8 modos de mejorar tu concentración

Según un estudio llevado a cabo por Microsoft, la media de la capacidad de atención del ser humano es de 8 segundos (menos que la de una carpa). Esa cifra ha ido decreciendo durante los años debido a nuestra conexión digital continua y al hecho que nuestro cerebro está siempre buscando qué es nuevo y qué es lo siguiente.

Carpa Dorada

Carpa Dorada

Según Alyson Gausby, líder de los estudios de consumo de Microsoft en Canadá, No importa en qué entorno estén los humanos, la supervivencia depende en de ser capaces de concentrarse en qué es importante (generalmente en qué es lo que se está moviendo). Esa aptitud nunca ha cambiado, tan sólo se ha trasladado al mundo online

Así que, ¿qué es lo que haces cuando necesitas concentrarte en el trabajo -y no en lo que se mueve a tu alrededor-? Para la mayoría de las personas el primer y más importante paso para incrementar la atención es cambiar el modo en que la vemos, menciona Elie Venezky, autor de Hack Your Brain.

Elie menciona: “Concéntrate en un músculo y podrás darle forma […] demasiada gente trabaja bajo la idea de que no están concentrad@s, y este mismo hecho se convierte en una profecía cumplida. En el momento en que nos deshacemos de esta creencia, podemos empezar a llevar a cabo una aproximación más realista para construir nuestra atención”

Con una combinación de herramientas y mentalidad, es posible crear un entorno que promueva la concentración. Veamos 8 trucos y consejos para eliminar distracciones y prestar atención a lo que debemos prestarla.

1.Prepara Tu Cerebro

Antes de llevar a cabo una tarea calma tu cerebro.

“Tómate un minuto o dos para sentarte en una posición cómoda y respirar profundamente […] no debes sentarte con las piernas cruzadas o cantar (al estilo yoga). Deja que tu cuerpo se calme antes de atacar tu trabajo. Verás como te ayuda realmente a concentrarte”

2.Entiende Dónde Debe Ir Tu Concentración

La concentración también incluye el entender en qué es lo que vale la pena distraerte. “El éxito viene de hilar esa concentración y distracción en el flujo de tu trabajo”.

Tómate un momento para identificar qué merece tu atención para el año, para el mes, para la semana y para el día. Luego échale un vistazo a tu calendario y reserva tiempo a concentrarte.

“Este simple hecho va a evitar que los compañeros te envíen convocatorias de reuniones/llamadas a última hora, para problemas que no son importantes. […] Este tipo de cosas son los asesinos de la concentración

3.Desconecta 30 Minutos

Si necesitas concentración, apaga el correo y las redes sociales.

“Incluso si tu trabajo depende de ello, hazte un favor y sal del correo durante 30 minutos ya sea el principio del día o durante la tarde […] No te creerías qué eres capaz de cerrar cuando no estás ocupad@ en responder correos”.

4.Toma Algo de Café

Ese café de la mañana no tan sólo te ayuda a despertarte, te ayuda a concentrarte en el día. Si necesitas un intensificador de atención por la tarde, un viaje a la máquina de café lo será a las mil maravillas.

brainloading

En un estudio publicado en Journal of Alzheimer’s Disease (Revista de la Enfermedad del Alsheimer), la psicóloga francesa Astrid Nehlig identifica una conexión entre la cafeína y la cognición. Mientras que la cafeína no incrementa el rendimiento del aprendizaje o de la memoria,  Nehlig descubrió que sí que incrementa la exitación psicológica, hecho que hace que seamos menos apt@s para ser diatraído@s y mejores para prestar atención a una tarea exigente.

5.Vigila El Termostato

Ya sea porque nuestro lugar de trabajo sea demasiado cálido o demasiado frío podemos ver dañada nuestra concentración.

Otro estudio de la Universidad de Cornell demostró que l@s trabajador@s eran más productiv@s y cometían menos errores en un entorno donde la temperatura estuviese entre 20ºC (68ºF) y 25ºC (77ºF). La Universidad de Tecnología de Helsinki demostró que la temperatura mágica es 21,6ºC (71ºF).

Si no tenemos el control del termostato en nuestra oficina, siempre podemos llevar con nosotros un jersey o un ventilador.

6.Pon Un Poco de Música

Demasiado ruido de fondo puede ser una gran distracción, pero de acuerdo a un estudio de la Wake Forest School of Medicine y de la Universidad de Carolina del Norte, estar escuchando música nos ayuda a concentrarnos en nuestros pensamientos. ¿El truco? Tiene que gustarte la canción.

brain_headphones_by_redaran-d5w5puk

“Dado que las preferencias musicales son un fenómeno único e individualizado y que la música puede variar en su complejidad acústica y en presencia o ausencia de letras, la consistencia del resultado del estudio fue inesperada”.

Ya sea Beethoven, Los Beatles o los Beastie Boys, pongamos play y manos a la obra! 🙂

7.Toma Descansos Cortos

En lugar de sucumbir a la distracción, incorporémosla según sugiere un estudio de la Universidad de Illinois. El psicólogo Alejandro Lleras descubrió que los participantes que podían hacer descansos cortos durante una tarea de 50 minutos; presentaban un mejor rendimiento que aquell@s que no descansaban en absoluto.

El estudio se fija en un fenómeno llamado “reducción de la vigilancia” o, en otras palabras, perder la concentración con el tiempo. Hacer descansos cortos en medio de una tarea larga reenergiza el cerebro.

Según Lleras, “Proponemos que desactivar y reactivar nuestros objetivos nos permite estar concentrad@s […] Nuestra investigación sugiere que, al enfrentarnos con tareas largas es mejor imponernos descansos cortos. Esos pequeños descansos mentales cortos nos van a ayudar a mantenernos concentrad@s en nuestras tareas

8.Garabatea

Si te hallas en una reunión interminable o en una conferencia telefónica, mejora tu atención (y tus aptitudes artísticas) haciendo garabatos.

En un estudio de la Universidad de Plymouth, en Inglaterra; el hecho de garabatear ayuda en el rendimiento cognitivo y en el recuerdo.

Garabatos

Garabatos

Según la líder del estudio, Jackie Andrade: El garabatear, simplemente, nos ayuda a estabilizar la excitación en un nivel óptimo, manteniendo a las personas despiertas o reduciendo los niveles automáticos de excitación que suelen asociarse con el aburrimiento”

Un Vídeo: El Cerebro y El Café ☕️

Los chicos de ASAP Science nos explican los efectos del café en nuestro cerebro:

 

Buen Lunes!! 🙂


“Me He Equivocado”: Las 3 Palabras que nos hacen más Creíbles

Los especie humana es falible, al fin y al cabo tod@s cometemos errores ¿cierto? Pero, si es tan fácil identificar y perdonar los errores de los demás; ¿porque nos cuesta tanto decir las palabras “Me he equivocado” cuando hemos sido nosotr@s los que la hemos ‘liado’?

“Hacer alguna cosa mal implica que hay algo mal en nosotros, por lo que insistimos en que estamos en lo correcto porque nos hace sentir más inteligentes, responsables, virtuosos y seguros” afirma Kathryn Schulz autora de “Being Wrong: Adventures in the Margin of Error”.

En esta charla de TED; “On Being Wrong” que os dejo subtitulada dijo: La Mayoría de nosotros hacemos todo lo posible para evitar que nos hemos equivocado”:

Estar equivocad@ no es divertido. Nos puede hacer sentir incómod@s, arrepentid@s y conscientes de nuestros defectos y, a menudo, no nos damos cuenta de ello hasta que es demasiado tarde. A veces el resultado es menor, como equivocarse de salida en una autopista. Otras el efecto colateral puede ser más grande. Aunque las consecuencias nos piquen, admitir nuestros errores nos hace sentir más débiles.

Karin Hurt consultora de liderazgo y autora de “Overcoming an Imperfect Boss” ha trabajado con muchos managers que batallaban para admitir sus errores. “Ell@s reinventaban la historia y mentían, la cubrían o culpaban a otr@s antes que admitirlo […]”

“Pero tu equipo sabe cuando te has equivocado (lo sepas tu o no). De hecho lo ven a un kilómetro de distancia”

La ironía es que decir “Me he Equivocado” es extremadamente poderoso y te da mucha más credibilidad que evitar la verdad. En lugar de parecer débil, apareces más fuerte”, “Se requiere de confianza y humildad el reconocer que nos hemos equivocado y admitirlo. Parece fácil, pero muchos de nosotr@s somos totalmente incapaces de hacerlo”

iStock_000019045189Small

Con lo que encontramos modos de justificar nuestras acciones, dicen Caroll Tavris y Elliot Aronson en su libro “Mistakes Were Made (But Not By Me)”La autojustificación permite a la gente autoconvencerse de que lo que hicieron fue lo mejor que podían haber hecho. Minimiza nuestros fallos y malas decisiones.

Decir “Me He Equivocado”, por otro lado, nos hace sentir en peligro y pensamos que nos hará perder credibilidad. Nos quedamos encallados en este sentimiento de estar en lo correcto y salir de él es el gran salto moral, intelectual y creativo que podemos hacer dice Schulz.

Años atras, Hurt estaba trabajando con un equipo que decidió implementar una nueva estrategia. Una líder senior les indicó que pensaba que su meta era imposible. “En ese momento, lo que dijo hirió nuestros sentimientos, pero decidimos continuar con nuestro plan”, recuerda, “Nuestra estrategia tuvo éxito y la líder senior vino y nos dijo: ‘Felicidades. Me había equivocado’. Fue tan poderoso para el equipo oír esas palabras. Ella no tenía porque decirlas, y su credibilidad se disparó”.

¿Cómo decir ‘Me He Equivocado’?

“Me he Equivocado” es una frase que tenemos que aprender y que es difícil de decir, comenta Rich Devos autor de “Ten Powerful Phrases for Positive People” “La belleza de decir ‘Me He Equivocado y Lo Siento’ enseguida termina una dicussion […] al momento que alguien admite que se ha equivocado, ¿que más queda por decir?”

Art-80-error

Cuando te has equivocado tu admisión debe ser sincera. “Simplemente di que te has equivocado […] Puedes añadir que has aprendido de ello y que lo harás de otro modo la próxima vez. Articula la lección que has aprendido y admite la responsabilidad”

Ve con cuidado en el momento de explicar el proceso mental que te ha conducido a la conclusión errónea, puede aparentar que estas a la defensiva.

Y nunca hagas excusas por tu error. Cuando lo haces es como si estuvieses admitiendo tu error pero pidiendo a gritos que no es culpa tuya.

Si es necesario, pide disculpas por tu error y no lo repitas. Si haces exactamente lo mismo la próxima vez nadie va a creer que has aprendido la lección. Si continuas fallando y siempre estas equivocado, entonces tienes un problema diferente.

a091d2c0a15430ea0f570939ad7afdb5

Buen Martes!!!

Artículo Original: “THE TWO WORDS THAT MAKE YOU MORE CREDIBLE” en FastCompany