Cómo el stress nos hace enfermar

A lo largo de este año hemos ido aprendiendo por qué el stress es cosa mala. Hoy en este corto Brain Feeling aprenderemos más sobre este punto.

El aviso: “¡Para de precouparte! El Stress es malo para tí” es cierto, pero como pasa con muchas recomendaciones sobre la salud, su imprecisión lo hace menos efectivo.

Es como cuando la gente dice que dormir mucho es importante, o que deberíamos comer más fibra -es la clase de cosas que la gente debería hacer, pero que olvidamos ya que no está claro inmediatamente como nos puede hacer más saludables.

En este vídeo de TED Ed, escrito por la profesora Sharon Bergquist de la Universidad de Emory, nos clarifican como el preocuparnos puede afectar a nuestro cuerpo, destacando lo que los científicos conocen hasta el momento de la conexión stress-enfermedad.

Como el vídeo explica, cuando estamos estresad@s, las glándulas adrenales incrementan la liberación de las siguientes hormonas (viejas conocidas en Feel The Brain): cortisol, adrenalina y norepinefrina. La adrenalina hace ir más rápido el corazón y puede aumentar la presión sanguínea. El cortisol causa cambios en las venas que, con el tiempo, aumentan el riesgo de padecer un infarto o un íctus.

Mientras, el cerebro libera señales de stress a la barriga, que hace que ésta cambie su rutina para permitir al cuerpo centrarse en el factor de stress. Esto es lo que hay detrás de la sensación de las “mariposas en el estómago” pero también puede conducir a problemas digestivos y afectar a la composición de nuestra bacteria intestinal.

En paralelo, el cortisol, puede incrementar el apetito y hacer que el cuerpo genere grasa en la barriga. Esta grasa, a su vez, libera unos compuestos llamados citoquinas que son las que elevan el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.
Las Citoquinas

Las Citoquinas

Cuando el stress es crónico, más que pasajero, también puede afectar al funcionamiento del sistema inmune, bajando los tiempos de cura y haciéndonos más vulnerables a infecciones.

El Stress es más dañino para aquell@s que lo experimentan siempre. Trabajar largas horas para cumplir una fecha de entrega puede ser insanamente estresante. Pero las personas que están constantemente estresadas con cosas como pagar el alquiler o conseguir lo mejor para sus hij@s tienen la peor carta.

Para mitigar algunas de estas consecuencias en la salud, Bergquist recomienda ver nuestros estresores como “retos que podemos controlar y dominar de forma magistral“.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero con lo que nos jugamos, vale la pena intentarlo.

Buen Domingo!! 🙂

Artículo Original: “How Stress Makes You Sick” en The Atlantic

Lección Completa de TED ed: “How stress affects your body – Sharon Horesh Bergquist

2 Comments

Los comentarios están cerrados.