Cómo Dominar El Arte Secreto De Leer La Mente De Tu Jef@

Esta semana ha aparecido un artículo interesante en Fast Company. El subtitular del mismo es: Ayudar a que tu jef@ brille puede ser la clave para cumplir con tus propias metas más fácilmente. He aquí el modo de hacerlo sin parecer un chupa – culos“.

Veamos qué podemos aprender.

Cuando se trata de seguridad en el trabajo y de ir hacia adelante, pocas cosas nos van a ayudar más que ser el emplead@ que hace que tu jef@ se vea genial. Ser capaces de anticipar qué es lo que necesitan es@s que están al mando (a veces antes que ell@s mism@s se den cuenta de ello) demuestra que entendemos todo el panorama de un modo que much@s otr@s emplead@s no lo hacen.

Siempre doy este consejo, no es tanto el trabajo que haces, sino cómo lo haces“, menciona Andrew Alfano, CEO the The Learning Experience y anteriormente uno de los vice presidentes de Starbucks.

Pero, ¿como nos podemos meter dentro de la cabeza de nuestr@s jef@s para anticiparnos a que sean vistos bien al tiempo que intentamos seguir con nuestra lista de tareas? Hay algunas maneras diestras de hacerlo, y pasar tiempo ganando la visión y la información que necesitas también te puede ayudar a ser un@ mejor emplead@ y a alcanzar las metas de tu carrera un poco más rápido.

Haz Las Preguntas Correctas

Muchas personas intentan adivinar qué es lo que es importante para sus supervisor@s sin ni siquiera sentarse y tener una conversación sobre ello. “Nunca evitaría esto”, menciona Alfano.

Pero, a veces, tu jef@ no será capaz de articular exactamente qué es lo que debes hacer o simplemente no lo tendrá del todo claro. En estos casos, tendremos que encontrar modos creativos de obtener la información que necesitamos. Hagamos preguntas cómo:

  • ¿Cómo es el ‘éxito’ en mi rol?
  • ¿Qué necesitas de una persona en mi rol?
  • ¿Quien tuvo éxito en este rol antes que yo y qué hizo que lo tuvieran?

Comprende Qué Es Lo Que el Jef@ de Tu Jef@ Quiere

No perdamos el mundo de vista. Recordemos que nuestr@ jef@ también está intentando apaciguar y anticipar las necesidades de su propi@ jef@. Y, a veces, mirar hacia allí arriba nos puede dar una visión muy valiosa de cómo podemos gestionar mejor a nuestr@ propi@ supervisor@. Por supuesto, l@s buen@s líderes senior querrán saber que las personas que trabajan para ell@s tienen talento potencial. Busca oportunidades de conectar con el jef@ de tu jef@ y aprovecha el encuentro para hacer preguntas sobre cómo puedes dar más ayuda a todo el equipo.

Ve Qué Es Lo Que Le Toma Más Tiempo

El simple acto de prestar atención te puede indicar grandes aspectos sobre las prioridades, intereses y preocupaciones de tu jef@. Toma nota de las reuniones que tienen y que les quitan más tiempo y trata de ver dónde puedes ayudar. Presta atención a qué es lo que está escrito en la pizarra o analiza correos en los que estés copiad@. Cada una de estas interacciones nos dan pistas sobre lo que va bien, y sobre lo que no va tan bien, y dónde seríamos capaces de mostrar nuestro valor en forma de ayuda.

No quieres entrar a escuchar a escondidas o a espiar. Pero, “cada vez que tu jef@ esté hablando con alguien, podrías aprender nuevas cosas sobre la compañía, sobre las asignaciones que vienen, sobre lo que está pasando en la organización”. Utiliza esa información para concentrar los esfuerzos en reestructurar las cargas de trabajo, y dar ayuda adicional en ciertos proyectos importantes. También podrías pedir por una asignación que ayude a tu jef@ y te aporte una experiencia muy valorable.

Haz Sus Deberes

Si estás intentando pensar como tu jef@, tienes que tener un buen entendimiento de las fuerzas superiores que actúan en la compañía. Empieza por adquirir el hábito de leer las noticias de la industria, informes relevantes y las propias noticias o informes internos de tu propia compañía sobre cómo está el negocio. Se trata de investigar, investigar e investigar. Las grandes personas allí fuera están obsesionadas con la investigación“.

L@s líderes emergentes típicamente se centran demasiado en los resultados y pueden perder visión de las metas más amplias y de su rol en la organización. Entender cuáles son esas metas, ya sea relacionadas con ventas, innovación, cultura u otros aspectos; les puede ayudar a tener una visión más clara de cómo ayudar a tod@s a tener más éxito. “No trata tan sólo de llegar a las fechas de entrega y ciertamente tampoco de ganar a cualquier precio, que son algunos de los errores que se suelen cometer”.

Podemos sintetizar parte de nuestra investigación en mini informes para nuestr@ jef@. Convertirnos en una especie de agregador@s, aportando visión de valor cuando la encontramos.

Piensa De Antemano

Ser capaz de anticipar necesidades, ya sean grandes o pequeñas, requiere de previsión. ¿Vienen temporadas fuertes? ¿Cómo puedes ayudar a tu jef@ a prepararse? ¿Se va de vacaciones dentro de poco? Mira de encontrar modos en que puedas ayudar mientras esté fuera.

De nuevo, a medida que miras hacia lo que viene, puedes encontrar modos de hacerte indispensable (aunque nadie debería ser imprescindible) e incrementar tus oportunidades de tener más responsabilidad a medida que te preparas para una promoción a un nuevo puesto.

Obtén Input de Otras Personas

Las perspectivas externas pueden ser de gran valor a la hora de ayudarte a ver áreas que estés ignorando. Pregunta a tu mentor o incluso a otros managers en quien confíes y a compañer@s cómo puedes ser de ayuda a tu jef@. Si tienes la oportunidad de hablar con alguien que haya trabajado con anterioridad para tu jef@, podrás adquirir más visión sobre las prioridades, las preferencias, los estilos de comunicación y otras áreas.

“Es muy importante, ya que si haces que tu jef@ quede mal, estás fuera. No vas a promocionar. La gente promociona cuando tiene apoyo”. La clave es encontrar qué “impacto” importa y cómo conseguirlo.

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “How To Master The Secret Art Of Getting Inside Your Boss’s Head” en Fast Company