Por Qué Debes Rodearte De Más Libros De Los Que Vas A Ser Capaz De Leer

L@s expert@s afirman que el aprender durante toda la vida nos ayudará a ser más felices, a ganar más dinero e incluso a estar más san@s. A eso, añadamos que los nombres más inteligentes de los negocios, de Bill Gates a Elon Musk, insisten en que el mejor modo de se más inteligentes es leer. De modo que, ¿qué hacemos? Salimos y compramos libros, montones de libros.

Pero la vida es frenética, y las intenciones son una cosa y las acciones otra. Rápidamente verás como tus estanterías o tu e-reader se llenarán de libros que te propusiste leer o de libros que empezaste y abandonaste. ¿Es esto un desastre en tu plan de ser más inteligente y sabi@?

Si de hecho nunca lees ninguno de ellos, sí que es un desastre. Buscarás trucos para exprimir un poco de tiempo de lectura de tu vida frenética y el precio que es dedicar unas pocas horas a la semana a aprender. Pero si simplemente tu ritmo de lectura no va al compás con tu ritmo de comprar libros, tengo buenas noticias para ti (y para mí, yo estoy en esa categoría también): Tu biblioteca sobrecargada no es un signo de fallo o ignorancia, es una insignia de honor.

Biblioteca Sobrecargada

Por Qué Necesitas Una “Antibiblioteca”

Esto es lo que el autor y estadista Nassim Nicholas Taleb afirma en su libro The Black Swan. El fascinante blog de Maria Popova, Brain Pickings (llevo años siguiéndolo y es genial); en su reseña del libro de Taleb analizó y subrayó la sección a la que nos referimos.

Taleb empieza sus pensamientos con una anécdota sobre la legendaria biblioteca del escritor italiano Umberto Eco, que contenía la extasiante cantidad de 30000 volúmenes.

Biblioteca de Umberto Eco

¿Leyó Eco todos esos libros? Por supuesto que no, pero eso no fue razón de no rodearse de tanto conocimiento potencial pero aún no realizado. Dándonos un recordatorio constante de todo lo que no sabemos, la biblioteca de Eco lo mantenía intelectualmente hambriento y perpetuamente curioso. Una biblioteca que no para de crecer con libros que aún no has leído puede surgir el mismo efecto en nosotr@s, Taleb escribe:

Una biblioteca privada no es un apéndice para levantar nuestro ego, sino una herramienta de investigación. Lo libros leídos son de tanto valor como los no leídos. La biblioteca debería contener cosas que no sabes […]. Acumularás más conocimientos y más libros a medida que te hagas mayor y la cantidad de libros sin leer te mirará de modo amenazador desde la estantería. De hecho, cuanto más sabes, más libros sin leer vas a tener. Llamemos a esta colección de libros sin leer: la antibiblioteca.

Una antibiblioteca es un poderoso recordatorio de nuestras limitaciones, la vasta cantidad de cosas que no sabemos, que medio sabemos o de las que algún día nos daremos cuenta que estamos equivocad@s. Vivir diariamente con ese recordatorio nos encaminará hacia el tipo de humildad intelectual que mejora la toma de decisiones y conduce el aprendizaje.

Taleb continua: “La gente nuca viene con anti-cvs diciendo qué es lo que no han estudiado o experimentado (eso es trabajo de sus competidor@s), pero estaría muy bien que lo hicieran”.

¿Por qué? Quizás porque es un hecho psicológico bien conocido el que l@s más incompetentes son l@s que más confianza tienen en sus capacidades y l@s más inteligentes son l@s que más llen@s de dudas están. Es el efecto Dunning-Kruger, que ya hemos aprendido en el blog). Igualmente está establecido que cuanto más admites que no sabes cosas, más rápido aprendes.

De modo que, para de culparte por comprar tantos libros o por tener una lista de lectura que no acabarás ni en 3 vidas.

Todos esos libros que no has leído son, de hecho, un signo de tu ignorancia. Pero si eres consciente de cuán ignorante eres, estás muy por delante de la vasta mayoría de personas.

Buen Viernes!! 🙂


Artículo Original: “Why you should surround yourself with more books than you’ll ever have time to read” en FastCompany