Por Qué Debes Rodearte De Más Libros De Los Que Vas A Ser Capaz De Leer

L@s expert@s afirman que el aprender durante toda la vida nos ayudará a ser más felices, a ganar más dinero e incluso a estar más san@s. A eso, añadamos que los nombres más inteligentes de los negocios, de Bill Gates a Elon Musk, insisten en que el mejor modo de se más inteligentes es leer. De modo que, ¿qué hacemos? Salimos y compramos libros, montones de libros.

Pero la vida es frenética, y las intenciones son una cosa y las acciones otra. Rápidamente verás como tus estanterías o tu e-reader se llenarán de libros que te propusiste leer o de libros que empezaste y abandonaste. ¿Es esto un desastre en tu plan de ser más inteligente y sabi@?

Si de hecho nunca lees ninguno de ellos, sí que es un desastre. Buscarás trucos para exprimir un poco de tiempo de lectura de tu vida frenética y el precio que es dedicar unas pocas horas a la semana a aprender. Pero si simplemente tu ritmo de lectura no va al compás con tu ritmo de comprar libros, tengo buenas noticias para ti (y para mí, yo estoy en esa categoría también): Tu biblioteca sobrecargada no es un signo de fallo o ignorancia, es una insignia de honor.

Biblioteca Sobrecargada

Por Qué Necesitas Una “Antibiblioteca”

Esto es lo que el autor y estadista Nassim Nicholas Taleb afirma en su libro The Black Swan. El fascinante blog de Maria Popova, Brain Pickings (llevo años siguiéndolo y es genial); en su reseña del libro de Taleb analizó y subrayó la sección a la que nos referimos.

Taleb empieza sus pensamientos con una anécdota sobre la legendaria biblioteca del escritor italiano Umberto Eco, que contenía la extasiante cantidad de 30000 volúmenes.

Biblioteca de Umberto Eco

¿Leyó Eco todos esos libros? Por supuesto que no, pero eso no fue razón de no rodearse de tanto conocimiento potencial pero aún no realizado. Dándonos un recordatorio constante de todo lo que no sabemos, la biblioteca de Eco lo mantenía intelectualmente hambriento y perpetuamente curioso. Una biblioteca que no para de crecer con libros que aún no has leído puede surgir el mismo efecto en nosotr@s, Taleb escribe:

Una biblioteca privada no es un apéndice para levantar nuestro ego, sino una herramienta de investigación. Lo libros leídos son de tanto valor como los no leídos. La biblioteca debería contener cosas que no sabes […]. Acumularás más conocimientos y más libros a medida que te hagas mayor y la cantidad de libros sin leer te mirará de modo amenazador desde la estantería. De hecho, cuanto más sabes, más libros sin leer vas a tener. Llamemos a esta colección de libros sin leer: la antibiblioteca.

Una antibiblioteca es un poderoso recordatorio de nuestras limitaciones, la vasta cantidad de cosas que no sabemos, que medio sabemos o de las que algún día nos daremos cuenta que estamos equivocad@s. Vivir diariamente con ese recordatorio nos encaminará hacia el tipo de humildad intelectual que mejora la toma de decisiones y conduce el aprendizaje.

Taleb continua: “La gente nuca viene con anti-cvs diciendo qué es lo que no han estudiado o experimentado (eso es trabajo de sus competidor@s), pero estaría muy bien que lo hicieran”.

¿Por qué? Quizás porque es un hecho psicológico bien conocido el que l@s más incompetentes son l@s que más confianza tienen en sus capacidades y l@s más inteligentes son l@s que más llen@s de dudas están. Es el efecto Dunning-Kruger, que ya hemos aprendido en el blog). Igualmente está establecido que cuanto más admites que no sabes cosas, más rápido aprendes.

De modo que, para de culparte por comprar tantos libros o por tener una lista de lectura que no acabarás ni en 3 vidas.

Todos esos libros que no has leído son, de hecho, un signo de tu ignorancia. Pero si eres consciente de cuán ignorante eres, estás muy por delante de la vasta mayoría de personas.

Buen Viernes!! 🙂


Artículo Original: “Why you should surround yourself with more books than you’ll ever have time to read” en FastCompany

Prioriza, Tolera, Exalta y Delega: Gestiona Tu Tiempo

La priorización del trabajo puede ser muy frustrante, especialmente si trabajas para un jefe que delega demasiado o para una compañía que no te detalla claramente los objetivos.

La mayoría de personas se enfrentan a esto a diario. La muy citada investigación de Robert Kaplan y de David Norton demuestra que más del 90% de l@s emplead@s no entiende del todo la estrategia de su compañía o no conocen qué es lo que se espera de ell@s para ayudar a alcanzar los objetivos de la compañía. Combinando el problema, investigaciones recientes demuestran que l@s ejecutiv@s globales afirman que tienen demasiadas prioridades que entran en conflicto entre ellas. En un mundo donde las prioridades contradictorias y poco claras son la norma, ¿cómo podemos aprender a priorizar nuestro propio trabajo y continuar estando satisfech@s del trabajo bien hecho?

Trabajo Bien Hecho

En primer lugar, revisa tu mentalidad cuando hablamos de establecer prioridades. No asumas que la priorización de tu carga de trabajo sea trabajo de alguien que no seas tú, y no te veas a ti mism@ cómo un@ do-er o como un@ zángano. Es muy fácil culpar a nuestr@s jef@s y organizaciones cuando estamos experimentando grandes niveles de stress o una cantidad de trabajo abrumadora. Reconoce que priorizar conscientemente es un pilar clave del éxito. Podemos empezar valorando cómo de bien estamos gestionando la carga de trabajo incremental que viene con el hecho de ser un@ líder hoy en día.

Seleccionemos un par de áreas para priorizar; esto puede ayudar al cerebro a gestionar la sobrecarga de información. L@s investigador@s han descubierto que lo que precisamente nos paraliza o nos lleva a decisiones que van contra nuestros intereses, es precisamente la sobrecarga de opciones que podemos tener. Por ejemplo, la autora del artículo original utiliza dos criterios para filtrar las prioridades con sus clientes: la pasión y la contribución.

Sobrecarga de Opciones

Piensa en tu rol actual y responde a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es mi mayor contribución? Al reflexionar sobre la contribución, consideramos tanto las necesidades de la organización y cómo nosotr@s sol@s podemos aportar fortalezas, experiencia y capacidades. La palabra contribución engloba un sentido de propósito, servicio y de pertenencia.
  • ¿Qué es lo que me apasiona? La motivación y la energía alimentan a la acción, así que, al priorizar, tengamos claro qué es lo que nos inspira en nuestro trabajo actual.

Podemos juntar los dos criterios (contribución y pasión) para crear un marco de trabajo de organización. Este marco de trabajo nos puede ayudar a establecer prioridades y definir las acciones subsecuentes. Tengamos en cuenta esta tabla (similar a una matriz de Eisenhower):

¿Qué tareas debemos priorizar?
Centrémonos en aquellas que se alineen con nuestra pasión y nuestra mayor contribución. Toleremos, exaltemos y deleguemos las demás.

Revisemos la tabla cuadrante por cuadrante:

  • Cuadrante I: Prioriza las áreas de tu trabajo que tienen esa sabrosa intersección entre el punto máximo de valor añadido que puedes aportar y el impacto que te hace sentir más apasionad@. Revisa las respuestas de las dos preguntas anteriores y detecta qué proyectos, iniciativas y actividades te proporcionan lo máximo entre tu contribución y tu pasión.
  • Cuadrante II: Tolera esas partes de tu rol que son importantes pero que drenan tu energía cuando trabajas en ellas. ¿Cuáles son las posibles incomodidades? ¿Qué puedes hacer sobre ellas?
    • Tolera y acepta que no te van a gustar todas y cada una de las partes del trabajo. Por ejemplo, puedes estar muy motivad@ al tener un rol más alto y un equipo, pero menos sobre el incremento de procesos de gestión y administración que ese rol conlleva.
    • Tolera el hecho que puedes estar justo dentro de una curva de aprendizaje. Quizás parte del trabajo incluye algo que aún no es un punto fuerte, como hacer presentaciones para grandes audiencias o tener más visibilidad. Mantén una mentalidad de crecimiento y empújate fuera de tu zona de confort.

      Curva de Aprendizaje

    • Recuerda que hay un punto de inflexión en este cuadrante. Por ejemplo, tu mayor contribución en un rol de estrategia nunca puede ofrecerte la pasión que sientes al ayudar a las personas. El cuadrante puede destacar que es el momento de un cambio.
  • Cuadrante III: Exalta esas tareas que te dan un montón de energía pero que l@s dem@s no ven como un buen uso de tu tiempo. ¿Dónde están esos posibles puntos de exaltación?
    • Exalta el valor añadido. Quzás veas una nueva área, pero puede ser que su impacto sea menos claro para l@s demás. Comparte lo que ves en el horizonte y que alimenta tu convicción y explica por qué es bueno, no tan solo para ti sino también para la compañía.
    • Exáltate tú mism@. Sé consciente de que áreas aún disfrutas, a lo mejor de roles anteriores o de cuando la compañía era más pequeña. A lo mejor te encanta arreglar problemas y eres una persona de acción, lo que te lleva a involucrarte en cosas que deberían ser gestionadas por tu equipo. Piensa un poco antes de sumergirte en ellas.
    • Por último, si la desconexión entre lo que te mantiene motivad@ y los valores de tu organización crece, igual es el momento de cambiar de empresa.
  • Cuadrante IV: Delega (si puedes) las tareas diarias que producen poco valor o poca energía, correos y reuniones. Si no tienes a nadie a quien delegar, igual deberías intentar buscarl@. También puedes decir que no, o eliminar todas esas tareas. Lo irónico es que, a medida que progresamos en nuestra carrera, las cosas que una vez estuvieron en el cuadrante I ahora están en el cuadrante IV. Si la gente continúa pidíendote esas tareas, redirígel@s con elegancia diciendo algo como: “Me alegro de verte. Se que es imporatante. Le he pedido a Carlos de mi equipo que se encargue de estos temas, él te ayudará más rápido que yo”.

    Decir “No”

Operacionaliza y Marca Prioridades en Tu Calendario

Revisa el calendario del último mes para ver cuánto tiempo has dedicado a cada uno de los cuadrantes. Podemos usar un sistema de colores para ver rápidamente qué es lo que hacemos. Al empezar la semana, marca todas las prioridades del QI y guarda un poco de tiempo para prepararlas.

Calendario Colores

No te contentes con el status quo. Si no priorizas tu tiempo, alguien más lo hará. Y no siempre será mejor para tus intereses o para lo que tienes en la cabeza. De modo que aduéñate y reclama poder de decisión sobre dónde puedes gastar tu tiempo y energía. Haciéndolo, ya te estás poniendo en la trayectoria de producir resultados significativos, de experimentar más satisfacción laboral y tener más energía.

One More Thing…

En esta infografía podremos ver las diferencias entre urgente e importante:

Urgente vs Importante

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “How to Prioritize Your Work When Your Manager Doesn’t” en Pocket

Por Qué Es Más Fácil Decidir Por L@s Demás Que Hacerlo Para Nosotr@s

Pensadlo un momento. ¿Cuántas veces, cuando alguien ha compartido algún dilema con vosotr@s, habéis visto la solución clara y diáfana y le habéis aconsejado sin complejo qué hacer? y … ¿Cuántas veces habéis estado dando vueltas a vuestros propios dilemas tardando mucho o quizás sin llegar nunca a una conclusión de cómo solventarlos?

¿Por qué es más fácil ver la mejor solución a los dilemas de l@s demás que a los nuestros propios? Se trate de alguien que quiere conseguir un nuevo trabajo, o pedir un aumento, o alguien que simplemente esté intentando decidir qué sabor de helado escoger, parece que somos capaces de ver la mejor solución con total claridad y decisión que, a menudo, está ausente cuando nos enfrentamos a nuestros propios dilemas.

Dilema

 

La gente tenemos una mentalidad diferente cuando elegimos por l@s demás: una mentalidad aventurera que se contrasta con la mentalidad más cautelosa que tenemos cuando tenemos que llevar a cabo nuestras propias elecciones.

En la investigación del artículo original, se analizó cómo las personas toman las decisiones para ell@s mism@s y cómo las toman para l@s demás. El interés se enfocó en el proceso y la cantidad de información que un@ tomador@ de decisiones utiliza al elegir por l@s demás en contraposición de las que utiliza al elegir para sí mism@. Querían saber: ¿Se busca más información en el proceso de decidir por l@s demás que en el proceso de decidir para nosotr@s? ¿Cambia el modo de evaluar ese cambio de información en base de por quien se está decidiendo?

Para probar la hipótesis, llevaron a cabo 8 estudios sobre 1000 participantes. A través de las series aleatorias de tests, se entregaba a los participantes listas de restaurantes, oportunidades de empleo y perfiles de citas; cada uno de ellos con información detallada; para luego pedir a l@s participantes tomar decisiones para ell@s mism@s o para otr@s en base a esa información.

Decisión

Descubrieron 2 cosas: l@s participantes no tan solo escogían de modo diferente cuando era para ell@s mism@s que cuando lo era para otr@s, sino que también el modo de llevar a cabo la elección era diferente.

Al escoger para ell@s mism@s, l@s participantes se concentraban en un nivel más granular, centrándose en las minucias de la cuestión, lo que l@s autor@s del estudio llamaron mentalidad cauta. Utilizar una mentalidad cauta al escoger significa ser más reservad@, deliberd@ y contrario al riesgo. Más que explorar y recopilar una plétora de opciones, la mentalidad cauta prefiere considerar unas pocas al mismo tiempo pero a un nivel más profundo, examinando una sección transversal del todo mayor.

Pero cuando se trata de decidir por otr@s, l@s participantes prestaban más atención a todas las opciones y de centraban en su opinión general. Eran más atrevid@s, operando utilizando lo que bautizaron como mentalidad aventurera. Una mentalidad aventurera prioriza la novedad frente un análisis más profundo de en qué consisten todas las opciones; la disponibilidad de numerosas elecciones atrae más que su propia viabilidad. Dicho llanamente, preferían y examinaban más información antes de tomar una decisión y recomendaban su elección a l@s demás con más entusiasmo.

Estos hallazgos se alinean con trabajos previos sobre cómo la gente es más creativa en nombre de otr@s. Cuando pensamos ideas para solventar los problemas de l@s demás, estamos inspirad@s; tenemos un flujo libre de ideas que poner sobre la mesa sin juicio alguno, sin segundas suposiciones o sin pensar más allá.

Si lo pensáis, estos resultados os deberían ser familiares. Pensad en la última vez que pedisteis un aumento. Mucha gente tiene miedo de hacerlo (utilizando una mentalidad cauta), pero a la vez, las mismas personas son las que animan a los demás (compañer@s o amig@s) a que lo hagan (utilizando la mentalidad aventurera).

Cuando la gente recomienda qué es lo que l@s otr@s deberían hacer, proponen ideas, elecciones y soluciones que son más optimistas y más orientadas a acciones, más enfocadas hacia la información positiva y que imaginan consecuencias más favorables. Por otro lado, al tomar sus propias decisiones, la gente ve todo lo que puede ir mal, yendo hacia la duda y pensando en segundas opciones.

¿Cómo podemos aplicar estos hallazgos? En primer lugar, sugieren que tod@s deberíamos tener un@ mentor@, o un amigo sincero que puede ayudar a las personas a ver y a actuar sobre pruebas mejores.

También deberíamos trabajar el distanciarnos de nosotr@s mism@s, de nuestros problemas, adoptando la perspectiva de una mosca en la pared. Con esta mentalidad, podemos actuar como nuestr@s propi@s consejer@s; de hecho, puede ser más efectivo referirse a nosotr@s mism@s en tercera persona cuando estemos considerando una decisión importante, pensando que nos estamos dirigiendo a alguna otra persona. En lugar de preguntarte a ti mism@: ¿qué debo hacer?, pregúntate ¿qué debes hacer?.

Otra técnica de distanciamiento es imaginarte que tu decisión es de otra persona y verla desde su propia perspectiva. Esto puede ser muy fácil al pensar con ejemplares famosos, como si Steve Jobs estuviese tomando tu decisión. Imaginando cómo alguien puede abordar tu problema, las personas se ayudan a sí mismas inconscientemente.

Distanciarse de un@ mism@

La solución más fácil es dejar que l@s demás tomen las decisiones por nosotr@s. Al subcontratar nuestras elecciones, podemos aprovechar un creciente mercado de marcas y apps que ayudan a la gente a tomar sus decisiones de un modo más fácil. Por ejemplo, podemos tener nuestra ropa, comida, libros o decoración de casa elegidas para nosotr@s por otr@s.

Esta investigación subraya un deseo humano básico: queremos sentirnos como si marcáramos la diferencia. Estamos conectad@s para conectar con l@s demás y un parte interesante de tomar las decisiones de los demás es que nos permite impactar de un modo más rotundo.

Dado que l@s gestor@s y líderes tienen como tarea tomar decisiones por l@s demás a diferentes niveles (todo, desde las minucias diarias de conflictos personales hasta planes estratégicos a largo plazo) los resultados muestran que ayudar a est@s emplead@s creará mayores grados de creatividad, efectividad y realización en su trabajo.

Buen Lunes!! 🙂


Artículo Original: “Why It’s Easier to Make Decisions for Someone Else” en Harvard Business Review

El Pensamiento Flexible, lo que nadie nos ha enseñado

Aquell@s que no pueden cambiar sus mentes no pueden cambiar nada, dijo George Bernard Shaw.

Einstein también dijo: La medida de la inteligencia es la habilidad de cambiar“.

La vida no es ni estática ni inmutable, es fluida.

Nada permanece sin cambiar.

El Pensamiento Elástico (l@s expert@s lo llaman flexibilidad cognitiva) nos permite cambiar las velocidades y pensar sobre algo de más de una manera.

L@s pensador@s elástic@s consideran un rango de diferentes posibilidades que pueden causar sus acciones más que tan solo considerar la vista optimista o solo hacerlo de la pesimista.

Una mentalidad fija puede sabotear tus esfuerzos para prosperar en un entorno cambiante.

Ser flexible no tiene que ver con dar siempre el brazo a torcer, o decir siempre que si.

Lo que significa es que, de primera mano, miras las cosas con una perspectiva diferente, y luego eliges la mejor, eso es la flexibilidad.

¿Cuán elástico es tu cerebro?

La habilidad para estirarse más allá de tus fortalezas cuando es necesario y volver rápidamente a tus aptitudes centrales y a tu disciplina es un rasgo muy deseable.

Cerebro Elástico

La elasticidad es, en esencia, la sensibilidad a cambiar en un mundo en cambio constante.

Para sobrevivir en un entorno de estimulación constante y de cambio rápido, el pensamiento elástico es esencial.

Elasticidad es flexibilidad.

Es la habilidad de adaptarse a situaciones nuevas, romper tareas complejas en pequeños trozos que podamos asimilar, improvisar, y cambiar estrategias para cumplir con los distintos tipos de retos que se nos puedan presentar.

La Flexibilidad es lo que le da al cerebro humano la superioridad sobre los ordenadores.

Las mentes elásticas son personas que reimaginan nuevos modos de solucionar problemas existentes y que crean herramientas que hacen que las cosas sean mejores, más fáciles, más rápidas y más inteligentes.

Pueden equilibrar mejor la balanza entre los deseos a largo plazo los deseos a corto plazo. Cuando se ven en cualquier situación, pueden pensar en las metas a largo y medio plazo para así tomar mejores decisiones.

L@s mejores innovador@s pueden cambiar su perspectiva muy rápidamente.

Según Stuart Karten (fundador y presidente de una consultora de innovación en Los Ángeles): “Nuestro nuevo rol como visionarios, tomadores de decisiones e informantes estratégicos significa que no podemos confiar en ninguna regla. Hay muchas más partes interesadas, productos más complicados y ciclos de mercado mucho más rápidos. En este entorno, la elasticidad es más importante que nunca”.

Para prosperar ahora y en el futuro, tienes que desear emerger por encima de las mentalidades y del conocimiento convencional.

Te conviertes en alguien indispensable en el mundo si constantemente superas tu roles actuales.

Las preguntas que hagas hoy no revelaran las respuestas que busques mañana.

Para continuar siendo competitiv@ en la vida y en el trabajo, tienes que estar abiert@ a nuevos paradigmas.

Tienes que confiar mucho más en tu imaginación que en la lógica.

Dhruti Shah de BBC Capital explica que: “El pensamiento elástico es estirar tu mente y utilizar un procesado en el cerebro de ‘abajo a arriba’ en lugar de ‘arriba a abajo’, modo en que funcionan las funciones ejecutivas que dirigen el pensamiento analítico. Encompasa un rango de procesos que incluyen: neophilia (entusiasmo por la novedad), esquizotipia, imaginación, generación de ideas y pensamiento divergente”.

El pensamiento elástico, en combinación con el pensamiento racional o lógico, y pensamiento creativo harán que seas indispensable.

El pensamiento elástico nos dota con la habilidad de resolver problemas nuevos de romper las barreras neuronales que nos impiden ver más allá de lo que ya está establecido.

Solucionar problemas y sacar mejores conclusiones requiere una mezcla de pensamiento lógico, analítico y elástico.

Leonard Mlodinow (físico teórico y autor de Elastic: Pensamiento Flexible en un Tiempo de Cambio) afirma que: El pensamiento lógico-analítico es realmente útil para solucionar un problema que ya has vivido antes. Puedes utilizar métodos y técnicas conocidos para enfocar cualquier problema con el que estés tratando. El pensamiento elástico es lo que necesitas cuando las circunstancias cambian y te enfrentas con algo nuevo. No se trata de seguir reglas”.

Una vez John F. Kennedy dijo: “El cambio es la nueva ley de la vida. Y aquell@s que tan solo miran hacia el pasado o el presente, de seguro que se van a perder el futuro.

El pensamiento flexible pasa por estirar todo lo que conoces lo suficiente como para hacer una suposición educada de qué es lo que puede estar bien (y lo que no puede estarlo).

La Mente Elástica de Leonardo

Einstein dijo que: “Lo importante es que nunca pares de cuestionarlo todo. La curiosidad tiene su propia razón para existir. Pero un@ no puede evitar tener temor cuando contempla los misterios de la eternidad, de la vida, de la maravillosa estructura de la realidad. Basta con que un@ intente comprender un poco de ese misterio cada día“.

Leonardo da Vinci mantuvo una curiosidad apasionada a lo largo de toda su vida.

Simplemente quería saber.

Era un pensador elástico y un creador prolífico.

Leonardo da Vinci

Su mente saltaba por el arte, las ciencias, la ingeniería y las humanidades.

Existen más de 7000 páginas de las libretas de Leonardo.

Su genio provenía de ser ampliamente imaginativo, peculiarmente curioso y observador intencionado.

Su novedad fue producto de su propio deseo y esfuerzo, lo que hace que su historia sea de inspiración para nosotros y más posible de emular.

Su trabajo pavimentó el camino para artistas, científicos y filósofos.

La mayoría de las personas a las que admiramos tienen el don de tener una mente elástica.

Hoy, más que nunca, necesitamos adoptar la mentalidad elástica.

En un mundo estable, vacío de cambio, podemos solucionar los problemas aplicando las mismas viejas técnicas, principios y reglas.

Pero esta era sin precedentes de cambio tecnológico nos reta constantemente a encontrar soluciones nuevas.

Cuando te enfrentas con un problema que no has visto antes, ¿das tu brazo a torcer o estás determinad@ a solucionarlo?

¿Cómo de seguro estás para alcanzar esa ‘luz’ al final del tunel?

La solución de problemas y de encontrar mejores conclusiones dentro de un marco existente requiere una mezcla de pensamiento elástico y analítico.

Con la combinación correcta con otros rasgos, el pensamiento elástico es un vaticinador crucial de un bienestar total.

C. Robert Cloninger (psiquiatra): “Buscar la novedad es uno de los rasgos que te mantiene sano y feliz, y fomenta el crecimiento de la personalidad a medida que nos hacemos mayores”.

Cómo Desarrollar Una Mente Ágil 🧠

Las buenas noticias es que las capacidades del pensamiento flexible se pueden enseñar.

Para aquell@s que quieran tener un pensamiento flexible, Mlodinow sugiere que encontremos tiempo para soñar despiert@s, hablar con personas que no formen parte de nuestro círculo social, absorber todo lo que podamos fuera de nuestra zona de confort, escuchar ideas y conceptos con los que no estás de acuerdo antes de descartarlos.

Trata siempre de mirarlo todo desde más de un ángulo.

Ver las cosas desde diferentes ángulos

Cambia el contexto o tu entorno y notarás cómo cambia tu mente.

Da un paseo. Haz un café.

El ejercicio ofrece también una gran explosión mental.

Cuanto más te retes a ti mism@ a ser espontáne@ y a permitir nuevas experiencias, más fácil te será integrar la flexibilidad en tu día a día.

La flexibilidad mental se ayuda de la novedad, y eso contribuye al crecimiento y el desarrollo de nuestro cerebro durante toda la vida.

La próxima vez que te encuentres con el stress del cambio, recuerda que puedes adaptarte para prosperar y convertirte en indispensable en este mundo de cambio continuo.

Recuerda, la flexibilidad es una opción y, con práctica harás movimientos que ni te habrías imaginado que fuesen posibles.

Buen Domingo!! 🙂


Artículo Original: “The Single Most Important Thinking Habit Nobody Taught You” en Medium

Escuchar Música En El Trabajo: Productividad, Creatividad, Concentración

En este Brain Feeling aprenderemos bastantes cosas que integran muchas de las áreas en las que aprendemos en Feel The Brain: Música, Cerebro y Productividad.

Hoy os propongo que aprendamos:

  • Qué tipo de música nos ayuda a terminar las cosas
  • Por qué ciertas canciones nos atraen (un pista: la nostalgia)
  • Cómo encajar nuestra música a nuestras tareas
  • Por qué el silencio aún es como el oro

Hay muchos estudios que han confirmado que escuchar música puede mejorar nuestra productividad, pero nuevos descubrimientos sugieren que algunos géneros motivan más que otros.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por CloudCover Music, la música más popular para incrementar y mejorar la productividad es el rock clásico, seguido por el alternativo y por el pop. Por otro lado, el hip-hop, el heavy metal, el EDM (Electronic Dance Music) y el country son considerados como los que más nos distraen.

Según Meg Piedmont (project manager de CloudCover Music) que ayudó a recopilar la información del proyecto: “Realmente depende de las preferencias de cada un@ […] Se trata de crear tu propio espacio de trabajo personalizado hasta tal punto que te permita hacer el mejor trabajo que puedas hacer“.

Piedmont apunta al hip-hop para demostrar como de subjetivo puede ser el impacto de la música en un oyente individual. El 21,2% etiquetó el género como “productivo”, situándolo en el 5º puesto en los favoritos de nuestro lugar de trabajo; en cambio el 37,7% de l@s encuestad@s afirmaron que era el que más les distraía, haciendo a la par que fuera el más detestado.

Un punto en común de tod@s l@s encuestad@s fue que la música era lo que preferían frente a cualquier otro sonido de fondo en el trabajo; el 94% confirmaron que escuchan música en el trabajo, comparado con el 42% que escuchan la radio, el 35% que escuchan podcasts y el 15% que escuchan audiolibros y retransmisiones deportivas.

Cómo Los Auriculares Se Han Convertido En Un Accesorio Standard En El Trabajo 🎧

De acuerdo con Piedmont, hay varias tendencias convergentes que están haciendo de los auriculares un accesorio standard en el trabajo. Las distribuciones abiertas de las oficinas pueden estar tras este hecho, pero también pueden resultar en un montón de contaminación sonora. De hecho, el 30% de l@s encuestad@s admiten que usan auriculares en el trabajo para cancelar este “run run” de fondo, mientras que un 46% afirman utilizarlos para evitar conversaciones con l@s compañer@s.

Auriculares

Piedmont continúa: Escuchar música con auriculares puede ayudar a que la gente se mantenga concentrada y sientan que tienen su propio espacio en una oficina diáfana […] Hoy en día, es realmente fácil tener acceso a la música (normalmente está justo ahí, en tu teléfono o en tu ordenador y es gratis) y ese fácil acceso también puede ser la razón por la que vemos, cada vez más, a más personas escuchar música durante el día”.

De acuerdo con el estudio, al 82,2% de l@s encuestad@s se les permite escuchar su música personal en el trabajo, un 42% escuchan música durante todo el día, un 39,5% escuchan música un par de veces al día y sobre un 19% lo hacen un par de veces a la semana.

La Nostalgia Es La Que Dirige Nuestros Hábitos De Escucha

Según el estudio, la música puede unir a l@s compañer@s, pero también los pude aislar. El 26% juzgan a sus compañer@s por sus preferencias musicales, pero el 65% afirman que la música les ayuda a conectar con l@s demás.

Con Música y Sin Música

Según Teresa Lesiuk (directora del programa de terapia musical de la Universidad de Miami), la diferencia radica en la nostalgia y en la asociación.

Teresa afirma que: “Existe lo que llamamos ‘la red de memoria asociativa‘, así que si tienes recuerdos relacionados con una pieza musical, eso va a juntar tus nodos de memoria con los nodos emocionales del cerebro […] La Música crea asociaciones cerebrales que son realmente poderosas.

Lesiuk añade que quizás los géneros más populares en el trabajo (como el rock clásico, el alternativo y el pop) son, de hecho, los más nostálgicos.

Afirma que; la música que escuchabas cuando tenías 20 años, un momento muy activo y en el que la formación de tu identidad se está llevando a cabo, es la que tiende a tener más efecto sobre la gente. […] Tiene sentido pues, que el rock clásico y el alternativo y, quizás ahora, el hip hop; sean los más populares a medida que la población envejece”.

El Silencio Aún Es Oro

A pesar de la tendencia hacia más música en el trabajo, el mejor ruido de fondo para concentrarnos en tareas importantes del trabajo es el silencio, según el escritor e investigador Josh Davis.

Silencio

Davis afirma que: Casi en cualquier circunstancia en la que estás tratando de llevar a cabo trabajo de conocimiento, en el que necesitas concentrarte, lo harás mejor con silencio“.

En su libro (Two Awesome Hours), explora modos de maximizar las dos horas más productivas del día para cada un@ de nosotr@s; explicando que factores del entorno tales como el ruido pueden tener un impacto muy significativo sobre la productividad.

Davis continua: “Para aquello que va ayudarte a mover tu carrera hacia adelante, aquello que va a hacer que tengas éxito, aquello por lo que debes estar al 100%, propongo que busques el silencio para tus dos horas fantásticas […] El resto del día, escucha música que te plazca o te haga sentir productiv@, te ayudará con las tareas que quizás sean menos agradables pero que también se deben hacer”.

La Playlist Correcta Para La Tarea Correcta

Cuando el silencio no es una opción, tanto Davis como Lesiuk sugieren intentar encajar el género con la tarea que tenemos entre manos.

Davis afirma que: “Hay ciertos tipos de trabajo creativo en que no todo es sobre atención y concentración sino ser creativ@ de un modo más artístico […] Para este punto, tener un poco de ruido de fondo ha demostrado liberar a las personas de sus restricciones, precisamente porque están un poco distraíd@s“.

Trabajo Creativo

Lesiuk aconseja considerar diversos factores al escoger una playlist, incluyendo factores internos como el estado de ánimo, el tipo de personalidad, las preferencias personales; y factores externos tales como la naturaleza de la tarea y el entorno de trabajo.

Dice que: “Pongamos una tarea aburrida, pero estás muy stressad@ cuando la abordas, en este caso, en primer lugar mejora tu estado de ánimo. […] Puedes encajar la música a ese estado para reflejarte en ella para luego, poco a poco, escoger otra música que te lleve hacia este estado de ánimo más relajado”.

La investigación de Lesiuk, también ha demostrado que la música es efectiva para combatir la modorra, un efecto negativo cuando hablamos del rendimiento en el trabajo.

Finalmente afirma que: Sea cual sea el género que elijas, intenta encontrar algo que tenga un tempo alto que tenga una melodía y un ritmo que se muevan mucho, ya que estas propiedades te ayudarán a estar más alerta“.

One More Thing…

En esta infografía podremos aprender 5 razones por las que deberíamos escuchar música en el trabajo.

Infografía: Música en el Trabajo

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “This is what kind of music you should listen to at work to be more productive” en FastCompany

8 Trucos De Gestión Del Tiempo Para Optimizar Tu Vida Dentro y Fuera Del Trabajo

Pensadlo bien, el tiempo es el recurso de más valor y más escaso que tod@s tenemos. Gestionarlo de modo efectivo puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso. Aprendamos hoy, de la mano de 8 tutores de The Oracles cómo manejan su día para optimizar el éxito en su trabajo y en su vida personal.

Consigue Que Tod@s Estén De Acuerdo En Tus Prioridades

Grant Cardone

Para gestionar y maximizar tu tiempo (sacar el máximo jugo de cada oportunidad) tienes que apreciar todo lo que tienes. Tienes que tomar el control de tu tiempo y no permitir que otr@s lo hagan por ti. Consigue que tanto familia, amigos, compañeros y empleados estén de acuerdo en las prioridades más importantes. De otro modo, van a tirar de ti en direcciones opuestas. “Cuando hago esto, soy capaz de controlar mejor mi tiempo”.

Normalmente me levanto antes que el sol y estoy ocupado todo el día. Invierto y gasto el tiempo, de modo que no me gusta tener espacios en blanco en mi calendario. Hago hueco para mí mismo, mi familia y mi trabajo; para hacer cosas como: pensar en mis metas, ejercitarme, ir de paseo con mis hij@s y dirigir llamadas y reuniones. No estoy ocupado por estar ocupado; llevo a cabo acciones para ser productivo y llevar la vida de mis sueños.

Ten Un Buen Calendario

Scott Shainman

La clave es un buen calendario. Tienes que tener uno que se adapte a tu estilo de vida y al modo en que procesas la informaciónThe Fantastical es una app que me funciona muy bien dado que es una combinación entre lista de tareas y calendario.

Normalmente tengo hasta 20 ítems que gestionar cada día. y solo me asigno 2 grandes tareas diarias. El objetivo es concentrarme en ellas intencionadamente para asegurarme que no las hago rápidamente y que las completo del todo. Mis mejores días son los que voy al gimnasio a las 6.30 AM. Si el día se descarría, al menos he podido hacer ejercicio.

Estructura Tu Día Alrededor De Los Momentos En Que Tu Cerebro Está A Tope

Natalie Ellis

La salud de mi cerebro lo es todo cuando se trata de ser productiva, de modo que este es mi punto de inicio. Es el núcleo de cómo estructuro mi día, mi dieta y mi estilo de vida. Tomo todas las decisiones importantes muy temprano cada día, momentos en que mi cerebro está en su mejor rendimiento.

Digo no a reuniones que no sean totalmente esenciales y bloqueo algunas horas de mi calendario cada día para trabajar en estrategias de más alto nivel. Trabajar en, en lugar de sumergirme en el negocio es vital, y lo debemos de hacer deliberadamente.

Identifica “la cosa clave”

Thomas Le Maguer

Cada minuto importa, de modo que identifica tus prioridades más importantes e tu vida y qué es lo que quieres conseguir de ellas. Cada mañana me pregunto: “¿Qué puedo hacer para tirar esto hacia a delante? ¿Qué es lo que puede generar más impacto, que puede construir valor a más largo plazo y hacer que las cosas sean más fáciles?” La mayoría de las veces no es urgente. De modo que programo esas cosas en mi calendario.

De 8 AM a 10 AM, me centro en hacer avanzar mi compañía. Después de haber identificado esa cosa de cada área de mi vida personal y de haberla convertido en hábito. Para mi salud lo es el correr, el ir al gimnasio o visitar a mi quiropráctico. También lo es jugar con mis hij@s y pasar un buen rato con ell@s y hacerles reír.

Separa Oportunidades De Operaciones

Sharran Srivatsaa

Cada CEO y emprendedor a los que mento desea tener más tiempo. Les aconsejo que utilicen el sistema de productividad personal que he estado usando durante más de una década, que ha creado cientos de millones en ganancias para nuestras compañías.

Divido nuestros días es dos sencillas partes:

  • Las mañanas para las oportunidades (crecimiento, ventas e influencia)
  • Las tardes para las operaciones (entrega, seguimiento y placer).

El modo más fácil es ordenar tu lista de tareas de este modo.

Esto crea una saludable lista de nuevas oportunidades para crecer mientras que mantenemos nuestros compromisos de entrega. Por supuesto que hay días en los que debo pasarme por el forro este calendario; pero si consigues que lo sea por defecto, conseguirás crecimiento instantáneo en tu vida, cada día.

Concéntrate En Actividades Que Produzcan Lucro

Billy Gene Shaw III

Lo primero y más importante: olvida la conciliación. Cada emprendedor@ de éxito que he conocido ha dedicado tiempo en su vida para su negocio. Trabajan la implementación de la “integración vida – trabajo“, es decir que tu trabajo sea tu vida y tu vida tu trabajo. Recorres el camino con aquell@s a los que quieres.

Como CEO, gestiono mi tiempo siento extremamente consciente de las actividades que producen lucro.

Delega

Gail Corder Fischer

Se 3 cosas sobre el tiempo:

  1. No se para
  2. Es la única mercancía que no podemos controlar (tan solo podemos controlar cómo la usamos).
  3. La asumimos como garantizada.

Paso mi tiempo haciendo cosas que me ayuden a funcionar a mi punto máximo. Empiezo mi día con ejercicio riguroso. Veo las noticias, leo el periódico y leo sobre negocios.

Como la mayoría de vosotr@s, tengo más ítems en mi lista de tareas pendientes que en mi lista de tareas completadas. Me gusta hacer las cosas a mi manera, y no siempre me deshago de tareas que me gustaría hacer por mi misma. Pero he aprendido a delegar lo que no sea el mejor uso de mi tiempo y eso cambia el juego. Mantiene la bola moviéndose. Si estás en un puesto de liderazgo es tu trabajo hacer que l@s emplead@s crezcan. De modo que no temas al delegar. Confía en que tu equipo lo hará.

Adopta El Estilo De Vida Del Ordenador Portátil

Jason Hall

Necesitas estar disponible en momentos que vayan bien tanto para tus clientes como para tu equipo. Pero tod@s tenemos vidas personales, y es muy importante tomarse tiempo para un@ mism@. Afortunadamente, también vivimos en la era de la información, así que aquell@s que sean capaces de adoptar el “estilo de vida del ordenador portátil” pueden combinar su trabajo con sus vidas personales.

He creado este recorrido para mí mismo, mi familia y mis amigos. Nadie puede decirme que no puedo hacer tareas importantes mientras estoy en un barco, en la playa o viajando. Los CEOs no debemos centrarnos en el número de horas que trabajamos. En lugar de ello, debemos concentrarnos en la productividad durante esas horas y esas tareas que nos dan los mejores beneficios.

¿Cómo lo veis?¿Nos aplica o no nos aplica?

Buen Lunes!! 🙂


Artículo Original: “8 Time-Management Hacks to Optimize Your Life In and Outside Work” en Entrepreneur

¿Qué Bloquea Nuestra Creatividad?, Una Guía Ilustrada

Durante estas últimas semanas, por motivos laborales, he tenido que evaluar, asesorar y hablar sobre la creatividad con varias personas. He encontrado personas que afirman no ser creativ@s en absoluto así como también he encontrado personas que afirman rotundamente serlo.

Tengo la firme convicción que tod@s somos creativ@s, pero que lo somos “a nuestra manera”, en función de factores externos o de nuestras especialidades somos creativ@s de un modo u otro. Hay personas que lo son de modo natural y otras que deben “esforzarse” en aflorar esa creatividad.

Hoy me gustaría aprender Cómo Desbloquear Nuestra Creatividad a partir de una guía ilustrada creada por Annie Mueller.

Aprenderemos 5 puntos que pueden estar bloqueando nuestra creatividad:

  • Inputs Basura
  • Inputs Escasos
  • Energía Descontrolada
  • Estreñimiento Creativo
  • Perfeccionismo

De cada uno aprenderemos: cómo identificarlo, cómo nos afecta -sus síntomas- y qué podemos hacer para remediarlo.

Desbloquea Tu Creatividad

Como seres creativ@s tenemos 3 roles distintos:

  • Consumidor (consumer)
  • Creador (creator)
  • Conservador (curator)

Por supuesto que estos 3 roles aplican a otras áreas distintas que no son la creatividad, pero centrémonos en ella. Cada una de ellas es importante. Rechazar el rol de consumidor por estar centrad@ en la creatividad es tan nefasto como rechazar el rol de creador porque no eres una persona creativa.

Necesitamos ser consumidor@s para poder asumir nuestro mundo; observar, leer, escuchar, ver, apreciar qué se está creando y oír el gran diálogo del que somos parte.

Necesitamos ser conservador@s para poder escoger qué es lo que nos gusta y qué no, desarrollar nuestro estilo y gusto, clarificar nuestro propósito y enfoque; y encontrar los puntos en común que tenemos con l@s demás.

Necesitamos ser creador@s para utilizar nuestras aptitudes, percepciones y experiencias, y compartir lo que hay en nuestro interior, procesar lo que hemos recibido, participar en la creación en curso de todo, ofrecer lo que tenemos y crecer.

Estos 3 roles juntos forman nuestro conducto de creatividad:

Conducto de Creatividad

Pero este conducto no fluye siempre, ¿a que no?. Las cosas pasan. Perdemos equilibrio. Perdemos concentración. Ignoramos uno o más roles o creamos barreras. Si te estás enfrentando con un bloqueo creativo, puede ser por alguna de estas razones.

Inputs Basura

Estás aceptando cualquier cosa que te viene, sin importarte la calidad o el efecto que pueda tener sobre ti. Tod@s disfrutamos de los inputs basura en algún momento, está bien. Pero cuando la mayoría de lo que consumimos es basura, las consecuencias pueden ser muy severas. Es la diferencia entre comer fast food de vez en cuando y comerla cada día en cada comida.

Inputs Basura

Factores Clave

Lo que estás consumiendo no te está aportando mucha calidad. Tus inputs están carentes de profundidad, perspectiva, belleza y de pensamiento honesto. No te retan ni te inspiran. También estás teniendo en cuenta demasiados de estos inputs basura. No puedes filtrarlos (o incluso ya no tienes ni filtros) y estás sobrecargad@. Tu trabajo creativo puede beneficiarse de un poco de basura, dado que el contraste siempre es de ayuda. Pero cuando estás sobrecargad@, ya no hay contraste que valga. Todo es basura.

Cómo Te Sienta

  • No estás inspirad@ o interesad@, tan sólo aburrid@ y letárgic@.
  • Tienes problemas para tener ideas que te gustan.
  • No estás motivad@ para acabar nada. Todo carece de sentido.
  • Las ideas con las que continuas trabajando son insatisfactorias. No te gusta lo que estás produciendo. Trabajas duro en algo y luego lo odias.
  • Abandonas proyectos, dejas de lado trabajo y te apartas de tu propia vida creativa. No te gusta, pero no sabes qué más hacer.
  • Te quedas bloquead@ en el control de la calidad. Acabas algo, pero es mucho menos de lo que te esperabas. Lo refinas, editas, arreglas, mejoras una y otra vez antes que des el trabajo como hecho (pero aún no estás satisfech@ con él).
  • El feedback se desvanece, o empiezas a recibir feedback negativo. Te sientes desconectado de tu audiencia. Estás desesperad@ por hacer algo bueno.

Cómo Arreglarlo

Fíjate bien en el origen de tus inputs. ¿Qué estás consumiendo? ¿De dónde viene? No olvides que los inputs basura no son necesariamente malos; tan sólo no son de ayuda para tu trabajo creativo.

Input Basura

Debes darte cuenta que tan sólo tu vas a filtrar tus inputs, nadie lo puede hacer por ti. So no quieres inputs basura, tienes que parar de aceptarlos.

Tómate un respiro de todos los orígenes de tus inputs por un momento, o crea filtros para recibir de mejores. Incluso puedes cambiar por completo todos los orígenes de tus inputs. Piensa en cuando eras un@ cread@r prolífic@ y adorabas tu trabajo. ¿Cuáles eran entonces tus inputs? Redescúbrelos o halla otra versión de ellos.

A lo mejor necesitas hacer el equivalente mental y emocional de una limpieza física para limpiar toda esa mier**da que se ha atascado en tu conducto creativo.

Date tiempo para ajustar y encontrar un nuevo equilibrio. Recuerda: si has estado consumiendo una dieta de fast food, un plato de verduras no sabrá bien ni te satisfacerá de buenas a primeras.

Empieza a usar un sistema de ideas simple que te ayude a filtrar y a desarrollar tus ideas, eligiendo las mejores y prestándoles la atención que merecen. Y no te preocupes si, de entrada, no tienes ninguna idea interesante; llegará. Mientras no lo hace, prueba estos ejercicios:

  • Hazte un detox de los medios. Desintonízate de las noticias, de las redes sociales y de cualquier cosa online durante algunos días.
  • Vuelve a los modos más básicos y rudimentarios que encajan en tu trabajo. Por ejemplo, si eres un@ escritor@, lee algunos libros de niñ@s, historias, fábulas y mitos. Si eres una artista visual, visita un museo o una biblioteca y fíjate en arte humano temprano y moderno, concentrándote en el color, en la forma y en el tamaño. Si eres un@ músic@, revisita los clásicos de cualquier género que te interese. No pienses demasiado sobre ello; tan sólo empápate de ello y absórbelo.
  • Ataca formas básicas de creación. Escribe una historia simple. Dibuja con ceras. Haz sketches con un lápiz. Pinta con un color. Compón una letra o una melodía simple.

Cuando estés list@ para más, lo sabrás. Te picará. Te sentirás más limpi@ y fresc@ y energétic@; todo será más brillante y profundo.

 

No Tienes Inputs Suficientes

Aunque parezca imposible en nuestra era de la sobrecarga de información, podemos limitar nuestros inputs de tal modo y tanto tiempo que puede pasar que nos perdamos información. Quizás estés atrincherad@ en la rutina hasta tal punto que los inputs normales son tan familiares y viciosos como para afectarte. Quizás estés (o estés saliendo) de un periodo de gran crisis y stress. Si has estado lidiando con alguna emergencia médica familiar, con una agenda laboral sobrecargada or un embate de obligaciones, a lo mejor no has tenido tiempo de consumir cosas buenas.

No Tienes Inputs Suficientes

Factores Clave

No tienes bastante de nada. Incluso si hay inputs en tu vida, tu energía ha sido muy baja para asimilarlos y prestarles atención consciente. O, a lo mejor, se te han hecho tan familiares que ya son mundanos. Si has estado leyendo los mismos libros, viendo los mismos programas y te has mantenido en los mismos géneros y experiencias, necesitas romper con ello. El cerebro ya no presta atención porqué necesita un cambio.

Cómo Te Sienta

  • Estas delgad@, fin@; como si no quedara nada de ti.
  • Estás en medio de esa combinación incómoda de aburrimiento e inquietud.
  • Necesitas moverte, actuar, y experimentar; pero todo parece carecer de interés o requerir mucho esfuerzo.
  • Se te comen los celos. La creatividad de l@s demás parece no necesitar esfuerzo.
  • La voz del resentimiento no para de estar en tu cabeza. Cuidado en este punto: si la escuchas demasiado, el resentimiento se convierte en auto culpa y no hay nada peor para la creatividad. En el momento en que aceptas sentirte culpable, te das una Excusa Siempre Válida para evitar el trabajo creativo.
  • Te cuestionas el valor de tu trabajo. Parece que ya nada tenga sentido. Vagas por los oscuros pasillos de tu mente, preguntándote si todo lo que has hecho no tiene sentido.
  • Te sientes aislad@ de la comunidad creativa, incluso indeseado por ella.
  • No te sientes comprendid@. Nadies sabe lo duro que es. Nadie lo entiende. A nadie le importa.

Cómo Arreglarlos

En primer lugar, descansa. Si has estado inmers@ en un periodo de crisis, cambio y stress, lo que necesitas es descansar. Piensa en qué es lo que puedes hacer para liberar la presión, qué es lo que puedes dejar ir, qué obligaciones puedes cancelar. Date cuenta que eres el responsable de cuidarte a ti mism@ y de que puedes hacerlo. Por supuesto que puedes.

Cuidate a ti Mism@

Si estás estancad@ en la rutina, siéntate con el aburrimiento y pregúntate qué es lo que realmente deseas. ¿Te asusta la respuesta que oyes? Continúa preguntándote hasta que lo haga, y cuando eso pase, tira de ese hilo. El cambio puede dar miedo, pero nos puede hacer dar cuenta que tenerle miedo es una excusa para estancarnos. Las rutinas son de ayuda, pero no son la vida. Somos seres vivos y necesitamos cambios precisamente por eso, porque estamos viv@s; incluso cuando estamos creciendo o cuando estamos muriendo.

Haz un pequeño cambio. Algo realmente pequeño. Un primer paso (empieza un nuevo hobby o lee un género diferente). Pide recomendaciones (música, películas, programas, restaurantes, experiencias, cualquier cosa) y luego lleva a cabo esa recomendación. No lo califiques, ni lo razones ni lo sustituyas. Solamente pruébalo.

Tod@s necesitamos lugares de confort y de descanso en nuestras vidas, pero necesitamos equilibrarlos con momentos de crecimiento, lo que es incómodo y desafiante por naturaleza. Si te has enganchado en el modo de “siempre crecer” o el de “siempre confort”; trata de devolver un poco de equilibrio.

Energía Fuera De Lugar

Tus inputs son variados y la mayoría son de alta calidad Te gusta lo que consumes y tiene un efecto desafiante y positivo en ti. De hecho, te gusta tanto que no puedes evitar compartirlo. Siempre. Con todo el mundo. A lo mejor estás estableciendo un sistema de capas en tu proceso de conservación: categorizando, guardando, encontrando nuevos modos de compartir, comentando y recomendando. Hay mucho valor en la conservación, pero toda tu energía creativa se te está yendo por ese rol, de modo que poca queda ya para tu rol como creador.

Energía Fuera de Lugar

Factores Clave

Estas asumiendo demasiados inputs para procesarlo en un tiempo razonable. Es genial que tengas muchos orígenes de alta calidad (y que los quieras compartir), pero no es tan bueno que toda tu atención y energía se gaste en recopilar.

Cómo Te Sienta

  • Estás energizado por la interacción que obtienes de ser un@ buen@ conservador@ (lo que es genial), pero estás teniendo tanta gratificación instantánea que ignoras tu propio trabajo creativo.
  • Cuando empiezas a hacer tu propio trabajo creativo, sientes que tardas demasiado en hacerlo. Te sientes menos interesad@ y lo ves realmente difícil. Lo sientes alejado.
  • Toda tu alegría al encontrar cosas buenas que compartir está enmascarando el miedo de que tu propio trabajo nunca podrá estar en los standards que te has establecido.
  • ¡Hola Celos! Realmente los sientes. Los mitigas encontrando algo bueno que compartir y alimentando los halagos que recibes por tu buen gusto, tu buen ojo, tu sólida sensibilidad. Pero esto tan sólo te funcionará por un momento.
  • Una insatisfacción vaga trata de hablarte y de ser más específica, pero no te gusta escucharla.

Cómo Arreglarlo

Empieza con honestidad. Date cuenta que tu energía fuera de lugar es un modo de procrastinación y que tan sólo te estás dañando a ti mism@. Siempre habrá más opciones, más cosas buenas, más posibilidades, más libros y música y programas y conversaciones y pinturas y géneros de los que jamás podrás consumir en tu vida (regocíjate en que hay mucha riqueza en este mundo esperándote).

Procrastinación

Puedes dedicar algo de tiempo consumiendo y conservando ya que es bueno y te encanta hacer y, además, lo haces bien. Pero ponte límites. Elige lo mejor de lo mejor, y cuando llegues a tu tiempo límite, párate. Quizás necesites un poco de responsabilidad y soporte; los límites autoimpuestos son difíciles.

La conservación es genial e importante, per el mundo también necesita tus outpus creativos. Estamos incompletos sin lo que nos puedas ofrecer. Reinicia pidiendóte una creación pequeña y simple: un dibujo diarios, un párrafo diario, un poema diario, cualquier cosa. Lo más seguro es que esto requiera creatividad diaria antes de que continúes conservando. Vuelve a las aguas creativas. Eres un@ creador@, pero has perdido práctica. Ofrece lo que sea sin importar lo incompleto, imperfecto o pequeño que sea. O lo por debajo que esté del standard que has establecido. Mejorarás con cada uno.

Date cuenta que a lo mejor nunca te sientes cualificad@ para hacer el trabajo que quieres hacer. Sentirte cualificado es esquivo, y no puedes controlar como te sientes. Pero sí puedes controlar qué haces, y uno se cualifica a sí mism@ para hacer algo, haciendo ese algo. Eso es. Tu sentimientos encajarán o no.

Estreñimiento Creativo

Has aceptado los buenos outputs, y estás haciendo un poco de conservador@. Pero lo que no estás haciendo es trabajo creativo. Has convertido tus filtros en obstáculos. No hay nada que salga: hay un gran bloqueo, y no importa lo que hayas asimilado, no es suficiente. Estás estancado en el rol de consumidor@, y puedes sentirte totalmente desconectad@ de tus propios poderes creativos.

Estreñimiento Creativo

Factores Clave

Te has desconectado de tu rol como creador@ y ya no te ves como creativ@. Quizás hayas tenido alguna mala experiencia, feedback negativo o otro tipo de decepción. Sea cual sea la razón, estás viviendo en una de las mitades de tu conducto creativo, y te impide llegar al otro lado.

Cómo Te Siente

  • Puedes sentirte a gusto. Para muchas personas, vivir primariamente en el rol de consumidor es normal. Es más fácil consumir que crear.
  • Siempre estás buscando entretenimiento o significado. Te sientes despojad@ y enfadad@ si tienes que pasar mucho tiempo sin consumir. Todas tus energías van al consumo.
  • Tu atención decrece. Cada vez es más difícil concentrarse en temas complejos y profundos. To cerebro se ha acostumbrado a tan solo consumir y no quiere trabajar duro.
  • Te justificas en tus elecciones. Dirás que estás contribuyendo a tu modo. Crees que eres parte de algo, y crees de tu mism@ que estás involucrad@ y que eres activ@. Pero no estás haciendo tu propio trabajo, ¿a que no?
  • Tienes periodos de obsesión en un interés nuevo o un nuevo género para luego distanciarte. Spoiler: esta atracción a la novedad es tu modo de maquillarte con la alegría y la plenitud que obtienes haciendo tu propio trabajo creativo.

Cómo Arreglarlo

El desbloqueo puede asustar y ser doloroso. Acepta que a lo mejor tienes que atravesar la incomodidad y sentirte vulnerable mientras la pasas. Tienes que ampliar tu definición de creatividad. Si no te identificas como creativ@, es probable que se deba a que tengas una escueta descripción de lo que significa. Date cuenta que eres el únic@ que puede dar o denegar el permiso de crear. Tú eres tu única autoridad, el único juez@ de tu trabajo.

Desbloquea La Creatividad

Prueba algo nuevo, cualquier cosa. Necesitas distanciarte de ti mism@ de hacer lo único que te es cómodo de hacer. Puedes empezar convirtiendo alguna de tus actividades de consumo en actividades de creación. Por ejemplo, si lees cómics, prueba de crear uno. No tienes por qué enseñárselo a nadie.

Si has desarrollado este bloqueo en respuesta a feedback negativo, críticas o alguna otra cosa perjudicial sobre el trabajo creativo que has hecho, es el momento de hacer un poco de investigación. Lee sobre personas que han tenido éxito del modo en que tú quieres tenerlo. ¿Con qué se enfrentaron? ¿Qué obstáculos? Descubre qué es lo que hicieron y piensa en qué es lo que puedes hacer.

O simplemente concéntrate en crear algo pero sin montarlo. Si temes el trabajo creativo, puede ser que no confíes en ser capaz de crear algo bueno (signifique lo que signifique). Así que, por un momento, saca del mapa “la opción de entrega” y crea algo para ti. Juega, practica y relájate sin ninguna presión de hacer nada más.

El Perfeccionismo

Tener standards altos para el trabajo que haces es fabuloso, pero puedes encontrarte bloquead@. Estableces un standard, lo alcanzas, para luego establecer un standard más alto. Estás creando, pero estás asustad@ de mostrar tu trabajo. Todo lo bello que has hecho está bloqueado tras una gruesa pared de temor. Estas un un lugar trágico, pero no tienes que estar allí.

Perfeccionismo

Factores Clave

A primera vista, parece una aptitud de calidad. No quieres hacer buen trabajo; quieres hacer un trabajo excelente. No te sientes cómod@ con los errores. Quieres alcanzar grandes standards en todo lo que haces. Pero hay más. Te has identificado tanto como un@ creador@ completo, que ahora tienes miedo de mostrárselo al mundo. Piensas que ser un@ creador@ significa hacer un trabajo perfecto siempre y ser mejor que l@s demás. Y no puedes vivir sin esta definición de creador@. De hecho, ¿quién podría?

Cómo Te Sienta

  • Estás frustrad@ hasta tal punto en que un hirviente furor puede explotar fuera de tu control en cualquier provocación. No sabes qué es lo que lo causará, tan sólo sabes que estarás enfadad@.
  • Empezarás a ver las cosas que adorabas con disgusto. Nada tendrá sabor nunca más, y todo es insulso.
  • ¡Oh! Lo celos. Más que eso. Que otr@s creador@s estén haciendo buen trabajo es una cosa que te es muy difícil de gestionar. Intentas buscar algo equivocado en su trabajo.
  • Eres sensible y estás a la defensiva. Has criado adepto a situaciones de culpar, a personas y a cosas más allá de tu control para la trampa en la que estás metid@. Eres inteligente y rápid@ y utilizas tus habilidades para crear caminos lógicos que te hagan sentir justificad@ y superior. Pero en lo más profundo de tu ser, sabes qué esta ocurriendo.

Cómo Arreglarlo

Te sientes atrapad@ porqué estás en una prisión que tú mism@ has construido. La has construido a tu alrededor, has cerrado la puerta y la has bloqueado, y ahora continuas (a propósito) olvidando que tienes la llave. Es el momento de despertar y ver qué está pasando en realidad: eres el únic@ que se puede liberar.

Prisión

Necesitas darte cuenta que la solución es tan posible como simple, y que no te quieres enfrontar a ella porque estas asustado. Esto es un gran descubrimiento. Tómate tu tiempo.

Monta algo. Escoge cualquier cosa al azar del montón “aún no estoy preparad@ para hacerlo” (es un gran montón, ¿no?). Exígete entregar algo cada día. Algo pequeño está bien. Puedes decir que es incompleto si quieres. Justifícalo como quieras mientras lo entregues.

Puedes respaldar este proceso creando una checklist para acabar las cosas; un proceso paso a paso para hacer ese último pedazo de trabajo. Utiliza esa lista y di que el trabajo está acabado. Y acepta que ese “acabado” no tiene que significar siempre “completo” y que “completo” nunca significa “perfecto”. El trabajo creativo siempre puede expandirse, mejorar y conectar; pero tienes que elegir un punto de completud y enviarlo al mundo, o nunca pasarás al siguiente trabajo.

Pregúntate de qué tienes miedo. ¿Cuál es esa calamidad que pasará de resultas de entregar algo que resulte horroroso? ¿Cuál es la consecuencia real, cuán de mala es, seguro? Date cuenta que sea lo que sea, seguro que puedes aguantarlo.

Si por alguna razón, te ves fuera de la “comisión” creativa (demasiado input, demasiado poco, o demasiado rápido), da un paso atrás. Pasa un poco de tiempo en relaciones y actividades que no tengan que ver con tu trabajo creativo. Expande tu propio sentido del “yo” de modo que puedas relajar ese lazo que tan fuerte aprieta tu identidad creativa.

¿Cuál nos aplica a cada un@?

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “What’s Blocking Your Creative Output?” en Medium