Las 3 diferencias entre un Jefe y un Líder

Hemos pasado por este punto un par de veces en dos Brain Feelings anteriores: “Neuroliderazgo y Gestión de las Emociones” y “Los Tipos de Project Manager”; pero en ninguno de ellos he parado a aprender las diferencias en detalle entre un Jefe y un Líder. Ojo que estamos hablando del tipo de comportamiento de una persona con respecto a las personas que coordina; no de si una persona es el dueño de la empresa u ostenta cargos altos.

Consideremos por un momento la diferencia entre un jefe y un líder. ¿Qué es lo que los distingue?

Al momento nos vienen a la mente algunas diferencias. Los líderes son inspiradores, dedicados y comprometidos. Pero, ¿cómo estas diferencias juegan un rol que afecta a la cultura del trabajo? Exploremos cómo un líder puede afectar a esta cultura de un modo que un jefe no puede.

1. Los Empleados saben que van a algún sitio

Derrotar el esfuerzo que es la jornada laboral estándar es una tarea ardua. Innumerables factores pueden tirar abajo lo que hubiése sido un gran trabajo hacía la más pura mediocridad, y es una falta de dirección es lo que se encuentra al timón de estos problemas.

Un líder fuerte asigna tareas que muestran una clara visión para el futuro de la compañía y ofrece a los miembros del equipo la seguridad de que están trabajando hacia un fin claro.

Es sorprendente lo que puede hacer un poco de inspiración y la subsiguiente explosión de moral que lleva hacia la calidad y los resultados que simplemente un jefe no puede alcanzar.

Gary Brooks, CEO en Urjanet explica: “El liderazgo y la cultura no son sobre ser el jefe o tener el control; son sobre crear visiones compartidas y metas y después inspirar, dar poder e influenciar a otr@s para que consigan más de lo que nunca hubiesen pensado que fuese posible […]Los Grandes líderes crean lugares donde las personas quieren estar más que lugares donde las personas tiene que ir; lugares donde las personas inteligentes y ambiciosas se retan unas a otras cada día por ofrecer su mejor trabajo y solucionar sus grandes problemas”

2. Los Empleados no son presionados son conducidos

AAEAAQAAAAAAAAIhAAAAJGE2NjNkYzZkLTkwMjEtNDc0MS1iMmE0LTdlMGMwN2I4ZGU2ZQ

Este punto parece auto explicativo. Al fin y al cabo los líderes lideran 🙂 Recordemos que los empleados motivados por un líder no están presionados. Sino que estan inspirados para seguir sus pasos. Tener una figura representativa al timón de la operación antes que un jefe persiguiéndote; inspira la creación de de un equipo en lugar de un grupo de trabajadores.

La confianza y la fe en el líder tiene el potencial de levantar la moral y aportar a los empleados la motivación de contribuir a la cultura de la compañía. Según el autor del artículo original: “He visto bastantes compañías que malgastan el potencial gracias a la falta de un líder por lo que no debemos de dejar de lado al equipo. Ell@s lo apreciaran y a nosotros nos encantarán los resultados”

3. Los Líderes retro alimentan a la compañía

¿Cuál es el efecto más importante que un líder puede tener en la cultura del puesto de trabajo? Que retro alimentan a la compañía.

Esto es crucial por innumerables razones, ya que el progreso es el factor clave a tener siempre presente. El Retorno de la Inversión se incrementa drásticamente si realzamos los valores de la compañía.

Manteniendo los mejores intereses de la compañía en la cabeza, un futuro positivo y poderoso puede ser asegurado más fácilmente. Hecho que hace que todo el equipo trabaje en común hacia una meta común.

De nuevo el autor original, Barry S. Saltzman comenta: “He visto fracasar las suficientes compañías por no reinvertir en su marca. Es un proceso lento, pero si parece problemático, posiblemente la emprenduría no es una de las cartas a jugar”

Barry S. Saltzman es CEO de Saltzman Enterprise Group y socio de Culture Measures, un negocio enfocado a convertir el arte de la cultura en una ciencia.

La Opinión de Feel The Brain

Está claro que los tiempos han cambiado y en este caso a bien. La figura añeja del amo o del jefe está dando paso a la figura del líder. Una persona que gestiona personas debe tener en cuenta y nunca olvidar que precisamente las personas son personas y no máquinas.

Como en Spiderman “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” y cuándo éste se nos otorga es muy fácil caer en las fauces de la mediocridad en usar nuestra jerarquía dentro de la compañía para conseguir éxitos. Éxitos personales, sin importar quien caiga por el camino. Tranquilos, en estos casos si por encima de vosotros tenéis la suerte de tener un buen líder que reconoce vuestro potencial, se encargará de guiaros hacia el “camino del bien”; por no decir que las personas a tu cargo, también se encargaran de hacerlo aunque lo que estén haciendo es, simplemente, intentar conseguir ser tratadas como tales.

Fijaros en este diagrama, a vista de pájaro las diferencias entre las cualidades de un Jefe y de un Líder:

Boss-vs-Leader

A la Izquierda el jefe:

  • Conduce a l@s emplead@s
  • Depende de la autoridad
  • Se preocupa por tu productividad
  • Dice “Yo”
  • Ordena
  • Dice “Ve”
  • Se atribuye éxitos
  • Inspira Miedo
  • Muestra Cómo se Hace

A la derecha el líder:

  • Inspira a l@s emplead@s
  • Depende del respeto y del honor
  • Se preocupa por tu bienestar
  • Dice “Nosotros”
  • Pregunta
  • Dice “Vamos”
  • Atribuye méritos
  • Inspira Entusiasmo
  • Sabe Cómo se Hace

¿En cuál os reconocéis?

Buen Lunes!!!

Artículo Original:  “THE 3 DIFFERENCES BETWEEN A BOSS AND A LEADER” en FastCompany