Cómo escapar de tus problemas… ¿o, no?, Ilustrado

Oh oh! Parece que tienes un problema.

No hay que preocuparse. Los problemas tienen unas piernecitas muy pequeñas y cortitas. Si huyes, tardará un montón en atraparte.

En este punto puedes esconderte de tus problemas. Asegúrate que cambias de lugar constantemente. Los problemas pueden ser lentos, pero son implacables. Intenta bajo la cama, en el lavabo o en casa de un@ amig@.

Incluso si eres un@ expert@ en esconderte, verás que los demás estarán entusiasmad@s en traerte tus problemas.

– ¿Es este tu problema?; – No, nunca lo había visto antes.

Es común ganar tiempo concentrándote en otros problemas más pequeñitos y de fácil solución.

Si tienes el dinero suficiente trata de volar a otro país. Los problemas temen en desmesura a los aviones y tan sólo podrán atraparte con un bote. Pero, de este modo, cuando éstos te alcancen, tú ya te habrás ido.

Pero ve con cuidado, sea donde sea que vayas, encontrarás muchos tipos distintos de problemas.

Problema Personal
Problema Amoroso
Problema de Visado
Problema de Amistad

Cuando ya haga tiempo que te hayas ido, echarás de menos a tus amig@s y a tu familia. Decides volver y enfrentarte a tu problema.

Mientras no estabas, tu problema ha crecido, pasando de ser una cosa pequeña y gestionable a ser una bestia, un problema muy bestia. Querrás escapar lejos dónde el problema no pueda tocarte.

Pero no lo haces.

Te mantienes en tus quince. Es momento de ser valiente y enfrentarte a este ser, incluso si sabes que perderás la batalla.

A no ser que tengas dinero. En este caso tírale un montón de dinero y él solito desaparecerá.

Pero puede que no. Ya sabes lo que se dice…

Cuanto más dinero. Más problemas.

Buen Lunes!! 🙂


Artículo Original: “How To Run Away From Your Problems” en Medium

Escrito por Feel The Brain

La música, siempre ha sido mi pasión y, ahora, la neurología y el cerebro también ¿Por qué, a la par que me formo en esta unión no intento difundir y divulgalo? Este es el objetivo principal de la razón de ser de Feel the Brain. Llevamos cada dia puesta la Máquina Más Compleja de la naturaleza, de la cual sabemos muy poco. No soy un experto, ni pretendo serlo, el objetivo es formarme y compartir estas materias. La Máquina Más Compleja necesita combustible y la música es combustible de primera.

A %d blogueros les gusta esto: