Mario Alonso Puig: Neuroliderazgo y Gestión de las Emociones

Tenemos una cierta tendencia a buscar las cosas fuera de nuestras fronteras. Esto es lo que me ha ocurrido a mí con el estudio sobre la Neurociencia y el Liderazgo. Son dos materias que me apasionan y que están muy unidas.

En un Brain Feeling anterior sobre ¿Cómo la vida de nuestros abuelos afecta nuestra tolerancia al stress? descubrí el libro escrito a 6 manos por Tara Swart, Kitty Chisholm y Paul Brown; “Neuroscience for Leadership“, no pude creerlo; existía un libro que une dos de mis pasiones 🙂 ; tardé cero coma en hacer el pedido en Amazon así como en empezar su estudio.

Untitled-2

Fue en este punto dónde un compañero, que está al día de estos gustos, me comentó que se iba a llevar a cabo una conferencia en el Palacio de Congresos de Lleida, “La Llotja” sobre “Neuroliderazgo y Gestión de las Emociones” a cargo de Mario Alonso Puig en el marco de la VII Jornada Anual del Club Lleida ESADE Alumni (la asociación de antiguos alumnos de la escuela de negocios ESADE) y me invitaba a asistir. No lo dudé ni un segundo y el pasado Martes 9 de Junio de 2015 allí me presenté.

NLGE

En este Brain Feeling no os quiero hacer spoilers de la conferencia; pero si, con permiso de Mario, me gustaría explicaros qué es lo que aprendí.

El liderazgo es una materia que a lo largo de mi carrera profesional he tenido que corregir constantemente, y en ello estoy, y estaré. Es muy importante, y de sentido común (a priori), saber que estamos trabajando con personas. A veces, con las presiones de día a día es un factor que se puede obviar fácilmente. Las personas tienen sentimientos, tienen sueños y tienen metas y objetivos.

Pero, ¿qué es un líder? Buena pregunta. Suelo distinguir para tenerlo claro entre tres perfiles profesionales: el dueño, el jefe y el líder. El líder no es quién manda. El líder no es quien ordena. El líder es quién inspira. Y lo podemos encontrar en nuestro entorno laboral y en nuestro entorno personal. Un líder, en mi opinión, es alguien a quien queremos seguir, imitar y si nos es posible mejorar. Se trata de un tipo de admiración que inspira.

Con lo que, si queremos ser un buen líder tenemos mucho trabajo que hacer: debemos aprender a gestionar nuestras emociones y las de los demás.

¿Cómo miramos a la gente?

Qué facil que es prestar mucha atención y muchos recursos a alguien que esta rindiendo perfectamente y arrinconar a alguien que no lo está haciendo ¿Cierto? Con seguridad, en la mayoría de casos nos estaremos equivocando.

Se trata del performance y del potencial de las personas. En el ejemplo anterior nos quedamos con la portada del libro; pero hay libros muy interesantes que tienen portadas feas.

El que rinde está mostrando un performance sensacional mientras que el que no lo hace no lo muestra. Pero, ¿qué hay sobre el potencial de esta persona? Deberíamos, como líderes saberlo ver y saberlo convertir en performance. Deberíamos llegar a saber cuál es el sueño de alguien, el sueño de verdad. Es el conatus de Aristóteles: inclinación innata de la materia o la mente por continuar existiendo y mejorándose.

Lo he visto en compañeros de trabajo; puede ser una labor ardua el encender la chispa de la autoconfianza de alguien a quién le vemos potencial; os aseguro desde mi experiencia que cuando esa chispa ha prendido esa persona es imparable, hay que continuar tirando del hilo.

Buscad quien es Ben Carson; el mejor neurocirujano infantil del mundo; y su historia vital.

Lo Más Importante

Damos y caballeras; en el mundo laboral le prestamos demasiada atención a los outputsProductos y Procesos que garantizan el éxito o el fracaso de nuestra organización. Aquí es donde debería entrar en juego el sentido común: los productos y procesos ¿se materializan solos? ¿vienen de algún tipo de universo paralelo a través de un agujero de gusano? La respuesta es no. No hay productos ni procesos sin personas. Con lo que es de suma importancia no perder de vista a las personas, su sueño y cómo afecta a los resultados.

El Sistema Nervioso

En este punto Mario entra de lleno en la faceta científico-médica de la conferencia.

Como sabréis existen dos sistemas nerviosos: el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático:

sistema_nervioso

 

Fijaros como estos dos señores actúan en nosotros en función del trato que recibimos:

  • Simpático: se encarga de mantenernos alerta, de proteger nuestra vida, de estar en tensión.
  • Parasimpático: nos ayuda a estar relajad@s y tranquil@s.

Si nos sentimos maltratad@s el sistema nervioso simpatico se activa en exceso y llega a afectar a nuestro sistema inmune. De lo contrario, se pone en acción el sistema parasimpatico. Como habreis podido intuir el bienestar y punto óptimo pasa por un equilibrio de la activación de ambos.

Aqui es donde aparece nuestro viejo conocido el cortisol:

440px-Cortisol_numbered.svg

 

Tratado ya en los Brain Feelings:

El cortisol se libera cuando cuando se activa el sistema nervioso simpatico y afecta a los glóbulos blancos. Además la telormerasa, encargada de reparar los telómeros de nuestro ADN previniendo así un envejecimiento prematuro se ve disminuida con la presencia sostenida del cortisol.

telomero

 

Con lo que si nos sentimos maltratad@s estaremos envejeciendo física, mental y emocionalmente.

Los Puntos a Atacar

Además entran en juego 4 factores críticos:

  • Dudas
  • Ansiedad
  • Preocupación
  • Miedo

Recordémoslos todos del Brain Feeling sobre La Zona de Confort. Son ellos los que suponen nuestros límites con lo que si queremos llevar a cabo un liderazgo inspirador deberemos ejercer nuestra fuerza sobre ellos 4 sin piedad y constantemente.

En palabras de Mario, liderar es saber gestionar los 4 puntos V.U.C.A:

VUCA-Definition

  • Volatibilidad
  • Incertidumbre
  • Complejidad
  • Ambigüidad

Y tan solo, como líderes, los podremos derrotar si nos focalizamos en el cerebro emocional.

El Cerebro Límbico

Llamado límbico por su forma de anillo, es la estructura cerebral más ancestral:

post_005_sistema_limbico

Literalmente es el que nos dirige. Apareció antes que el sistema racional y se encarga de nuestra vida afectiva.

En base a esto actuaremos sobre tres puntos:

  • La Visión
  • Los Valores
  • El Equipo

O lo que es lo mismo:

  • El Qué, esa es nuestra visión, qué es lo que nos apasiona y lo que nos mueve
  • El Por Qué, son nuestros valores
  • El Con Quién, el sistema límbico se activa cuando estamos a gusto con nuestro entorno.

Pero el sistema límbico activa a su vez otras partes del cerebro, el área prefrontal:

PFC

Allí es donde reside el cómo, lo que nos lleva al siguiente nivel. Seguro que os ha pasado, un día no estáis inspirad@s para solucionar un problema que se esta manteniendo a lo largo del tiempo; pero de repente llega vuestra musa! Esto es que el Sistema Límbico ha activa el Área Prefrontal.

También se activa el dónde, en el Sistema Reticular del Tronco Cerebral, nuestros sentidos:

reticular-formation2

 

No tenemos que dejar que la preocupación, la duda y la ansiedad constantes permanezcan en nosotros y mucho menos ser nosotros los que propiciamos que permanezcan en los demás. Corremos riesgo de un Secuestro Amigdalino; es decir, nos quedamos bloqueados hasta el punto que empieza a haber muerte cerebral: destrucción de neuronas.

Debemos buscar positividad ha quedado demostrado, que es capaz de cambiar nuestro cerebro físicamente; cambiando nuestros circuitos cerebrales y bloqueando los erróneos.

Buscad por el Profesor Swartz de la U.C.L.A.

La Conclusión de Mario

  1. Seamos capaces de compartir una visión inspiradora, para poder saber cómo y cuándo “meternos” en la cabeza de las personas.
  2. Construyamos confianza mediante el proceso: ¿Puedes ayudarme? ¿Yo te importo? ¿Puedo fiarme de ti?
    Aquí entran en juego las neuronas espejo que nos ayudan a captar, aunque sea de modo subconsciente si alguien nos esta mintiendo o no.
  3. Favorezcamos que haya un sentido de la justicia. Debe haber un justo reparto de medallas. No debemos permitir que se cuele el ego.

Cuando lo que queremos es brillar, dejamos de iluminar. Cuando queremos iluminar, empezamos a brillar.

La Conclusión de Feel The Brain

He tenido tres jefes en mi vida. Dos de ellos han sido líderes auténticos. He aprendido y estoy aprendiendo sobre las personas a través de las personas. Debemos entender que todos somos diferentes y evitar proyectar nuestra personalidad en los demás.

Saber ver el potencial para convertirlo en performance es vital. Evitar perfeccionismos innecesarios, el perfeccionismo, como aprendimos en El Lado Odcuro de l@s Perfeccionistas no es del todo bueno.

Mario habló del cortisol, a mi me gustaría aportar otra vieja conocida que también nos puede ayudar en esta batalla, la serotonina:

Serotonin-Spartan-HF-based-on-xtal-3D-balls-web

 

Como os he comentado al inicio de este Brain Feeling; he intentado reflejar tan solo la parte científica. Si tenéis la oportunidad de asistir a una conferencia de Mario no la dejéis escapar; lo ejemplos simples con los que ilustra la explicación y los conceptos os dejaran fuera de juego.

El Final de la Conferencia

No os he contado un secreto 🙂 ; me llevé el libro “Neuroscience for Leadership” a la conferencia. En el cocktail posterior me acerqué a él. Mario es autor de muchos libros que desconocía con lo que sobre la materia yo tan sólo tenia este y le pedí que me lo firmara:

Dedicatoria

 

Fue curiosa la reacción de Mario al reconocer que era un libro difícil de encontrar y que él mismo lo había encontrado en Baréin. Y es que, como decía al principio siempre buscamos fuera lo que ya tenemos.

En este caso un experto, entre muchas otras cosas, en neurociencia y liderazgo, quién por seguro seguiremos en Feel The Brain.

Gracias Mario!

5 Comments

Los comentarios están cerrados.