Cómo Rechazar El Trabajo Extra o Cómo Decir No En El Trabajo

Cuando estamos saliendo con alguien, una de las conversaciones más incómodas que podemos tener es en lo momento de romper. Hay un periodo inevitable de torpeza en el que buscamos a tientas las palabras correctas: “No eres tú, soy yo”, “No es el momento”, “No estoy en el mejor lugar ahora”. No hay nada fácil que decir.

Las conversaciones profesionales pueden ser similares. Decir NO a un@ compañer@ o a n@ jef@ puede rompernos los nervios y traernos sudores ansiosos. Tod@s nosotr@s queremos ser jugador@s de equipo en la oficina (esa persona con la que siempre puedes contar, que es un@ ejcutor@ nato y lo puede hacer a la perfección). Pero hay veces en las que tienes que decir NO al trabajo extra (del modo mas agradable y menos rudo posible), una capacidad difícil que las personas con más éxito hay llevado a la maestría. Aprendamos cómo.

Porqué Decir No Es Tan Difícil

El momento en que alguien nos pide hacer algo para lo que no tenemos tiempo o predisposición está cargado de vulnerabilidad, menciona Brene Brown quien investiga la psicología de la vulnerabilidad, la vergüenza, el coraje y la valía en la Universidad de Houston. “¡Si! A veces parece la mejor vía de escape”

Three Signs In Male Fists Saying No, No and No Isolated on a White Background.

“Pero tiene un precio: no puedo decirte las veces en las que he dicho ‘¡Seguro!’ en mi chirriante y no – puedo – creer – que – esté – haciendo – esto voz, tan sólo para pasar horas, meses sintiéndome enfadada y resentida […] Hay un mito para las mujeres a las que se les supone que deben hacerlo todo y hacerlo perfectamente. Decir No lleva a despertar un coro interior de gremlins de la vergüenza: ‘¿Quién te piensas que eres?’, ‘No eres una [madre/amiga/esposa/colega] muy solidaria'”

Nada mas lejos de la verdad. Según Brown, establecer fronteras es una prueba de tener el verdadero coraje para poner tu bienestar en primer lugar incluso cuando estés arriesgándote a hacer que otr@s se enfaden. Y, sí, eso incluye a tu jef@.

Estas son algunas de las razones por las que deberías rechazar trabajo extra:

  • Tu bandeja está llena.
  • Estás cansad@ de ser el pelele de la oficina.
  • Quieres establecer mejores límites en el trabajo.
  • Esta asignación extra afectará a tu conciliación.
  • Va a impactar en tus principales responsabilidades laborales.

Ahora que sabes que puedes rechazar el trabajo extra, aprendamos cómo hacerlo con elegancia y de un modo que no te afecte cuando sea el momento de la evaluación anual.

Utiliza Frases con “Yo”, No Con “Tú” o “Nosotr@s”

Esto es, ser asertiv@.

Si has decidido rechazar trabajo extra, asegura tanto tus motivos como tu nivel de confianza. Es una decisión que tú estás tomando, lo que significa que debes usar la palabra “Yo”. La decisión pasa por “ti” y lo que es importante “para ti”, y no sobre la persona que lo está pidiendo.

me

Evita el uso de frases como: “Siempre me lo pides a última hora” o “Sentimos que esto no es justo”. En esta situación, no estás hablando por otr@s miembros del equipo, y tan sólo deberías referirte a este ejemplo específico, en contraposición al pasado y a quejas.

Una vez lo hayas verbalizado en términos como: “Me alegro que hayas contado conmigo para este tema, pero no puedo hacerme cargo de él en este momento“, puedes escoger tener una conversación separada con esa persona sobre todas las veces en las que te ha hecho peticiones de última hora o de cargas de trabajo desmesuradas.

Sé Honest@, Clar@ y Cambia

Mientas que declinar una petición de tu jef@ de modo educado puede ser una situación tensa, maquillarlo con una excusa o con circunstancias falsas para no hacerlo hace que seas mal percibid@. Y eso puede repercutirte.

En lugar de ello, sé honest@ con tu razonamiento y resiste la urgencia de dudar. Antes de hablar con tu colega o de compartir tu decisión con tu manager, pregúntate a ti mism@ porqué estas diciendo NO. Piensa realmente en tu razonamiento y crea un modo conciso y claro de verbalizarlo. Dar rodeos tan solo avanzará la presión y enviará mensajes confusos. No lo postergues, no evites a la persona o asumas que lo han entendido. Sé concluyente, al fin y al cabo se trata de tu carrera y estás al cargo de ella.

Sigue La Regla Dorada

Trata a l@s demás como te gustaría que te tratasen. Un rechazo o un “no” sin remordimiento puede ser increíblemente molesto (incluyendo a tu jef@). Sé consciente de cómo puede sentirse el otro lado, y entiende que él o ella pueden no estar completamente de acuerdo con tu decisión de rechazar el trabajo extra.

18460b84-b49b-4cff-ae4b-9cbde8c96953

Aquí es donde el dar una explicación y el mostrar consideración (ambas sobre el proyecto y el manager que te lo está pidiendo) pueden ser fuertemente determinantes en su respuesta. Acuérdate de mantenerte segur@ en tu decisión y empatizar con las necesidades de tú jef@, especialmente cuando también esté siendo absolutamente profesional contigo.

Una Infografía: ¿Cómo Decir No En El Trabajo?

how-to-say-no-at-work

Buen Lunes!! 🙂


Artículo Original: “How The Most Successful People Turn Down Extra Work” en FastCompany

One Comment

Los comentarios están cerrados.