El Cerebro: Su Manual Para La Incertidumbre

Incluso si últimamente tan sólo has mirado las noticias en diagonal lo más probable es que estés al corriente: estos son unos tiempos inciertos. Pero de lo que posiblemente no estés tan al corriente es que los seres humanos, debido a tiempos pretéritos en nuestra historia de la evolución, no estamos construidos para lidiar con la incertidumbre.

Ponte a ti mism@ en un entorno salvaje, semi boscoso. Hay depredadores (a lo mejor los hay o a lo mejor no los hay). Es realmente el no saber lo que te tiene en vilo. Cada vez que algo desconocido invade nuestro entorno, nos preocupamos por si nos puede matar, del mismo modo que lo hacían nuestros ancestros. Eso es cierto tanto para las criaturas físicas que nunca nos hemos encontrado (incluso para las inofensivas) como también es cierto para las ideas y los conceptos que parecen potencialmente peligrosos.

Esta ansiedad nos pone en un estado de stress aumentado. Dopados con más adrenalina y cortisol, todo nuestro cerebro se ve controlado por una única región, la amígdala. Evolucionariamente este hecho era útil. Habíamos evolucionado para vivir es estos estados de alto stress, al menos para pequeños momentos: Hay un Leon, corre!

La Amígdala de nuestro cerebro

La Amígdala de nuestro cerebro

Pero hoy, el volver a nuestros estados mentales base no es tan fácil como determinar si hay un león on tan solo un ratón que está haciendo ruido. Por ejemplo, en nuestro entorno político actual, la incertidumbre sobre lo que pasa a nuestro alrededor y qué es lo próximo puede durar semanas o meses. Esto hace que nuestros sistemas nerviosos acaben exhaustos, nos dejan barridos, como un flan, ansiando un final.

Nuestros cerebros, fatigados, prueban y crean certidumbre en uno de estos tres modos:

  1. Tomamos decisiones prematuras. Nos decidimos en algo, a menudo demasiado temprano, tan sólo para cerrar el tema y sentirnos mejor.
  2. Nos congelamos y no tomamos ninguna decisión en absoluto. Nos vemos abrumados y no podemos tomar ninguna acción, y nos sentimos victimizados por las circunstancias.
  3. Rellenamos los agujeros de lo que no sabemos con asunciones sin fundamento y las etiquetamos como hechos. Creamos historias infundadas en nuestras cabezas que nos nos llevan por mal camino o nos causan aún más stress. Son cosas como: “Todo va a acabar horriblemente” o “Todo va a ir bien”

¡Malas Noticias! Estas 3 estrategias fallan. Cada una nos deja aún más stressad@s. De modo que mientras no podamos poner orden en el mundo, en toda esta complejidad caótica e inductora de ansiedad, podemos imponer orden en nuestro pobre y cansado cerebro. Aprendamos algunos modos de prepararnos a nosotr@s mism@s en tiempos de incertidumbre, de modo que podamos sentirnos más centrad@s y, a lo mejor, actuar con un poco más de claridad.

Crea “Cubos de Certidumbre”

Imagina que tu mente es una balanza: en un lado hay un cubo etiquetado como “Cosas que se” y en el otro uno etiquetado como “Cosas que no se“. Si lo que quieres es cargar más el lado de “Cosas que no se”, tienes que poner más cosas cosas también en el lado opuesto (las cosas que sabes). Para que nuestro cerebro alcance algo parecido al equilibrio, los dos lados tienen que ser aproximadamente iguales.

27-12-2016-a-las-114142-img_1194

¿Cómo? Vuelve a los antiguos favoritos. Vuelve a leer un libro o dos (seguro que hay alguno que no has tocado des de que estudiabas) o revisita una película o una serie de televisión que adoras.

Planifica tus comidas para todo el día o para toda la semana. Incluso puedes ir más allá y seguir la rutina de la coreógrafa Twyla Tharp: se levanta cada día a la misma hora, come el mismo desayuno, hace el mismo ejercicio; todo para dar espacio a la incertidumbre de la coreografía.

El añadir un poco más de rutina nos puede ayudar a encontrar nuestro propio centro. Cuantas más cosas haya en tu vida de las que sepas que son ciertas, hará que tengas más aguante emocional para afrontar aquellas cosas que no conoces tan bien.

Piensa Como Un@ Jugadr@ De Póker

Annie Duke (campeona de póker) afirma que la clave para tomar buenas decisiones en un entorno tan incierto como una partida de póker es pensar en términos de probabilidades. Duke acepta que, después de mitigar los riesgos del mejor modo que puede, continuará estando correcta una pequeña parte del tiempo. Menciona que: “Cuando eres una jugadora de póker, siempre tienes que pensar probabilísticamente”

poker-brain

Cuando Duke le compró a su novio una chaqueta, las probailidades que le gustase a él eran del 50%. Afirma que esto la ayudó a estar preparada por si a él no le gustaba la chaqueta, de modo que no se convirtiese en una gran desilusión.

Admítelo y Abrázalo

Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿no? Quzás no tanto cómo puedas pensar. Ser dueñ@ de tu incertidumbre empieza simplemente por admitir cómo te hacen sentir aquellas emociones de miedo y de stress elevado, serán tus guías de la historia. Tan sólo debes de admitir conscientemente que los estás experimentando, cosas que; dado que se trata de una experiencia negativa; nuestro instinto trata de negar y de escapar de ellas (nunca funciona).

En lugar de hacerlo, verbalízalo y añade algo al final que contrabalance los sentimientos negativos que estás admitiendo: Dilo en voz alta: “Me siento ansioso, y mi vida es dichosa” o “Me siento abrumad@, y eso está bien”. Los terapeutas cognitivos del comportamiento utilizan métodos como estos siempre para ayudar a alguien a reformular y aceptar emociones que, de otro modo, serían abrumadoras. En muchos casos, estos ejercicios ayudan a menguar esas emociones.

Compra Una Entrada De Cine

La evolución ocurrió también para infundir a nuestros cerebros con otra fuerte tendencia: una profunda susceptibilidad para la narrativa. De modo que mira qué películas hacen, fíjate en los thrillers o en las de misterio y compra una entrada.

También puedes escoger un libro, que también hará que te sientes un rato. Entonces cuando estés a punto de llegar al punto cúspide en que todo el misterio de la trama se revela, PARA. (Si estás en el cine ve al lavabo o coger otro refresco). Siéntate y piensa en lo que estás sintiendo en ese momento. Date cuenta de cómo quieres querer saber. Date cuenta de cómo se siente tu cuerpo, de cómo tu mente no puede parar. Data cuenta si estás o no preocupad@.

your-brain-on-books-art

Ahora, vuelve a la historia y mira cómo acaba. Luego date cuenta que ninguna de tus reacciones tienen efecto alguno sobre el resultado. Lo que pasó, pasó. También puedes revisar la historia y sobrepesar las probabilidades de los diferentes resultados a medida que lo haces.

Finalmente, recuerda que todos nos contamos historias, y a menudo nos hacen sentir peor, no mejor. Preveemos un futuro de cosas terribles y luego vivimos en ese futuro, incluso si ninguna de esas cosas que hemos anticipado haya pasao antes y nunca vaya a pasar; es una reacción natural; cuando no se convierte en una profecía autocumplida. Tampoco significa que nunca vaya a ocurrir, claro. A veces, sí que hay un león detrás del arbusto. Otras, es nuestra expectación, que ha desatado la preocupación de que allí pueda estar el león.

De modo que, en lugar de pensar historias sobre catástrofes inminentes, intenta vivir más con lo que actualmente está sucediendo y menos con lo que podría suceder. Ya es bastante duro hacerlo así.

Buen Martes!! 🙂


Artículo Original: “Here’s Your Brain’s New User Manual For Uncertain Times” en Fast Company

Cómo Calmar Tu Cerebro Durante El Conflicto

Fue prácticamente instantáneo el hecho de guardar esta infografía en el mismo momento que la vi, se titula: Cómo Calmar Tu Cerebro Durante el Conflicto.

Aprendamos pues cómo poder estar seren@s en momentos de tensión, paso a paso.

  • El Conflicto es Inevitable, es imposible estar de acuerdo con todo el mundo siempre sobre todas las cosas. Pero el saber esto no hace que la hostilidad y la indignación que florecen en situaciones de desacuerdo sean más soportables. Sin embargo es posible resolver el conflicto de modo rápido, calmado y efectivo.

Entendiendo el Conflicto

El Conflicto aparece cuando dos o más personas están en desacuerdo sobre sus ideas, valores o deseos. Mientras que esas diferencias pueden ser entre triviales y fundamentales, todas disparan sentimientos intensos.

Además el conflicto es más que una reacción emocional, es una respuesta fisiológica:

  1. Tenemos dos amígdalas, una en cada lado del cerebro, tras los ojos y el nervio óptico.
  2. Cuando recibimos una amenaza, nuestra amígdala envía señales a nuestro cerebro para liberar adrenalina y cortisol al sistema.
  3. Estas hormonas nos ponen en el modo: ‘fight or flight‘ (pelear o huir)
  4. Podemos notar cambios físicos inmediatos como: incremento del ritmo cardíaco o manos sudorosas.
  5. Nos vemos desorientad@s en las conversaciones calentitas, dado que la amígdala activa ha cerrado el paso neuronal a nuestro cortex prefrontal.

Todas estas respuestas están diseñadas para obligarte a tomar alguna acción para evitar el peligro; pero a la vez están evitando que tomes decisiones complejas o que veas las cosas desde el punto de vista de la otra persona.

[continúa después de la imagen]

508ba230a50477ce608f0f3684a29cfa

Mantenerse Frí@ Al Enfrentarse al Conflicto

Veamos 6 aproximaciones conscientes que podemos usar al encontrarnos en la cúspide de un conflicto.

  1. Haz Exhalaciones Profundas. La capacidad para mantenerse relajad@ y concentrad@ en situaciones tensas es un aspecto vital en la resolución de conflictos, y uno de los mejores modos de liberar stress rápidamente es respirar profundamente. ¿Cómo? La Respiración calmada y rítmica parará la producción de cortisol y adrenalina.
  2. Concéntrate en tu cuerpo. Concéntrate en las sensaciones físicas que están apareciendo en tu cuerpo para empezar a cambiarlas de modo consciente. Neutraliza tu postura de modo activo, relaja tus hombros y abre tus manos. ¿Cómo? Aparecer abiert@ a través de tu lenguaje corporal ayudará a difuminar la confrontación.
  3. Escucha Activamente. El único modo de sellar una disputa es escuchar con cuidado qué es lo que se está diciendo. Si sólo prestas atención para poder contraatacar es que no estás escuchando en absoluto. ¿Cómo? Escuchar de verdad a alguien te ayudará a dispersar su ira y a que entiendas realmente el problema.
  4. Haz Preguntas. Utiliza preguntas abiertas para evitar que la otra persona se ponga a la defensiva. Si quieres evitar respuestas que lleven a discusión, lo mejor es hacer preguntas que lo inviten a hablar con honestidad. ¿Cómo? Esta forma de preguntar les da a conocer que quieres ser capaz de conocer algunos hechos para llegar a una solución.
  5. Baja La Voz Adrede. Aunque sea tentador alzar tu voz, el gritar tan sólo va a hacer que tú y la otra persona estéis más enfadados. Además cuando el ritmo cardíaco de una persona supera los 100BPM, es incapaz de entender completamente bien qué es lo que se está diciendo. ¿Cómo? Bajar la voz va a instalar automáticamente un sentido de calma.
  6. Déjalo Ir. Si eres incapaz de alcanzar un acuerdo, ya sea estar de acuerdo en que no estáis de acuerdo. Si un conflicto no lleva a ningún lugar, puedes escoger desengancharte y continuar tu camino. ¿Cómo? Si una pelea hace que dos personas estén enganchadas continuamente, lo mejor que puedes hacer es seguir tu camino si no se puede alcanzar una resolución.

Es cierto que no todas las confrontaciones pueden acabar o acabarán de modo positivo. Pero si seguimos estas técnicas seremos más capaces de enfrontarnos al conflicto antes que evitarlo, y todo ello sin perder nuestra cabeza.

Buen Lunes!! 🙂


Artículo Original: “How To Calm Your Brain During Conflict” en CashNet Usa

Un poco de Stress laboral es bueno para nosotr@s

Para la mayoría de nosotr@s esto no será una noticia agradable, pero no todo el stress es malo. Esto no significa que sentirse superad@ y exhaust@ en el trabajo no sea un problema (lo es). Pero un poco de stress, en pequeñas dosis, puede conducir nuestro rendimiento en el trabajo si sabemos cómo usarlo.

Se trata de un acto de equilibrio. No necesitamos que nos digan que demasiado stress puede dañar nuestra salud y nuestra productividad. Pero muchas personas no saben cómo usar cierto grado de stress laboral para que éste les sea de ayuda. Hoy aprenderemos los diferentes tipos de stress que podemos experimentar y cómo dar en la diana de ese delicado equilibrio.

Poner el Stress Agudo a Trabajar

Una investigación de la Universidad de California-Berkeley nos da algunos indicios sobre como el stress puede ser de ayuda. En 2013, l@s investigador@s sometieron las células del tallo cerebral de ratas a unos periodos significantes pero cortos de stress (en otras palabras ‘stress agudo’), que causó que éstas generaran nuevas células. Dos semanas más tarde, después que éstas nuevas células madurasen, el estado de alerta de las ratas, su capacidad de aprendizaje y su memoria habían mejorado.

Tronco Cerebral

Tronco Cerebral

L@s insvestigador@s infirieron que el stress agudo ayudaría a mantener el estado de alerta del cerebro y que ese estado conduciría directamente a un mejor rendimiento.

Desde un punto de vista evolutivo esto tiene sentido: el stress es lo que ayuda a los animales a adaptarse y a sobrevivir y esto es igual de cierto para l@s human@s modern@s.

En otro estudio, científic@s de la UC de San Francisco analizaron este efecto a nivel celular en l@s human@s. Los resultados indicaron que mientras el stress crónico es dañino, pequeños tiros de stress agudo mantienen la resiliencia de nuestro cerebro y nos condiciona a preservarnos bajo presión.

Así que, ¿qué significa esta investigación para el trabajo?

Simplemente que el stress no es inherentemente malo y que un poco de éste puede ser bueno. Puede empujar a l@s emplead@s hacia adelante y ayudarlos a rendir a su nivel óptimo.

Pensemos en entregar una presentación, aceptar una nueva cuenta o enfrentarse a una fecha de entrega muy justa. Durante cada uno de estos eventos stressantes (que están limitados en duración y que pueden ser intensos pero no una amenaza a nuestra vida) l@s emplead@s entran en la gran rueda y se propulsan ell@s mism@s para obtener resultados.

Donde el Stress Crónico Toma el Control

No porqué un poco de stress sea bueno significa que todo lo sea. Hemos oído una y otra vez (y lo hemos aprendido en Feel The Brain) que el stress puede tener un impacto negativo en nuestra salud y en nuestro bienestar. Y esto es exactamente lo que hace el stress crónico.

Como explican desde Mayo Clinic, cuando sentimos stress, las hormonas como el cortisol y la adrenalina se liberan (recomiendo revisar el Brain Feeling: Cómo el Stress Nos hace enfermar‘). Una vez el evento stressor se acaba, nuestros niveles hormonales vuelven a la normalidad. Pero cuando nos sentimos stressad@s constantemente, nuestro sistema de respuesta se mantiene activo, lo que significa que nuestras hormonas permanecen en niveles poco saludables por largos periodos de tiempo. Este tipo de stress crónico impacta en cada uno de los sistemas de nuestro cuerpo incluyendo el respiratorio, el cardiovascular y el endocrino. Esto puede conducir a cambios en el apetito, pérdida de sueño, pánico y ataques de asma, enfermedades del corazón, incremento del peso y mucho más.

Efectos del Stress en el Cuerpo

Efectos del Stress en el Cuerpo

Desafortunadamente, much@s profesionales experimentan stress crónico diariamente. Y cuando se trata de un peaje de la salud de l@s emplead@s, puede dañar la salud del negocio. Un estudio de 2015 publicado en Management Science demostró que el stress laboral causa pérdidas añadidas de entre $125 a $190 billones al año.

De modo que, si el stress ocasional ayuda al crecimiento de l@s trabajador@s, en dosis altas los impide; el reto es encontrar el equilibrio adecuado. Veamos algunas maneras de hacer esto.

Establezcamos retos y metas riguros@s pero realistas

Cuando l@s emplead@s se sienten cómod@s con sus tareas regulares, es el momento de moverl@s fuera su zona de confort dándoles nuevas responsabilidades. Estas nuevas tareas, que no les son familiares pueden aportar la cantidad justa de stress que les lleve a comprometerse con nuevos retos y a aprender nuevas cosas.

Sin embargo, si vas a dar a tus emplead@s nuevas tareas, primero tienes que sacarles algunas de sus viejas responsabilidades en las que ya eran un@s maestr@s. De otro modo, se sentirán sobrecargad@s, hecho que puede conducir a stress crónico.

Much@s profesionales sienten ya que tienen un carga de trabajo irreal que hacer, así que si no somos cuidados@s en mantener las cargas de trabajo de nuestro equipo, el asignarles esa nueva tarea puede conducirlos al burnout y no hacerlos crecer.

Asignar una tarea grande cada vez

Demos a l@s emplead@s un tarea grande, como entregar una presentación, conducir una reunión, difundir una iniciativa o tomar las riendas de un proyecto grande. Sea cual sea el proyecto, asignemos solamente ese en un momento dado. De modo que l@s emplead@s tengan claro cuáles son sus prioridades y en qué necesitan concentrarse.

Expectativas poco claras pueden ser grandes stressores. Focalizarse en un proyecto puede ayudar a clarificar qué es lo que se debe hacer y permitir a l@s trabajador@s a ponerse metas realistas para completarlarlas. A la vez, cada proyecto nuevo introducirá pequeñas dosis de stress que irán mejorando el rendimiento y las aptitudes de l@s emplead@s.

Demos Control a los miembros de nuestro equipo

Much@s profesionales sienten que no tienen control suficiente sobre las fechas al completar su trabajo, sentimiento que el stress crónico tiende a exagerar. Y cuando sus gestores les cambian constantemente sus prioridades, el equipo deja de seguir la directriz y se stressa de modo crónico.

Dar El Control

Dar El Control

En lugar de eso, trabajemos con l@s emplead@s para establecer metas y fechas realistas. Esto no significa que nos deshagamos de todas las fechas de entrega (los horarios pueden ayudar a aplicar una pequeña dosis buena de stress). Pero es importante dar a nuestro equipo voz sobre cuáles de estas fechas tienen sentido y cuáles no. Esto ayudará a controlar los niveles de stress asegurando que la presión se mantiene productiva y no avasalladora.

Es stress crónico es desenfrenado entre l@s emplead@s y éstos necesitan hacer su parte para ayudar a  crear entornos de trabajo más saludables. Al mismo tiempo, deberíamos retarl@s a alcanzar su potencial. No es una solución factible el desterrar al stress del sitio de trabajo. El equilibrio correcto es difícil de conseguir, pero no inalcanzable. De hecho es un muy buen objetivo para el trabajo en sí mismo: duro pero alcanzable.

Buen Martes!! 🙂


Artículo Original: “Sorry, But Some Work-Related Stress Is Good For You” en FastCompany.

Cómo el stress nos hace enfermar

A lo largo de este año hemos ido aprendiendo por qué el stress es cosa mala. Hoy en este corto Brain Feeling aprenderemos más sobre este punto.

El aviso: “¡Para de precouparte! El Stress es malo para tí” es cierto, pero como pasa con muchas recomendaciones sobre la salud, su imprecisión lo hace menos efectivo.

Es como cuando la gente dice que dormir mucho es importante, o que deberíamos comer más fibra -es la clase de cosas que la gente debería hacer, pero que olvidamos ya que no está claro inmediatamente como nos puede hacer más saludables.

En este vídeo de TED Ed, escrito por la profesora Sharon Bergquist de la Universidad de Emory, nos clarifican como el preocuparnos puede afectar a nuestro cuerpo, destacando lo que los científicos conocen hasta el momento de la conexión stress-enfermedad.

Como el vídeo explica, cuando estamos estresad@s, las glándulas adrenales incrementan la liberación de las siguientes hormonas (viejas conocidas en Feel The Brain): cortisol, adrenalina y norepinefrina. La adrenalina hace ir más rápido el corazón y puede aumentar la presión sanguínea. El cortisol causa cambios en las venas que, con el tiempo, aumentan el riesgo de padecer un infarto o un íctus.

Mientras, el cerebro libera señales de stress a la barriga, que hace que ésta cambie su rutina para permitir al cuerpo centrarse en el factor de stress. Esto es lo que hay detrás de la sensación de las “mariposas en el estómago” pero también puede conducir a problemas digestivos y afectar a la composición de nuestra bacteria intestinal.

En paralelo, el cortisol, puede incrementar el apetito y hacer que el cuerpo genere grasa en la barriga. Esta grasa, a su vez, libera unos compuestos llamados citoquinas que son las que elevan el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.
Las Citoquinas

Las Citoquinas

Cuando el stress es crónico, más que pasajero, también puede afectar al funcionamiento del sistema inmune, bajando los tiempos de cura y haciéndonos más vulnerables a infecciones.

El Stress es más dañino para aquell@s que lo experimentan siempre. Trabajar largas horas para cumplir una fecha de entrega puede ser insanamente estresante. Pero las personas que están constantemente estresadas con cosas como pagar el alquiler o conseguir lo mejor para sus hij@s tienen la peor carta.

Para mitigar algunas de estas consecuencias en la salud, Bergquist recomienda ver nuestros estresores como “retos que podemos controlar y dominar de forma magistral“.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero con lo que nos jugamos, vale la pena intentarlo.

Buen Domingo!! 🙂

Artículo Original: “How Stress Makes You Sick” en The Atlantic

Lección Completa de TED ed: “How stress affects your body – Sharon Horesh Bergquist

Nuestra Química

Tiempo atrás, en el Brain Feeling dedicado a “Las ‘inas’ de nuestro cerebro” ya aprendimos un poco sobre las sustancias que hacen funcionar a nuestra máquina más compleja.

Hoy me gustaría compartir con vosotr@s unas nuevas fotos y comentarios sobre los neurotransmisores de nuestro cerebro; así como su relación con la felicidad, el miedo, el amor, el dolor, la fuerza;  que he descubierto últimamente.

Algunos de los que aprenderemos ya son viejos conocidos en Feel The Brain como la serotonina, otros como la acetilcolina aún no los hemos aprendido.

Aprenderemos primero qué neurotransmisores nos provocan qué emociones, para después repasar y aprender las funciones de otros. Pasaremos por:

  • La Felicidad y la Dopamina
  • El Miedo y la Adrenalina
  • El Amor y la Oxitocina
  • El Dolor y la Prostaglandina E2
  • La Fuerza y el Adenosín Trifosfato
  • Pensar y Aprender con la Acetilcolina
  • La Euforia y las Endorfinas
  • La Calma y el GABA
  • La Memoria y el Glutamato
  • La Concentración y la Noradrenalina
  • El Carácter y la Serotonina

 

La Felicidad. La Dopamina


tumblr_m2vikhtNhA1qihar3o1_1280

La dopamina es la señorita encargada de nuestro control emocional, de nuestra habilidad para experimentar placer, deseo o motivación.

tumblr_n1o8uq8oAv1trtj0xo3_1280

Los sentimientos de satisfacción causados por la dopamina pueden convertirse en adictivos y, en consecuencia, repetiremos comportamientos que nos lleven a la liberación de la misma. Estos comportamientos pueden ser naturales como comer o el sexo, o por otro lado, antinaturales como la adicción a las drogas.

Os podeis descargar esta lámina en mayor resolución en PDF aquí: Dopamine

El Miedo. La Adrenalina


tumblr_m2vikhtNhA1qihar3o2_r1_1280

La adrenalina es la hormona que prepara nuestro cuerpo en situaciones críticas para responder a ellas peleando (enfrentándose a ellas) o huyendo.

tumblr_n1o8uq8oAv1trtj0xo2_1280

La adrenalina, también conocida como epinefrina es una hormona que se genera en situaciones de alto stress o situaciones excitantes. Aumenta el ritmo cardíaco, contrae las venas y dilata las vías aéreas con el objetivo de aumentar el flujo sanguíneo hacia los músculos y el oxígeno hacia los pulmones. Esto nos conduce a una explosión física y un aumento de nuestro estado de alerta. También se usa para el tratamiento de reacciones alérgicas.

Os podeis descargar esta lámina en mayor resolución en PDF aquí: Adrenaline

El Amor. La Oxitocina


Tod@s sabemos que el amor es complicado. Incluso la hormona encargada del amor, la oxitocina, tiene una estructura más compleja en comparación con el resto.

tumblr_m2vikhtNhA1qihar3o3_1280

La oxitocina es la encargada del apego emocional entre parejas, de la excitación sexual y de la adhesión entre parejas sexuales e incluso las mascotas y sus dueñ@s.

El Dolor. La Prostaglandina E2


tumblr_m2vikhtNhA1qihar3o4_1280

La prostaglandina E2 no es una hormona en sí. Es una sustancia parecida responsable de iniciar el dolor cuando nuestro cuerpo esta reparando algún tejido dañado.

La Fuerza. El Adenosín Trifosfato


tumblr_m2vikhtNhA1qihar3o5_1280

El adenosín trifosfato es un compuesto encargado de almacenar y liberar energía necesitada por nuestros cuerpos.

Pensar y Aprender. La Acetilcolina


tumblr_n1o8uq8oAv1trtj0xo1_1280

La acetilcolina es el principal neurotransmisor involucrado en el pensamiento, el aprendizaje y la memoria. En el cuerpo es parte de la activación muscular. Su déficit se ha relacionado con enfermedades como el Alzheimer. También se asocia con la atención y la percepción sensorial.

Os podeis descargar esta lámina en mayor resolución en PDF aquí: Acetylcholine

La Euforia. Las Endorfinas


tumblr_n1o8uq8oAv1trtj0xo4_1280

Las endorfinas son un conjunto de compuestos, formados por largas cadenas de aminoácidos. Se liberan en el cerebro durante el ejercicio, la excitación, el dolor, la actividad sexual y producen un sentimiento de bienestar o euforia. Se han identificado hasta 20 tipos diferentes de endorfinas en l@s human@s. Algunos alimentos, como el chocolate y las comidas picantes, pueden estimular la liberación de endorfinas.

Os podeis descargar esta lámina en mayor resolución en PDF aquí: Endorphins

La Calma. El GABA


tumblr_n1o8uq8oAv1trtj0xo5_1280El GABA es el mayor neurotransmisor inhibidor del cerebro. Su rol es calmar disparando los nervios del sistema nervioso central. Niveles altos de GABA mejoran la concentración mental y la relajación; mientras que niveles bajos pueden causar ansiedad e incluso se ha relacionado con epilepsia. También contribuye al control motor y la visión.

Os podeis descargar esta lámina en mayor resolución en PDF aquí: GABA

La Memoria. El Glutamato


tumblr_n1o8uq8oAv1trtj0xo6_r1_1280

El glutamato es el neurotransmisor más común de nuestro cerebro, está involucrado en funciones cognitivas como el aprendizaje y la memoria. También regula el desarrollo del cerebro y la creación de contactos nerviosos. Aunque es tóxico para las neuronas en grandes cantidades pudiendo causar ictus.

Os podeis descargar esta lámina en mayor resolución en PDF aquí: Glutamate

La Concentración. La Noradrenalina


tumblr_n1o8uq8oAv1trtj0xo7_1280

Conocida también como norepinefrina, es un neurotransmisor que afecta la atención y las acciones de respuesta del cerebro. Junto con la adrenalina también forma parte de la repuesta pelea/huir. En el cuerpo, su función es contraer las venas para incrementar el flujo sanguíneo. Los pacientes con TDAH normalmente son recetados con medicamentos dedicados a incrementar los niveles de noradrenalina en el cerebro.

Os podeis descargar esta lámina en mayor resolución en PDF aquí: Noradrenaline

El Carácter. La Serotonina


tumblr_n1o8uq8oAv1trtj0xo8_1280

Se piensa que la serotonina es una contribuidora a los sentimiento de bienestar y felicidad. Regula el ciclo del sueño junto con la melatonina y también regula los movimientos intestinales. Bajos niveles de serotonina se han relacionado con depresión, ansiedad y algunos desordenes mentales. Los antidepresivos funcionan porque aumentan los niveles de serotonina. El Ejercicio y los niveles de luz pueden contribuir positivamente a nuestros niveles de serotonina.

Os podeis descargar esta lámina en mayor resolución en PDF aquí: Serotonin

La Foto de Família


Chemical-structures-of-neurotransmitters

Os podeis descargar esta lámina en mayor resolución en PDF aquí: Neurotransmitters

La Conclusión de Feel The Brain


Y es que al fin y al cabo, somos una máquina que cómo todas funciona a base de compuestos químicos y de las reacciones entre ellos. Es apasionante el diseño con el que estamos hech@s.

Fijaros a modo de resumen algunos efectos del déficit o del exceso de algunas de las sustancias que hemos aprendido hoy:

2015-08-02 21.01.22

Y es que, las únicas dos cosas que en resumen disfrutamos son la serotonina y la dopamina. 🙂

2015-08-02 20.59.50

Eso sí, todo en su medida. En este diagrama podemos aprender resumidamente qué, dónde y cómo actúan y los efectos del defecto y del exceso:

001neurotransmitters

 

Buen Sábado!! 🙂

Imágenes Vía: Compound Interest

Las “inas” de nuestro Cerebro

En varios Brain Feelings anteriores han aparecido términos como: cafeína, adenosina, seritonina, … En este Brain Feeling os propongo conocer algunas otras “inas” de nuestro cerebro y qué causan si las hallamos en nuestro organismo tanto en exceso como en defecto. He estado buscando, qué significa el sufijo –ina ya que es muy común en esta materia que estoy intentando aprender. He encontrado esta definición: -ina (lat. -īna, sufijo para formar sust. femeninos de origen verbal) [ingl. -in, -ine] Sufijo propio del lenguaje químico con el significado impreciso de ‘sustancia’. En inglés ha habido intentos de distinguir en nomenclatura sistemática -in(restringido a sustancias neutras proteínicas) de -ine (restringido a alcaloides y sustancias básicas), con un éxito muy relativo; en cualquier caso, esa diferencia está neutralizada en español. Es típico de compuestos acuñados a partir del siglo XIX, como “toxina” y “pectina”; se siguió usando mucho en el siglo XX, con ejemplos como “adrenalina” y “penicilina”.

OBS.: En español, la Organización Mundial de la Salud utiliza DCI terminadas en “-ina” para todos los nombres de medicamento que en inglés terminan en -in o en -ine, a excepción de los acabados en -dipine, -nixin, -oxacin y -platin, para los que recomienda la terminación en “-ino”.

Sufijo propio del lenguaje químico con el significado impreciso de ‘sustancia’. Pues para ser imprecisos estas ‘sustancias’ juegan un papel muy importante en nuestro cuerpo, comportamiento y cerebro:

 

Veámos qué hacen estas “inas” y qué cara hacen:

Ina En Exceso En Defecto
Acetilcolina (Lóbulo Temporal) Depresión Demencia (en especial si el defecto es en el hipocampo)
acet
Dopamina (Lóbulo Frontal) Esquizo- frenia Algunos tipos de depresión, rigidez muscular, algunos temblores asociados al Parkinson.
 dopamina
Serotonina (Lóbulo Frontal) No se detalla Depresión y algunos transtornos de la ansiedad como los que tienen relación con el TOC (Transtorno obsesivo-compulsivo)
 Serotonin.svg
Norepinefrina (Lóbulo Temporal) Esquizo- frenia Depresión
 norepinefrina
Adrenalina (Cerebelo) Ansiedad y transtornos relacionados No se detalla
 Adrenalin_-_Adrenaline.svg
Epinefrina (Médula Espinal) No se detalla Depresión
epinefrina
GABA (Lóbulo Frontal) No se detalla Ansiedad
 x05207531.png.pagespeed.ic.e4E5FghrI4

Fijaos que incluso en la ciencia, las cantidades justas nos proporcionan equilibrio.

Buen Martes!