Este Ballet Creado Por Picasso, Satie y Cocteau Inspiró La Palabra Surrealismo en 1917

En 1917, un conjunto de los artistas de vanguardia Europeos colaboraron en un proyecto que es increíble que exista. Concebido por la mente fértil y creativa de Jean Cocteau, el ballet Parade combinó los talentos de Cocteau, Erik Satie, Pablo Picasso y la compañía de ballet ruso de Sergei Diaghilev en un pedacito de sueño cubista.

En Orden de Lectura: Jean Cocteau, Pablo Picasso, Erik Satie, Sergei Diaghilev

Lleva los entretenimientos populares al alto arte del ballet, algo que simplemente no se había hecho hasta el momento, y también aporta el temprano uso de efectos de sonido en la partitura, añadidos por Cocteau; no sin el enfado de Satie. Parade fue el primer ballet de Satie y la primera vez (pero no la única) que trabajó con Picasso.


En el siguiente vídeo podemos observar un resumen de todo el ballet:

El corto de Cocteau, nos presenta en un escenario de un solo acto; una troupe de artistas que intentan persuadir a los transeúntes en sus shows. Lo hacen sin éxito, esta troupe, formada por un mago chino, una niña joven americana, un par de acróbatas, un caballo, y varios bailarines enfundados en disfraces de cartón tan pesados e incómodos, que a penas pueden moverse; diseñados por Picasso.

Uno de los Disfraces de Parade

Hubo algo exasperante para las audiencias en esta pieza. El estreno provocó mayores disturbios que los que ocurrieron 4 años antes con La Consagración de la Primavera de Stravinsky. Se dice que Erik Satie fue abofeteado por un espectador enfadado. Los críticos no fueron más majos que las masas. Después de una crítica mordaz, Satie envió al crítico postales (en las que mostraba su enojo) llamándole: tarugo, cretino y gilipollas. Fue condenado por difamación pero se las manejó para evitar una sentencia de cárcel.

Partitura de “Parade” de Erik Satie

Por otro lado, Picasso, salió de la Parade bastante bien y se casó con una de las bailarinas, Olga Khokhlova al año siguiente. Su diseño y vestuario inspiró al poeta Guillaume Apollinaire a acuñar en su programa la palabra “surrealismo” antes que el Surrealismo se convirtiese un fenómeno artístico den París.

Guillaume Apollinaire

De modo que Parade, debería ser de obligada visión para cualquier estudiante del arte Surrealista desde Dalí hasta David Lynch.

Esta es la representación completa (22 minutos):

 

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “Watch the 1917 Ballet “Parade”: Created by Erik Satie, Pablo Picasso & Jean Cocteau, It Provoked a Riot and Inspired the Word “Surrealism”” en Open Culture

Sueños de Dalí

En el Brain Feeling “Un Café con Van Gogh” de la mano de Mac Cauley y de la realidad virtual entrábamos por primera vez en la profundidad del cuadro del holandés, “Café Nocturno”.

En este Brain Feeling, entraremos en la obra de otro de los Genios, Salvador Dalí.

En el primer momento que te dejas caer en el paisaje de realidad virtual “Dreams of Dalí” (Sueños de Dalí); te encuentras ante un vasto desierto, en frente de dos figuras cuya altura es imposible (una mujer y un hombre amorfos cuyas cabezas están inclinadas como si estuvieran rezando). Esas dos figuras son los sujetos centrales de la “Reminiscencia Arqueológica del Angelus de Millet” que Dalí empezó a pintar alrededor de 1933 y que se basa en el cuadro de 1859 del pintor realista Francés Jean-François Millet, “El Angelus”.

JEAN-FRANÇOIS MILLET - El Ángelus (Museo de Orsay, 1857-1859. Óleo sobre lienzo, 55.5 x 66 cm)

JEAN-FRANÇOIS MILLET – El Ángelus (Museo de Orsay, 1857-1859. Óleo sobre lienzo, 55.5 x 66 cm)

Salvador Dalí, "Reminiscencias Arqueológicas del Ángelus de Millet"

Salvador Dalí, “Reminiscencias Arqueológicas del Ángelus de Millet”

La agencia creativa (Goodby Silverstein & Partners) detrás de la experiencia de realidad virtual creada para la exposición del “Museo Dalí en San Petersburgo, Florida” eligió este cuadro cuidadosamente. Si os fijáis, aparecen dos siluetas en el original de Dalí: un hombre y un niño. El hombre es el padre de Dalí y el niño es el pintor. En los “Sueños de Dalí”, nos convertiremos en visores y visitantes, en un tercer habitante del paisaje onírico surreal.

Estaríamos equivocados si pensásemos que “Dreams of Dalí” nos lleva al interior de una pintura de Dalí.  Los creadores, han creado un mundo donde el visitante puede caminar libremente, a medida que se va empapando de lo que posiblemente quería transmitir el pintor.

Más allá de las figuras del Ángelus, nos encontraremos con los elefantes gigantes, en sus imposibles piernas finas, del cuadro “Los Elefantes”. También nos cruzaremos con otros elementos de la obra del surrealista como la chica saltando a cuerda de “Muchacha Saltando a Cuerda en un Paisaje” de 1936.
Los Elefantes. Salvador Dalí, 1948.

Los Elefantes. Salvador Dalí, 1948.

Muchacha saltando a la cuerda en un paisaje, Salvador Dalí, 1936

Muchacha saltando a la cuerda en un paisaje, Salvador Dalí, 1936

Formando parte de la exposición “Disney and Dalí: Architects of the Imagination“, la inmersión se lleva a cabo mediante el uso de gafas de realidad virtual.

Buen Domingo!! 🙂

salvador111

Artículo Original: “Oculus Rift Takes You Inside the Wild Mind of Salvador Dalí” en Wired.com

Dalí, recursivo

Dalí plasmó en este cuadro la crudeza de la guerra: “La Cara de la Guerra” en 1940. Quiero destacar la cara del artista al recrear uno de los fenómenos más curiosos, la recursividad.

2015-03-07 07.03.43

Dalí, firmando libros

En esta foto de 1963 tomada por Philippe Halsman podemos ver a Dalí “un poco agobiado” en una firma de Libros.

2015-03-23 18.07.19

Genios a pares: Picasso y Dalí

Son curiosas la sincronicodades que tiene la vida. En Feel the Brain hemos tratado dos genios por separado: Dalí y Picasso.

Justo ayer dediqué un post de la galería de genios a Picasso. Pues ayer también conocía la inauguración de una exposición que saca a la luz la verdad sobre su relación.

Yo desconocía que la leyenda dice que se portaban fatal. En esta exposición del museo Picasso de Barcelona, según William Jeffett (Conservador del Dalí Museum de San Petersburgo, en Florida USA), la exposición constata que el artista ampurdanés vivió uno de los momentos más intensamente experimentales de su carrera tras visitar el estudio de Picasso en París en los años 20: pasó de realizar un simple ‘análisis’ de la obra picassiana a desarrollar un lenguaje artístico propio y totalmente surrealista.

En la exposición, entre otras obras y documentos se puede ver La Profanación de la Hostia:

Según la tesis de los comisarios Jeffett y Juan José Lahuerta, Dalí desarrolla, hasta 2013, “una relación de admiración que empieza incluso antes de conocerse personalmente, cuando a principios de los años veinte el joven Dalí se inicia en las vanguardias”.

De Picasso cabe destacar Cabeza:

 

La exposición culmina con un diálogo de Picasso y Dalí con Velazquez.

Un poco de música 🙂

Forma parte de esta exposición también la obra de Dalí Aparato y Mano; homenaje a Erik Satie:

He aquí una pieza del compositor:

Gymnopédie No.1

Feliz Viernes!!