¿Arte y Depresión?

Un retrato de la depresión mediante el arte y la neurociencia usando la cabeza como lienzo…

En una colaboración entre la artista británica Emma Allen y la neurocientífica Daisy Thompson-Lake de la Universidad Queen Mary de Londres; esta corta animación utiliza la superficie de la cabeza de un hombre como un lienzo para explorar a la vez la experiencia y la neurociencia de la depresión. A través de un llamativo y emotivo estilo visual que utiliza la técnica de stop-motion para animar la pintura de la cara, el corto conecta dos modos muy distintos de conceptualizar la depresión: como una experiencia emocional vivida y como una condición médica radicada en la química del cerebro.

El vídeo es parte de la serie llamada GreyMatters que trata de “eliminar el estigma social que acompaña a la salud mental y de educar sobre el rol del cerebro en la depresión“.

Espero que os guste tanto como a mí.

Buen Lunes 🙂


Artículo Original: “A portrait of depression through art and neuroscience using the head as a canvas” en Aeon

La Depresión y Su Tratamiento, un vídeo

Este Brain Feeling hace ya algunos días que lo tenía guardado en la nevera. Se trata de un vídeo que nos explica cómo afecta la depresión al cerebro y cómo tratarla.

A parte de estar hecho a base de bellas imágenes de nuestro cerebro y una narrativa clara y muy divulgativa; con él aprenderemos uno de los males que, según se estima, afecta al 10% de la población.

 

Buen Miércoles!! 🙂

Enfermedades Mentales, como monstruos

Después de escribir el Brain Feeling de ayer: “Retratos de las enfermedades mentales más comunes” algun@s de vosotr@s me habéis pasado feedback sobre que las ilustraciones eran un tanto tétricas. La verdad es que creo que son duras, que despiertan temores reales.

Hoy, quiero compartir otra serie de ilustraciones sobre las Enfermedades mentales. Esta vez interpretadas como monstruos. Se trata de unos dibujos realizados por Toby Allen, autor del blog de Tumblr llamado ZestyDoesThings.

En este caso, además, cada una de ellas va acompañada de un pequeño texto que explica de modo divulgativo cómo es cada uno de los monstruos.

En este caso, los sospechoso habituales son: Transtorno Bipolar, Desorden del Sueño, Mutismo Selectivo, Anorexia Nerviosa, Transtorno Obsesivo Compulsivo, Transtorno Dismórfico Corporal, Ansiedad Social, Paranoia, Transtorno de Personalidad por Evitación, Transtorno Límite de la Personalidad, Misofonía, Transtorno de Stress Post Traumático, Transtorno de Identidad Disociativa, Ansiedad, Depresión, Ezquizofrenia.

Éstos son los 16 monstruos (haced click sobre ellas para verlas más grandes):

Desorden del Sueño

Desorden del Sueño

 

Transtorno Bipolar

Transtorno Bipolar

 

Mutismo Selectivo

Mutismo Selectivo

 

Anorexia Nerviosa

Anorexia Nerviosa

 

Transtorno Obsesivo Compulsivo

Transtorno Obsesivo Compulsivo

 

Transtorno Dismórfico Corporal

Transtorno Dismórfico Corporal

 

Ansiedad Social

Ansiedad Social

 

Paranoia

Paranoia

 

Transtorno de Personalidad por Evitación

Transtorno de Personalidad por Evitación

 

Transtorno Límite de la Personalidad

Transtorno Límite de la Personalidad

 

Misofonía

Misofonía

 

Transtorno de Stress Post Traumático

Transtorno de Stress Post Traumático

 

Transtorno de Identidad Disociativa

Transtorno de Identidad Disociativa

 

Ansiedad

Ansiedad

 

Depresión

Depresión

 

Ezquizofrenia

Ezquizofrenia

 

Buen Jueves!! 🙂

Artículo Original aquí.

Las “inas” de nuestro Cerebro

En varios Brain Feelings anteriores han aparecido términos como: cafeína, adenosina, seritonina, … En este Brain Feeling os propongo conocer algunas otras “inas” de nuestro cerebro y qué causan si las hallamos en nuestro organismo tanto en exceso como en defecto. He estado buscando, qué significa el sufijo –ina ya que es muy común en esta materia que estoy intentando aprender. He encontrado esta definición: -ina (lat. -īna, sufijo para formar sust. femeninos de origen verbal) [ingl. -in, -ine] Sufijo propio del lenguaje químico con el significado impreciso de ‘sustancia’. En inglés ha habido intentos de distinguir en nomenclatura sistemática -in(restringido a sustancias neutras proteínicas) de -ine (restringido a alcaloides y sustancias básicas), con un éxito muy relativo; en cualquier caso, esa diferencia está neutralizada en español. Es típico de compuestos acuñados a partir del siglo XIX, como “toxina” y “pectina”; se siguió usando mucho en el siglo XX, con ejemplos como “adrenalina” y “penicilina”.

OBS.: En español, la Organización Mundial de la Salud utiliza DCI terminadas en “-ina” para todos los nombres de medicamento que en inglés terminan en -in o en -ine, a excepción de los acabados en -dipine, -nixin, -oxacin y -platin, para los que recomienda la terminación en “-ino”.

Sufijo propio del lenguaje químico con el significado impreciso de ‘sustancia’. Pues para ser imprecisos estas ‘sustancias’ juegan un papel muy importante en nuestro cuerpo, comportamiento y cerebro:

 

Veámos qué hacen estas “inas” y qué cara hacen:

Ina En Exceso En Defecto
Acetilcolina (Lóbulo Temporal) Depresión Demencia (en especial si el defecto es en el hipocampo)
acet
Dopamina (Lóbulo Frontal) Esquizo- frenia Algunos tipos de depresión, rigidez muscular, algunos temblores asociados al Parkinson.
 dopamina
Serotonina (Lóbulo Frontal) No se detalla Depresión y algunos transtornos de la ansiedad como los que tienen relación con el TOC (Transtorno obsesivo-compulsivo)
 Serotonin.svg
Norepinefrina (Lóbulo Temporal) Esquizo- frenia Depresión
 norepinefrina
Adrenalina (Cerebelo) Ansiedad y transtornos relacionados No se detalla
 Adrenalin_-_Adrenaline.svg
Epinefrina (Médula Espinal) No se detalla Depresión
epinefrina
GABA (Lóbulo Frontal) No se detalla Ansiedad
 x05207531.png.pagespeed.ic.e4E5FghrI4

Fijaos que incluso en la ciencia, las cantidades justas nos proporcionan equilibrio.

Buen Martes!