¿Cómo sabes que sabes lo que sabes?, La Epistemología

A veces en los Brain Feelings aparecen ‘palabros’ que hemos oído poco o nada. Nos ocurrió con la procrastinación y hoy, al menos a mí, me ha ocurrido con la Epistemología.

Si echamos un vistazo a lo que dice Wikipedia sobre el término, podemos leer:

La epistemología (del griego ἐπιστήμη epistḗmē, “conocimiento”, y λόγος lógos, “estudio”) es la rama de la filosofía cuyo objeto de estudio es el conocimiento.

La epistemología, como teoría del conocimiento, se ocupa de problemas tales como las circunstancias históricas, psicológicas y sociológicas que llevan a la obtención del conocimiento, y los criterios por los cuales se lo justifica o invalida, así como la definición clara y precisa de los conceptos epistémicos más usuales, tales como verdad, objetividad, realidad o justificación.

Suena interesante, ¿no? Hoy os propongo que aprendamos un poco más sobre ¿cómo sabemos que sabemos lo que sabemos?

El Rol de la Percepción en el Conocimiento

Es difícil imaginar un mundo que existe fuera de lo que podemos percibir. En el esfuerzo que hacemos para tirar a delante diariamente, sin chocar con nuestros coches o alguna otra calamidad, hacemos asunciones sobre los objetos de nuestro mundo físico. Su continuidad, su comportamiento.

Algunas de estas asunciones están basadas en nuestra propia experiencia, otras en el conocimiento que hemos recibido de la experiencia de otr@s personas y, otras son inferencias lógicas.

Sea como fuere, la experiencia viene a través de los lentes de la percepción. Como se ven las cosas, como se sienten, como suenan.

Nuestro entendimiento de mundo y nuestra interacción con él viene a través de instrumentos particulares del cuerpo humano (ojos, orejas, dedos,…). La mayoría de nosotr@s podemos entender intuitivamente la subjetividad de algunas de nuestras percepciones.

La Percepción

La Percepción

Los colores son ‘diferentes’ para l@s daltónic@s. Nuestro sentido de la temperatura se ve impactado por el contraste inmediato (por ejemplo, las personas que salen de un avión tendrán una impresión diferente de la temperatura en función de si vienen de Cancún o de Islandia).

Aún más, una parte sustancial de nuestros entendimientos vienen a través de nuestros sentidos. Podemos ver la forma de un árbol o, podemos cerrar nuestros ojos e inferir su forma a través del tacto; se trate del caso que se trate, estamos confiando en nuestros sentidos para impartir un entendimiento de nuestro mundo físico.

La pregunta sobre qué ‘es’ algo objetivamente, es un tema que ha sido de los principales en la filosofía.

Filósofos, desde Descartes a Kant, han intentado describir nuestra existencia de un modo en el que podamos llegar a un entendimiento del mundo donde las cosas se puedan conocer de un modo concluyente.

Descartes nos presenta la idea en sus Meditaciones: 

✒️ Lo más seguro es que todo lo que haya admitido hasta ahora como cierto lo haya recibido de los sentidos o a través de ellos. Sin embargo, me he dado cuenta que, a veces, los sentidos son engañosos; y es un signo de prudencia el no poner toda nuestra confianza en aquellos que nos han decepcionado tan sólo una vez”✒️ 

René Descartes

René Descartes

Descartes utilizó la duda sistemática, cuestionando todo conocimiento que provenía de su experiencia en el mundo hasta llegar a la conclusión que el único conocimiento del que no podía dudar era el hecho de que podía dudar. 🤔

✒️ “Por lo tanto, supongo que todo lo que veo es falso. Creo que nada de lo que mi engañosa memoria representa haya existido.[…] El Cuerpo, la forma, la extensión, el movimiento y el lugar son todo quimeras. Entonces, ¿qué es cierto?… Después de sobrepesarlo todo cuidadosamente, debo establecer que este pronunciamiento: ‘Soy, luego existo‘ es necesariamente cierto cada vez que lo pronuncio o lo concibo en mi mente” (Descartes, Meditaciones)✒️ 

Descartes confirmó que tenemos un ‘yo’. Desafortunadamente este ‘yo’ sería el único que vemos en el espejo cada mañana o un cerebro en una jarra (expresión filosófica).

Brain in a vat. Expresión de "Cerebro en una jarra". Aquí el cerebro afirma que ha estado caminando bajo el Sol.

Brain in a vat. Expresión de “Cerebro en una jarra”. Aquí el cerebro afirma que ha estado caminando bajo el Sol.

Si la única cosa de la que no dudamos es que podemos dudar, lo único que tenemos garantizado en esencia es que estamos dotados de un mecanismo de duda. Sin cuerpo. Podríamos ser cerebros aislados, siendo manipulados por cosas desconocidas y nuestro mundo un espejismo total.

Entonces, ¿cómo podemos esperar a afirmar el conocimiento sobre el mundo físico?

Para Locke, nuestro entendimiento del mundo proviene de nuestra experiencia sobre él. Es esta experiencia la que nos trae el conocimiento. En su trabajo sobre el entendimiento humano:

✒️ “Supongamos que la mente es, como decimos, un papel en blanco, vacío de letras, sin idea alguna: ¿cómo se amuebla? […] ¿de dónde saca todos los materiales para la razón y el conocimiento? A esto respondo con una palabra, de la EXPERIENCIA. En lo que todo nuestro conocimiento se funda y de lo que, al fin y al cabo se deriva.”✒️ 

John Locke

John Locke

Escribió que hay dos tipos de cualidades, unas que existen de modo innato en un objeto o en una serie de objetos, cómo el tamaño, el número o el movimiento y aquellas que dependen totalmente de nuestra percepción sobre ellas, como el color o el olor.

✒️ El volumen particular, el número, la forma y el movimiento de las partes del fuego o de la nieve se hallan realmente en ellos, sea que las percibamos o no: y, por lo tanto, pueden ser denominadas como cualidades reales ya que existen realmente en esos cuerpos. Pero la luz, el calor, la blancura o el frío no están tan relacionadas con ellos […]. (Locke, Un Trabajo Sobre El Entendimiento Humano)”✒️ 

Entonces la experiencia, si tenemos en cuenta las limitaciones de nuestra percepción, nos aportará algunas verdades sobre el mundo físico que habitamos. Por ejemplo, a través de la experiencia podemos obtener conocimiento de cuántos cuervos hay en un cable, pero no cuántos de ellos son ‘negros’ como propiedad intrínseca de sus plumas.

En el lado opuesto nos encontramos con George Berkeley para quien ‘ser’ significaba ‘ser percibid@’. Berkeley escribió en “Tratado sobre los principios del conocimiento humano“:

✒️ “Además de toda esa inacabable variedad de ideas o de objetos de conocimiento hay algo que las sabe o que las percibe y ejerce diversas operaciones como el deseo, la imaginación y el recuerdo. Esto es percibir… no denota ninguna de mis ideas, sino más una cosa completamente distinta a ellas, más que existir o no, cosa que es lo mismo, cómo las percibimos (para la existencia de una idea ésta debe ser percibida).”✒️ 

George Berkeley

George Berkeley

Dado que el conocimiento del mundo proviene de nuestra percepción de él, es imposible conocer la existencia de cualquier cosa con independencia de nuestra percepción. Berkeley escribió:

✒️ “Por tanto, tan imposible me es ver o sentir nada sin una sensación de esa cosa, como imposible me es concebir en mis pensamientos cualquier cosa u objetos sensatos distintos de la sensación o de la percepción de ellos.” ✒️ 

Esta línea de pensamiento acaba desembocando en cuestionarnos todo nuestro mundo físico, como Berkeley observó:

✒️ “Si tenemos algún conocimiento de todas las cosas externas, debe ser a través de la razón, infiriendo su existencia a través de lo que percibimos inmediatamente a través de los sentidos. Todo está en nuestras manos (y lo que ocurre en los sueños, histerias y cosas similares, está más alla de la discusión), es posible que nos veamos afectados por todas las ideas que tenemos ahora, así como ningún cuerpo existió sin parangón.”✒️ 

Si no podemos conocer las cosas sin nuestra percepción y nuestras percepciones son poco fiables, ¿dónde nos deja esto? No es que sea muy útil imaginarnos nuestra existencia como la suma de todos nuestros conocimientos o que nuestras experiencias son inherentemente poco fiables.

La utilidad que le podemos encontrar a estas filosofías para entender el pensamiento es que, a menudo, lo que consideramos conocimiento es más un acuerdo social sobre una comprensión consistente de las cosas antes de nosotros. Por ejemplo, podemos ver que el color verde se percibe diferente por varias personas, pero organizamos nuestro lenguaje basándonos en un entendimiento general de lo que es el color verde sin preocuparnos por cómo cada individuo experimenta el color verde.

Para David Hume, definitivamente existe un mundo físico, la percepción del cual es responsable de todas nuestras ideas, sin importar lo complejas o abstractas que éstas sean. Tal como escribió en “Investigación Sobre El Entendimiento Humano”:

✒️ “Cuando analizamos nuestros pensamientos o ideas, ya sean compuestas o absolutas, siempre encontraremos que se resuelven en ideas más simples que son copias de sentimientos o sensaciones previas. Inclusos esas ideas, que a primera vista, parecen el origen, están más cerca de una mirada más escrutadora que las pueda dividir más.”✒️ 

David Hume

David Hume

Dado que todas nuestras percepciones del mundo físico provienen de ese mismo mundo físico, y la naturaleza de la percepción funciona más o menos igual en todas las personas, podemos alcanzar una consistencia en nuestro entendimiento.

Así que, aún que, no sea posible conocer las cosas con la misma certeza con la que nos conocemos a nosotr@s mism@s, o ser capaces de describir realmente cómo es el mundo fuera de nuestra percepción de él; al menos podemos estar todos de acuerdo en esta consistencia general de nuestra experiencia.

Pero, esta experiencia aún presenta un poco de fragilidad. No hay garantía alguna que las experiencias pasadas sean consistentes con las futuras. En la misma obra, Hume observa que:

✒️ “Estando determinados por defecto a transferir el pasado al futuro en todas nuestras inferencias; dónde el pasado es regular y uniforme; esperamos que ocurra el evento con gran seguridad y no dejamos lugar a ninguna suposición contraria. Pero donde se han encontrado efectos diferentes que siguen a causas determinadas, que aparentan ser exactamente iguales, todos estos efectos deben ocurrir en la mente al transferir el pasado al futuro y deben ser tomados en consideración cuando determinamos la probabilidad del evento.”✒️ 

Entender simultáneamente todos los efectos cuando estamos considerando un efecto del futuro no es necesariamente una limitación, gracias a nuestros fabulosos cerebros sofisticados.

Immanuel Kant pensaba que el modo en que procesamos la información dada por nuestros sentidos era un componente importante del conocimiento. Kant escribió en “Prolegómenos a toda metafísica futura”:

✒️ “La diferencia entre la verdad y el sueño no esta determinada por la naturaleza de las representaciones de los objetos; pero si por su conexión en acuerdo con esas reglas que determinan la representación en el concepto de un objeto y por la determinación se si pueden convivir o no.”✒️ 

Immanuel Kant

Immanuel Kant

Kant no apoya la visión sobre que la existencia de las cosas se cuestione en base a la subjetividad de las percepciones en que las experimentamos, pero tampoco que todo el conocimiento del mundo físico proviniese de la experiencia. Argumentaba que:

✒️ “La experiencia nos enseña qué es lo que existe y cómo existe, pero nunca que eso debe existir necesariamente y no de otro modo. Así pues, la experiencia nunca nos podrá enseñar la naturaleza de las cosas en sí mismas.”✒️ 

Por tanto, el conocimiento está compuesto por cosas que inferimos, cosas que experimentamos y el modo en que nuestro cerebro procesa esas inferencias y experiencias. La gran pregunta metafísica de: ‘¿por qué todo es así?’ siempre estará fuera de nuestro alcance.

Entender parte de esta incertidumbre metafísica del conocimiento no significa que debamos dejar de conocerlo todo. Simplemente señala a cierto grado de subjetividad, una concesión de las diferentes concepciones del mundo. Y nos ofrece un conjunto de herramientas con las que evaluar o construir piezas de conocimiento.

Buen Martes!! 🙂


Artículo Original: “Epistemology: How do you Know that you Know what you Know?” en Farnam Street