35 cosas que deberías haber hecho por tu carrera al cumplir los 35 (Parte I de II)

Os propongo un poco de reflexión en cómo cambia y salta la vida. Partamos de los 5 años, incrementemos de 10 en 10 hasta los 35. 5, 15, 25, 35; pensemos en qué hacíamos en cada una de estas etapas; en qué aprendíamos, y llegados a los 35 qué se supone que tendríamos que tener ya listo.

La verdad es que tod@s somos flexibles. Tod@s seguimos nuestro propio camino. Tod@s pavimentamos nuestra propia senda. Haciendo lo que nos funciona (y no haciendo lo que no nos funciona).

No nos gusta poner fechas límite a las cosas, cierto. También hay muchas cosas que no tenemos porque tener a los 30, a los 40, a los 50 o nunca.

Pero si hablamos de nuestra carrera, hay ciertos aspectos que merecen que trabajemos mejor antes que tarde. Y no porqué lo digan los gurús sino porque nos estamos haciendo nuestro futuro profesional (por no mencionar nuestro día a día) y ya que estamos, porqué no hacérnoslo más fácil.

Hoy aprenderemos las 17 primeras cosas de las 35 a las que sería interesante prestarles atención.

Os prodreís preguntar si realmente tenemos que marcar como hechas cada una de las cosas de esta lista. Pues la verdad es que no. Lo mejor es que nos las tomemos como sugerencias que, si las llevamos a cabo, pueden tener un gran impacto en nuestra carrera.

Repasémoslas. 🙂

1. Define bien cómo te vas a definir

En inglés esto se llama “elevator pitch“: Elevator pitch o elevator speech es un anglicismo que se utiliza en el discurso de presentación sobre un proyecto o emprendimiento, ante potenciales clientes o accionistas cobrando especial relevancia para este segundo colectivo que se supone que busca proyectos y emprendedores con ideas claras, concisas y sintéticas para tomar decisiones sobre si invertir o no. No es un discurso de venta y recibe su nombre, en referencia al poco tiempo empleado para utilizarlo, asemejando a un viaje en ascensor. El principal objetivo es posicionar primero la imagen sobre la empresa y producto.

elevator-pitch

Evidentemente va a cambiar con el tiempo, pero nunca lo deberíamos pasar mal al responder a, “Tú, ¿qué haces?”. De hecho, deberíamos ser tan buenos en hacerlo que la gente nunca lo olvidase. Así que, pasemos un poco de tiempo pensando en el mensaje que queremos transmitir cuando la gente nos pregunte sobre nuestra carrera. Aquí algunas recomendaciones de la experta en comunicación Alexandra Franzen.

2. Conoce tu superpoder

¿Hay tantos superpoderes como superheroes, o hay tantos superheroes como superpoderes?

dc-superheroes

Sea como fuere, sé capaz de conocer en qué eres realmente buen@. ¿Cómo encontarlo?, os recomiendo que le echéis un vistazo a esta página: encuentra tu superpoder.

3. Conoce tu punto débil

Tan importante es conocer nuestro superpoder, como saltar al otro lado del espectro y saber en qué no somos tan buen@s. No para sentirnos mal (al menos esa no es la intención) pero para ayudarte a conocer con quién deberías trabajar para complementar tu conjunto de aptitudes y qué tareas debes delegar (haciendo así que puedas pasar más tiempo en lo que eres realmente buen@)

4. Aprende a Delegar

Un@ no puede hacerlo todo; y en especial si estás subiendo por la escalera de tu carrera, vas a  necesitar saber diferenciar entre las cosas en las que deberías gastar tu tiempo y en las que no. Y, quizá aún más importante, ser capaz de delegar de un modo efectivo y cómodo a los demás. Una recomendación: las 10 reglas de la delegación con éxito.

5. Conoce los “no negociables” de tu carrera

Se van a cruzar muchas oportunidades en tu vida, y no querrás malgastar energía acordando cosas que no se alineen con lo que vas a estar haciendo. Así que, sé honest@ con lo qué quieres y necesitas de tu carrera y crea una lista de innegociables que te pueda servir de guía la próxima vez que tengas que tomar una decisión sobre tu carrera.

6. Haz algo de lo que estés realmente orgullos@

Sea o no algo por lo que vayas a ser conocid@ para siempre, algo por lo que se te pague o simplemente alguna cosa que quieras hacer con tu vida; pero asegúrate que en tu CV haya alguna cosa de la cual estés realmente orgullos@.

7. Aprende de algo de lo que no estés orgullos@

Se podría añadir a la lista “falla en algo”, pero no tiene sentido. Por que, reconozcámoslo, tod@s hemos fallado miserablemente en un punto u en otro. ¿Qué es lo más importante? Aprender de esa metedura de pata y llevarnos esa lección aprendida al siguiente escalón de nuestra carrera.

8. Estira tus límites

Un ejemplo: puedes ser capaz de gestionar una reunión con 30 personas, pero ¿serías capaz de gestionar una convención de 100 personas? Eso sería un ejemplo de estirar nuestros límites. De hecho, es lo que deberíamos probar de vez en cuando. De hecho, nunca podrás saber en qué eres realmente bueno hasta que no salgas un poco de lo que conoces.

9. Haz algo que realmente te asuste

Esto es llevar tus límites aún un poco más allá. Aquí estamos hablando de salir de nuestra zona de confort. Ya sea hablando en una conferencia, apostar por una gran promoción o, finalmente, escribir esas memorias. ¿Por qué no pruebas de hacer algo que realmente te asuste al menos en los estadios más tempranos de tu carrera? Como dicen: los grandes riesgos pueden conducir a grandes recompensas. O en català: “Qui no arrisca, no pisca”

10. Siéntete cómod@ recibiendo feedback

design-feedback-tips

Un vez, Hillary Clinton dijo que el mejor consejo que les podía dar a los jóvenes profesionales era: “Es importante tomarse el criticismo de modo serio, no de modo personal” Queriendo decir que sabiendo dónde no estamos cumpliendo las expectativas es el único modo en el que podemos aprender y crecer como profesionales, pero tomarse cada palabra dura como una afronta personal es un modo rápido y directo de hacer que tu confianza en ti mism@ se desmorone. He aquí algunos tips que nos pueden ayudar a aceptar el feedback.

11. Siéntete cómod@ dando feedback

Ya hemos aprendido en Feel The Brain algunas cosas sobre el el feedback; cómo son las cualidades del buen feedback.

Ya sea hablar con tu jef@ para comentarle que esas horas de más, están matando la motivación de tu equipo o indicarle a alguien que reporta directamente a ti que llegar a tiempo a las reuniones es de hecho necesario, dar feedback es una parte necesaria de conseguir lo que necesitas y ser un@ profesional feliz. Aprendamos pues, cómo darlo bien, mejor antes que tarde. Aquí algunos tips para hacerlo.

12. Siéntete cómod@ diciendo NO

Este punto es vital. Recordemos el Brain Feeling sobre el saber decir NO.

tm-pilbox-global-ssl-fastly-net

Son sólo dos pequeñas letras; pero resultan ser una de las palabras más difíciles de decir. Pero es increíblemente importante en nuestras carreras (y para nuestra salud mental) aprender a usarla y a protegernos con ella. Cómo decírlo a:

13. Mantén una red de personas en las que puedas confiar

El mejor recurso que tenemos en nuestra carrera es nuestra red de contactos. Tengamos en cuenta que construir relaciones toma mucho tiempo, así que empecemos cuanto antes mejor.

14. Ten un par de consejer@s específicos de tu carrera

Ojo! No estamos hablando de mentores aquí ya que el encontrar el mentor correcto no debería tener una línea de tiempo específica. Pero el tener un par de personas que te puedan aconsejar en cualquier cosa, es increíblemente valuoso. Y sí, este grupo puede incluir a tu madre o a tu padre.

15. Cuida tu presencia online

Pasa cada vez más a menudo que lo que se muestra en Google y en tus perfiles de redes sociales es la primera impresión que alguien tiene de ti. Así que tomate tiempo para refinar esos perfiles!

Cambia la privacidad de esas antiguas fotos de juventud. Utiliza herramientas para eliminar esas opiniones de Twitter y de Facebook que te puedan hacer sentir incómod@…

16. Perfecciona tu perfil de LinkedIn

linkedin

Si quieres tener una buena imagen, aparecer en los resultados de más arriba de Google, tu perfil de LinkedIn es la pieza primordial para hacerlo. Cuando un cliente, un futuro empleador, o quien sea, te está buscando como profesional, ¿dónde mira? Pues en LinkedIn.

Así que asegúrate que tu perfil cuente la historia que tú quieres contar. He aquí una guía completa de tener un perfil de LinkedIn perfecto.

17. Mantén un portfolio de tu mejor trabajo

Ya se trate de una colección de artículos impresos, campañas de marketing o reports anuales en una web que muestre tus aptitudes, te servirá para mostrar a tu jef@ o a tu futur@ jef@ qué es lo que tienes y lo que puedes ofrecer. Cómo hacerlo, lo podemos ver aquí.

Permitidme añadir aquí un paso intermedio: Llegar a tus obligaciones a tiempo 🙂 Os propongo pues que aprendamos la otra mitad de la lista en otro Brain Feeling de esta semana.

Buen Lunes!! 🙂

cliprabbit5

Actualización 🙂 ; podemos aprender los otros puntos en: “35 cosas que deberías haber hecho por tu carrera al cumplir los 35 (Parte II de II)

One Comment

Los comentarios están cerrados.