¿Tienes 40 y aún programas?

Hoy me gustaría seguir el hilo entreabierto en el Brain Feeling: “Un Consejo para mi yo del 2021: No te compares con l@s demás“. Lo haré con este artículo que justo ayer (¿serendipia?) me llegó en una de las newsletters en las que estoy suscrito.

El título original es “Tienes 40 años y aún eres un Desarrollador de Software” (un titular que, a secas, queda un poco despectivo tanto hacia las personas de 40 como hacia l@s desarrollador@s de software), con su correspondiente subtítulo, que arregla un poco el titular: “Cómo puedes progresar ya que aún tienes mucho que ofrecer“.

Si crees que tener 40 años es ser demasiado “viejo”, te equivocas.

Imagina esta situación: llegas a la oficina temprano. Dejas tus cosas en la mesa y vas hacia el office. Tus hij@s se han despertado temprano después de que te hayas pasado la mitad de la noche haciendo que se duerman. Necesitas café.

Con tu taza de café en la mano, ves a 3 software developers hablando en el office. Son las 9 de la mañana. Piensas: “estos jóvenes han llegado temprano”.

Te das cuenta que llevan la misma ropa que ayer. ¡Dios mío!, han estado aquí toda la noche. ¡Mierda! ¿Ha fallado algo? ¿Qué pasa ahora?

La CEO pasa por delante tuyo con una sonrisa de oreja a oreja. Va directa al grupo de jovenzuel@s y les choca los cinco, dejando salir un gran aullido de celebración. “Lo habéis matado”, dice.

La primera cosa en la que piensas es que de ningún modo podrías haberte quedado allí por la noche. La vida pasa, l@s chic@s tienen deberes. Sientes que eres el blanco de todos los chistes. La pandilla no te incluye porque no puedes contra alguien que puede pasarse toda la noche en vela.

Much@s Software Developers viven esta horrible pesadilla. El miedo de ser apartados a pastar. ¿Ha hecho la industria que l@s jóvenes sean l@s caballer@s y los estandartes de la tecnología? Es natural que dudes de ti mism@ y pienses en si puedes hacer este trabajo durante más tiempo.

El management suele premiar los esfuerzos heroicos nocturnos, pero ¿qué pasa con el el resultado productivo? ¿Qué pasa con las experiencias que pones encima de la mesa?

Quieres competir, pero no a expensas de tu familia. Y, ¿cómo compites con l@s colegas que duermen en la oficina?

Hay buenas noticias. Las habilidades excepcionales no conocen fronteras, incluyendo tu edad.

Pero eso no aligera las preocupaciones de l@s ingenier@s de 40+ años. El autor del artículo original (James Williams) afirma haber sobrevivido a esta situación muchas veces, con lo que decidió investigar un poco.

¿La carrera de un@ desarrollador@ de software individual, es un callejón sin salida a los 40?

Esto es una pregunta ridícula. Como diría el primo Balki en Primos Lejanos: “No seas riddículo

Williams conoce a personas que ganan más de $200.000 al año. Que tienen más de 40 y que han seguido el ritmo del desarrollo moderno de software. Las empresas favorecen la codificación, pero necesitan experiencia, intuición y mentor@s.

La aportación de un@ desarrollador@ de software con experiencia es diferente de la de sus jóvenes compañer@s. Ambas son de valor en su manera, pero juntas, son imparables.

A los 40, tú “ya has pasado por allí, ya estás de vuelta“. Tu bola mágica te indica cosas antes de que pasen. Cuando la mierda empieza a repartirse, puedes arromangarte y hacer algo para solucionarlo.

Williams ha estado en ambos lados de esta ecuación, y cada individuo aporta valor sin importar la edad. No hay compañía que exista sin ell@s, ninguna tendrá éxito si emulan al Señor de las moscas.

El Señor de las moscas: Un avión que transporta a unos estudiantes británicos es derribado en periodo de guerra a causa de una fuerte tormenta, estrellándose contra una isla desierta en donde los únicos supervivientes son los niños pasajeros, quienes se ven obligados a sobrevivir sin ningún adulto. La ausencia de normas y límites hacen que la lógica y la serenidad de los jóvenes vayan desapareciendo al dejar paso a la faceta más salvaje del ser humano, provocando que la utopía insular de Ralph, Piggy, Jack y los demás no tarde en transformarse en un caos gobernado por la locura, la lucha de poder y la muerte.

La presión de l@s compañer@s y la información insuficiente embaucan a l@s ingenier@s experimentados al management. Hay una percepción de que deben hacerlo ya que se han quedado atrasad@s. De hecho hay un patrón que se repite: “Si sientes que no puedes competir, acepta una posición de gestión” (a priori parece lo que debe hacerse).

Ten en cuenta esto: una encuesta hecha por StackOverflow en 2019, muestra que la media de la experiencia de programción en US es de 14.1 años. Para las personas que han ido a la Universidad eso les sitúa alrededor de los 36 y 37 años. (Lo he mirado y no he podido ver España en el gráfico)

La cosa es que hay un próspero grupo de ingenier@s de 40 años que continuan entregando software de alta calidad.

He aquí otro dato de la investigación de Williams:

Búsqueda de “Media de edad de l@s ingenier@s de Amazon”

Parece que Amazon está muy cómodo con esta categoría de edad.

¿Deberías dirigir tu carrera hacia roles de management?

Solamente si lo quieres.

El management es un conjunto totalmente diferente de habilidades. Para sobresalir en el liderazgo, necesitas tener capacidades de coach y de mentor. Un malentendido que debería quedar desmentido es que un@ llega a manager cuando ha hecho ese trabajo que ahora gestionará durante el tiempo suficiente.

Si eliges el camino del liderazgo, trátalo como una nueva profesión o habilidad. Entrénate e imita a alguien a quien respetes. Un Obi-Wan Kenobi es tu mejor amig@.

El management no es el cementerio de elefantes del Rey León, sino un destino excitante que l@s profesionales escogen.

Para aquell@s que quieran seguir haciendo de la programación su profesión, hay esperanza (incluso después de los 40). De acuerdo con la encuesta de StackOverflow de 2019, el 51% de l@s participantes creen que entrar en el mundo de la gestión no es necesario para ganar más dinero.

Hay muchas opciones para cualquier grupo de edad. La industria del software aún es demasiado joven. Cuando, hace tiempo, Williams estaba en Symantec, allí tenían un concepto: el ingeniero principal.

L@s principales tienen el mismo rango que l@s managers y l@s VPs, pero su foco es puramente la ingeniería.

Ya sea como ingenier@ principal, arquitect@ o cualquier forma similar, hay mucho espacio para continuar contribuyendo como ingenier@ de software.

Si estos términos no son parte de tu empresa, puedes sugerirlos. Williams mismo, creó en IMS un puesto llamado “guía principal de tecnología” para las migraciones a cloud.

¿Cuántos años puede trabajar un@ Ingeniera de Software?

Trabaja mientras disfrutes con ello y hasta que decidas dejarlo. Continua habiendo una gran demanda para talento en ingeniería.

La productividad es la clave. La sabiduría popular sugiere que nos solemos reentrenar cada 4 o 6 años.

No hay un límite de edad específico, pero depende cada un@. En sus 30, Williams trabajó con un ingeniero de 67 (Bill) que era mucho mejor que cualquier otr@. Era la persona a la que acudir para los problemas más atroces del sistema.

Bill era comprensivo y sabía cómo aportar valor. Se marcó su propio ritmo. Ayudaba con los problemas en producción, pero dedicaba gran parte de su tiempo a mantener y evitar que el equipo estuviese en esas situaciones, dándose cuenta que se premiaban a demasiada gente para estar despiert@s hasta tarde para arreglar un error que ell@s mism@s habían creado. Él diría: “Imagina que rompo este cristal delante tuyo y consigo un aumento por arreglarlo”

¿Qué debería hacer un@ ingenier@ mayor de 40?

Lo esencial nunca muere. Aguanta.

La habilidad y el talento siempre ganan (a veces más tarde que temprano, pero al final lo hacen). Cualquier equipo siempre utilizará el mejor talento que pueda encontrar. Aunque, a modo de anécdota, Williams afirma que no conoce a ningun@ ingenier@ de software que no tenga trabajo (sin importar su edad).

Invertir en los fundamentos te permitirá sumergirte en la tecnología cuando sea necesario. Williams ha aprendido a utilizar los principios básicos para ser bueno e cualquier tecnología. Lee como un loco. Prueba cosas todo el rato.

Como afirma: “Cadficar es su lanza. Si tengo alguna cualidad redenterota profesional, siempre puedo programar”

No permitas que la tecnología pase de largo

L@s compañer@s te considerarán “viej@” si no conoces la última y mejor tecnología. No importa tu fecha de nacimiento pero sí tu relevancia.

Williams recuerda una conversación hace años sobre containers con un@ ingenier@ más joven. Le enseñó Docker. Sin que su compañer@ lo supiera, Williams había trabajado con containers desde los albores de la tecnología.

Su respuesta instintiva fue darle una lección de historia. Después se le ocurrió: necesito estar al día, sin importar mis visiones personales o cualquier stack tecnológico. Quiero decir, como tecnólogo, ¿qué más estoy haciendo con mi tiempo?

Su consejo es que estemos al corriente de las tendencias. Concentrándonos en que tengamos un conocimiento “lo suficientemente profundo” para ser expertos cuando sea necesario.

Estudia para habilidades concretas

Muchas empresas piden habilidades concretas. Tantos años trabajados con tal tecnología.

No se trata de la edad, se trata de estar al día. Hay una percepción que l@s ingenier@s de 40 años no están el día con la última tecnología.

Esto es desconcertante, pues el 83% de todas las aplicaciones Web son REST. La gran mayoría de ellas llama a algún tipo de interface CRUD. Y las API CRUD, como diría alguien que yo me sé no son rocket science.

La cosa es que no haya un gran agujero de habilidad. Esto, a grandes rasgos, se trata de percepción.

Williams nos recomienda estar al día y activ@s. Asegurarte que tu red sabe que aún eres relevante.

Conclusión

L@s ingenier@s cualificados caen en la trampa de creer que una barrera invisible de edad restringe su valor. Algun@s tienen la noción preconcebida sobre qué es lo que se puede hacer a los 40, pero esto es su limitación, no la tuya. Planificar, una buena red y un puro deseo te permitirá trabajar ignorando las falsas creencias en torno la edad y continuar aportando.

Buen Domingo!! 🙂


Artículo Original: “Forty and Still a Software Developer?” en Better Programming

Escrito por

La música, siempre ha sido mi pasión y, ahora, la neurología y el cerebro también ¿Por qué, a la par que me formo en esta unión no intento difundir y divulgalo? Este es el objetivo principal de la razón de ser de Feel the Brain. Llevamos cada dia puesta la Máquina Más Compleja de la naturaleza, de la cual sabemos muy poco. No soy un experto, ni pretendo serlo, el objetivo es formarme y compartir estas materias. La Máquina Más Compleja necesita combustible y la música es combustible de primera.

A %d blogueros les gusta esto: