5 Modos De Construir Un Equipo Emocionalmente Inteligente

Conseguir que entre en tu compañía gente cualificada es bastante difícil. Pero aún es más duro convertir esas personas en grandes colaborador@s y tomador@s de riesgos.

Incluso en los equipos de más alto rendimiento, los compañer@s no comparten el feedback abiertamente ni retan las ideas de l@s demás; l@s managers tienen que crear una cultura que fomente estos puntos. Y esto requiere que construyamos la inteligencia emocional colectiva de nuestro equipo.

Aprendamos hoy 5 modos de empezar a hacerlo.

1. Empieza El Día Uno

La cultura de trabajo de un equipo determina los parámetros en los que tod@s van a interactuar: qué es aceptable, qué se espera y qué es imaginable. Pero esa cultura cambia sutilmente en función de la composición del equipo. Cuando alguien se va o entra alguien nuevo, deberemos reiniciar esos parámetros para asegurarnos que tod@s siguen operando de acuerdo a los valores y a los ideales con que queremos que lo hagan.

Como managers, debemos hacer explícitos estos puntos a cada persona nueva desde el primer día que entre en la oficina, que deben sentirse libres de retar las ideas en todos los niveles. De hecho, debemos enfatizar qué es lo que se espera de ell@s. Scott Kelly, CHR de Hitachi menciona: “desde el día uno en el trabajo, no tan sólo animamos a l@s empleados sino que esperamos que sean capaces de empezar sol@s con una mentalidad orientada a soluciones”.

Si… todo listado de trabajo incluye lenguaje de alto nivel como este, pero muy poc@s managers lo siguen reiterando una vez han cubierto las vacantes.

2. Anima A Tu Equipo A Que Te Rete

La libertad de cuestionar el status quo y de poner nuevas ideas sobre la mesa puede clarificar el modo de construir conexiones interpersonales que cualquier persona emocionalmente inteligente necesita. Pero debe empezar por arriba. No tan sólo los miembros del equipo deben sentirse cómod@s interactuando l@s un@s con l@s otr@s, sino que también deben compartir ese mismo nivel de confianza con sus líderes.

Esta es la razón por la que l@s managers deben ser el modelo de comportamiento que están intentado promover. Si tus emplead@s se dan cuenta que te sientes molest@ al compartir tus opiniones o te ven a la defensiva cuando cuestionan tu propuesta, no van a arriesgarse a hacerlo. Debes buscar activamente perspectivas que sean diferentes de las tuyas, y luego actuar con ellas. Esto permitirá que tdo@s se sientan bien al cuestionarse l@s un@s a l@s otr@s.

3. Convierte El Feedback Regular En Un Hábito

Uno de los mejores modos de promover la inteligencia emocional en todo tu equipo es reducir los riesgos de dar y recibir feedback (sobre el trabajo). Cuanto más lo trabajemos más notaremos cómo son las cosas y más se van a compartir ideas; además estaremos menos a la defensiva en el criticismo. El feedback que se guarda para reuniones y otras ocasiones tan sólo envía el mensaje que la crítica constructiva no es la norma en tu equipo.

De modo que nos debemos comprometer a hacerlo regular y continuamente, en reuniones individuales y otras ocasiones informales que tengamos en el trabajo. Cuando el feedback y las ideas se comparten de modo regular y abierto, le da a la gente la confianza de compartir, retar y hablar. No tardarán en ver que es como se hacen las cosas aquí.

4. Premia La Iniciativa, No Sólo Las Victorias

Uno de los modos más fáciles de hacer que los miembros de tu equipo se sientan aislad@s y emocionalmente cerrad@s entre ellos, es crear un sentido de miedo alrededor de tomar riesgos y de fallar. Pensarás que no lo estás haciendo como manager, pero este tipo de cultura puede crecer inconscientemente si no vamos con cuidado. Corremos este riesgo cada vez que un miembro del equipo apuesta por algo y falla, y luego paga algún tipo de penalización como resultado de ello (aunque sea tan sólo una percepción suya).

Iniciativa

Loa y aprecia a las personas que ofrecen su mejor esfuerzo. Cualquier miembro de tu equipo que intenta algo nuevo merece reconocimiento, incluso cuando las cosas no han salido tan bien cómo cabía esperar. En lugar de regodearse en el fallo, los equipos más inteligentes emocionalmente saben como aprender de ello lecciones que, la próxima vez, les ayudarán a tener éxito. Pero esto también requiere de práctica y de empezar por arriba. El hecho de premiar la iniciativa más que el éxito en sí, les da a las personas luz verde para tomar riesgos que, de otro modo, se creerían demasiado vulnerables de intentar.

5. Comparte La Porpiedad De Los Resultados (Buena, Mala y Regular)

Finalmente, el cultivar la inteligencia emocional de todo un equipo requiere responsabilidad. Debemos hacer que tod@s tengan la propiedad y el crédito cuando las cosas van bien, pero también cuando no lo van tanto. El antiguo modelo de management ‘arriba-abajo’ nunca dejó mucho espacio para este grado de responsabilidad. Cuando las cosas iban mal, el jef@ que había dado las directrices era la persona a quien culpar por los fallos del equipo.

Pero a medida que las jerarquías se hacen más horizontales y las aptitudes interpersonales entre tod@s los colaboradores más decisivas, un sentido más distribuido de la propiedad ya no es una opción. Como líderes podemos fomentar eso compartiendo abierta y públicamente el crédito por las decisiones que han funcionado y asumiendo nuestro rol cuando las cosas salen del cauce. El compartir la responsabilidad a todos los niveles puede ayudar a que cada una de las personas de tu equipo haga lo mismo.

Conclusión

Desarrollar un puesto de trabajo abierto, seguro y de confianza donde tod@s se sientan libres de retar y de compartir sus ideas depende de un alto grado de inteligencia emocional en todos los lados. Sin ella, l@s miembros de tu equipo no tendrán la noción de saber cómo enfrentarse a l@s demás. No serán capaces de empatizar o de escucharse l@s un@s a l@s otr@s o de encontrar modos de mejorar su aptitudes tanto individual como colectivamente.

Pero, para l@s managers, el hacer que esto cambie empieza por adoptar algunos hábitos nuevos, y representarlos continuamente para sus equipos. Ciñamonos a ello, y tendremos un grupo poderoso de colaboradores que saben cómo estirar juntos como una unidad, incluso cuando las cosas se pongan un tanto feas.

Buen Miércoles!! 🙂


Artículo Original: “Five Simple Tips For Building A More Emotionally Intelligent Team” en FastCompany