Qúe Podemos Aprender De Marco Aurelio Sobre Pensar Con Claridad

Marco Aurelio Antonino Augusto (apodado el Sabio o el Filósofo)​ (26 de abril de 121​ – 17 de marzo de 180 nacido en Roma, fue emperador del Imperio romano desde el año 161 hasta el año de su muerte en 180. Fue el último de los llamados Cinco Buenos Emperadores, tercero de los emperadores de origen hispano​ y está considerado como una de las figuras más representativas de la filosofía estoica. Marco Aurelio y Lucio Vero fueron hijos adoptivos de Antonino Pío por mandato de Adriano y los dos primeros que imperaron conjuntamente en la historia de Roma.” – Wikipedia

Marco Aurelio

A los 17 años, Marco Aurelio fue adoptado. Lo que le hizo ser heredero del trono de Roma.

Nacido en una familia pudiente, Aurelio fue criado en la casa de su abuelo. Sus padres traspasaron relativamente temprano en la vida de Marco Aurelio.

Ya desde el principio, la característica que le definía era su búsqueda del conocimiento. Le atraía la filosofía, y estaba particularmente interesado en el Estoicismo, un subconjunto basado en la noción que los comportamientos, no los pensamientos o las palabras, deberían definir la virtud.

De acuerdo con la leyenda, el viejo Emperador Adriano tuvo noticias de él después de una escaramuza con la muerte, e impresionado con un joven Aurelio, Adriano lo adoptó en su línea de sucesión.

El Emperador Adriano

Aurelio sostuvo su deber con el estado durante más de 20 años, desde la muerte de Adriano y bajo el mandato de Antonio Pío, hasta el día que se convirtió en Emperador de Roma.

La Imagen Del Hombre

Hay mucha incertidumbre rodeando los detalles de la historia de Marco Aurelio. Tiene casi 2.000 años, y muchas de las fuentes son cuestionables. La mejor imagen del hombre se dibuja a través de una serie de notas escritas por él mismo, conocidas por el nombre de Meditaciones.

Meditaciones

Las Meditaciones es uno de los libros con más influencia del Estoicismo. No hay nada que se pueda decir que no se haya dicho ya antes. Es un manual atemporal de vivir una vida equilibrada.

Más que filosofía, nos da una visión a la claridad con la que Marco Aurelio pensaba. Él veía el mundo tal y como era más que cómo él esperaba que fuese. Puede ser que esto no nos suene como un gran logro, pero es mucho más raro de lo que tod@s nosotr@s podríamos pensar.

La aplicación de este tipo de consejos nos otorga dividendos es todos los aspectos de la vida, y podemos diseccionar la historia de Aurelio para romperla en pedacitos más pequeños para poderla asimilar.

En primer lugar, el obstáculo.

El Problema De Tener Un Cerebro Eficiente

Cada día, nos cargamos con estímulos externos, que si los quisiéramos absorber todos, no seríamos capaces de funcionar correctamente. Abrumaría nuestro cerebro, y cesaríamos de operar del modo que nos permite hacerlo para atender nuestras responsabilidades diarias.

Como resultado, el cerebro tiene filtros de eficiencia. Es bueno en determinar qué información necesitamos y cuándo. Sabe que si estás en un restaurante lleno, por ejemplo, el sonido de la persona con la que estamos hablando es más importante que el ruido de fondo, con lo que se ajusta.

Pero este mecanismo también tiene sus efectos colaterales. El subproducto, a veces, es que la atención no se despliega plenamente en ciertas áreas de importancia a no ser que nos dirijamos a ellas activamente. Con la eficiencia hay compromiso.

Michael Kane es un psicólogo cognitivo de la Universidad de Carolina del Norte que estudia la interacción entre la memoria y la atención.

En uno de sus experimentos, muestreó los pensamientos de varios estudiantes 8 veces aleatorias al día, durante una semana. Sobre los 124 participantes, descubrió que, de media lo que piensa la gente es totalmente diferente lo que está haciendo, más o menos un 30% del tiempo.

Es un número bastante conservador en comparación con trabajos similares que, además, demuestra lo fácil que es descuidar la información relevante y caer en la trampa de la configuración por defecto de nuestro cerebro.

Aprendamos 3 modos de atacar esto.

Entrénate Para Combatir El Bucle Autónomo

En las Meditaciones, Aurelio es muy activo indicando el valor que tiene el mirar más allá de lo que vemos intuitivamente en la vida diaria para, así, entender mejor el mundo. Es sus propias palabras:

Nada tiene tanto poder para ampliar la mente como la habilidad de investigar sistemáticamente y de verdad todo lo que aparece bajo la observación en la vida.

Aunque la atención no se presta a sí misma a cada pieza relevante de información, podemos entrenar a nuestro cerebro para ser más proactivo. Si mantenemos esto en mente, podemos dibujar un dibujo más representativo del mundo. Aquí es donde la consciencia y el pensamiento claro empiezan.

Reserva unas pocas veces en tu día para realmente escuchar y mirar. Sé deliberado en saltarte el compromiso del cerebro autónomo. Hay mucho allí fuera, y mucho de ese mucho importa.

Asegura La Objetividad A Través De Otro Par De Ojos

Una de las piedras angulares de la consciencia es la objetividad. Es un tipo de neutralidad que busca ver el mundo como es y no a través del juicio personal y del sesgo. No es nada fácil de cultivar.

Por diseño, nuestros sentidos absorben información en relación a donde estamos, a lo que estamos haciendo y a cómo sentimos. El mundo nos bombardea con estímulos, y éstos estímulos siguen un camino neuronal diferente en cada un@ de nosotr@s. Tod@s les damos sentido de un modo diferente.

Mayoritariamente, vamos por la vida entendiendo el mundo e influenciando nuestro comportamiento como si fuésemos el centro de la realidad, y todo lo que nos rodea, de hecho su importancia, deriva de acuerdo a cómo encaja en nuestra narrativa. Envuelve nuestra percepción de nuestro entorno y como se desarrolla.

En cosmología, el Principio Copernicano afirma que la Tierra no tiene ninguna posición privilegiada en el Universo. A pesar de su importancia para nosotr@s, a una escala mayor, es bastante irrelevante.

El mismo razonamiento aplica a las personas. A pesar de la intensidad con la que sentimos, mucho de lo que pasa no tiene que ver tan sólo con nosotr@s. Hay un panorama más grande, están pasando más cosas. Cuanto más temprano podamos apartar nuestros sesgos personales, más temprano podremos entender la realidad por lo que es más que por lo que sentimos que es. Es una distinción crucial.

En todo su trabajo, una cosa que destaca de Aurelio es su profunda habilidad para apartarse de su propia mente y ver el mundo y a sí mismo sin ningún apego emocional. Esto ayuda a explicar la profundidad de su visión.

Fue capaz de explicar su círculo de consciencia saliendo él mismo de él y aspirando a ver las cosas desde un par de ojos más que con una única perspectiva. Es una táctica muy práctica y much@s de nosotr@s no la utilizamos lo suficiente.

Salgamos de nuestros propios zapatos, conceptualicemos nuestras observaciones como si estuviésemos en el cuerpo de alguien que esté a nuestro alrededor e intentemos atar nuestra objetividad a través de los ojos de otro anfitrión.

Busca Rutinariamente Modos De Ordenar La Mente

Uno de los distintivos de las Meditaciones es que Aurelio no las escribió para nadie más que para sí mismo. A todas cuentas, parece ser un diario muy personal. No hay demasiada coherencia o estructura en cómo se presenta.

Esto nos indica que su propósito al escribir no era necesariamente compartir su conocimiento, sino practicar la claridad y la organización de su propia mente. Hay mucho sentido al hacer esto, y una mirada al trabajo del Dr. James W. Pennebaker nos explica el por qué.

Pennebaker es un pionero en la terapia de escritura y profesor de la Universidad de Tejas en Austin. La Asociación Americana de Psicología ha reconocido su trabajo sobre el beneficio de hacer un diario como uno de los más importantes del campo.

En 1994, Pennebaker y su equipo dividió a un conjunto de personas que habían estado sin trabajo durante 8 meses en 3 grupos. Al primero se le pidió que escribiese sobre su paro y cómo se sentían sobre él; al segundo se le pidió que escribiese sobre nada en particular; al tercero no se le dio ningún tipo de instrucción sobre la escritura.

¿El Resultado?

Los participantes que escribieron la experiencia de su despido tendían a encontrar trabajo, según demostró el estudio de seguimiento. Escribiendo, fueron capaces de limpiar el stress y el ruido de sus mentes y estar más alineados con lo que sentían. Les dio el empuje que necesitaban para coger dónde estaban y dónde necesitaban ir.

Estudios similares de Pennebaker han demostrado los beneficios de hacer un diario desde ayudar a las personas a gestionar mejor un trauma hasta a reforzar su sistema inmunitario.

Con la escritura de un diario, Aurelio era capaz de extraer la información que permanecía impasiva en su mente y la organizaba en principios concretos que podía manejar. Para otros, puede tener el mismo efecto con la meditación, los paseos por la naturaleza o ciertos tipos de ejercicio.

Le mente humana es extremadamente ruidosa, pero si creamos una rutina que nos ayude a limpiarla podemos hacer que lo sea menos. Construir un hábito que se centre en ordenar nuestros sentimientos, nos ayudará a ordenar y limpiar la complejidad que viene de vivir en un mundo que cada vez está más lleno y ocupado.

Todo Lo Que Tienes Que Saber

La Percatación se define como un estado de ser consciente. Consciente de conocimiento relevante, consciente de lo que nos rodea y consciente de los sentimientos y pensamientos personales. Es un estado mental que busca entender la realidad tan cerca de la verdad como pueda ser.

Marco Aurelio se conoce hoy en día como lo que el filósofo Griego Platón calificó como El Rey Filósofo. Un líder político que aspiraba activamente a la sabiduría y estaba dirigido siempre hacia el conocimiento. Un líder que implacablemente preguntaba qué significa vivir bien.

Más que sus virtudes y deseos, lo que hacía que Aurelio dirigiese con éxito uno de los imperios más grandes y poderosos de la historia era su habilidad de hacer uso de la claridad de su mente.

El ámbito de tu percatación define el límite externo de lo que puedes lograr. Cuanto más sabes, mejor podrás entender lo que te rodea. Como mejor seas a la hora de organizar tus pensamientos, más posibilidades se mostrarán ante ti.

La habilidad de pensar claramente es un pieza clave, una gran ventaja, y se puede adquirir como cualquier otra aptitud. Mediante la PRÁCTICA.

Nadie que no esté avergonzado de quién fue el último año, probablemente no está aprendiendo lo suficiente. – Alain de Botton

Buen Miércoles!! 🙂


Artículo Original: “Marcus Aurelius: How to Think Clearly” en Medium

One Comment

Los comentarios están cerrados.