La Guía Definitiva para decir NO a las Cosas que NO quieres hacer

No. No pasará. No en mi vida. No ahora. Nunca.

Como si decir NO fuese siempre tan fácil. A veces es realmente incómodo y difícil, con lo que decimos SÍ cuando en realidad queremos decir ¡NO!

Según Leslie Shore (Listen to Succeed: How to Identify and Overcome Barriers to Effective Listening): “Declinar una petición es un acto de malabarismo […] el que declina debe tomarse un momento y componer su razón para declinar de un modo que haga que el que ha hecho la petición entienda que esa declinación es final

La Clave está en formular tu respuesta con sinceridad y respeto, con palabras que encajen en la situación.

Decir NO a un@ Compañer@

En el trabajo, la razón del “NO” a menudo tiene que ver con la carga laboral, la calidad y las prioridades -razones a las que alguien que nos pida alguna cosa le será difícil retar. Si alguien que está en tu nivel de jerarquía o por debajo te pide alguna cosa que debes declinar, puedes responder con cosas como:

  • “Gracias por preguntarme, pero tengo bastante en mi mesa y no puedo hacerme cargo de nada más en este momento”
  • “Gracias por la oferta, per cómo estoy tan liad@, a lo mejor [el/la compañer@ x/y] te puede ayudar, ya que sabe como hacerlo”

Decir NO a tu Jefe

No es tan fácil si la petición viene de nuestr@ supervisor direct@. En este caso nuestra respuesta deberá incluir una petición de ayuda o una razón clara que vaya más allá de nuestra carga de trabajo. Por ejemplo podremos decir:

  • “Me halaga que hayas pensado en mí, pero tengo tantas cosas en mi mesa que no me puedo hacer cargo de nada más, a no ser que prefieras que cambie las prioridades de mis proyectos”
  • “Aprecio que me preguntes, pero dada mi carga de trabajo actual, la calidad del producto sufriría si me hago cargo de esto ahora”

3056562-poster-p-1-how-to-be-a-success-at-everythingthe-ultimate-guide-to-saying-no-to-things-you-dont-want-to

Otro modo de declinar la petición de tu jef@ es decir no al ‘ahora’ y sugerir un momento diferente. Por ejemplo:

  • “Este mes lo tengo cargadísimo, pero en Marzo la cosa en principio se tranquilizará y estaré encantad@ de involucrarme en esto si aún me necesitas para ello”

Decir NO a los Planes Sociales

En nuestra vida personal la razón del NO tiene que estar relacionada con límites y respeto. Por ejemplo, el hecho de declinar una invitación no tiene porque llevarnos demasiado tiempo; bastará con una respuesta simple como “Gracias por contar conmigo, pero ya tengo planes”.

Si crees que la persona que te ha invitado insistirá ofrece una excusa irrefutable. Por ejemplo: “Estaré fuera de la ciudad ese día” o “Ese es el mismo día que se casa mi sobrino”

A veces, incluir una disculpa ablandará el desaire. “Una expresión sentida y humilde de rechazo acabará con una petición en la que nos han insistido mucho”

Si Todo lo Demás Falla

A veces la gente decimos que sí cuando nos han pillado con las defensas bajadas. Un par se frases a recordar serían:

  • “Lo siento, tengo que confirmar un par de cosas antes de darte una respuesta”
  • “No estoy segur@ de poder hacer eso. ¿Puedo confirmártelo más tarde?”

Ambas nos ayudarán a diferir un NO definitivo mientras nos preparamos nuestra razón sólida. El respeto dicta que volvamos a la persona que nos preguntó, pero al menos tendremos una respuesta con la que nos sentiremos cómod@s.

También cabe decir que estamos en nuestro derecho de decir no si ninguna razón que siga ese no. Un simple: “Lo siento, pero no puedo” será preferible en situaciones que la petición tenga factor apremiante de tiempo.


Tenía razón Steve Jobs cuando dijo:

"Concentrarse es saber decir NO"

“Concentrarse es saber decir NO”

Buen Lunes 29 de Febrero!! 🙂

Artículo Original: “The Ultimate Guide To Saying No To Things You Don’t Want To Do” en FastCompany.com

3 Comments

Los comentarios están cerrados.