Dos Modos Fáciles De ‘Recablear’ Tu Cerebro Para Ser Más Productiv@

Nuestros cerebros y nuestros cuerpos, que nos han funcionado de fábula hasta el siglo XX, ya no pueden aguantar el ritmo, afirma el científico de la Universidad de Harvard David Bach; también fundador del instituto Platyputs, una organización de investigación que estudia la ciencia del rendimiento.

David Bach

David Bach

Las industrias acostumbraban a tomarse décadas para evolucionar; hoy en día, se transforman de la noche a la mañana. Mantenerse a la delatara de un mundo que cambia tan rápido es casi imposible

No cabe duda que el tema de recablear nuestro cerebro es una tendencia en alza que atrae cada vez más público a las conferencias mensuales sobre neuroplasticidad“Ya no es ciencia ficción; estamos llegando al punto en que hay mucha información usable y práctica que está impactando mucho en el mundo […] La Neurociencia puede Triplicar la productividad. ¿Quien osaría a rechazar usarla?“, menciona Bach.

L@s atletas y el personal militar han estado estudiando y usando técnicas que aumentan el rendimiento humano durante muchos años. “En los juegos olímpicos de Río, el 80% de los atletas se han preparado con esta clase de cosas […] También estamos viendo un incremento en el número de inversiones en hacer lo mismo en la preparación de los brokers y traders de bolsa, ya que puede hacerlos mejores”

Por ejemplo, Safilox ha fabricado unas ‘gafas de sol inteligentes‘ que incluyen una cinta de cabeza que mide la actividad de las ondas cerebrales, hecho que puede servir de feedback al usuario y guiarle para que se concentre.

“Esa cinta de cabeza usa un poco de neurociencia, pero ninguno de los productos que existen hoy en día en el mercado están al nivel del iPhone […] Eso es inevitable”, menciona Bach.

Hasta entonces, hay algunas pequeñas cosas que podemos llevar a cabo para hacer un gran impacto en nuestra productividad, y son muy pero que muy simples. Aprendamos dos de las acciones que podemos emprender ahora mismo.

1.Aprende Cómo Redirigir El Stress

El asesino más grande de la eficiencia es el stress. Cuando la gente se stressa, redirige la sangre de sus cerebros y apaga el córtex prefrontal […] Nuestra amígdala y nuestras glándulas adrenales empiezan a activarse y nos ponemos en modo de ‘pelear o huir’ (fight or flight) en que nuestra inteligencia baja hasta los niveles de la de un mono. No necesitamos pensar profundamente cuando nos ataca un león”, afirma Bach.

La Respuesta Al Stress

La Respuesta Al Stress

En el campo ejecutivo las reacciones del stress comprometen nuestro juicio, pero también cabe decir que son inconscientes. La mayoría de nostr@s sabemos que el stress nos daña físicamente, como el daño que le hace a nuestros sistemas inmunes, pero gran parte no nos damos cuenta de cómo impide la función cognitiva“.

Podemos eliminar los efectos dañinos del stress en nuestro cerebro, recableándolo para reducir el stress crónico. “[Esto] tiene un sorprendente gran impacto en la función cognitiva sin tener que hacer mucho trabajo […] No podemos reducir el stress al momento, pero podemos recablear nuestra reacción al stress de modo que cuando nos enfrentemos al estímulo podamos relajarnos en lugar de stressarnos”

Para ello sugiere un protocolo llamado MIR (Mide, Interrumpe, Reemplaza):

  • Mide: en primer lugar sé consciente de las situaciones que te causan stress crónico y mídelas.
  • Interrumpe: luego, redirige o interrumpe la respuesta automática del cerebro que hace que se ponga en modo de stress bajo ciertos detonantes.
  • Reemplaza: Reemplaza la reacción con otra respuesta, como reír o estar calmad@.

Imagina la situación y síguela con tu respuesta positiva. Necesitarás repetir ese proceso al menos 200 veces, para interrumpir el patrón y dirigirlo hacia un nuevo camino. Reemplazar la reacción con algo positivo hace que el cerebro se premie y libera dopamina.

Bach menciona que: “Trabajé con una ejecutiva que trabaja con su ex-marido quien le gritaba mucho […] Durante 3 minutos al día ella imaginaba ver entrar a su marido y reía. 30 días después se había condicionado para tener una reacción automática a él y eliminó el stress”

2.Cambia La Iluminación

La iluminación tiene un gran impacto en la función cerebral, y algo tan simple como tener las bombillas equivocadas estaría dañando tu función cognitiva.

“Los fotoreceptores de la luz en el cerebro pueden cambiar nuestro estado mental […] Deberíamos preferir luz azul por la mañana, ya que nos da energía”, afirma Bach.

Cómo La Luz Azul Afecta Nuestro Cerebro y Nuestro Cuerpo

Cómo La Luz Azul Afecta Nuestro Cerebro y Nuestro Cuerpo

David sugiere instalar luces azules y brillantes en nuestros baños de modo que podamos tener la luz correcta para nuestra rutina matinal. Esto enviará una potente señal al reloj maestro de nuestro cerebro, indicándole que es hora de levantarse [..] si te es posible, también es beneficioso exponerse a la luz natural durante el día. Existen investigaciones que han demostrado que los empleados de call centers que están más cerca de las ventanas procesan las llamadas a un ritmo más rápido que aquell@s emplead@s que no lo están. En otro estudio, se demostró que l@s pacientes que habían sufrido un ataque al corazón se recuperaban más rápidamente si se exponían a mucha luz natural”

Si tienes luz fluorescente en la oficina o en casa, deshazte de ella. “Los fluorescentes parpadean unas 150 veces por segundo, lo suficiente para que el cerebro lo detecte […] consume recursos de nuestro cerebro y nuestra función cognitiva baja. Nadie debería trabajar nunca con luz fluorescente. Algo tan simple como cambiar la iluminación puede doblar nuestra productividad

3.Pero No Sobreestimemos Nuestra Intuición

Una cosa muy importante a tener en cuenta sobre la productividad es entender  que estamos entrando y saliendo constantemente de estado de ser y algunos de esos estado son más productivos. “Cultiva la auto consciencia y la propiocepción sobre los altibajos de tu productividad durante el día y sé consciente de tus patrones. […] Estas son oportunidades. Cuando sepamos cómo reconocer nuestros estados positivos, seremos capaces de aumentar y mejorar nuestra productividad”.

Buen Viernes!! 🙂


Artículo Original: “Two Easy Ways To Rewire Your Brain To Be More Productive” en FastCompany

Cómo el stress nos hace enfermar

A lo largo de este año hemos ido aprendiendo por qué el stress es cosa mala. Hoy en este corto Brain Feeling aprenderemos más sobre este punto.

El aviso: “¡Para de precouparte! El Stress es malo para tí” es cierto, pero como pasa con muchas recomendaciones sobre la salud, su imprecisión lo hace menos efectivo.

Es como cuando la gente dice que dormir mucho es importante, o que deberíamos comer más fibra -es la clase de cosas que la gente debería hacer, pero que olvidamos ya que no está claro inmediatamente como nos puede hacer más saludables.

En este vídeo de TED Ed, escrito por la profesora Sharon Bergquist de la Universidad de Emory, nos clarifican como el preocuparnos puede afectar a nuestro cuerpo, destacando lo que los científicos conocen hasta el momento de la conexión stress-enfermedad.

Como el vídeo explica, cuando estamos estresad@s, las glándulas adrenales incrementan la liberación de las siguientes hormonas (viejas conocidas en Feel The Brain): cortisol, adrenalina y norepinefrina. La adrenalina hace ir más rápido el corazón y puede aumentar la presión sanguínea. El cortisol causa cambios en las venas que, con el tiempo, aumentan el riesgo de padecer un infarto o un íctus.

Mientras, el cerebro libera señales de stress a la barriga, que hace que ésta cambie su rutina para permitir al cuerpo centrarse en el factor de stress. Esto es lo que hay detrás de la sensación de las “mariposas en el estómago” pero también puede conducir a problemas digestivos y afectar a la composición de nuestra bacteria intestinal.

En paralelo, el cortisol, puede incrementar el apetito y hacer que el cuerpo genere grasa en la barriga. Esta grasa, a su vez, libera unos compuestos llamados citoquinas que son las que elevan el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.
Las Citoquinas

Las Citoquinas

Cuando el stress es crónico, más que pasajero, también puede afectar al funcionamiento del sistema inmune, bajando los tiempos de cura y haciéndonos más vulnerables a infecciones.

El Stress es más dañino para aquell@s que lo experimentan siempre. Trabajar largas horas para cumplir una fecha de entrega puede ser insanamente estresante. Pero las personas que están constantemente estresadas con cosas como pagar el alquiler o conseguir lo mejor para sus hij@s tienen la peor carta.

Para mitigar algunas de estas consecuencias en la salud, Bergquist recomienda ver nuestros estresores como “retos que podemos controlar y dominar de forma magistral“.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero con lo que nos jugamos, vale la pena intentarlo.

Buen Domingo!! 🙂

Artículo Original: “How Stress Makes You Sick” en The Atlantic

Lección Completa de TED ed: “How stress affects your body – Sharon Horesh Bergquist