esto sí que nos hará ser mejores ¿no creéis?).

En los años en los que Thoreau redefinía “Walden“, pasó por una gran evolución personal; pasó de ser un poeta trascendental que adoraba la naturaleza a ser uno de los escritores americanos más influyentes. Fue entonces cuando empezó a utilizar su diario como un preciso registro de sus encuentros con el mundo natural, desarrollando una rutina de serio estudio por la mañana y por la noche, adornada con sus observaciones durante el paseo de la tarde.

Diario de Thoreau

Cuando Thoreau afirma que: Omito lo inusual (huracanes y terremotos) y describo lo común […] Esto es el encanto más maravilloso y es tema verdadero de la poesía“, tiene razón, en Walden, hay descripciones de cosas que, a priori, parecerían aburridas, simples e insulsas, pero no lo son.

Todos los pasajes de Walden, tienen su origen en los diarios de Thoreau, haciendo que nos enganchemos a todos los niveles, desde la gran extensión de la tierra como “poesía viva” hasta las humildes ranas que “croan en el tío”, pasando por la alegría de los cánticos de los pájaros que se pueden oír en la temprana primavera.

Esas reflexiones, ordenadas y cronificadas en más de 2.000.000 de palabras se usan hoy en día como referente y como guía y registros del cambio climático.

Este es el caso del equipo de Richard Primack, profesor de Biología de la Universidad de Boston. Primack ha colaborado durante la última década con colegas de Harvard para usar las observaciones de los diarios de Thoreau como base de nuevos estudios sobre el cambio climático.

De 1852 a 1862 Thoreau llevó un exhaustivo y detallado registro de las fechas de florecimiento y de desfloración de cientos de flores, árboles y matorrales del área de Concord, creando tablas de medidas tan meticulosas que el equipo de Primack; después de descifrar la caligrafía de Thoreau y de mapear los nombres con los nombres naturales; ha podido utilizar para llevar a cabo las mismas observaciones hoy en día. Y no sólo con las plantas, sino que también con las temperaturas y otros aspectos naturales.

¿Qué decir sobre el progreso?

Queda claro el papel de Thoreau sobre la naturaleza y la ecología. Pero ¿sobre el progreso? ¿sobre la tecnología?

La tecnología en esos días, tal y como la describe Thoreau era el ferrocarril; haciendo afirmaciones tales: “El ferrocarril monta sobre nosotros“.

La crítica de Thoreau a la tecnología fue bastante mordaz, pero bien pensado, tenía razón. Escribió que: Un hombre es rico, “en proporción al número de cosas que es capaz de abandonar”

También hacia la afirmación anterior (sobre Maine y Tejas) al hablar del ferrocarril y del telégrafo, dos inventos que estaban suplantando al caballos, que durante los últimos 6.000 años habían sido el modo más rápido de transportar personas, bienes e información.

Había una línea de ferrocarril situada a un tercio de milla de la cabaña de Thoreau, podía oír el traqueteo de los trenes, pero estaba convencido que un viaje en tren era un mal trato.

También era sensible a los costes sociales de construir y mantener ferrocarriles, y las condiciones laborales, cada vez peores, de los trabajadores en la Europa y los U.S industrializados; como lo son ahora las condiciones de los trabajadores del Este.

Justo a los años que siguieron a la publicación de Walden, otro personaje, destacable sin duda de ese tiempo, Abraham Lincoln dio una serie de discursos sobre la visión de la tecnología en sus “Discoveries and Inventions” -al final del Brain Feeling las podréis escuchar todas. La visión de Lincoln era un tanto más positiva que la de Thoreau. Lincoln afirmaba que la tecnología no iba a degradar a la humanidad, pero tampoco era una escalera mágica que nos conduce a un mundo mejor en nombre del Progreso.

Walden, en detalle

En esta infografía podemos ver un análisis de “Walden”:

“En 1845 el filósofo y escritor Henry David Thoreau construyó una pequeña cabaña en los bosques de Concord, Massachusetts. Allí vivió solo y autosuficiente durante dos años.

Sus observaciones y reflexiones fueron la base de su libro “Walden”, un ensayo, hecho de varios ensayos que ha inspirado generaciones de estudiantes, ecologistas y amantes de la naturaleza.”

  • Naturaleza: “El observar de cerca a la naturaleza es la clave para la mejor educación
  • Auto-Mejora: “La meditación nos permite elevar nuestras vidas, y entender nuestro lugar en el universo
  • Confianza: “Vivir independientemente nos permite liberarnos de las expectativas y de las convenciones de la sociedad tradicional
  • Minimalismo: “Desconectarnos de una visión del mundo materialista y dirigida a objetivos es el camino hacia la felicidad real


También nos detallan los personajes que aparecen:

  • El Leñador: Alex Therien
  • Henry David Thoreau
  • El Poeta: William Ellery Channing
  • El filósofo: Bronson Alcott
  • La Vieja Inmortalidad: Ralph Waldo Emerson
  • John Field: trabajador iralndés

Así como los detalles de la cabaña y de sus alrededores:

  • 150 pies cuadrados
  • 7 millas de cultivos

Tengo que reconocer que he sentido envidia de la vida tranquila, sin preocupaciones (como las entendemos en el mundo occidental) que llevaba Thoreau. De disponer del tiempo de hacer y de acabar reflexiones.

He decido seguir leyendo a Thoreau, ahora he empezado con su primer libro, cuyo título original es: “A week on the Concord and Merrimack Rivers“, escrito antes que Walden (aunque no vivido) y con título “Musketaquid” nombre de la barca de Thoreau y de su hermano, así como nombre indio del río Concord. Vendió tan sólo algunos cientos de copias. Como el propio Thoreau escribió en su diario “Ahora tengo una biblioteca de casi 900 volúmenes, de los cuales he escrito más de 700“.

Musketaquid

Buen Domingo!! 🙂

Uy!! Casi me olvido 🙂

Abraham Lincoln: Discoveries and Inventions


Este Brain Feeling no es una traducción. Es un trabajo de opiniones personales combinado con diferentes fuentes:

Qúe Podemos Aprender De Marco Aurelio Sobre Pensar Con Claridad

Marco Aurelio Antonino Augusto (apodado el Sabio o el Filósofo)​ (26 de abril de 121​ – 17 de marzo de 180 nacido en Roma, fue emperador del Imperio romano desde el año 161 hasta el año de su muerte en 180. Fue el último de los llamados Cinco Buenos Emperadores, tercero de los emperadores de origen hispano​ y está considerado como una de las figuras más representativas de la filosofía estoica. Marco Aurelio y Lucio Vero fueron hijos adoptivos de Antonino Pío por mandato de Adriano y los dos primeros que imperaron conjuntamente en la historia de Roma.” – Wikipedia

Marco Aurelio

A los 17 años, Marco Aurelio fue adoptado. Lo que le hizo ser heredero del trono de Roma.

Nacido en una familia pudiente, Aurelio fue criado en la casa de su abuelo. Sus padres traspasaron relativamente temprano en la vida de Marco Aurelio.

Ya desde el principio, la característica que le definía era su búsqueda del conocimiento. Le atraía la filosofía, y estaba particularmente interesado en el Estoicismo, un subconjunto basado en la noción que los comportamientos, no los pensamientos o las palabras, deberían definir la virtud.

De acuerdo con la leyenda, el viejo Emperador Adriano tuvo noticias de él después de una escaramuza con la muerte, e impresionado con un joven Aurelio, Adriano lo adoptó en su línea de sucesión.

El Emperador Adriano

Aurelio sostuvo su deber con el estado durante más de 20 años, desde la muerte de Adriano y bajo el mandato de Antonio Pío, hasta el día que se convirtió en Emperador de Roma.

La Imagen Del Hombre

Hay mucha incertidumbre rodeando los detalles de la historia de Marco Aurelio. Tiene casi 2.000 años, y muchas de las fuentes son cuestionables. La mejor imagen del hombre se dibuja a través de una serie de notas escritas por él mismo, conocidas por el nombre de Meditaciones.

Meditaciones

Las Meditaciones es uno de los libros con más influencia del Estoicismo. No hay nada que se pueda decir que no se haya dicho ya antes. Es un manual atemporal de vivir una vida equilibrada.

Más que filosofía, nos da una visión a la claridad con la que Marco Aurelio pensaba. Él veía el mundo tal y como era más que cómo él esperaba que fuese. Puede ser que esto no nos suene como un gran logro, pero es mucho más raro de lo que tod@s nosotr@s podríamos pensar.

La aplicación de este tipo de consejos nos otorga dividendos es todos los aspectos de la vida, y podemos diseccionar la historia de Aurelio para romperla en pedacitos más pequeños para poderla asimilar.

En primer lugar, el obstáculo.

El Problema De Tener Un Cerebro Eficiente

Cada día, nos cargamos con estímulos externos, que si los quisiéramos absorber todos, no seríamos capaces de funcionar correctamente. Abrumaría nuestro cerebro, y cesaríamos de operar del modo que nos permite hacerlo para atender nuestras responsabilidades diarias.

Como resultado, el cerebro tiene filtros de eficiencia. Es bueno en determinar qué información necesitamos y cuándo. Sabe que si estás en un restaurante lleno, por ejemplo, el sonido de la persona con la que estamos hablando es más importante que el ruido de fondo, con lo que se ajusta.

Pero este mecanismo también tiene sus efectos colaterales. El subproducto, a veces, es que la atención no se despliega plenamente en ciertas áreas de importancia a no ser que nos dirijamos a ellas activamente. Con la eficiencia hay compromiso.

Michael Kane es un psicólogo cognitivo de la Universidad de Carolina del Norte que estudia la interacción entre la memoria y la atención.

En uno de sus experimentos, muestreó los pensamientos de varios estudiantes 8 veces aleatorias al día, durante una semana. Sobre los 124 participantes, descubrió que, de media lo que piensa la gente es totalmente diferente lo que está haciendo, más o menos un 30% del tiempo.

Es un número bastante conservador en comparación con trabajos similares que, además, demuestra lo fácil que es descuidar la información relevante y caer en la trampa de la configuración por defecto de nuestro cerebro.

Aprendamos 3 modos de atacar esto.

Entrénate Para Combatir El Bucle Autónomo

En las Meditaciones, Aurelio es muy activo indicando el valor que tiene el mirar más allá de lo que vemos intuitivamente en la vida diaria para, así, entender mejor el mundo. Es sus propias palabras:

Nada tiene tanto poder para ampliar la mente como la habilidad de investigar sistemáticamente y de verdad todo lo que aparece bajo la observación en la vida.

Aunque la atención no se presta a sí misma a cada pieza relevante de información, podemos entrenar a nuestro cerebro para ser más proactivo. Si mantenemos esto en mente, podemos dibujar un dibujo más representativo del mundo. Aquí es donde la consciencia y el pensamiento claro empiezan.

Reserva unas pocas veces en tu día para realmente escuchar y mirar. Sé deliberado en saltarte el compromiso del cerebro autónomo. Hay mucho allí fuera, y mucho de ese mucho importa.

Asegura La Objetividad A Través De Otro Par De Ojos

Una de las piedras angulares de la consciencia es la objetividad. Es un tipo de neutralidad que busca ver el mundo como es y no a través del juicio personal y del sesgo. No es nada fácil de cultivar.

Por diseño, nuestros sentidos absorben información en relación a donde estamos, a lo que estamos haciendo y a cómo sentimos. El mundo nos bombardea con estímulos, y éstos estímulos siguen un camino neuronal diferente en cada un@ de nosotr@s. Tod@s les damos sentido de un modo diferente.

Mayoritariamente, vamos por la vida entendiendo el mundo e influenciando nuestro comportamiento como si fuésemos el centro de la realidad, y todo lo que nos rodea, de hecho su importancia, deriva de acuerdo a cómo encaja en nuestra narrativa. Envuelve nuestra percepción de nuestro entorno y como se desarrolla.

En cosmología, el Principio Copernicano afirma que la Tierra no tiene ninguna posición privilegiada en el Universo. A pesar de su importancia para nosotr@s, a una escala mayor, es bastante irrelevante.

El mismo razonamiento aplica a las personas. A pesar de la intensidad con la que sentimos, mucho de lo que pasa no tiene que ver tan sólo con nosotr@s. Hay un panorama más grande, están pasando más cosas. Cuanto más temprano podamos apartar nuestros sesgos personales, más temprano podremos entender la realidad por lo que es más que por lo que sentimos que es. Es una distinción crucial.

En todo su trabajo, una cosa que destaca de Aurelio es su profunda habilidad para apartarse de su propia mente y ver el mundo y a sí mismo sin ningún apego emocional. Esto ayuda a explicar la profundidad de su visión.

Fue capaz de explicar su círculo de consciencia saliendo él mismo de él y aspirando a ver las cosas desde un par de ojos más que con una única perspectiva. Es una táctica muy práctica y much@s de nosotr@s no la utilizamos lo suficiente.

Salgamos de nuestros propios zapatos, conceptualicemos nuestras observaciones como si estuviésemos en el cuerpo de alguien que esté a nuestro alrededor e intentemos atar nuestra objetividad a través de los ojos de otro anfitrión.

Busca Rutinariamente Modos De Ordenar La Mente

Uno de los distintivos de las Meditaciones es que Aurelio no las escribió para nadie más que para sí mismo. A todas cuentas, parece ser un diario muy personal. No hay demasiada coherencia o estructura en cómo se presenta.

Esto nos indica que su propósito al escribir no era necesariamente compartir su conocimiento, sino practicar la claridad y la organización de su propia mente. Hay mucho sentido al hacer esto, y una mirada al trabajo del Dr. James W. Pennebaker nos explica el por qué.

Pennebaker es un pionero en la terapia de escritura y profesor de la Universidad de Tejas en Austin. La Asociación Americana de Psicología ha reconocido su trabajo sobre el beneficio de hacer un diario como uno de los más importantes del campo.

En 1994, Pennebaker y su equipo dividió a un conjunto de personas que habían estado sin trabajo durante 8 meses en 3 grupos. Al primero se le pidió que escribiese sobre su paro y cómo se sentían sobre él; al segundo se le pidió que escribiese sobre nada en particular; al tercero no se le dio ningún tipo de instrucción sobre la escritura.

¿El Resultado?

Los participantes que escribieron la experiencia de su despido tendían a encontrar trabajo, según demostró el estudio de seguimiento. Escribiendo, fueron capaces de limpiar el stress y el ruido de sus mentes y estar más alineados con lo que sentían. Les dio el empuje que necesitaban para coger dónde estaban y dónde necesitaban ir.

Estudios similares de Pennebaker han demostrado los beneficios de hacer un diario desde ayudar a las personas a gestionar mejor un trauma hasta a reforzar su sistema inmunitario.

Con la escritura de un diario, Aurelio era capaz de extraer la información que permanecía impasiva en su mente y la organizaba en principios concretos que podía manejar. Para otros, puede tener el mismo efecto con la meditación, los paseos por la naturaleza o ciertos tipos de ejercicio.

Le mente humana es extremadamente ruidosa, pero si creamos una rutina que nos ayude a limpiarla podemos hacer que lo sea menos. Construir un hábito que se centre en ordenar nuestros sentimientos, nos ayudará a ordenar y limpiar la complejidad que viene de vivir en un mundo que cada vez está más lleno y ocupado.

Todo Lo Que Tienes Que Saber

La Percatación se define como un estado de ser consciente. Consciente de conocimiento relevante, consciente de lo que nos rodea y consciente de los sentimientos y pensamientos personales. Es un estado mental que busca entender la realidad tan cerca de la verdad como pueda ser.

Marco Aurelio se conoce hoy en día como lo que el filósofo Griego Platón calificó como El Rey Filósofo. Un líder político que aspiraba activamente a la sabiduría y estaba dirigido siempre hacia el conocimiento. Un líder que implacablemente preguntaba qué significa vivir bien.

Más que sus virtudes y deseos, lo que hacía que Aurelio dirigiese con éxito uno de los imperios más grandes y poderosos de la historia era su habilidad de hacer uso de la claridad de su mente.

El ámbito de tu percatación define el límite externo de lo que puedes lograr. Cuanto más sabes, mejor podrás entender lo que te rodea. Como mejor seas a la hora de organizar tus pensamientos, más posibilidades se mostrarán ante ti.

La habilidad de pensar claramente es un pieza clave, una gran ventaja, y se puede adquirir como cualquier otra aptitud. Mediante la PRÁCTICA.

Nadie que no esté avergonzado de quién fue el último año, probablemente no está aprendiendo lo suficiente. – Alain de Botton

Buen Miércoles!! 🙂


Artículo Original: “Marcus Aurelius: How to Think Clearly” en Medium

¿Dónde Pertenecen Nuestras Mentes?, un ensayo

Hoy más que un Brain Feeling, aprenderemos un ensayo. Aprenderemos muchas cosas. Cosas que reafirman la idea que el cerebro humano es la máquina más compleja jamás concebida (como lo demuestra la incapacidad y las limitaciones de recrearlo), cosas que demostrarían que la inteligencia, en cualquier civililización terrestre o extraterrestre, se habría movido de lo biológico a lo mecánico y de lo mecánico a lo biológico y así sin cesar.

Os invito a aprender este ensayo de Caleb Scharf, director de astrobiología de la Universidad de Columbia en Nueva York y autor de Extrasolar Planets and Astrobiology (2009), con el que ganó el premio Astronómico Chambliss de escritura.

Como especie, los seres humanos estamos locamente obsesionados con el futuro. Nos encanta especular sobre dónde nos está llevando la evolución. Intentamos imaginar cómo será nuestra tecnología en décadas o en siglos. Fantaseamos con encontrar extraterrestres inteligentes; generalmente aquellos que están mucho más avanzados de lo que lo estamos nosotros. Últimamente estas dos corrientes han empezado a juntarse. Desde el punto de vista de la evolución, un gran número de futuristas están prediciendo la singularidad: el momento en que los ordenadores serán lo suficientemente poderosos para simular la consciencia humana, o para absorberla totalmente. En paralelo, algunos visionarios proponen que cualquier tipo de vida inteligente que encontremos en el Universo sea, lo más posible, basada en máquinas más que sacos de carne humanoide como somos nosotros mismos.

Estas reflexiones ofrecen una solución potencial a la, largamente debatida Paradoja de Fermi: la aparente ausencia de vida alienígena inteligente alrededor nuestro, a pesar que el hecho de que ese tipo de vida parezca posible. Si la inteligencia de las máquinas es el inevitable punto final tanto de la tecnología cómo de la biología, entonces los aliens son unas máquinas tan hiper desarrolladas fuera del alcance de nuestras predicciones y están tan lejos de las formas biológicas de vida que nos son familiares que no los reconoceríamos si los viésemos. Del mismo modo podemos imaginar que la comunicación interestelar entre máquinas estaría tan optimizada y tan bien encriptada que sería indistinguible del ruido. Desde esta perspectiva, la aparente ausencia de vida inteligente en el cosmos sería una ilusión creada por nuestra propia incompetencia.

La Paradoja De Fermi

Existe también un mensaje más profundo que reside tras nuestras proyecciones futuristas. Nuestras nociones de la emergencia de las máquinas inteligentes exponen nuestras fantasías (a veces silenciosas) sobre qué es la perfección: no es blanda y biológica, como nosotros ahora; sino dura, digital y casi inconceptiblemente poderosa. Para algunas personas un futuro como ese es uno de esperanza y de elevación. Para otras, es uno de miedo y subyugación. Pero los dos modos asumen que las máquinas se sitúan en el pináculo de la evolución de la consciencia.

De modo superficial, la lógica tras las conjeturas sobre la inteligencia de las máquinas cósmica parece ser bastante sólida. Extrapolar la trayectoria de nuestra actual evolución tecnológica sugiere que con la sofisticación computacional suficiente en mano, la capacidad y el potencial de nuestras mentes y cuerpos biológicos se puede hacer cada vez menos atractiva. En cierto momento querremos saltar dentro de nuevos receptáculos, creados a medida en base a nuestros deseos. De modo similar, ese arco tecnológico nos puede llevar a un lugar donde crearemos inteligencias artificiales que nos serán indiferentes, o que nos poseerán, incorporarán o simplemente nos estrujarán.

Evolución Tecnológica

Siguiendo este discurso, la biología no se puede hacer cargo de mantener civilizaciones interestelares o la propia civilización humana en un futuro lejano. Los retos de la exploración espacial, tanto temporales como los ambientales son grandiosos. Cualquier ímpetu realista de convertirnos en una especie interestelar exigirá máquinas robustas, no delicados complejos de proteínas con unas fechas de caducidad patéticas. Una máquina vivirá para siempre y será capaz de replicarse a sí misma perfectamente, libre de la flexibilidad de la purga de errores de la evolución natural. Las formas de vida auto diseñadas también se harán a medida de entornos muy específicos. En una única generación se podrán adaptar a los grandes abismos del espacio y del tiempo entre las estrellas, o a los entornos de mundos alienígenas.

Si juntamos todas estas piezas veremos que la marca humana es una fase totalmente pasajera. La gente nos lo tomamos en serio, tanto como para figuras como Elon Musk y Stephen Hawking hayan advertido públicamente sobre los peligros de consumir inteligencia artificial. Al mismo tiempo, el informático Ray Kurzweil ha creado una gran obra de libros y conferencias que prevé una singularidad inminente.

Pero, ¿están las cosas vivas forzadas a convertirse en algo más inteligente y robusto? y, ¿es la inteligencia biológica una camino sin salida, destinado a dar paso a la supremacía de las máquinas?

Probablemente no. Hay un poco más que contar sobre la historia.

Las descripciones que están de moda sobre el inevitable triunfo de la inteligencia de las máquinas contiene muchos sesgos críticos que pueden evitar que se haga realidad. Está claro que la actual tecnología computacional nos está conduciendo hacia la singularidad, o hacia algún momento grandioso de trascendencia exponencial como especie. Sea como sea, el futuro aún es fascinante.

Algunas de estas ideas extravagantes se pueden encontrar ya en las sorprendentes conjeturas de John von Neuman sobre el autómata que se auto-replica, que fueron recopiladas en su libro póstumo Theory of Self-Reproducing Automata (1966). Ese trabajo ayudó a cimentar el concepto en el que máquinas que construyen otras máquinas, en una explosión exponencial y probablemente descontrolada, simplemente pueden barrer otras formas de vida que se encuentren por el camino. Von Neuman también consideró cómo esas máquinas podrían simular algunas de las funciones y acciones de las neuronas humanas.

John Von Neuman

Desde los años de Neuman, la conectividad electrónica ha tenido un gran impacto en el modo en que muchos humanos van pos sus vidas diarias, y en el modo en que solucionamos un problema y pensamos en alguna pregunta nueva o en algún nuevo reto. ¿Quién de nosotr@s conectad@s al mundo moderno no ha buscado en Google una respuesta antes de ni siquiera trabajar un poco la respuesta o preguntárselo a otro ser humano? Parte de nuestra sabiduría colectiva ahora está subida, colocada en una nube de datos omnipresente. La importancia relativa del abanico individual de conocimiento está en declive. También sería el caso que la importancia de la experiencia individual (la especialización) también se está perdiendo en el proceso.

Sea como sea, el dónde nos está llevando no es obvio. Si acaso, podríamos estar llegando a un estado de mente colmena, un organismo colectivo más cercano a una colonia de termitas a un conjunto de topos. Más que incrementar nuestra inteligencia, estamos ahogando los inputs, entrenándonos a nosotr@s mism@s a ser pasivos de modo incremental. Un pesimista vería cómo nuestras mentes se están parando, se están convirtiendo en parte de un enjambre auto referenciador más que en un conjunto de genios que mejoran exponencialmente.

Fotograma del “El Pueblo De Los Malditos” en mención de la mente colmena.

La historia también nos enseña que es prácticamente imposible prever los impactos a largo plazo de las tecnologías disruptivas. Como ejemplo, la invención de la máquina de vapor en los 1700s cambió el panorama humano. No se había predicho. Nadie predijo que la combustión interna y la electricidad harían que esas máquinas de vapor quedasen obsoletas 150 años más tare. Tampoco nadie fue capaz de ver que toda esta combustión de hidrocarburos dañaría seriamente a nuestra especie alterando la composición de la atmósfera terrestre.

Tampoco hay prueba alguna que sugiera que nuestra propia marca de inteligencia es más que un resultado de billones de años de evolución, algo óptimo dentro del panorama cósmico. A ver, tampoco hay evidencia de lo contrario. La conclusión es que extrapolar nuestra experiencia de la consciencia y de la inteligencia para proponer cualquier afirmación del estado de la inteligencia alienígena y sus motivaciones, es una cosa muy difícil de hacer.

Esta línea argumental suena como el deprimente definitivo: nos estamos haciendo más estúpid@s, no podemos predecir nuestro camino futuro, y no tenemos ni idea de qué tipos de seres inteligentes (si es que hay) existen en el cosmos. Pero hay un resquicio de esperanza, ya que este propio acto de auto examinación nos fuerza a enfrentarnos con duras, pero fascinantes, realidades de nuestra cultura y nuestra tecnología.

Una de las realidades es el tema de la energía, discutido ya por Von Neumann, pero ignorado, a menudo, en las conversaciones futuristas. En el diseño de ordenadores, un factor clave es la capacidad computacional en relación al uso de la energía, a veces mencionada como “computaciones por julio”. A medida que los microprocesadores se hacen más complejos y las arquitecturas basadas en silicio se hacen más y más pequeñas (en nuestros días, a escalas de unas decenas de nanómentros), la eficiencia aún mejora. Como resultado, el ratio de computaciones por julio ha ido mejorando cada año que pasaba.

De hecho, algun@s investigador@s han afirmado que habrá una ‘pared’ de eficiencia energética para las arquitecturas de procesado convencionales, algo alrededor de los 10 gigas de computaciones por julio para operaciones como una multiplicación básica.

Esto es una gran barrera potencial para cualquier azaña hacia la auténtica inteligencia artificial o hacia la maquinaria de ‘cargar cerebros’. Las estimaciones de lo que se necesita, en términos de poder de computación, para aproximarnos al brío del cerebro humano (medido por la velocidad y la complejidad de las operaciones) viene con una eficiencia energética requerida que tiene que ser sobre un billón de veces mejor que esa pared.

Para ponerlo en un contexto diferente, nuestro cerebros utilizan una energía de unos 20 watios. Si quisieras ‘subirte’ a ti mism@ intanct@ a una máquina, utilizando la tecnología de computación actual, necesitarías una energía que equivaldría a la que genera la planta hidroeléctrica más grande del mundo, la Three Gorges Dam en China.

Three Gorges Dam

Para toda la especie, los 7.3 billones de mentes, el hecho de pasarlas a una forma de máquina necesitaría un flujo de energía de unos 140.000 petawatios. Más o menos 800 veces el poder solar que impacta sobre la atmósfera terrestre. Claramente la trascendencia humana está un poco lejos.

Una solución posible sería ir hacia las arquitecturas neuromórficas, diseños de silicio que mimetizan aspectos de las neuronas reales y su conectividad. Investgador@s como Jennifer Hasler del Instituto de Tecnología de Georgia han sugerido que, si se hace bien, un sistema neuromórfico puede reducir los requisitos de energía de un sistema cerebral artificial al menos 4 órdenes de magnitud. Desafortunadamente, ese gran cambio aún deja un gran espacio en la eficiencia de un factor de 100.000 antes de llegar al nivel del cerebro humano.

Por supuesto que la historia de la tecnología de los ordenadores está repleta de supuestas barreras impenetrables que se superan año tras año, de modo que no dejemos el optimismo atrás. Para capturar la complejidad, la densidad y la extraordinaria eficiencia de un cerebro humano moderno, el silicio y sus primos simplemente no son la respuesta, no importa cómo los modelemos ni cómo los conectemos.

Aja! Lo sabía 🙂 . Una alternativa favorita de los tecno – optimistas es invocar la posibilidad de la computación cuántica, que explota los estados cuánticos superpuestos de los átomos y de los sistemas en lugar de los transistores convencionales. Los favorables a esta opción sugieren que la capacidad computacional que este estado de superposición nos brindaría, solucionaría los problemas de velocidad y de energía, colocándonos en el camino de construir super – mentes.

Al menos, sobre el papel, un ordenador cuántico ‘universal’ o de Turing podría existir ofreciendo de modo efectivo una capacidad computacional sin barreras. El físico británico David Deutsch articuló esta idea de un modo brillante en su paper de 1985:  ‘Quantum Theory, the Church-Turing Principle and the Universal Quantum Computer’.

Un ordenador cuántico genuinamente universal podría, en teoría, simular cualquier precisión deseada, cualquier sistema físico finito, incluyendo una mente, u otros ordenadores cuánticos. Pasarnos a la cuántica nos permitiría simular masivamente en paralelo, y hacer tests de probabilidad increíblemente rápidos. A pesar de los enormes avances teóricos y en los laboratorios de los últimos años, la realización práctica de tales conceptos aún es un reto muy complicado. Anque hay aspectos de la aplicación de la computación cuántica propuesta como la búsqueda contextualizada, que encajaría perfectamente con ‘la computación cognitiva’; aún están muy lejos de una inteligencia artificial realmente inteligente.

El problema de eficiencia energética también aparece aquí. Manipular la moneda central de la computación, el qubit (ya sea un frío átomo u otro objeto cuántico) requiere muy poca energía. Pero mantener los componentes de un ordenador cuántico en un estado de coherencia (preservando delicadamente todo esos estados cuánticos) es enormemente caro, y siempre reside en sistemas de soporte que van a necesitar muchísima energía.

Otros factores son igual de preocupantes. Un ordenador cuántico de ‘n’ qbits puede llevar a cabo 2^n computaciones en un ciclo, pero el configurar esas computaciones puede ser una enorme tarea de flujo de datos. Simular nuestro universo entero de unas 10^89 partículas y fotones necesitaría tan sólo de 296 qubits, según algunos cálculos. Pero, ¿cómo diablos introduces las 10^89 condiciones iniciales?, aún peor, ¿cómo escoges las soluciones correctas de la simulación cuántica?

El hecho de simular un cerebro humano sería un poco más fácil, pero aún tienes que cuantificar e iniciar al menos 10^14 conexiones neuronales (más o menos las que tod@s tenemos en la cabeza, algun@s muchas menos, algun@s muchas más) para configurar la computación. También querríamos que el cerebro cuántico tuviese un rendimiento alto, una interfície sensorial de alta fidelidad con el mundo que lo rodea. Este es otro de los retos desconocidos.

Tenemos que admitir que aunque fuese posible construir la maquinaria que sostuviese o sobrepasase la inteligencia humana, no nos daría el tipo de crecimiento computacional exponencial que a menudo se propone.

En otras palabras, las matemáticas de la inteligencia de las máquinas que mejora exponencialmente podrían estar en buen estado, pero las barreras prácticas demostrarían un camino muy muy muy empinado.

Para ver dónde deja esto las cosas, extrapolemos alguna hoja de un libro futurista. Exploremos qué pasa al mezclar la idea del lento crecimiento de la inteligencia de las máquinas con las Paradoja de Fermi. Será divertido.

Supongamos que una forma avanzada de inteligencia cósmica tiene éxito al convertirse a sí misma en forma de máquina. ¿Qué es lo siguiente que pasa?

Dado que las máquinas están cercadas de límites de eficiencia, hay una posibilidad que acaben mirando a su pasado para encontrar trucos para progresar. Una cosa que sabrían (como sabemos nosotr@s ahora) es que la biología funciona, y funciona extremadamente bien. Algun@s investigadores estiman que el cerebro humano moderno está al límite de su capacidad computacional, pero que requerirá de una máquina sólo un poco más lista para reinventarse como órgano complejo. En otras palabras, podría haber una trayectoria más óptima que nos aleje de las máquinas y nos vuelva a acercar a la biología, con su remarcable eficiencia energética.

Tampoco hay ninguna garantía que las inteligencias de máquina serán, o puedan ser, perfectamente racionales. Ahora mismo, especulamos rutinariamente que el futuro de nuestra inteligencia yace en otra forma, probablemente en silicio o de forma cuántica, que creemos que es superior a la carne. Probablemente la misma representación ocurre para cualquier inteligencia. La máquinas querrán ser biológicas de nuevo por razones prácticas de energía, o por otras razones que no podemos ni imaginar ni comprender.

Si la vida es común, y regularmente conduce a formas inteligentes, entonces probablemente vivimos en el universo del futuro de las inteligencias pasadas.

El Universo tiene 13.8 billones de años y nuestra galaxia casi igual; las estrellas y los planetas se han estado formando durante gran parte del pasado de estos 13 billones de años. No hay ninguna razón por la que pensar que el cosmos no hizo nada interesante en los 8 billones de años anteriores al nacimiento de nuestro sistema solar. Algún día decidiremos que el futuro de la inteligencia en la Tierra requiere biología, no computación. Muchas de las inteligencias desde hace billones de años hayan hecho probablemente ya esta transición.

Esas inteligencias tempranas puede que hace tiempo hayan alacanzado el punto donde han decidido ir de las máquinas a la biología. Si fuese así, la paradoja de Fermi vuelve al ataque: ¿Dónde están esos aliens ahora? Una respuesta simple sería que estarían enjaulados en la extrema dificultad del tránsito interestelar, especialmente para los seres físicos y biológicos. Probablemente las mentes antiguas estén allí fuera, pero el coste de retornar a la biología fue también un retorno al aislamiento.

Esas mentes tempranas habrían construido alguna vez mega – estructuras y habrían desplegado ingeniería cósmica a través de las estrellas. A lo mejor, algunas de esas piezas aún están allí fuera y estamos a punto de detectarlas. La reciente excitación sobre KIC 8462852, una estrella cuyo brillo varía de un modo que no puede ser explicado con mecanismos naturales, se basa en el reconocimiento que nuestros instrumentos ya son lo suficientemente sensibles para investigar esas posibilidades.

KIC 8462852

Probablemente las civilizaciones alienígenas se hayan retirado a una existencia biológica, dejando sus reliquias de su era mecánica flotando por allí.

Nuestra existencia actual podría asentarse en un pequeño gap cósmico entre esa primera generación de inteligencia de máquina y la siguiente. Cualquier inteligencia de máquina o trascendencia en cualquier otro sitio de la galaxia se habrá vivido como una fuerza interestelar; la última ya se habría apagado y la siguiente aún no habría salido a la luz. A lo mejor no han tenido tiempo de visitarnos mientras los humanos modernos hemos estado aquí. A lo mejor están soñando en volver a ser biológicos. Así es como pinta nuestro propio futuro tecnológico: volver de las fantasías de las máquinas a una existencia más silenciosa pero más eficiente; la existencia orgánica.

No hay vergüenza alguna en admitir la gran naturaleza especulativa de estas ideas, y hay algo especial sobre las preguntas que hacen aparecer. Estamos examinando futuros para nosotr@s mism@s. Es concebible que el Universo nos esté diciendo cuáles son realmente estas opciones.

Bonus Track: KIC 8462852

Algo masivo, aproximadamente 1000 veces la superficie de la Tierra, es el bloqueo de la luz proveniente de una estrella distante conocida como KIC 8462852, y nadie está seguro qué es. Como astrónoma Tabetha Boyajian investigó qué podría ser este objeto enorme, irregular. Un colega sugirió algo inusual: ¿Podría ser una megaestructura masiva de construcción alienígena? Una idea tan extraordinaria requeriría evidencias extraordinarias. En esta charla Boyajian nos adentra en cómo los científicos buscan y prueban hipótesis cuando se enfrentan a lo desconocido.

 

Buen Domingo!! 🙂


Artículos Originales:

Lágrimas

A veces nos caen bien personas a las que nunca hemos conocido personalmente. Simplemente porque estamos de acuerdo con su discurso o, simplemente, porqué al escucharlas o leerlas nos tocan esa fibra; esa que está tan escondida dentro de nosotr@s.

Esto es lo que me ocurre con Carles Capdevila. No es que haya seguido su trayectoria de un modo fan, ni mucho menos, se diría que él se ha ido colando en mi vida a través de los programas de radio que escucho, a través de los temas que me interesan, sin comerlo ni beberlo Carles siempre aparecía allí.

En esta recopilación del programa Versió RAC 1 podremos sentir el modo de comunicar de Carles; la fuerza, el optimismo, la claridad de las exposiciones, esos argumentos bien seguros, deberíamos intentar parecernos más a este tipo de personas:

Carles Capdevila

Carles murió de cáncer de colon el pasado 1 de Junio de 2017. Esa fue la razón por la que decidí leer su último libro publicado: “La Vida Que Aprenc” (La Vida Que Aprendo) una colección de algunos de sus más de 3000 artículos que se estructura en temas esenciales como: la educación, la salud y la condición humana con todas sus contradicciones.

Aún no he terminado el libro; pero me gustaría resaltar hoy uno de los artículos que en él aparecen publicado el 20 de Septiembre de 2016 en el diario Ara titulado: Per qué demanem perdó per plorar? (¿Por qué pedimos perdón por llorar?), además; al final del Brain Feeling podremos aprender cómo son las lágrimas el microscopio en función de qué sentimiento las provoca.

DESPRÉS DE PLORAR sempre em sento molt millor. Alliberat. Nou. Plorar em sembla un invent tan prodigiós com el riure, una vàlvula per desfogar-nos immillorable. Però ploro poc, segurament menys del que em caldria. Ho mirem de retenir, no ens rendim, hi oposem resistència.

[Después de llorar siempre me siento mucho mejor. Liberado. Nuevo. Llorar me parece un invento tan prodigioso como el reír, una válvula inmejorable para desfogarnos. Pero lloro poco, seguramente menos de lo que debería. Intentamos retenerlo, no nos rendimos, mostramos resistencia.]

L’altre dia plorava davant la psicòloga i vaig notar que li demanava perdó cada vegada. Perdó per què? Si és la seva feina, si cobra per atendre’m, si som allà perquè surtin aquestes coses. Ni així. No sé per què ens sap tant de greu plorar en públic. Ens n’amaguem sortint del cinema, a vegades fingim que estem refredats. Aguantem el plor com podem. Hi deu haver una part cultural, perquè se’ns ha dit que no queda bé, i també algun instint protector de no mostrar-nos fràgils, no delatar debilitats.

[El otro día lloraba delante de la psicóloga y noté que le pedía perdón cada vez. ¿Perdón por qué? Si es su trabajo, si cobra por atenderme, si estamos allí para que afloren estas cosas. Ni así. No se porqué nos sabe tan mal llorar en público. Nos escondemos de ello saliendo del cine, a veces fingimos que estamos constipados. Aguantamos el llanto como podemos. Debe haber una parte cultural, ya que se nos ha dicho que no queda bien, y también un instinto protector de no mostrarnos frágiles, de no delatar debilidades.]

També fot perquè ets a mig discurs aparentment racional i t’adones que té més força i més veritat aquella emoció soterrada, que es desboca com un volcà, que no el teu bla-bla-bla presumptament controlat. Has d’assumir que hi ha botonets que si algú hi clica et desmunten. És una bona pista per saber què t’importa, què t’afecta, qui ets. Potser per això també ens fa por, i mirem de girar full i contenir noves llàgrimes.

[También jode porqué estás en medio de un discurso aparentemente racional y te das cuenta que tiene más fuerza y más verdad esa emoción enterrada, que se desboca cual volcán, que no tu bla-bla-bla presuntamente controlado. Debes asumir que hay botones a los que, si alguien hace clic, te desmontan. Es una buena pista para saber qué te importa, qué te afecta, quien eres. A lo mejor es por esto por lo que nos da miedo e intentamos pasar página y contener nuevas lágrimas.]

És cert que mentre veure riure és agradable, veure plorar és incòmode. El que plora té problemes logístics: la connexió directa entre llàgrimes i mocs treu molt de glamur al fet i dificulta la respiració. Aquí sí que el cos no ajuda. L’acompanyant no sap ben bé com reaccionar, es genera una situació en què no tothom sap estar al costat i trobar la distància justa entre la comprensió, la compassió, l’escalf, el suport, el respecte, les paraules, el silenci, el tacte. Una persona còmplice amb qui no et sàpiga greu plorar i que et faci la companyia adequada és per força un molt bon amic. Sobretot si també sabeu riure plegats.

[Es cierto que es agradable el ver reír y que ver llorar es incómodo. El que llora tiene problemas logísticos: la conexión directa entre lágrimas y mocos resta mucho glamour al hecho y dificulta la respiración. Aquí si que el cuerpo no ayuda. El acompañante no sabe como reaccionar exactamente, se genera una situación en que no todo el mundo sabe estar al lado y encontrar la distancia justa entre la comprensión, la compasión, el abrazo, el soporte, el respeto, las palabras, el silencio y el tacto. Una persona cómplice con la que no te preocupe llorar y que te haga la compañía adecuada es por fuerza un muy buen amigo. Sobretodo si sabéis reír juntos.]

Las Lágrimas al Microscopio

Las lágrimas son diferentes en función del sentimiento que las provoca, en esta galería podremos ver cómo son las lágrimas de: pena, cambio, esperanza, compasión, redención, remordimiento, cuando cortamos una cebolla, de lo que no se puede arreglar, de lo que nos abruma y las de después de un adiós.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hasta Siempre Carles!


Artículos Originales:

Por qué Los Human@s Estamos Obsesionad@s Con Los Círculos, según la ciencia

Desde el Sol, la Luna y los Planetas, hasta los ojos que nos dejan ver, el círculo se encuentra por todas partes en el mundo natural. Pero también está estampado en el mundo que hemos hecho los humanos: desde las ruedas y las cúpulas hasta los logos y las infografías. Es una forma que es completamente penetrante.

En un nuevo libro, llamado The Book of Circlesel diseñador de datos Manuel Lima (autor también del apasionante Visual Complexity) dirige su mirada hacia la historia y la ciencia de la evolución para explicar por qué a la gente nos gustan tanto los círculos, utilizando esta investigación para crear una taxonomía de aproximadamente 300 imágenes de círculos que datan desde hace ya varios miles de años hasta el presente.

The Book Of Circles, Manuel Lima

Mientras que las imágenes son un tanto difíciles de comprender a primera vista, forman en sí un argumento convincente sobre cómo está de arraigado el círculo en la mente humana (a lo que Lima añade otras tantas explicaciones convincentes).

Una Fijación de 40.000 Años

Este es el tercer trabajo de Lima, resultando en 10 años de investigación de las metáforas visuales que los humanos hemos utilizado a través de los milenios. Lima está convencido que para los diseñadores de datos contemporáneos, tener una explicación histórica del círculo es un componente necesario para poder situar y contextualizar el trabajo de ahora.

Explica que las primeras inscripciones circulares son de hace 40.000 años, momento en que los antiguos humanos gravaron marcas circulares llamadas petroglifos en la roca. Afirma que, no está del todo claro qué es lo que querían conseguir con ellos, pero algunos de los más antiguos eran círculos concéntricos, espirales y la rueda. […] Podemos verlo en diferentes puntos del globo, en diferentes momentos del tiempo. Podemos observar cierta clase de fascinación

Petroglifos Concéntricos

Hace 10.000 años, el círculo se infiltró en todas las áreas del conocimiento humano, desde la arquitectura y la planificación urbanística hasta la lingüística y los objetos. Hoy, permanece como forma predominante en el mundo del diseño de la información. Pero ello no explica su omnipresencia. Para ello, Lima, señala algunas teorías científicas sobre la predilección de los círculos por los humanos.

3 Teorías De La Ciencia

1

Sabemos que a los humanos nos atraen más las formas curvilíneas que las angulosas, hecho respaldado por varios estudios recientes. Lima cree que esto tiene todo el sentido del mundo desde una perspectiva evolutiva: vuelve hacia las raíces primitivas de la naturaleza, donde la mayoría de las formas son curvilíneas […] son más suaves, ofrecen mayor seguridad, en contraposición a las formas angulosas como el diente de un animal o la forma de una roca. Estos son casos significante de peligro

2

Otra teoría es que los humanos asociamos las formas geométricas con las emociones (y los círculos se corresponden con la felicidad). El Psicólogo John N. Bassili condujo un experimento en 1978 en el que pintaba de negro las caras de l@s participantes, y luego les añadía algunos puntos luminiscentes. Cuando se les pedía a los participantes hacer expresiones de felicidad los puntos creaban formas curvilíneas, crecientes y abiertas; mientras que las expresiones de enfado creaban formas decrecientes, angulosas, activando el sentido del miedo de nuestra amígdala. De modo que, en el contexto de esta investigación, el círculo es un símbolo abstracto de la felicidad, mientras que el triángulo representaría el enfado.

3

La última teoría de Lima tiene que ver con la forma curva del ojo humano, que distorsiona sutilmente el mundo en los bordes de la visión (similarmente a las distorsiones de una bola de cristal o de lentes de ojo de pez; pero no tan exagerado). Las formas circulares tienden a complementar esta construcción física del ojo. [Los Círculos] encajan muy bien con nuestro aparato visual, menciona Lima.

Bola De Cristal

Armado con estas teorías, Lima procede a clasificar a través de cientos de imágenes de círculos, creando así su argumento sobre su presencia histórica.

Estas lecciones de historia son más interesantes cuando juxtapone las imágenes circulares de eras, lugares y contextos totalmente dispares, en un único ejemplo. En una de ellas una imagen de la cúpula de la Basílica de Superga en Turín, se pone de lado con una fotografía de un Solenoide Compacto Muon (no se como traducirlo 😦 ), un instrumento cientéfico que detecta las partículas que participan en las colisiones a alta velocidad de los protones en el acelerador de partículas.

A la Izquierda, la Cúpula de la Basílica de Superga; a la derecha el “aparato” del HLC.

En otro, junta la imagen del polo norte de Júpiter, tomada por la NASA en el año 2000, con un proyecto interactivo que usa un círculo para mostrar las tendencias de la cobertura del The New York Times durante 30 años, con la visualización de lenguaje usado en la canción de Sufjan Stevens “The Predatory Wasp of the Palisades Is Out to Get Us!”.

Es un intento de mostrar que la visualización de datos es una disciplina más larga y antigua de lo que pensamos […] hay cierta tendencia a pensar en ella como una nueva disciplina emergente que ha aparecido para cubrir las necesidades del siglo XXI. Esta es la razón por la que debemos mirar en la historia“, afirma Lima.

10 de las imágenes del Libro

No tengo palabras. Hablan por sí mismas:

Henry Lindlahr, 1919. Iridiagnosis y Otros Métodos De Diagnóstico

Tomado de un libro de texto médico sobre las técnicas de diagnóstico del iris, esta es una ilustración que muestra el efecto en el iris de varias enfermedades.

Buen Domingo!! 🙂