El Secreto Para Dar Buen Feedback

En estos días de confinamiento intentaré aprender algunas cosas en Feel The Brain combinando con el teletrabajo y la conciliación. 🙂

Como aperitivo os dejo este Quick Feeling sobre los secretos de dar buen feedback. Y es que es cierto, el feedback tiene que ser bueno, eso no significa que deba ser positivo, no lo confundamos. Una palmadita en la espalda es necesaria y bien recibida, pero no nos ayudará demasiado a mejorar, como mucho a mantenernos igual y a sentir que nuestro trabajo es apreciado.

En mi opinión, el buen feedback, es el que consideramos “negativo”; el que nos dice qué hacemos mal. Pero la cosa no debe acabar aquí; tod@s podríamos decir qué hace quién mal ¿no?. Debe continuar con consejos de cómo poder hacer aquello que mencionamos que se hace mal; es decir, debe ser constructivo.

En esta pequeña TED de la mano de LeeAnn Renninger aprenderemos 4 puntos a tener en cuenta para que el feedback que demos sea realmente buen feedback. O bien para dar feedback constructivo sobre cómo dar feedback a esas personas que no saben darlo. Aprenderemos sobre:

  1. El Micro-Sí
  2. Dar Datos
  3. Impacta
  4. Acaba con una pregunta

Aquí está la charla de 4 minutos:

Y aquí la transcripción de la misma:

Un carpintero tiene una caja de herramientas; un dentista tiene sus taladros. En nuestra era y por el tipo de trabajo que hacemos la mayoría, la herramienta que más necesitamos hace hincapié en poder dar y recibir buen feedback.

Los humanos hemos hablado del feedback durante siglos. De hecho, Confucio, allá por el 500 a.C., habló de lo importante que es poder decir bien los mensajes difíciles. Pero honestamente, todavía somos bastante malos en eso. De hecho, una encuesta reciente de Gallup encontró que solo el 26 % de los empleados está totalmente de acuerdo que el feedback que reciben en realidad mejora su trabajo. Esos números son bastante tristes. ¿Qué está pasando?

La forma en que la mayoría de las personas dan feedback no se lleva bien con la razón. Caemos en uno de dos campos. O bien en el campo de lo muy indirecto y suave y el cerebro ni siquiera reconoce que está recibiendo feedback, simplemente es confuso, o bien cae en el otro campo de ser demasiado directo, y así, hace que la otra persona se ponga a la defensiva.

Hay una parte del cerebro denominada amígdala, que trata de averiguar todo el tiempo si el mensaje conlleva una amenaza social. Así, pasaremos a la defensiva, iremos en retirada, y entonces quien da el feedback empieza a desescalar también. Duda, titubea, se justifica, y aumenta el nerviosismo muy rápidamente. No tiene por qué ser así.

Con mi equipo hemos pasado muchos años en diferentes empresas averiguando quiénes daban mejor feedback. A cada persona que nombraban una y otra vez, la llevábamos al laboratorio para ver qué hacían de manera diferente. Y descubrimos que hay una fórmula de cuatro partes que podemos usar para comunicar bien cualquier mensaje difícil.

¿Están listos? Aquí vamos.

La primera parte de la fórmula es lo que llamamos el “micro sí”. Quienes saben dar buen feedback empiezan preguntando algo breve pero importante. Le anticipa al cerebro que está por venir feedback. Sería algo, por ejemplo, como: “¿Tienes cinco minutos para hablar sobre la última conversación?” o “Tengo algunas ideas sobre cómo podemos mejorar las cosas. ¿Puedo compartirlas contigo?” Esta pregunta micro sí facilita dos cosas. Primero, va a ser una herramienta de estimulación. Le adelantea a la otra persona que viene feedback. Segundo, crea un momento de aceptación. Puedo responder por sí o por no a esa pregunta. Eso me da una sensación de autonomía.

La segunda parte de la fórmula es aportar tus datos. Aquí deberías nombrar específicamente lo que viste u oíste, y quitar cualquier palabra que no sea objetiva. Hay algo denominado “palabras difusas”. Una palabra difusa puede significar distintas cosas para distintas personas. Las palabras difusas no son específicas. Por ejemplo, si digo “No deberías estar tan a la defensiva”. o “Podrías ser más proactiva”. Notamos que quienes saben dar buen feedback, por el contrario, convierten las palabras difusas en datos reales. Por ejemplo, en vez de decir: “No eres confiable”, diríamos “Dijiste que me enviarías ese correo para las 11, y todavía no lo recibí”. La especificidad también es importante para dar feedback positivo, esto es así porque deseamos poder especificar exactamente lo que queremos que la otra persona haga en mayor o menor medida. Y si seguimos usando palabras difusas, no tendrán ni idea, en particular, de qué hacer en el futuro para repetir ese comportamiento.

La tercera parte de la fórmula es la declaración de impacto. Aquí, uno nombra exactamente de qué manera ese dato lo impactó. Por ejemplo, podría decir, “Al no recibir el mensaje, no pude continuar con mi trabajo” o “Me gustó cómo añadiste esas historias, porque me ayudaron a captar los conceptos más rápidamente”. Ayuda a dar un propósito, un sentido y una lógica a los datos, algo que el cerebro realmente anhela. La cuarta parte de la fórmula es una pregunta. Quienes saben dar buen feedback cierran el mensaje con una pregunta. Preguntan algo como: “Bueno, ¿cómo lo ves?” O “Esto es lo que pienso que deberíamos hacer, pero ¿qué te parece?” Esto crea compromiso en vez de cumplimiento. Hace que la conversación ya no sea un monólogo, se vuelve una articulación conjunta de resolución de problemas.

Pero hay una última cosa. Quienes dan buen feedback no solo pueden dar bien los mensajes, sino que además piden feedback frecuentemente. De hecho, nuestra investigación sobre liderazgo percibido muestra que uno no debería esperar que le den feedback, lo que llamamos feedback ofrecido, sino que uno debería pedir activamente el feedback, lo que llamamos feedback solicitado. Solicitar feedback hace de uno un aprendiz continuo y da poder. Las situaciones más desafiantes son las que exigen el feedback más hábil. Pero no tiene por qué ser difícil. Ahora que conoces esta fórmula de cuatro partes, puedes mezclarla y combinarla para que funcione en conversaciones difíciles.

Buen Viernes!! 🙂


Artículo Original: “The Secret To Giving Great Feedback” en Ted.com

La Vulnerabilidad Selectiva o ¿Cómo regular nuestras emociones en el trabajo?

Hola 🙂 ,

en primer lugar disculparme por casi un año entero si haber podido dedicar tiempo a aprender cosas en Feel The Brain. Aún así, agradeceros a tod@s l@s que habéis continuado visitando el blog.

Hoy, me gustaría aprender con vosotr@s un nuevo concepto: “La Agilidad Emocional“; porque no es verdad que tod@s seamos capaces de levantar diariamente esa barrera entre nuestra vida personal y nuestra vida profesional, ¿cierto?; hay algunas personas que sí que son capaces de levantarla y ser totalmente opacas en el trabajo respecto sus emociones; en cambio otras no la levantan en absoluto y “sobrecomparten” sus emociones. Como siempre la solución propuesta cae en el término medio; en lo que se llama la “Vulnerabilidad Selectiva“.

A menudo pensamos que nuestra vida privada no tiene nada que ver con nuestra vida profesional. Tendemos a dividir nuestra vida en dos secciones, y actuamos de modo diferente en función de la vida que estamos viviendo. Sobre esta base es donde se construye la conciliación que nos anima aún más a separar nuestra vida privada de nuestra vida laboral.

¿Conciliación?

Si trabajas en un horario de oficina, estás pasando un tercio de tu vida productiva en el trabajo. Entonces, ¿por qué no debe formar parte de tu vida?

Establecer una línea de separación entre la vida y el trabajo nos hace actuar diferente, principalmente en el trabajo, para ser profesionales, para esconder nuestras emociones y sentimientos. Pero por mucho que lo intentemos, no es factible hacer un cambio y apagar nuestros sentimientos cuando entramos en la oficina. Sentir sentimientos es parte de ser human@s al fin y al cabo. Existe un mito muy extendido sobre que las emociones no pertenecen al trabajo, y eso nos lleva a confundir la profesionalidad con ser frí@s.

Las investigaciones demuestran que cuando nuestr@s compañer@s se sacan su máscara de profesionalidad y nos revelan sus “yos” reales, tendemos a creernos mucho más lo que nos están diciendo. Nos sentimos conectad@s con la gente que nos rodea, nuestra productividad mejora, estamos más motivad@s a tener el trabajo listo y tenemos más empatía por l@s demás.

El Espectro del Comportamiento Emocional en el Trabajo

A priori, podemos distinguir dos modos de mostrarnos en el trabajo: demasiado profesional o demasiado un@ mism@. Es popular el dicho que ser un@ mism@ en el trabajo es lo que te puede acarrear más éxito. No creo en nada en eso (esto son palabras de la autora del artículo original, pero tengo que decir que estoy totalmente de acuerdo con ella). Tiene que haber un equilibrio entre ser demasiado frí@ y profesional y ser totalmente abiert@ a l@s demás.

Como podemos ver en la figura anterior, existe un espectro de comportamiento emocional en el trabajo; por un lado tenemos a las personas que son tan profesionales que no comparten ningún hecho personal en el trabajo, por otro, algunas son ell@s mism@s (l@s reales) y comparten todo continuamente. Entonces, ¿cuál es el balance entre estos dos extremos?

La autora original afirma haber probado ambos extremos. Al comenzar un trabajo solía llevar su “yo” real al trabajo, compartir montones de hechos personales, pero entonces se dio cuenta que no había beneficio alguno en compartir tanto. De hecho, a veces, hasta incluso le perjudicaba. Entonces cambió al otro lado del espectro y evitó compartir nada personal en el trabajo. Pero esto tampoco fue de ayuda, se sentía extraña y distante con sus colegas. Hacía que no le importara el trabajo de l@s demás y sus éxitos, de modo que no podía invertir en la carrera de sus colegas. Entonces fue cuando buscando encontró el concepto de “Vulnerabilidad Selectiva“.

Selective Vulnerability, Vulnerabilidad Selectiva

La Vulnerabilidad Selectiva significa abrirse y compartir tu vida personal y tus emociones mientras que, a la par, priorizamos la estabilidad y la seguridad psicológica.

Ser selectivamente vulnerable no es una cosa que podamos hacer de una tacada, requiere práctica constante y mucho conocimiento de nuestro propios sentimientos. Significa saber cómo y cuándo compartir nuestras emociones que no creen ningún impacto negativo sino que también creen un impacto positivo en nuestras relaciones laborales.

¿Cómo Gestionar los Momentos Emocionales en el Trabajo?

No todas las emociones son fugas de nuestra vida personal; a veces, es todo lo contrario. Los sentimientos afloran en el trabajo debido a algún tipo de conflicto, a falta de comunicación (o comunicación errónea), una fecha de entrega fallida, feedback negativo, o cualquier otra razón, incluso una promoción nos puede hacer demasiado emocionales.

Podemos seguir diversos pasos para gestionar las emociones que afloran en el trabajo:

  • Paso 1: Reconocerlas
  • Paso 2: Etiquetarlas
  • Paso 3: Aceptarlas
  • Paso 4: Expresarlas

Veamos cada uno de ellos en detalle.

Paso 1: Reconocerlas

Lo primero que tenemos que hacer después de experimentar una emoción, ya sea positiva o negativa, es admitirla y reconocerla.

Si estamos trabajando en un proyecto en el que de bote pronto la fecha de entrega se avanza una semana y nos frustramos por ello o tenemos feedback negativo de alguien… Nos cabreamos, claro. Tratemos de admitir esa frustración o ese enfado. Tratemonos de decirnos: “Estoy frustrad@ porque la fecha se ha avanzado”. También (esto es muy americano) podemos tratar de escribir nuestras emociones en un papel y apartarlas.

Paso 2: Etiquetarlas

La atención que prestamos a nuestras emociones y sentimiento ocupan nuestro cerebro; no queda espacio para arreglarlas. Una técnica que nos puede ayudar a ser más objetiv@s es el mero acto de etiquetar. Del mismo modo que decimos que un libro es un libro, un pensamiento es un pensamiento, una emoción es una emoción.

El etiquetado nos permite ver qué son nuestros pensamientos y emociones: orígenes de datos transitorios que pueden o no ser de ayuda y pueden o no ser objetivos.

Si nos calmamos y etiquetamos nuestros pensamientos, las críticas que se han presentado tan densas como la niebla serán más parecidas a nubes que pasen volando por el cielo azul (que poético no? 🙂 )

Paso 3: Aceptarlas

Lo contrario del control es la aceptación: no actuar para cada pensamiento o resignarnos a la negatividad pero responder a nuestras ideas y emociones con una actitud abierta, prestándoles atención y permitirnos experimentarlas. Respiremos hondo y démonos cuenta de lo qué está pasando en ese momento. La aceptación nos puede aportar alivio, pero no necesariamente nos puede hacer sentir bien. De hecho tienes que darte cuenta de cuán afectad@ estás realmente.

Lo importante es mostrarte a tí mism@ (y a l@s demás) un poco de compasión y examinar la realidad de la situación. ¿Qué ocurre tanto interna como externamente?

Cuando recibimos feedback negativo, y nos enfadamos, admitimos y hacemos hueco para nuestro sentimiento de frustración y enfado más que rechazarlos, reprimirlo o redirigirlo hacia l@s demás; entonces es cuando nos damos cuenta de su cualidad energizante. Esos sentimientos eran señal que algo importante nos paraba y de que debíamos tomar alguna acción productiva. En lugar de enfadarnos por feedback negativo, podemos pedir una clarificación del mismo. Cuanto más aceptemos nuestro enfado y cuanto más pongamos nuestra curiosidad en él, más soporte tendremos y menos minado se verá nuestro desempeño.

Paso 4: Exprésarlas

Al desengancharnos de nuestros pensamientos y emociones estresantes, expandimos nuestras elecciones. Podemos decidir actuar de modo que estemos en línea con nuestros valores. Nos podemos centrar en el concepto de trabajabilidad:

  • ¿Nos sirve, tanto a nosotr@s como a nuestra organización, nuestra respuesta tanto a largo como a corto plazo?
  • ¿Ayudará a los demás en la dirección de mejora del bien colectivo?
  • ¿Estás dando el paso para ser el líder que más quieres ser y vivir la vida que más quieres vivir?

El flujo de pensamiento de la mente fluye sin fin, las emociones cambian como el tiempo, pero podemos recurrir a los valores en cualquier momento, en cualquier situación. Actuar o no actuar en los sentimientos en función de las respuestas a las preguntas de arriba es la Vulnerabilidad Selectiva.

Si te das cuenta que expresar las emociones en el trabajo no te aporta valor, aún puedes expresarlas de modo privado. Escribir cómo te sientes, contar la historia, guardarlo en un lugar secreto y volver a ello una semana después. Si entonces aún sientes lo mismo, piensa en expresarlo a las personas y, si ya no sientes lo mismo, tira el papel a la basura.

Las personas que demuestran un desempeño alto y los líderes efectivos no compran la idea de suprimir sus experiencias interiores. En lugar de ello, lo hacen de un modo consciente, productivo y alineado con los valores; desarrollando lo que se llama la agilidad emocional.

En nuestro mundo, rápido y cambiante, la habilidad para gestionar nuestros propios pensamientos y sentimientos es esencial para los negocios y para el éxito de un@ mism@.

 

Llegué a este artículo original a partir de una charla TED de 4 minutos de Liz Fosslien titulada: “¿Cómo aceptar las emociones en el trabajo?“, he aquí la nota:

Espero tardar menos de un año para volver a aprender cosas con tod@s vosotr@s.


Artículo Original: “Emotional Agility— A guide on regulating emotions at work” den Medium

La Herramienta Más Poderosa Para Aprender: Dormir

Hoy me gustaría aprender sobre una de las cosas más importantes que podemos hacer para aprender. Está científicamente demostrado que tiene un impacto inmenso tanto en nuestra memoria, en nuestra atención y en nuestro nivel de energía. Pero, desafortunadamente, es una de las cosas de la que mucha gente se deashace al prepararse para un gran test.

La Técnica de Aprendizaje más Poderosa

La técnica es dormir.

Dormir

Dormir entre 7 y 8 horas cada noche tiene un impacto enorme en nuestra habilidad de aprender. Reducir el sueño, incluso cuando sea un poco como por una noche, puede tener impactos irreversibles en lo que aprendemos tanto antes como después, en nuestro estado de fatiga.

Estar en vela toda la noche debería estar prohibido en tu vida, si lo que quieres es empollar información. Simplemente los costes son demasiado elevados.

¿Qué Hacemos Cuando Dormimos?

Dormir no es una actividad pasiva. Aunque parezca que no estemos haciendo nada más a parte de descansar, la mente está muy activa durante nuestros momentos de sueño.

El sueño se divide en diferentes fases, la mayoría de las cuales podemos clasificar en 2 categorías:

  • REM (Rapid Eye Movement -Movimiento Ocular Rápido) también conocido como soñar.
  • NREM (No REM) que incluye el sueño profundo.

Mientras tenemos la cabeza en la almohada, tu cerebro tiene entre manos un trabajo muy importante:

Fluido Cerebro Espinal (en azul) fluye por el cerebro y lo limpia de toxinas a través de una serie de canales que se ensanchan mientras dormimos.

  • “Eventos de Usillo” (Spindle Events), pulsos eléctricos de entre de 10 y 12 Hercios, de los que se cree que juegan un rol en hacer permanentes las memorias declarativas.
  • Reorganización y consolidación de la información aprendida, posiblemente relacionado con mejorar la habilidad de razonamiento abstracto y de extender el conocimiento a nuevas situaciones.

Uno de los primeros estudios en demostrar la importancia del sueño en la memoria fu el estudio de John Jenkins y Karl Dallenbach de 1924. En él comparaban ratios de olvido sobre el mismo periodo de tiempo en que los sujetos estaban dormid@s y despiert@s. Loa resultados son un poco dramáticos, como podemos ver:

Impacto del Sueño En la Memoria: en el eje vertical la cantidad de información retenida, y en el horizontal las horas de exposición. En azul la línea de resultado de mientras dormimos y en rojo la de cuando estamos despiert@s.

El sueño NREM juega también un rol importante como nos explica el investigador del sueño Matthew Walker: De hecho, si fueses un participante de uno de estos estudios [sobre la memoria y el sueño], y la única información que tuviese fuese la cantidad de sueño profundo NREM que hubieses tenido esa noche, podría predecir con gran exactitud cuánto podrían recordar en el test de memoria que hicieses justo al levantarte, incluso antes de que lo hicieses

Pastillas Para Dormir, Alcohol, Cafeína y Más

La importancia de un sueño saludable y natural (en contraposición a estar meramente inconsciente) significa que debemos preocuparnos sobre las sustancias que ingerimos si lo que queremos obtener son los beneficios de aceleración del aprendizaje que nos da una buena noche de sueño.

Beber, por ejemplo, es una de las opciones que comúnmente se cree que ayuda más con el sueño. Desafortunadamente, los efectos sedantes del alcohol también inhiben los efectos de consolidación de la memoria del sueño NREM. Por lo que, una noche de fiesta puede ser casi tan mala como una noche sin dormir en términos de impacto en tus recuerdos.

Las pastillas para dormir también previenen muchos de los beneficios saludables de un sueño regular, ya que pueden complicar tus problemas con el insomnio e incluso empeorarlos. En lugar de ello, Walker aboga en favor de la terapia cognitiva conductual del sueño para el insomnio, terapia que (según la investigación) debería ser la primera línea de tratamiento antes que las píldoras.

Pastillas Para Dormir

Las anfetaminas y otras sustancias que usan los estudiantes para obtener mayores niveles de concentración también pueden interferir con el sueño, particularmente si se toman por la tarde. Así que la cafeína que bebas o los estimulantes que piensas que te pueden ayudar a estudiar pueden acabar haciendo que tu aprendizaje sea menos eficiente.

Incluso la luz artificial puede retrasar tu ritmo circadiano, haciendo que te sea más difícil dormirte a una buena hora para tener así el mejor descanso.

¿Qué deberías hacer?

Scott H. Young, el autor del artículo original, nos recomienda un doble enfoque para obtener los beneficios de dormir, no tan solo para la consolidación de la memoria sino también para mejorar nuestra energía, atención, estabilidad emocional y humor:

La primera es reconocer que dormir es una parte activa del aprendizaje. Recortar el sueño para pasar más tiempo estudiando es contraproducente. Ninguna aproximación a aprender debería hacerte dormir menos que 7 u 8 horas.

La segunda es hacer un plan para dormir mejor. Incluso si reconoces que dormir importa, tus hábitos pueden hacerte caer fuera de este ideal. Hay algunas pequeñas acciones que puedes hacer para maximizar el aprendizaje mediante el buen sueño.

  • Limita el alcohol y la cafeína.  Mejor que el consumo sea antes en el día que tarde, en cuyo cuyo caso afectará tu correcto sueño.
  • Evita las pantallas y el brillo pasadas las 9 de la noche. Esto te ayudará a dormirte con más facilidad.
  • Duérmete y despiértate a la misma hora cada día, incluso en los fines de semana. El cambio entre irse a dormir tarde los fines de semana y temprano los días de entre semana son los que te harán más difícil que duermas bien.
  • Nunca sacrifiques sueño por más estudio. Si tienes mucho que aprender, mejor será que utilices las 16 horas en las que estás despiert@ y disponible. Una hora que le saques a tu sueño será más perjudicial que esa hora extra que te pasarás con los libros.
  • La meta son 8 horas al día. Algunas personas creen que pueden seguir operando con menos. Pero la ciencia dice que no es cierto aunque ell@s mism@s se engañen para creer que pueden.

Una buena manera de pensar en la conexión entre dormir y aprender es la analogía entre el ejercicio y la recuperación de un@ atleta. L@s atletas de élite saben que no es suficiente con no parar de entrenar. Tienes que dar tiempo a tus músculos para que se recuperen y crezcan más fuertes.

Dado que el cerebro no es un músculo (idea anchamente creída) podemos ver que (como en el caso del atleta) sin dormir no podemos consolidar lo que hemos aprendido. En lugar de crear recuerdos permanentes, lo más probable es que estemos sobrescribiendo lo que habíamos aprendido antes.

Buen Lunes!! 🙂


Artículo Original: “The Most Powerful Learning Tool (That Doesn’t Involve Studying)” en scotthyoung.com

He Aquí El Por Qué No Podemos Ser Productiv@s Sin Rutinas Ni Rituales

Tod@s tenemos nuestras rutinas, pero no tod@s les damos forma para maximizar nuestro tiempo.

Hay muy pocas cosas que impactan nuestra productividad diaria, la trayectoria de nuestra carrera y nuestro bienestar en general como lo hacen nuestras rutinas. Como Will Durant escribe en Historia de la filosofía (una cita que, erróneamente se atribuye a Aristóteles): Somos lo que repetidamente hacemos

Hoy conocemos el verdadero alcance de esas palabras. De acuerdo con las investigaciones, hasta el 40% de nuestras acciones diarias se deben a nuestros hábitos (las acciones inconscientes y rutinas que hemos desarrollado en el tiempo).

Pero nuestras rutinas no son lo único que necesitamos para una vida equilibrada. La mayoría de nosotr@s pasamos el día saltando entre tareas. Puede que por la mañana seamos un@ diseñador@ o un@ desarrollador@ y luego, por la tarde, seamos escritor@s de correos profesionales y asistentes a reuniones. Y son precisamente nuestros rituales (aquellas acciones simbólicas que hacemos en momentos clave) los que nos ayudan a pasar suavemente por nuestro día.

Como afirma Maria Popova (fundadora de Brain Pickings), aunque sean muy diferentes en la práctica, la rutina y el ritual son dos caras de la misma moneda:

La rutina quiere hacer que el caos de nuestro día a día sea más controlable y contenible; el ritual quiere empapar lo mundano con un elemento ‘mágico’. La estructura de la rutina nos reconforta, y la especialidad del ritual nos revitaliza.

Aprendamos pues, ¿cómo las rutinas y los rituales encajan en el día de trabajo moderno? y, ¿cómo podemos desarrollar algunos para maximizar nuestra habilidad de hacer trabajo significativo?

Rutina

Cómo Construir Una Rutina Diaria Que Quieras Seguir

Empecemos con nuestras rutinas. En su forma más básica, una rutina es una serie de acciones que seguimos regularmente.

Podemos tener una rutina de mañana que se comprenda de las cosas que hacemos al levantarnos (ducha, hacer el desayuno, planear nuestro día, ir al trabajo). O una rutina de tarde que nos ayude a airearnos y a desconectar del trabajo.

Rutina de Mañana

Tod@s tenemos rutinas, lo reconozcamos o no. Pero no tod@s las adaptamos de modo consciente para maximizar nuestro tiempo.

He aquí la razón por la que mucha gente se interesa en las rutinas de emprendedores y creativos de éxito (Elon Musk, Steve Jobs, Bill Gates,…). Pensamos que seguir esos mismos pasos nos darán los mismos resultados.

Seguir ciegamente la rutina de otr@s no nos hará igual de productiv@s que ell@s.

La correlación no es causalidad. Y que el hecho que el CEO de  se levante a las 3.45 AM cada día no sea la razón de su éxito.

La rutina diaria de más éxito es la que nos funciona a cada un@ de nosotr@s. En el trabajo significa entender las bajadas de ritmos y los flujos de energía naturales de nuestro cuerpo.

Planificar el trabajo más importante para cuando mejor preparad@ estés para él. Y blindar tu tiempo y atención de las interrupciones, distracciones y de demasiadas reuniones.

Interrupciones en el trabajo

Aquí no cuenta tanto la naturaleza exacta de tu rutina como que tengas una y la sigas fielmente.

Los Rituales Nos Ayudan A Cambiar La Atención Hacia Donde Más Se Necesita

Mientras que las rutinas nos mantienen con los pies en el suelo, no siempre nos son de ayuda para pasar el día. Mientras que puedes pasarte rutinariamente la primera hora del día escribiendo antes que empiecen tus reuniones mañaneras, tu cerebro nunca te permitirá tener un corte claro entre tareas.

Esto se debe a lo que se llama “residuo de atención“. Mientras pasamos de la tarea A a la tarea B:

Tu atención no te sigue inmediatamente, un residuo de tu atención se mantiene enganchado en la primera tarea.

Para superar este residuo de atención, necesitamos algún modo formal de decir:

He acabado de trabajar en esta tarea y ahora es el momento de empezar con la siguiente.

Aquí es donde entran en juego los rituales. Los rituales son comportamientos repetitivos como las rutinas (incluso pueden ser parte de las rutinas). Si embargo, están empapados de un significado que va más allá de una mera secuencia de acciones.

Piensa en los rituales religiosos o las tradiciones familiares.

Estos rituales significan un cambio o un momento de importancia del que debemos tomar nota.

Como Incluir Rituales En Nuestra Jornada Laboral

Hay momentos clave en nuestra jornada en que los rituales nos pueden guiar y mitigar el residuo de atención.

Piensa en pasar de escribir un documento a tener una reunión con alguien. Las expectativas mentales entre ambas acciones son increíblemente diferentes. Y necesitamos algún modo de desconectar de nuestras palabras y conectar con la persona que tenemos en frente.

De modo que, ¿qué hacemos?. La respuesta más simple es: casi nada.

Los rituales son personales. Puedes ir a dar un paseo, pillar un café o apartarte del ordenador. La acción es sí mismo no importa tanto como lo que simboliza para ti; que has acabado con una parte de tu día y estás list@ para entrar en la siguiente.

Puedo entender que seamos escéptic@s con esto. Pero las investigaciones han demostrado que los rituales nos ayudan con el autocontrol, nos ayudan a mitigar la decepción después de haber escuchado noticias difíciles, e incluso puede reducir la ansiedad antes de atacar tareas estresantes y mejorar nuestro rendimiento.

En parte esto es porque nuestros comportamientos nos conducen a conclusiones sobre nosotr@s mism@s. Al repetir un ritual asociado con una tarea determinada, nos estamos diciendo que somos disciplinad@s, que estamos motivad@s y concentrad@s:

A pesar de la ausencia de una conexión causal directa entre el ritual y el resultado deseado, el hacer rituales con la intención de generar un resultado concreto parece ser suficiente para que ese resultado se haga realidad

Los Rituales Más Famosos (y Bizarros) de Creativ@s, Emprendedor@s y Líderes

Las rutinas son fáciles de explicar. Pero los rituales pueden ser muy extraños vistos desde fuera.

Piensa en la relación de los atletas con las supersticiones. Es difícil de creer que el dejarse crecer la barba durante los playoffs o no cambiarse los calcetines en todo un campeonato va a ayudarte a ganar. Pero lo hacen de todos modos.

Para sentirnos menos avergonzad@s, veamos algunos de los rituales más famosos (y algunos totalmente bizarros) de “gente de éxito”:

Simone de Beauvoir siempre corregía el trabajo del día anterior antes de empezar algo nuevo:

Si el trabajo va bien paso un cuarto de hora o media leyendo lo que escribí el día anterior y hago algunas correcciones. Luego, continuo a partir de allí. Para seguir el hilo tengo que leer lo que he escrito

Simone de Beauvoir

Winston Churchill hacía una siesta de media tarde para separar su trabajo de la mañana de su trabajo de tarde:

A las 5 PM, después de otro whisky, se iba a la cama durante una hora y media. Decía que esta siesta, un hábito que adquirió en Cuba, le permitía trabajar un día y medio cada 24 horas. A las 6:30 PM se levantaba, de volvía a duchar y a vestir para la cena a las 8 PM

Winston Churchill

Stephen King crea el mismo entorno de trabajo cada día antes de ponerse a sí mismo en el estado mental correcto:

Hay algunas cosas que hago si me siento a escribir. Tengo un vaso de agua o una taza de té. Hay un momento concreto en que me siento, de 8 a 8.30, en algún sitio durante esa media hora. Me tomo mis vitaminas y escucho mi música, sentado en el mismo sillón, y los papeles están todos en los mismos lugares. El propósito de hacer todas estas cosas del mismo modo cada día parece ser un modo de decirle a mi mente que dentro de un rato estará soñando

Stephen King

Will Self fuma y bebe tés y cafés extraños. Como explica en The Guardian:

Pregunta: En tu línea de trabajo, pasas mucho tiempo solo. ¿Cómo sobrevives?

Respuesta: Rituales. Fumar pipas, puros, marcas especiales, accesorios, todas las chorradas. Café, té, infusiones extrañas…

Will Self

Y si nos vamos al otro extremo del espectro, Picasso rechazaba tirar a la basura sus uñas cortadas y otros detritos de su cuerpo por “miedo a derramar su esencia”. Charles Dickens dormía de cara al norte, creyendo que aumentaba su creatividad.

La Rutinas Prenden Tus Días Pero Los Rituales Ta Ayudan A Pasarlos

Los días tienen un modo de curioso de pasar sin que ni siquiera nos demos cuenta. Y, mientras que las rutinas nos ayudan a sentirnos con el control de nuestro tiempo, lo rituales se aseguran que seguimos fielmente nuestros planes.

A veces son las acciones más simples las que nos ayudan a pasar el día y a mantenernos motivad@s.

Buen Miércoles!! 🙂


Artículo Original: “You can’t be productive without routines and rituals. Here’s why” en FastCompany

Piensa Como Un@ ……………… Para Encontrar y Aplicar Soluciones Creativas

El título original del artículo que quiero aprender hoy es: “25 Herramientas de Pensamiento Útiles”. Pero no me acaba de convencer como título del Brain Feeling.

Lo que aprenderemos será cómo aplicar el modo de pensar de 25 profesiones para poder encontrar soluciones creativas a los problemas a los que nos podemos enfrentar.

Aprenderemos modos de pensar de: artistas, economistas, ingenier@s, emprendedor@s, doctor@s, periodistas, científic@s, matemátic@s, programador@s, arquitect@s, comerciales, soldados, maestr@s de ajedrez, diseñador@s, profesor@s, antropólog@s, piscólog@s, crític@s, filósof@s, contables, polític@s, escritor@s, actores, fontaner@s y hackers.

¿Me acompañáis?


La mayoría de las personas creen que ser list@ trata sobre daber muchos hechos. Concursos como ¡Boom! o Saber y Ganar Pasapalabra o, en su momento, ¿Quién quiere ser millonario? personifican esta visión del conocimiento. Las personas más listas son las que tienen más nombres, fechas y lugares almacenados en algún lugar de su mente.

Sin embargo esta es la parte menos importante y menos útil del aprendizaje. En lugar de esto, podemos centrarnos en el conocimiento que actúa como herramientas. Cuantas más tienes, más modos tienes de atacar problemas diferentes.

Habéis podio hablar sobre este modo de concebir el conocimiento como modelos mentales. Cuantos más modelos mentales tengas, más modos tendrás de solucionar problemas.

Este es un tema del que ya se ha hablado largo y tendido, pero hoy me gustaría aprenderlo desde un ángulo diferente.

Profesiones Como Kits De Herramientas De Pensamiento

Mucha gente define las profesiones por lo que éstas hacen. L@s ingenier@s construyen cosas. L@s economistas estudian el dinero. L@s psicólog@s miran dentro de las mentes de la gente.

Sin embargo, esto es una distinción obvia, no nos interesemos por el tipo de problemas que las profesiones tratan de resolver, sino cómo tratan de hacerlo.

Aprendamos una rica variedad de diferentes herramientas de pensamiento que son lo bastante abstractas para poder aplicarse fuera del ámbito de la profesión en cuestión.

Por ejemplo, pensemos en la economía. Much@s la consideramos como el estudio del dinero, pero es más un modo de pensar sobre el mundo. Con lo que tenemos libros como Freakonomics que aplican las herramientas de pensamiento de la economía a todo tipo de escenarios que nada tienen que ver con el dinero.

25 Herramientas De Pensamiento

A continuación aprenderemos 25 herramientas, abstraídas de la profesión y que son las que más la ejemplifican.

1.Arstista: ¿Qué pasaría si la creatividad fuese lo prioritario? 🎨

La mayoría de profesiones están plagadas de restricciones sobre las ideas de un@. Tienen que ser monetizables, matemáticas, tienen que estar dentro de un presupuesto y bien especificadas.

L@s artistas operan en un reino en el que la mayoría de estas restricciones están reducidas, de modo que, la pregunta es: “¿Por qué esto es único e interesante?“.

Sin embargo es una herramientas a aplicar sobre muchos otros asuntos. A menudo las mejores empresas producen cosas que parecen arte. Con el objetivo único de la unicidad y la creatividad, más que cumplir una serie de especificaciones.

¿Cómo cambiaría tu trabajo si hicieses que la novedad fuese la prioridad más grande? ¿Cuánto podrían cambiar tus objetivos y proyectos si la frescura, el interés o el refinamiento de una idea original fuese tu prioridad?

2.Economista: ¿Cómo reacciona la gente a los incentivos?💶

Hay muchas herramientas de pensamiento que vienen de la economía, pero una fundamental es una muy simple. La gente responde a los incentivos.

Un elemento clave del razonamiento económico es que cambiar un sistema mediante la involucración de las personas es que no están quietas. En lugar de ello, responden a proporción de los nuevos incentivos.

Casi cada acción que podamos llevar a cabo altera las percepciones de los incentivos de las personas con las que tratas. El economista que hay dentro de ti debería preguntarse: Si cambio esto, ¿cómo reaccionará la gente?“.

3.Ingenier@: ¿Puedo modelar y calcular esto?⚙️

La ingeniería, sacada de las ciencias más duras, tiene algunas de las estimaciones mas precisas y afinadas que cualquier otra profesión. Tu asesor@ financiero puede intentar adivinar qué acciones subirán, y l@s psicólog@s tan solo pueden dar pistas sobre lo que la gente hará, pero l@s ingenier@s crean diariamente cosas que no existen y que deben funcionar siempre.

La esencia de hacer esto es crear un modelo de lo que tratas de hacer, medir las variables más relevantes y saber qué grado de error puedes esperar de esas mediciones. A partir de aquí, puedes saber qué pasará, en lugar de tan solo adivinar.

4.Emprendedor@: Haz Muchas Cosas y Ve Qué Es Lo Que Funciona🤹🏼‍♀️

Suele ocurrir que l@s emprendedor@s dispongan de poco dinero, recursos, soporte o tiempo. Pero necesitan mezclar todo ello para tener una solución para hacer dinero. Y esto lo pueden hacer adoptando un conjunto de herramientas que es bastante inusual para l@s profesionales normales.

Una herramienta importante es el prototipado rápido. Muchas gente ve esto como un estrategia de desarrollo de producto. Haces una cosa que a penas funcione para ver si alguien está interesado en ella. Pero, en realidad, es un herramienta de pensamiento abstracto que aplica a muchas más cosas que el I+D de un producto.

La esencia de esta herramienta es que pruebes un montón de cosas, sin tener que esperar a la respuesta perfecta. También requiere escuchar atentamente el feedback para poder tener alguna pista de qué hacer a continuación. La velocidad y el volumen compensan la toma de decisiones en un entorno ruidoso y lleno de incertidumbre.

A veces, el modo correcto de solucionar un problema es simplemente hacer muchas cosas y ver cuál funciona.

5.Doctor@: ¿Cuál Es El Diagnóstico?🏥

L@s doctor@s se encuentran con pacientes que tienen muchos síntomas, algunos de los cuales que ni tan sólo mencionan o pueden mencionar. A partir de aquí, tenemos que actuar como un detective para deducir la enfermedad más probable y trazar un plan para curarla. Mientras esto ocurre, un movimiento equivocado puede matar a tu paciente, de modo que debes elegir sabiamente.

Una buena herramienta de pensamiento de la medicina es la idea de utilizar los síntomas para deducir una enfermedad, y compararlo con ratios base para así tomar las decisiones más precisas posibles.

Esto aplica a la medicina, sí, pero hay muchas otras situaciones en que el diagnóstico es importante. Tu coche hace un ruido raro. Tu ordenador no funciona. Tu negocio ha parado de dar dinero.

Lo primero a hacer es ver todas las posibles causas que pueden ser. Esto requiere estudio y conocimiento. Luego, debes descartar cuanto más mejor en base a los síntomas que observas. Finalmente, de todas las opciones que quedan, ¿cuales son aflicciones y cuáles son comunes? Si lo sabes, puedes tener un diagnóstico válido.

6.Periodista: Tan Solo Los Hechos📰

L@s periodistas confían en un montón de diferentes herramientas de pensamiento que les permiten escribir irresistibles historias que explican las noticias como son.

Una de estas herramientas es la revisión de hecho. Dado que l@s periodistas necesitan a menudo entrevistar fuentes que pueden ser falsas (incluso hostiles), es importante corroborar lo que se dice a partir de otras fuentes independientes.

El revisar los hechos puede consumir mucho tiempo, pero resulta en una vista del mundo más precisa que la que nos da el seguir ciegamente un comentario suelto.

7.Científic@: Plantea Una Hipótesis Y Pruébala🔬

L@s científic@s descubren verdades del mundo. Para hacerlo necesitan herramientas de pensamiento.

Una herramienta básica de la ciencia es el experimento controlado. Mantén todas las variables iguales excepto la que quieres controlar, y observa qué ocurre. Esto requiere de una preparación meticulosa y de diseño para prevenir que la contaminación externa confunda tus resultados.

Demasiadas personas sacan conclusiones de “experimentos” que son de todo menos “experimentos”. Tienen demasiadas variables en conflicto que hacen que sacar conclusiones de sus experimentos sea mucho más difícil. ¿Qué pasaría si abordases tus dietas como un@ científic@? ¿Tus rutinas de trabajo? ¿Continuarías creyendo en ellas luego?

¿Cuántas de tus creencias sobre el trabajo y la vida se resisten a este escrutinio? ¿Someterse a este test? A lo mejor nos podemos beneficiar un poco del pensamiento científico en nuestras vidas.

8.Matemátic@: No Lo Sabes Hasta Que Lo Demuestras➗

Las herramientas de pensamiento de un@ matemátic@ dependen de tener un estándar mucho más alto de lo que constituye la prueba de algo. Mientras que un@ ingeníer@ puede tolerar la precisión con algunos límites, y l@s emprendedor@s pueden estar satisfech@s con una corazonada, las afirmaciones de un@ matemátic@ deben ser irrefutables, sino no cuentan para nada.

Un modo en el que podemos observar la influencia de esta herramienta en un dominio no matemático es en un campo adyacente como la programación. Un ejemplo claro es la aproximación de MIT a la programación, más matemática y académica, más rigurosa en probar que los programas funcionan, en contraposición con la de Bell Labs que a menudo se satisfacían con un algoritmo que hiciese el trabajo, incluso si no lo podían garantizar.

Las herramientas del pensamiento matemático nos pueden ayudar a ser más riguros@s, y detectar errores que pueden convertirse en grandes problemas.

9.Porgramador@: ¿Qué Patrón Puedo Automatizar?💾

La programación engloba un montón de herramientas de pensamiento, pero la más básica es el algoritmo. Los algoritmos son un conjunto de pasos que se pueden definir con precisión, de modo que no requieran de inteligencia para ser llevados a cabo, aún así el resultado es un producto útil.

Una aplicación útil de esta herramienta es ver la cosas que hacemos y detectar cómo las podemos automatizar, simplificar o mejorar. L@s programador@s pueden detectar código repetido y tratar de abstraer la esencia de la redundancia que pueda haber en algo que pueda hacer lo que necesites de modo automático.

Más allá de escribir código tú mism@, puedes pensar como un@ programador@ en muchas áreas de tu vida. ¿Qué cosas repites a menudo en tu trabajo que pueden ser automatizadas? ¿Qué procesos ambiguos puedes convertir en un conjunto de pasos infalible?

10.Arquitect@: Imaginando El Futuro🏢

L@s arquitect@s necesitan diseñar edificios. Grandes estructuras que pueden llevar años construirse, y sin embargo cumplir con todos los criterios de los clientes, proveedores, urbanistas y reglamentos de construcción. Ah, y además deben ser bellos.

Para hacer esto, l@s arquitect@s necesitan un conjunto de herramientas de pensamiento (y de software) para coger una idea, imaginar cómo será exactamente a gran escala después de que se hayan gastado millones de euros. Una de estas herramientas es, sencillamente, hacer una maqueta.

Una versión a escala de lo que quieres crear, de modo que puedas ver qué aspecto tiene, para luego imaginar cómo será en su versión grande que a menudo te permita ver cómo será la realidad antes que sea demasiado tarde para cambiarla.

11.Comercial: Entiende Sus Mentes Mejor De Lo Que Ell@s Las Entienden📓

La venta a veces está mal vista. La gente piensa que todo se trata de trucos y engaños para manipular a alguien para que compre algo que probablemente no necesita.

La realidad raramente se asemeja a ello. En lugar de esto, l@s comercial@s trabajan para entender bien qué es lo que realmente necesita el cliente, y luego encajar esa necesidad con productos y servicios que la llenen. Esto es increíblemente duro de hacer, ya que puedes saber la solución a la necesidad de un cliente antes que él mismo la sepa.

Una herramienta clave para el éxito de esta profesión es ser capaz de inferir cuáles son las preocupaciones y necesidades del cliente a partir de su, a menudo, comportamiento contradictorio. ¿Qué lenguaje usan? ¿Cómo difieren sus acciones de sus intenciones iniciales? ¿Qué podemos inferir de ello?

Esta es una herramienta que podemos aplicar más allá de obtener una comisión. ¿Qué es lo que quiere realmente tu pareja más que lo que te está diciendo? ¿Qué hay sobre tus amigos? ¿Tu jefe?

12.Soldad@: Rutina Y Disciplina Evitan Errores Mortales💣

La disciplina encarnada por el personal militar es un herramienta de pensamiento muy útil, incluso fuera de situaciones de combate. La disciplina y la rutina son un salvavidas contra las negligencias que pueden costar vidas. Al exigir conformidad con estos protocolos, incluso cuando no hay peligro, hay muchas menos probabilidades de fallos.

Hacer tu cama cada mañana no prevendrá que haya danificad@s, pero si puedes seguir ese procedimiento perfectamente, será más probable que seas capaz de seguir aquellos que pueden salvarte la vida.

Este tipo de disciplina también está presente en otro campo donde la vida puede estar en peligro: la medicina. El libro The Checklist Manifesto toma esta idea de la rutina militar y la aplica a cosas  mundanas como lavarse las manos, acto que salva vidas previniendo infecciones.

Una vez conoces el mejor modo de hacer algo, hazlo precisa y exactamente, sin descuido o alguien saldrá herid@.

13.Maestr@ de Ajedrez: Ve Lo Movimientos Con El Ojo De Tu Mente♟

El ajedrez siempre se ha considerado un juego que mejora el pensamiento. Mientras que aún es dudoso que años de estudio de ajedrez necesariamente nos harán más list@s, hay un mogollón de herramientas de pensamiento que podemos sacar del juego.

Una de ellas es la habilidad de simular el juego en tu mente. Un truco común de los grandes maestros ajedrecistas es jugar con los ojos vendados. Mientras que esto apasiona a los espectadores, lo que hace es reforzar una práctica muy útil: ser capaz de ver el juego en tu cabeza de modo que puedas calcular los futuros movimientos que haga tu oponente.

Esto ayuda en otros dominios que no son el ajedrez. Intentar visualizar qué puede ocurrir y luego comparar la predicción con la realidad. Esto puede afilar tus habilidades de simulación, de modo que cuando estés en un aprieto puedas predecir qué ocurrirá a continuación.

14.Diseñador@: Las Cosas Que Haces Se Comunican Por Tí📎

El libro The Design of Everyday Things es para diseñador@s, un libro plagado de herramientas de pensamiento que l@s diseñador@s deberían cultivar. Es un libro que podemos leer incluso cuando no hemos hecho nada de diseño en nuestra vida.

La herramienta aquí es cómo el modo en que algo está hecho nos sugiere cómo usarlo. Una maneta de puerta bien diseñada nos puede sugerir si la debemos empujar o estirar, sin necesidad de que nadie lo diga expresamente. Un interruptor bien diseñado debería decirnos qué habitaciones se iluminarán cuando lo movemos.

¿Qué pasaría si diseñaras tus discursos de modo que hiciesen automáticamente que la audiencia cambiase su pensamiento hacia donde la quieres llevar? ¿Qué pasaría si diseñaras tus hábitos de modo que los pudieses aplicar automáticamente? Una herramienta, sin duda, de un uso muy amplio.

15.Porfesor@: ¿Puedes Ver Cómo Siente No Saber Algo Obvio?✏️

¿Cómo creas conocimiento en la mente de alguien? ¿Cómo puedes darles habilidades que no tenían antes?

Damos por hecho lo increíble que es la docencia y nuestra propia habilidad para aprender de ella. Para ser efectiv@s, l@s profesor@s deben tener un modelo de cómo sus pupil@s ven el mundo, como también tener un plan para cambiar ese punto de vista.

Para tener éxito en muchas profesiones, tienes que ser capaz de hacer que las otras personas vean los problemas como tú los ves. Esto incluye identificar qué conocimientos les faltan y decir las cosas correctas para llevarlos hasta donde estas tú ahora.

Esto es una habilidad obvia para l@s profesor@s, pero tambien beneficia a l@s programador@s a la hora de explicar su código, a l@s doctor@s al intentar articular las razones para un procedimiento médico y a l@s líderes que quieren que l@s emplead@s sigan una visión.

16.Antropólog@: ¿Puedes Sumergirte y Unirte A Otra Cultura?🎎

La antropología es el estudio de las culturas. A diferencia de la economía, que tiende a centrarse en modelos matemáticos, o la psicología, que tiende a hacer un montón de experimentos cautelosos, l@s antropólog@s aprenden de las culturas sumergiéndose en ellas.

¿Cómo puedes sumergirte en grupos a los que no perteneces? ¿Grupos de diferentes nacionalidades o idiomas? ¿Politicas o profesiones? ¿Hobbies, deportes, religiones o filosofías? ¿Cómo puedes aprender cómo funcionan esos grupos de personas para que te acepten a medida que vives con ellos?

17.Psicólog@: Prueba Tu Entendiemiento De Las Otras Personas🤯

La psicología tiene diferentes herramientas de pensamiento incluidas tanto en sus asunciones sobre la naturaleza humana como en sus métodos para descubrirla.

Un gran número de herramientas como: sesgos cognitivos, modelos de atención, moralidad, preferencias, instintos, memoria y más. Se podrían escribir docenas de libros sobre cómo pensar mejor sobre l@s demás usando estas herramientas (y los hay).

Es interesante, la psicología es también una profesión que tiene su propia caja de herramientas para descubrir psicología. Como tod@s l@s científic@s, esto incluye la creación de experimentos en los que puedas controlar la variable a estudio. A diferencia de otr@s científic@s, tu objeto de estudio son los seres humanos, lo que significa que, a menudo, no puedes permitir que sepan qué es lo que tratas de ajustar.

18.Crític@: ¿Puedes Basarte En El Trabajo De L@s Demás?🧐

Much@s crític@s van más allá de aconsejarte que libros leer y qué películas ver. Construyen análisis, interpretaciones y discusiones que van mucho más allá del trabajo original.

Las herramientas de pensamiento que involucra son importantes, incluso para personas que no analizan la literatura como modo de vida. Para l@s novat@s, está la habilidad de prestar atención a los trabajos creativos. Experimentar algo más profundamente que un consumidor normal. En segundo lugar, es una herramienta que nos permite ser capaces de conectar ese conocimiento con una gran red de hechos e ideas. Esto construye una creación original que añade más visión e ideas de las que originalmente había.

19.Filósof@: ¿Cuáles Son Las Consecuencias Inesperadas De Una Intuición?🤔

L@s filósof@s, al menos l@s analític@s, tienden a tener un estilo similar y unas herramientas parecidas a la de l@s matemátic@s, exceptuando que a menudo tratan con cosas que se basan en palabras que son imprecisas. Como resultado, hay un montón de útiles herramientas para tratar con cosas que no pueden reducirse a números.

Una poderosa es ser capaz de ver las consecuencias inesperadas de llevar una idea hasta sus límites. Esto tiene 2 beneficios. Primero, puede revelar imperfecciones en la idea original, mediante la reducción al absurdo. Segundo, nos puede ayudar a reconocer los principios fundamentales tras las vagas intuiciones de las cosas.

Al exponer tus ideas a hipotéticas críticas más fuertes, puedes ver el mecanismo real con el que funcionan.

20.Contable: Vigila La Proporción⚖️

El dinero es la sangre de un negocio. La contabilidad es el trabajo que vigila cómo fluye, revisándolo para estar seguro que no se está enterrando.

De la contabilidad podemos usar muchas herramientas que permiten el diagnóstico de problemas que están ocultos tras la superficie.

Uno de ellos es la idea del análisis de proporciones. Las proporciones son una fracción con numerador y denominador de dos medidas diferentes dentro de un negocio.

Este tipo de análisis (y mucho otros de la contabilidad) son muy útiles en otros dominios. En la salud tenemos el Índice de masa corporal (por ejemplo). Pero tenemos otras y podemos sacar otras como: resultados por horas trabajadas, errores por líneas de código, citas por horas gastadas en citas online.

Organizar los datos, mantener el seguimiento de los detalles y ver los patrones tras la superficie son herramientas contables que podemos explotar más allá del uso de una hoja de cálculo.

21.Polític@: ¿Qué Creerá La Gente?🗣

La política ofrece su propio conjunto de herramientas. Una gran diferencia entre la política y los negocios es que mientras los dos buscan alcanzar algún tipo de objetivo en el mundo, el primero depende mucho de la impresión de l@s votantes. Un negocio pude simple y llanamente trabajar, mientras que un@ político puede hacer una gran labor y ser rechazado por malas relaciones públicas.

Con lo que las herramientas que poseen l@s políticos no son solo sobre calcular el efecto de alguna acción, sino también sobre cómo esa acción se percibirá tanto para los votantes como para los aliados y enemigos.

Aquí las herramientas de pensamiento significan que a veces la decisión correcta no es posible, simplemente porque el resto de las personas no la concebirán como tal y no tienes el poder suficiente para convencerl@s. Esto puede frustrar, pero aplica a muchas partes de la realidad que ni imaginaríamos.

22.Escritor@: ¿Tiene Sentido Tu Historia?📚

Much@s personas ven las narraciones como la encarnación de la historia. Cogemos lo que ocurrió realmente y lo tejemos en palabras para que otr@s lo puedan ver por si mism@s.

L@s escritor@s entienden mejor que cualquier otra persona que lo que realmente ocurre no suele ser una buena historia. Las narraciones tienen personajes con rasgos fijos que hacen que sus acciones sean predecibles. En la vida real, la gente se ve más influenciada por el contexto. Las narraciones tienen principios, nudos y desenlaces. La realidad es un flujo continuo de eventos sin un arco argumental.

Desafortunadamente, la gente entiende las narraciones mucho mejor que la realidad. De modo que, a veces, necesitas empaquetar las cosas que quieres contar a alguien de un modo que las puedan interpretar. ¿Quién está involucrad@? ¿Cuándo ocurrieron los hechos? Deberemos dar información para facilitar que el oyente nos siga.

Es obvio que esto aplica a la creación de novelas o películas, pero el hecho de contar historias forma parte de la vida de cada un@ de nosotr@s. Desde “Porque queremos trabajar en un trabajo determinado” hasta, “¿Dónde te ves en 5 años?”. Todo son historias, y necesitamos entender sus estructuras.

23.Actor: El Mejor Modo De Fingir Es Ser Real🎭

La herramienta más popular para actuar es el método. Esta técnica incluye el tratar de sentir realmente las emociones del personaje que se está interpretando, más que fingirlo.

Puede parecer una contradicción: ¿cómo puedes sentir algo que sabes que es fingido? Sin embargo, esto contrasta con el gran poder la imaginación para conjurar situaciones y crear empatía. Luchas ya pasadas pueden estar ahí para las que estás representando. Miedo, felicidad, confianza y pasión; todas ellas tienen mejor pinta cuando las estamos experimentando.

Lo que también nos sugiere otra herramienta de trabajo poderosa, aunque esta sea más afectiva que cognitiva: cambiar tu estado emocional para obtener los resultados que quieres. ¿Sentirse insegur@ pero saber que necesitas confianza?  ¿Por qué no puedes reunir todo esto como si lo estuvieses representando? De todos modos no lo finjas, siéntelo.

24.Fontaner@: Desmóntalo Y Detecta Qué Está Roto🔧

Los comerciantes no obtienen demasiado crédito por tener soluciones y estrategias únicas. Muchos tipos académicos e intelectuales nunca considerarían como carrera la fontanería, la carpintería o ser electricista. Pero todas estas profesiones, a menudo, ganan más que alguien con carrera y lo hacen por una muy buena razón: tienen aptitudes con fuerte demanda.

La esencia de la fontanería, como muchos otros negocios, es ensuciarse la manos y desmontar algo para ver qué es lo que se ha roto. Para eso necesitas un modelo de lo que hay, sino puedes causar una inundación o puedes tener un gran calambre. Pero también necesitas desmontar las cosas para entenderlas.

¿Cuántos de nosotr@s evitamos entender cosas porque tenemos miedo de ensuciarnos las manos? No nos queremos arriesgar a romper algo, de modo que nunca entenderemos realmente cómo funciona.

25.Hacker: ¿Qué Es Lo Que Realmente Hay Debajo?💻

El hackeo es una de las aptitudes comúnmente menos entendidas. Nos lo muestran como un tipo de magia de ordenadores, con cubos que vuelan y barras que cuentan hasta cero.

A la práctica el hackeo trata más sobre entender que, a menudo, hay una capa de instrucciones más complicadas que la capa más simple que hay sobre ella.

Los ordenadores se establecen sobre jerarquías, así que, cada nivel de abstracción reduce y simplifica la capa que hay debajo para hacerla más fácil de entender. Esto te permite hacer cosas que parecen imposibles a alto nivel, pero que son características involuntarias de cómo los funcionan los niveles inferiores.

Un ejemplo es aprovechar la sobrecarga de memoria. Muchos programas trabajan a un alto nivel que accede a la memoria en silos restringidos. Pide algo fuera de la memoria y tendrás un error. En la práctica, la memoria es una gran línea, con las memorias de los diferentes programas una al lado de otra. Si puedes escribir en la memoria fuera de sus límites podrás hacer que el ordenador haga cosas que ingenuamente creías que eran imposibles.

Por ejemplo, este glitch en un juego de Mario por el que una serie de inputs escriben código en una sección del juego, permitiéndote ganar insertando una extraña secuencia de acciones:

Esta herramienta de pensamiento funciona para los ordenadores, pero también para otras áreas de la vida. Recuerda: todo lo que ves suele ser una simplificación de una realidad más profunda. Lo que puede significar que el sistema subyacente esté roto de un modo que no te podrías ni imaginar.

Últimos Pensamientos Sobre Las Herramientas De Pensamiento

Todos los ejemplos que hemos aprendido, son un resumen de las herramientas clave de diferentes profesiones. En realidad hay docenas, sino cientos de herramientas de pensamiento para cada dominio. No tan solo las profesiones; las aptitudes de los hobbies, de las materias y de la vida en general, también desarrollan herramientas de pensamiento.

El problema que, a menudo, tenemos dificultados reconociendo la aptitud y abstrayéndola de dónde se ha generado. Es un problema de transferencia y no es fácil de resolver.

Sin embargo, si puedes afirmar cuál es el patrón, puedes empezar a ver cómo aplicarlo en otro lugar. La mayoría de estas herramientas no funcionarán mejor en dominios diferentes en los que se originaron. Un@ escritor@ tratando de usar la narración para diagnosticar problemas médicos tendrá un gran problema.

A veces, nos atascamos a utilizar nuestras herramientas favoritas, lo hacemos tanto que ni siquiera nos paramos a considerar cuáles serían mejores en una situación dada.

Las soluciones creativas requieren pensamiento divergente, haciéndonos pensar en una herramienta cuando necesitamos otras.

El Trabajo Creativo Requiere De Diversas Herramientas De Pensamiento

El problema de la vela (un experimento clásico) demuestra la necesidad de herramientas como estas. Se les pide a los sujetos que usen una caja de chinchetas para fijar una vela en la pared. La solución es usar la caja como base (tratar de aplicar las chinchetas directamente a la vela será un estropicio total).

El Problema De La Vela

Es un problema ya que pensamos que la caja es tan solo el contenedor de las chinchetas y no una herramienta en sí misma.

De modo similar, muchas de estas herramientas nos permiten encontrar soluciones creativas a nuestros problemas que a lo mejor no hemos considerado. Por ejemplo:

  • Si eres un@ emprendedor@, ¿cómo sería tu negocio si lo hubieses creado siendo un artista, un@ profesor@ o un@ escritor@?
  • Si eres un@ programdor@, ¿cómo mejoraría tu código si usases las herramientas de un comercial o de un contable?
  • Si eres un periodista, ¿qué cambiaría en tus artículos si actuaras como un@ científic@, economista o fontaner@?

No todas las combinaciones serán útiles, pero muchas nos pueden dar la solución que nos conducirá al progreso.

Buen Lunes!!! 🙂


Artículo Original: “Twenty-Five Useful Thinking Tools” en Scott H. Young

4 Lecciones del Jazz Sobre El Liderazgo

Hoy me gustaría aprender, de la mano de Grant Ackerman (Educador de Ejecutiv@s) cómo el Jazz nos ofrece muchos de los elementos necesarios para conducir proyectos y organizaciones de éxito.

¿Por qué nos organizamos? Al hacer esta pregunta a ejecutiv@s, sus respuestas son comprensiblemente predecibles: para cumplir un objetivo, para utilizar todos los recursos, para maximizar eficiencias.

Todas estas respuestas son correctas, per hay otra, una respuesta más simple y elegante. Nos organizamos porque no podemos hacerlo sol@s. Cuando entendemos esto ampliamente, es una revelación poco menos que humillante. Si puedes cumplir con un objetivo tu sol@, entonces hazlo sol@. Será más rápido y menos complicado. Pero si no puedes hacerlo sol@, entonces reconoce que dependes de l@s demás, y el cómo de bien trabajéis junt@s marcará la diferencia hacia el éxito.

Exactamente lo mismo ocurre para un gran conjunto de jazz. Cualquiera de l@s músicos puede tocar sin acompañamiento y crear una experiencia memorable para la audiencia, pero no será lo mismo que cuando está tocando con otros artistas de talento. ¿Por qué se organizan l@s músic@s de jazz? Pues porque quieren crear lo que no pueden crear sol@s.

Lo bueno de utilizar el jazz como una metáfora de organización es su unicidad como arte. A diferencia de las orquestas clásicas, las bandas de rock u otras configuraciones musicales, los conjuntos de jazz se basan en un liderazgo compartido, en colaboración, en improvisación y en un sentido de la humildad que honra la contribución de cada individuo. Y los resultados son más que memorables.

Una vez, Grant preguntó a un músico de jazz qué sentía cuando la banda acababa una canción y salía de allí (teniendo en cuenta que los propios músicos no saben si podrán encontrar su propio lugar de vuelta hacia un fin de canción suave, en tiempo real y juntos). ¿Qué hay en la mente del músico después de ese viaje, después de haber avivado la envoltura de creatividad y de cooperación? La respuesta del músico fue: “¿Cuándo podemos hacer eso de nuevo?”

Ahora pregúntate a ti mism@ cuán a menudo sales de una reunión de trabajo pensando: “¿cuándo podré volver a hacerlo?”. ¿Qué es lo que hace que las “reuniones” de los músicos de jazz sean tan excitantes?

Aprendamos 4 lecciones de liderazgo que podemos tomar prestadas del jazz.

1.Turnarse El Liderazgo

L@s líderes de éxito, dan a otr@s la oportunidad de liderar también. En una actuación de jazz, la idea de compartir el liderazgo no incluye tan solo los solos de cada músic@, sino momentos de liderazgo un poco más sutiles.

John Patituccio, un gran músico de bajo, habla sobre “liderar” usando restos para crear espacios que otros miembros de la banda puedan llenar. Tod@s hemos formado parte de proyectos en que una persona domina todos los aspectos de la dirección y de la ejecución. En este caso, su meta en el desarrollo de liderazgo debería ser darse un respiro y crear espacio para que l@s demás también puedan conducir.

2.Escuchar De Verdad

Esto puede sonar simple (porqué lo es). Es una verdad simple. Las grandes actuaciones requieren colaboración y l@s grandes líderes saben que esa colaboración requiere un capacidad muy bien desarrollada de escuchar (y de oír) lo que l@s otr@s dicen.

En un quinteto de jazz, esto significa escuchar a las otras 4 personas que están comunicándose contigo en todo momento. Es por esta misma razón por la que deberíamos considerar a l@s músico de jazz más evolucionad@s que el resto de nosotr@s.

Nuestro trabajo en las reuniones es mucho más fácil. Generalmente, tan solo necesitamos escuchar una solo persona al mismo tiempo. Escuchar, particularmente la escucha activa, es a la vez una capacidad, un arte y una disciplina.

3.Planear No Tener Un Plan

La improvisación en el jazz significa que una canción nunca será tocada del mismo modo dos veces. Esto choca con las bienintencionadas pero a veces contraproductivas prácticas del liderazgo que intentan asegurar que un producto o servicio siempre se ofrezca del mismo modo.

La sabiduría se basa en el equilibrio. L@s artistas de jazz innovan con estructuras y formas que son predecibles y flexibles. Lo mismo debería valer para las organizaciones. El miedo, a veces, es lo mejor que nos podemos encontrar en este modo de pensamiento libre. Miedo de lo desconocido, miedo a equivocarse, miedo a parece un@ capull@.

Miles Davis una vez dijo: “No tengas miedo de los fallos. No son nada“. En jazz una nota nunca es correcta o incorrecta. Es la nota que sigue la que marca la diferencia. En el mundo de las compañías esto es el crear una cultura que anime a la experimentación y al aprendizaje continuo.

4.Deja Tu Ego En La Puerta

La humildad significa que sabes que l@s otr@s también tienen grandes ideas y que les das la oportunidad de contribuir. Esto, por supuesto, puede llevar a conflicto cuando hay diferentes versiones y visiones de lo que se crea.

En el jazz estos conflictos se resuelven en tiempo real, utilizando su principio guía de: “servir a la música”. ¿Qué acorde cambiar o qué nota servirá mejor a la actuación que se está llevando a cabo?

Lo mismo aplica a las organizaciones. ¿Podemos tod@s abstenernos de avanzar en nuestra propia agenda personal para crear junt@s algo mayor y mejor para el proyecto y para la organización?


El jazz nos ofrece muchos de los elementos que necesitamos para liderar y gestionar proyectos y organizaciones de éxito, desde crear espacio para que l@s demás dirijan hasta escuchar de verdad las ideas que no sean las nuestras permitiendo la experimentación en un entorno de aprendizaje para que, finalmente reconozcamos que no lo podemos hacer sol@s.

Si somos capaces de crear este tipo de prácticas de trabajo en la organización, habrá una oportunidad en la que salgamos de las reuniones con el mismo entusiasmo con el que los músicos de jazz acaban una sesión. ¿Cuándo lo repetimos?

One More Thing…

En este vídeo podremos aprender un poco sobre la improvisación en el jazz:

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “4 Leadership Lessons from Jazz” en Columbia Business School

La Escucha Activa: El Don Que Da

Ya aprendimos un poco sobre la Escucha Activa en los Brain Feelings: 6 modos para ser mejor ‘Escuchador’Qué es lo que hacen los buenos escuchadores“. Hoy me gustaría aprender un poco más sobre esta materia de manos de un artículo de la escritora Canadiense, Sara Saddington.

Hay dos principios básicos (vale, hay más, pero éstos son los que nos servirán para este Brain Feeling) con los que debemos esforzarnos en convivir:

  • Entender que cada un@ es el propio héroe de su propia historia
  • Asumir que l@s demás tiene buena intenciones

En nuestro día a día, ya sea en el trabajo, en casa o compartiendo espacios públicos con completos desconocidos, todo se basa en la comunicación Necesitamos escuchar y responder a las señales que l@s demás están compartiendo para entender hacia donde queremos ir (literal o metafóricamente). A pesar de este hecho, much@s de nosotr@s somos muy mal@s a la hora de escuchar. Sara, tiene una teoría sobre por qué ocurre esto.

Afirma que ella es la persona más importante del mundo (para ella, en mi caso no aplica). Vive en su cuerpo. Como tod@s tiene que escuchar su autodiálogo en su cerebro. Sus finanzas, sus relaciones personales, sueños y ambiciones: todos ellos tienen un impacto directo en la calidad de su vida: su felicidad, su sentido de la seguridad, el sentido del ‘yo’.

Autodiálogo

El interactuar con otr@s, le ayuda a recordar que, para ell@s, ell@s son la persona más importante del mundo. A penas van a darse cuenta de sus problemas. No les importa si ella está dolorida o malhumorada. No tienen interés alguno en oír hablar sobre sus sueños (ya están lo suficientemente ocupad@s para entender su último sueño bizarro o haciendo cálculos para llegar a final de mes).

Dado que somos human@s que nos centramos en nosotr@s mism@s, es muy fácil creer que las acciones de l@s demás son sobre nosotr@s. El jefe, demasiado ocupado para nuestra reunión regular me evita (a lo mejor he hecho algo que le enfada). Mi pareja parece distante (igual está enfadad@ porque nunca bajo la basura). Es@ camerar@ amigable y eficiente debe estar flirteando conmigo ya que soy encantador@, no porque sea un@ buen profesional, sino porque se trata de mí.

Excepto que no.

Asumir que las personas con las que interactuamos tienen buenas intenciones nos dará un buen empujón para poder mitigar estas creencias. Son los héroes de sus propias historias, y están haciendo lo mejor que pueden para arreglárselas. Del mismo modo que nosotr@s no estamos en nuestro mejor estado cuando estamos cansad@s o malhumorad@s, tampoco lo están l@s demás. No me están haciendo esas cosas a mí. Están intentando lo mejor que pueden hacer para sí mism@s en ese momento. Por supuesto que también hay gente con la que es difícil tratar y gente que les encanta ser un@s imbéciles. Pero hay poca cosa que hacer con ell@s, y asumir que tod@s actuamos de buena fe nos ahorrará tiempo y energía (no nos preocuparemos por  analizar ese comportamiento o esa intención).

Activa Tus Capacidades De Escucha Activa

Escuchar trata sobre la empatía. Se trata de salir de tu propia cabeza y adentrarte en un mundo en el que no eres el personaje principal, se trata de interesarse en puntos de vista alternativos. En primera instancia, puede ser increíblemente difícil. Es una de las mejores herramientas que podemos usar para tener relaciones más efectivas.

Aprendamos algunas cosas que deberíamos hacer y otras que no deberíamos hacer al escuchar para mejorar y hacer más efectivas nuestras relaciones. Te sorprenderás de lo que puedes llegar a oír.

Te Recomiendo Que… ✅

Asumas Que Hay Buena Intención

Si partes de la posición que mucha gente está haciendo lo mejor que puede podrás dejar de lado parte de la negatividad que viene de asumir que van a por ti.

Un@ compañer@ malhumorad@ puede estar más estresado por todo el viaje que ha tenido que hacer hasta el trabajo que no por alguna cosa que hayas hecho tú. Esa tía que nunca recuerda en que trabajas no es que no se acuerde  ni piense en ti, es que tan solo te ve una vez al año y está ya bastante ocupada son su propia familia.

Haz Preguntas Para Aclararte

¿No entiendes una palabra o un acrónimo? Pregunta. Si tan solo asientes, no ganarás ningún punto. En las conversaciones personales, podemos decir: “cuéntame más de ello“, si aparece algún tema que no entendemos del todo. También en el trabajo es un modo que puede llevarnos a crear conversaciones muy interesantes.

Pregunta y Respuesta

Aprende A Reconocer Lo Que No Se Ha Dicho

Un cambio súbito del lenguaje corporal, en el tono o el ritmo de su voz, un cambio de tema (todos estos son indicadores de que hay más cosas en la historia). Síguelo dócilmente, pero presta atención a las pistas de incomodidad y no aprietes demasiado.

Reflexiona Sobre Lo Que Se Ha Dicho

Tomarse un tiempo para resumir lo que se ha dicho, y verificar tu nivel de comprensión, no tan solo hará que la otra persona note que valoras su perspectiva, también ahorrará tiempo y frustración.

Reflexionar sobre lo que has oído es un modo muy poderoso de estar seguro de que estás hablando de lo mismo y trabajando para alcanzar el mismo objetivo.

Podemos usar fórmulas como:

  • “Si lo he entendido bien, parece que te sientes…”
  • “Solo para tener claro lo que está pasando, el retraso en el proyecto es por [estas] causas externas”
  • “No estoy seguro de lo que quieres decir, pero por lo que he oído es [esto] ¿Me pierdo algo?”

No Te Recomiendo Que…⛔️

Soluciones Problemas (si no te lo han pedido)

“Siento que estés pasando por esto”, “Te creo”,  como mucho: “Dime si hay algo que pueda hacer”. Cuando das consejos que no te han pedido o tratas de “arreglar” a las personas, estás proyectando tus propias inseguridades y la necesidad de controlarlas. Te estás haciendo el héroe de su historia. No lo hagas.

Héroe

Decir Rápidamente Lo Que Piensas Justo Cuando Han Acabado De Hablar

Una pausa no es necesariamente una concesión. En lugar de ello, procesa qué es lo que se ha dicho, haz preguntas para indagar más, dales un momento para que acaben de recopilar sus pensamientos. La escucha activa no trata sobre esperar tu turno para hablar.

Cambiar Súbitamente De Tema Sin Acordar El Cambio

Una buena conversación inevitablemente divagará y cambiará de dirección varias veces, pero un cambio súbito en el tono o en el tema de una conversación le indica a la otra persona que no te importa qué es lo que ha dicho.

Podemos usar fórmulas como cambio radical, para indicar al otr@ que hemos escuchado lo que estaba diciendo, que un punto de lo que ha dicho nos ha recordado algo totalmente diferente, y que queremos compartirlo antes de volver al tema original.

Con estos signos, reducimos la frustración y demostramos respeto por l@s otr@s mientras que seguimos permitiendo que la conversación continue orgánicamente.

Cambio de Tema

Ser un buen oyente, no es una cosa que sea siempre natural, pero creo que es una cosa en la que vale la pena trabajar. Cuando realmente escuchas lo que l@s otr@s están comunicando (cuando puedes reconocer que la conversación no trata sobre ti y tener empatía hacia esa perspectiva) podrás abrir muchas puertas a una relación más profunda. Deja que otr@ sea el héroe por unos momentos. Escucharás cosas maravillosas.

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “Active Listening: The Gift that Keeps Giving” en Thin Difference