Astronomía, Física y Arte; un nuevo Ágora de Ars Creatio

Josep María Alarcón, a parte de ser un gran artista y un muy buen colaborador de Feel The Brain (estad atent@s a los próximos Brain Feelings 🙂 ); también es un gran mecenas de la divulgación.

En su espacio “Ágora” pudimos aprender de “Kandinsky, de la espiritualidad y el arte”; para luego llevar a cabo un interesantísimo (y diría que apasionado) debate sobre el contenido de la sesión y sobre la percepción del arte.

Bien, hoy es la segunda sesión de “Ágora”, en este caso será una conferencia-coloquio titulada “Astronomía, Física y Arte” de mano de Ramon Drudis i Mauri; Ingeniero y Divulgador de la Ciencia Astronómica cuya web es: http://www.totastronomia.com, esta es la invitación a la sesión:

Invitación a “Astronomía, Física y Arte”

Por razones personales, me va a ser imposible atender a la sesión, pero me gustaría aportar mi granito de arena repasando un par de cosas que ya hemos aprendido en Feel The Brain.

Las Matemáticas Tras “La Noche Estrellada” de Vincent Van Gogh

Este vídeo forma parte del Brain Feeling del 25 de Enero de 2015 titulado: “29 de Julio de 1890” la fecha de traspaso de Van Gogh. En él podemos aprender cómo el mítico cuadro del pintor Holandés utiliza uno de los conceptos más complejos de la naturaleza: el flujo turbulento. También aprenderemos cómo William Parsons, mediante su telescopio Leviathan, descubría y vislumbraba las estructuras espirales que hay en la Vía Láctea.

Telescopio Leviathan

He aquí una de las representaciones de la Nebulosa M51 que Parsons descubrió:

Si, aún tenéis más ganas de más imágenes visitad el Brain Feeling original: “29 de Julio de 1890

“Cosmigrafics”, dibujando el espacio a través del tiempo. 4000 años del Mapeo del Universo

Este tomo, es fantástico; recopilado y escrito por Michael Benson nos detalla, 4000 años de representaciones del Universo, su nombre es “Cosmigrafics“:

Bien, pues la sesión del “Ágora” de hoy, trata sobre: Arte, Física y Astronomía, éstas son algunas de las ilustraciones y representaciones que podemos encontrar dentro del tomo. Para más detalle de las ilustraciones, os propongo que visitéis el artículo de Brain Pickings.

Espero que sea una sesión apasionante Josep, Ramon y resto de asistentes. ¡¡Por cierto!! Ya está completa:

Buen Jueves!! 🙂

La Predicción del Fin Del Mundo De Newton, el Currículum de Leonardo Da Vinci y otras notas vintage

No me puedo resistir a los documentos, en especial a los documentos antiguos. Desde las más variopintas partituras musicales que hemos ido aprendiendo en Bran Feelings como: Tocar Dibujos: Asombrosas Partituras Musicales o Música Radical: Llorenç Barber, Cuaderno de Yokohama 2005 hasta las láminas vintage de cirugía y anatomía como: El Fascinante Arte de la Anatomía Humana o Cirurgía Vintage: Intervenciones Cruciales; podemos aprender cómo las personas han concebido el mundo de su alrededor y lo han plasmado y adaptado para poder transmitirlo o para poder entenderlo.

Hoy, me gustaría aprender algunos de los cuadernos y escritos de los más famosos científicos y sabios, dese las notas de Sir Isaac Newton (incluyendo su predicción del fin del mundo en 2060); hasta los cuadernos de Samuel Becket, pasando por notas de Honoré Balzac o el Currículum de Leonardo Da Vinci. ¿Me acompañáis?

Los Cuadernos de Isaac Newton

En 2011 se digitalizó la colección más grande de los papeles de Isaac Newton, garantizando de este modo el acceso libre a los trabajos de uno de los mejores científicos de la historia.

Isaac Newton

En este conjunto de trabajos compartidos online por la Biblioteca Digital de Cambridge podemos encontrar la copia personal anotada de Principia Mathematica y el ‘Waste Book‘, la libreta donde un joven Newton trabajó los principios del cálculo (también puede ser que se lo trabajara a partir de la obra de Leibniz)

Otros de sus logros incluyen la ley de la gravedad y del movimiento, una teoría de la luz (el dibujo que sigue) y su construcción del primer telescopio reflectante.

Teoría de la Luz

Ya hay más de 4000 páginas de material disponible. Veamos algunos ejemplos:

Esta es la portada original del ‘Waste Book’ de Newton que usaba a mediados de los 1660s para pensar en lo que más tarde se convertiría en el cálculo, la mecánica, la óptica y otros conceptos fundamentales.

Anotaciones de Newton en su propia copia de Principia Mathematica.

Página Manuscrita

Página Manuscrita

La primera pagina de una de las libretas de Newton. Se puede leer: ‘no para ser impresa’

Página de las Libretas de Newton

La Predicción del fin del Mundo de Newton en 2060.

El Currículum Vitae de Leonardo Da Vinci

Esta es una carta de Leonardo Da Vinci escrita a sus 30 años y dirigida a Ludovico Sforza el Duque de Milán.

CV de Leonardo Da Vinci

En ella podemos leer:

Ilustrísimo Señor mío, después de ver y considerar suficientemente las pruebas de todos aquellos que se llaman maestros y compositores de instrumentos bélicos, y toda vez que la invención y operación con dichos instrumentos no están fuera del uso corriente, me esforzaré , sin menoscabo de otras, en hacerme entender por su excelencia, le abriré mis secretos y me pongo a disposición de su excelencia para llevar a efecto y demostrar cuando lo estime oportuno aquellas cosas que en parte brevemente se anotan a continuación:

  1. Tengo proyectos de puentes ligerísimos y fuertes, que se pueden transportar con mucha facilidad.
  2. Sé cómo en el asedio a una tierral sacar el agua de los fosos y hacer un número infinito de puentes, escalas de cuerda y otros instrumentos.
  3. Si. por la altura del terreno o por la fuerza del lugar y del sitio no se pudiese en un asedio usar el oficio de las bombas, conozco maneras de acabar con ciudadelas y fortalezas, aun cuando estén construidas en la roca.
  4. Asimismo tengo ideas para hacer cañones comodísimos y muy fáciles de trasladar, con los que tirar piedras pequeñas como una lluvia de granizo.
  5. Y si sucediera estando en el mar, tengo planos de numerosos instrumentos utilísimos para atacar y defenderse, incluyendo barcos que resistirían el fuego de los mayores cañones, y polvo y humo.
  6. también conozco modos de llegar sigilosamente a un determinado lugar por cuevas y pasajes secretos, aunque fuera para ello necesario pasar bajo un río.
  7. puedo hacer también carros cubiertos, seguros e inofensivos con los que entrar dentro de las líneas enemigas con artillería, y no habrá compañía de hombres de armas tan grade como para que los carros no la deshagan. Y tras ellos la infantería llegará y los encontrará prácticamente desarmados y sin apenas oposición.
  8. del mismo modo, si fuera preciso, hará cañones, morteros y artillería de formas bellísimas y útiles, fuera del uso común.
  9. donde no sea posible usar cañones, diseñaré diferentes tipos de catapultas y otros instrumentos de inmejorable eficacia muy diferentes de los comúnmente usados en resumen, dependiendo de lo que las variadas circunstancias dicten, diseñaré infinitos artefactos de ataque y defensa.
  10. en tiempos de paz, creo que puedo darle tanta satisfacción como cualquier otro en arquitectura, en la construcción de edificios públicos y privados, así como en la conducción de agua de un sitio a otro.
  11. Puedo realizar esculturas en mármol, bronce o barro, así como pinturas, y mi trabajo puede compararse al de cualquier otro, quien quiera que sea.
  12. además, yo podría asumir la obra del caballo de bronce que será gloria inmortal y honor eterno de la memoria feliz del señor padre vuestro y de la ilustre casa de los Sforzas.
  13. Y si en alguna de las cosas mencionadas le pareciesen a alguien imposibles o no factibles, me declaro dispuesto a hacerle una demostración en su parque o el lugar que prefiera Vuestra Excelencia, a quien me encomiendo con toda humildad.

Las Libretas de Samuel Beckett

El novelista, dramaturgo, poeta y ganador del Nobel Samuel Beckett (1906-1989) es uno de los escritores más influyentes del siglo XX.

Samuel Beckett

Estos son algunos de los extractos de su manuscrito original de Watt, la segunda novela de Beckett y la cumbre de su sello de humor filosófico (cortesía de la Universidad de Texas).

Notas de Honoré Balzac

Estas son algunas de las anotaciones del escritor realista francés del siglo XIX, Honoré Balzac, cuya obra culminante fue La Comedia Humana. En mi opinión tienen algo hipnotizador:

 

Buen Lunes!! 🙂


Artículos Originales:

Cómo El Ensayar Las Cosas Afecta A Nuestro Cerebro

En el Brain Feeling de hoy me gustaría aprender otra de las fantásticas y atractivas TED Lessons. Se trata de “Cómo Ensayar Casi Todo De Modo Efectivo” de Annie Bosler y Don Greene.

Dominar cualquier habilidad física requiere de ensayo. El ensayo es la repetición de una acción con el objetivo de mejorar, y nos ayuda a actuar con más facilidad, velocidad y confianza. Pero, ¿qué es lo que el ensayo hace para hacernos mejores en las cosas?. Aprendamos hoy cómo el hecho de ensayar afecta los mecanismos internos de nuestros cerebros, a través de esta TED Lesson subtitulada al castellano.

 

Buen Jueves!! 🙂


Artículo Original: “How to practice effectively…for just about anything – Annie Bosler and Don Greene” en TED Lessons

5 Modos En Que Leer Ficción Te Hace Mejor En El Trabajo

No es ningún secreto que la gente con éxito son lector@s. El leer nos puede ayudar a estar al día de nuevas tendencias y a aprender técnicas que podemos usar en nuestras carreras. Bill Gates y Warren Buffet comparten sus libros favoritos cada fin de año y, como podemos observar, están llenos con títulos de no ficción.

Pero, ¿qué hay de la ficción? ¿es tan sólo entretenimiento? Michael Morvan, fundador y CEO de CoSMo, lee un par de capítulos de novela negra cada noche y afirma que no es tan sólo por entretenimiento: “Para llevar un negocio, tienes que estar muy involucrad@ en todas las minucias, desde la estrategia de producto hasta la contratación de personas”, afirma. “El sumergirse en la historia, identificarse con los personajes e intentar solucionar el misterio tiene dos efectos sobre mí. El primero, es un modo muy eficiente de desconectar de todos los problemas a los que me enfrento en el trabajo. El segundo, es que desbloquea inmediatamente mi creatividad. Mi mente no tiene límites mientras estoy leyendo, y no debería tenerlos cuando estoy llevando negocios

De hecho, varias investigaciones han demostrado que el hecho de leer ficción puede ayudarnos a mejorar en aptitudes que son tan importantes como el conocimiento técnico que podemos aprender de la no ficción. Aprendamos hoy 5 cosas que una novela da a nuestro cerebro.

1.Aptitudes De Razonamiento Mejoradas

Leer ficción te puede proveer de una visión que te puede ayudar a trabajar más allá de la lógica, afirma Michael Benveniste, profesor de Inglés en la Universidad de Puget Sound. En situaciones que puedan estar teñidas por las emociones de las experiencias pasadas, te puede ayudar a cultivar el razonamiento cualitativo, que se gana de las descripciones.

Afirma que, “la ficción ofrece un espacio para especular sobre el rol constitutivo que los valores ‘confusos’ como las creencias, las normas y las experiencias juegan en los contextos sociales”

2.Entender Problemas Complejos

Las personas que leen ficción ganan un mejor entendimiento de l@s demás“Estos efectos se deben en parte al proceso de compromiso con las historias, que incluye hacer inferencias e involucrarse emocionalmente con los contenidos de la ficción, que incluyen personajes complejos y circumstancias que no encontraríamos en nuestra vida diaria”, escribe Keith Oatley de la Universidad de Toronto.

Oatley compara la ficción con un simulador para nuestro cerebro. Del mismo modo que las simulaciones pueden ayudarnos a coger problemas complejos como volar un avión o predecir el tiempo, del mismo modo, las novelas, las historias y los dramas pueden ayudarnos a entender las complejidades de la vida social“, dijo al The New York Times.

3.Empatía

El hecho de imaginarnos la situación de un personaje puede ayudarnos a convertirnos en personas más empáticas con las otras en la vida real. Eso se debe a que, cuando leemos una historia, conectamos con las experiencias personales; de acuerdo con la investigación de Raymond Mar; psicólogo de la Universidad de York en Canadá.

En una charla que ofreció en la convención anual de la Asociación Americana de Psicología, Mar afirmó que, a menudo tenemos pensamientos y emociones que son consistentes con la línea de la historia. Reflejándonos en nuestras interacciones sociales pasadas o imaginando las futuras, podemos ganar visión de las cosas que han ocurrido en el pasado y que relacionan un personaje en una historia.

Según Mar, “Las experiencias que tenemos en nuestras vidas moldean nuestra comprensión del mundo… y las experiencias imaginadas a través de la narrativa de las historias de ficción, también pueden moldearnos. Pero con un inconveniente (no se trata de una bala mágica) es una oportunidad para cambiar y crecer […] Incluso, teniendo en cuenta que la ficción es inventada, puede comunicar verdades como puños sobre la psicología humana y las relaciones

4.Liberación Del Stress

El leer una novela libera el stress mejor que escuchar música, andar o tomarse una taza de té, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Sussex. Según David Lewis, neuropsicólogo, el leer reduce los niveles de stress en un 68%. Tan sólo 6 minutos de lectura rebajaron el ritmo cardíaco de los participantes y liberaron tensión en los músculos. De hecho, el leer era capaz de bajar el nivel de stress de los sujetos, incluso antes de comenzar.

Según Lewis (y yo lo apoyo); Perderte en un libro es la relajación definitiva […] No importa qué libro estés leyendo, el perderte en un libro interesante te ayuda a escaparte de las preocupaciones y del stress de día a día y a explorar el dominio de la imaginación del autor […] Se trata de más que una mera distracción, un compromiso activo de la imaginación con las palabras impresas estimula nuestra creatividad  y nos lleva a un estado alterado de consciencia

5.Fuertes Modelos De Roles

A menudo, las novelas tienen personajes cautivadores cuyos rasgos se describen en detalle. Según Juliette Well, profesora de ficción del siglo XIX: “Muchas de estas dinámicas encajan perfectamente en el mundo del trabajo […] Suelo darme cuenta que cito a Elizabeth Benner de ‘Orgullo y Prejuicio’ quien declara que ‘mi coraje crece en cada intento de intimidarme‘”

Qué Pasa En Nuestro Cerebro

A modo de curiosidad, aquí están los efectos de las historias en nuestro cerebro:

Cómo Ser Mejor En Las Cosas Que Te Importan

Hoy un muy buen amigo me ha hablado de esta TED Talk (subtitulada al castellano) cuando le ha llegado mi aviso de artículo. De la mano de Eduardo Briceño, aprenderemos el porqué a veces, aunque trabajemos muy duro no mejoramos. Nos pasa, nos ha pasado o nos pasará a tod@s en algún momento.

Eduardo, nos revelará un modo simple de pensar sobre cómo podemos mejorar en las cosas que hacemos, ya sea trabajo, paternidad o hobbies creativos.

También podremos aprender técnicas para que nunca tengamos que dejar de aprender y para sentirnos siempre moviéndonos hacia adelante.

 

La Transcripción de la Charla

Como siempre que aprendemos un TED Talk en un Brain Feeling, he aquí la transcripción completa:

0:13

Intentamos dar lo mejor en todo lo que hacemos, ya sea nuestro trabajo, familia, estudio o cualquier otra cosa. Yo lo siento así. Yo doy lo mejor. Pero hace un tiempo atrás noté que no estaba mejorando en lo que me importaba, se tratara de ser esposo o amigo o profesional o compañero, y no estaba mejorando mucho en esas áreas aunque pasaba mucho tiempo en casa trabajando duro en ellas. Me he dado cuenta a raíz de conversaciones e investigaciones que este estancamiento, a pesar de trabajar muy duro, resulta de lo más común.

0:50

Por eso quiero compartir algunas ideas del por qué y qué podemos hacer al respecto. Lo que he aprendido es que la gente más eficaz y equipos de cualquier rama hacen algo que podemos copiar.Ellos van por la vida deliberadamente alternándose entre dos zonas: la zona de aprendizaje y la de desempeño.

1:09

La de aprendizaje es cuando nuestro objetivo es mejorar. Entonces hacemos actividades pensadas para mejorar, concentradas en lo que todavía no hemos dominado, lo que significa que tenemos que aceptar equivocarnos, sabiendo que aprenderemos de ellos. Lo cual difiere mucho de lo que hacemos cuando estamos en la zona de desempeño, donde nuestro objetivo es hacer lo mejor posible para cumplir.Entonces nos concentramos en lo que ya hemos dominado e intentamos minimizar los errores.

1:35

Ambas zonas deberían ser parte de nuestras vidas, pero teniendo en claro cuando queremos estar en cada una, con que fin, enfoque y expectativas, ayudándonos a actuar mejor y mejorar. La zona de desempeño maximiza nuestro rendimiento inmediato, y la de aprendizaje maximiza el crecimiento y nuestro desarrollo futuro. La razón por la que muchos no mejoramos a pesar de nuestro esfuerzo es porque solemos pasar la mayoría de nuestro tiempo en la zona de desempeño. Esto perjudica nuestro crecimiento e irónicamente, a largo plazo, también nuestro desempeño.

2:09

Entonces, ¿cómo es la zona de aprendizaje? Tomemos a Demóstenes, un líder político orador y abogado de los más grandes de la antigua Grecia. Para ser quien fue, él no pasó todo su tiempo sólo siendo un orador o abogado, que sería su zona de desempeño. Pero en su lugar, hizo labores diseñadas para mejorar. Por supuesto, estudió mucho. Estudió derecho y filosofía con la ayuda de mentores, pero también notó que ser abogado implicaba persuadir a otros, así que también estudió grandes discursos y dramatización. Para deshacerse de un extraño hábito de levantar involuntariamente su hombro, practicó sus discursos en frente de un espejo, y colgó una espada del techo para que, si levantaba su hombro,se lastimara.

2:54 (Risas)

2:56

Para hablar más claro a pesar de un ceceo, él dio sus discursos con piedras en la boca. Construyó un cuarto oculto donde podía practicar sin interrupciones y no molestar a otros. Y como los tribunales de antes eran ruidosos, él también practicó al lado del océano, proyectando su voz por encima del rugir de las olas.

3:14

Sus tareas en la zona de aprendizaje eran muy diferentes a sus tareas en los tribunales, su zona de desempeño. En la zona de aprendizaje, probó la práctica deliberada del Dr. Anders Ercicsson Ésta implica desglosar las capacidades teniendo claro qué talento elegir para mejorar, como mantener los hombros abajo, concentrándonos plenamente en un importante desafío fuera de la zona de confort, más allá de lo que hacemos a diario, incorporando una devolución frecuente con repetición y ajustes, e idealmente orientado por un entrenador experto, porque las actividades creadas para mejorar son de dominio específico, y maestros y entrenadores saben cuáles son esas tareas. y también pueden darnos su opinión. Es este tipo de práctica en la zona de aprendizaje lo que nos lleva a una mejora, no sólo tiempo en llevar a cabo tareas. Investigaciones muestran que después de los primeros dos añostrabajando en algo, el rendimiento se estanca. Esto se ha demostrado en la enseñanza, medicina general, enfermería y otros campos, y sucede porque una vez que pensamos que somos suficientemente buenos, aptos, nos alejamos de la zona del aprendizaje. Nos enfocamos sólo en hacer nuestro trabajo, cumplir, que resulta no ser una buena forma de mejorar. Pero la gente que continúa en la zona de aprendizaje sigue mejorando siempre. Los mejores vendedores una vez a la semana hacen actividades con el objetivo de mejorar. Leen para ampliar sus conocimientos, consultan con colegas o expertos del área, prueban nuevas estrategias, piden opiniones y reflexionan. Los mejores jugadores de ajedrez pasan mucho tiempo no jugando partidas de ajedrez, que sería su zona de desempeño, sino intentando emular a grandes jugadores y analizándolos. Cada uno de nosotros ha pasado muchas muchas horas escribiendo en una computadora sin apurarnos, pero si pasamos de 10 a 20 minutos por día concentrados en escribir de 10 a 20 % más rápido que nuestra velocidad actual, mejoraríamos,especialmente si también identificamos qué errores cometemos y practicamos escribiendo esas palabras. Eso es práctica deliberada.

5:23

¿En qué otras áreas, tal vez que nos preocupan más, estamos trabajando duro pero no mejorandoporque siempre estamos en la zona de rendimiento? Esto no quiere decir que la zona de rendimiento no tiene valor. Sí que lo tiene. Cuando precisé de una cirugía, no le dije al cirujano, “hurgue por ahí y concéntrese en lo que no sabe”.

5:43 (Risas)

5:44

“¡Aprenderemos de nuestros errores!” Busqué una cirujana que me pareció que haría un buen trabajo, y yo quería que ella hiciera un buen trabajo. Estar en la zona de desempeño nos permite hacer las cosas lo mejor que podemos, también puede ser motivador, y nos da información para identificar a qué enfocarse cuando volvamos a la zona de aprendizaje. Así que conseguir un buen resultado es alternar entre la zona de aprendizaje y la de desempeño, desarrollando conscientemente habilidades en la zona de aprendizaje y luego aplicar esas habilidades en la zona de desempeño. Cuando Beyoncé está de gira,

6:17

en el concierto, está en zona de rendimiento, pero cada noche al volver a la habitación del hotel, vuelve enseguida a su zona de aprendizaje. Mira un video del espectáculo que acaba de dar. Identifica cosas para mejorar ella, sus bailarines y su personal. Y al día siguiente, reciben notas sobre qué ajustar, lo que cambian antes de actuar. Es una espiral a capacidades cada vez mayores, pero hay que saber cuándo aprenderlo y cuándo aplicarlo. Cuanto más tiempo pasemos en la zona de aprendizaje, más mejoraremos. ¿Cómo pasar más tiempo en la zona de aprendizaje? Primero, debemos creer y entender

7:00

que podemos mejorar, lo que llamamos crecimiento de actitud. Segundo, debemos querer mejorar una habilidad concreta. Debe ser algo que nos motive, porque se requiere tiempo y esfuerzo. Tercero, debemos tener una idea de cómo mejorar, lo que deseamos mejorar. no como yo practicaba guitarra de adolescente, tocando canciones una y otra vez, sino haciendo una práctica deliberada. Y cuarto, no debemos tener altas expectativas, porque si se esperan errores, la consecuencia al hacerlos no será catastrófica, o muy significativa. Un equilibrista no practica nuevos trucos sin una red, y un atleta no empieza sin entrenar durante un campeonato. Una razón por la que en nuestras vidas pasamos tanto tiempo en la zona de desempeño

7:48

es porque nuestros entornos son exigentes. Nos creamos riesgos sociales, incluso en las escuelas que suponen ser sólo aprendizaje, y no hablo sobre pruebas estandarizadas. Quiero decir que cada minuto de cada día, estudiantes desde primaria hasta la facultad sienten que si fallan, pensarán menos de ellos.No es raro que estén siempre estresados y que no asuman los riesgos necesarios para el aprendizaje.Pero aprenden que esos errores no son deseables cuando maestros y padres sólo quieren escuchar aciertos y rechazan errores en lugar de trabajar con ellos, para aprender de ellos. O cuando buscamos respuestas restringidas en vez de alentar explorar de lo cual todos podemos aprender. Cuando una tarea tiene un número o una letra, y cuenta como nota final, en vez de ser utilizado para la práctica, errores y revisión, enviamos la consigna de que la escuela es una zona de desempeño. Lo mismo ocurre en nuestro trabajo. En las empresas a menudo veo accionares impecables

8:49

que los líderes fomentan para mejorar. Pero eso lleva a los empleados a permanecer dentro de lo que saben y no probar cosas nuevas, así que las empresas luchan para innovar y mejorar, y se quedan atrás.Podemos crear más espacios para el crecimiento conversando con otros

9:05

sobre cuándo queremos estar en cada zona. ¿Qué queremos mejorar y cómo? ¿Y cuándo ejecutar y minimizar los errores? De esa manera, ganamos claridad sobre lo que es el éxito, cuándo y cómo apoyarse mutuamente. Pero ¿y si nos encontramos en un ciclo crónico de apuestas altas y no podemos con esa carga todavía?

9:27

Hay tres cosas que podemos hacer como individuos. En primer lugar, podemos crear expectativas estándar. Espacios donde los errores tienen pocas consecuencias. Por ejemplo, podríamos encontrar un mentor o un colega de confianza intercambiar ideas o tener una conversación vulnerable o incluso juegos de rol. O podemos pedir distintas opiniones para avanzar en los proyectos. O leer o ver videos o tomar cursos en línea. Estos son sólo algunos ejemplos. En segundo lugar, podemos actuar como todos esperan, pero luego pensar sobre qué podríamos mejorar, como hace Beyoncé, Y podemos observar y emular a expertos. La observación, la reflexión y la adaptación es aprendizaje. Y finalmente podemos liderar y bajar las apuestas para los demás compartiendo lo que queremos mejorar, preguntando sobre lo que no sabemos, aceptando opiniones y compartiendo nuestros errores y lo que hemos aprendido de ellos, para que otros puedan para hacer lo mismo. La verdadera confianza promueve un aprendizaje continuo. ¿Qué pasa si, en lugar de hacer, hacer y hacer

10:34

actuando, actuando, actuando, pasamos más tiempo explorando, preguntando, escuchando,experimentando, reflexionando, esforzándose y convirtiéndose? ¿Qué pasa si cada uno siempre tiene algo en lo que trabajar para mejorar? ¿Qué pasaría si crearamos expectativas más reales? ¿Y qué pasaría si nos queda claro, a nosotros y a nuestros compañeros sobre cuándo conviene aprender y cuándo conviene actuar para que nuestros esfuerzos sean más consecuentes, nuestro avance no tenga límites y nuestros logros sean incluso mejores? Gracias.

Muchas Gracias Rafael!!

Buen Domingo!! 🙂


Artículo Original: “How to get better at the things you care about” en TED

Qué Ocurre Durante Un Ataque Al Corazón

Aproximadamente, 7 millones personas en el mundo mueren por ataques al corazón cada año. Y las enfermedades cardiovasculares, las que causan los infartos y los ictus, son el número uno de asesin@s mundiales. Aprendamos hoy de la mano de esta TED Lesson (subtitulada al castellano) de Krishna Sudhir, ¿qué es lo que causa un infarto? examinando las principales causas y tratamiento para esta enfermedad mortal.

 

Buen Domingo!! 🙂


Artículo Original: “What happens during a heart attack? – Krishna Sudhir” en Ted Ed

¿Por Qué El Cerebro Es Propenso A Confabular?

Hoy me gustaría aprender un artículo de Jules Montague, neuróloga irlandesa y escritora, residente en Londres y autora de un libro de próxima aparición en 2018 (Lost & Found) sobre la neurociencia de la identidad.

La duda no es una condición placentera, pero la certeza es absurda. (Voltaire, 1770)

Durante mi guardia Maggie me dijo que había visitado la mansión de Madonna la semana anterior. La ayudó a escoger el atuendo para su tour. El único problema era que Maggie era costurera en Dublin. Nunca había conocido a Madonna, nunca le había dado consejo de sastre sobre los sujetadores en forma de cono. En lugar de eso, un escáner MRI al que se sometió algunos días antes (cuando Maggie había ingresado de urgencia con fiebre alta y muy agitada) reveló encefalitis, una inflamación del cerebro.

Ahora estaba confabulando, expresando falsos recuerdos inducidos por la herida en su cerebro. Maggie, en ningún momento dudó del hecho que había sido costurera de las estrellas, sin importarle lo incongruentes que podían ser sus historias. Y esa es la esencia de la confabulación: la crítica facultad de dudar de algo se ve comprometida. Estas mentiras honestas eran la verdad de Maggie.

“No tengo ni idea de lo que estoy hablando”

Antes de seguir, me gustaría definir la palabra confabulación: por un lado, confabular es el hecho en que dos o más personas se ponen de acuerdo para realizar un plan (generalmente ilícito). Por otro, confabular es contar fábulas o historias, en el caso que nos ocupa; totalmente inventadas.

En su forma más extrema, la confabulación emerge del daño cerebral causado por la encefalitis, los ictus, algún traumatismo o por la deficiencia de tiamina (Vitamina B1) causada por la dependencia crónica del alcohol. Algun@s confabulador@s bajo estas condiciones producen invenciones totalmente bizarras: explican sus vidas como capitan@s de alguna nave estelar o informan de los aliens en los OVNIs.

Tiamina (Vitamina B1)

L@s confabulador@s con una lesión cerebral subyacente, a menudo intentan actuar dentro de historias fantásticas (por ejemplo, insistiendo en llegar a la mansión de una celebrity con una máquina de coser bajo el brazo). Los recuerdos remotos y las percepciones se amontonan en el presente; mezcladas, revueltas e irrelevantes en el aquí y el ahora.

El psiquiatra ruso Sergei Korsakoff abordó este problema en 1889. Su informe involucraba a una paciente que una vez viajó a Finlandia. En la descripción del viaje, ella ‘mezcló en la historia sus recuerdos de Crimea, y se dió que en Finlandia la gente siempre comía cordero y que los habitantes eran Tártaros’ (antiguos habitantes del este de Europa y del oeste de Asia).

Portada del Estudio de Korsakoff

Del mismo modo que la paciente de Korsakoff, much@s confabulador@s dan detalladas elaboraciones y embellecimientos, o simplemente desordenan los hechos (un poco como hacemos tod@s). Nuestras intuiciones, a menudo, conllevan una sensación de ser correctas; de modo que las aceptamos inmediatamente como plausibles.

Pero en aquell@s sin lesiones cerebrales, el cerebro tiende a inspeccionar la información y las percepciones que, simplemente no pueden ser ciertas. ¿Puedo haber visto realmente un kanguro en la carretera de Edinburgo? Dejamos esta información a un lado de modo inconsciente para revisarla más tarde utilizando las ‘etiquetas de duda‘ que han sido localizadas por l@s neurocientífic@s en el córtex orbitofronal y el córtex prefrontal ventromedial, en la región de la frente del cerebro. Esas etiquetas nos indican que: ‘Aquí debe haber alguna cosa sospechosa‘. Estas regiones están perturbadas en l@s confabulador@s con daño cerebral quienes tienen serios problemas al aplicar esas etiquetas al enfrentarse a ideas y pensamientos extravagantes.

Pero no tan sólo aquell@s con lesiones cerebrales son susceptibles a la confabulación. L@s niñ@s pequeñ@s también confabulan, porque están desarrollando el córtex prefrontal. Recientemente, investigador@s de la Universidad de Bedfordshire (UK) y de la Universidad de British Columbia (Canadá); convencieron a un grupo de estudiantes san@s de que tenían un pasado criminal.  Para convencer a los participantes de su crimen, un@ entrevistador@ primero les explicaba un evento verdadero que habían experimentado durante la adolescencia; los detalles sobre este evento habían sido previamente explicados al equipo por los familiares de los sujetos. Entonces el entrevistador introducía un evento falso a los participantes: “El segundo evento, que tus padres me contaron que pasó, fue un incidente en el que estuviste en contacto con la policía‘ Luego se les preguntaba a los participantes qué es lo que les había ocurrido en cada evento, tanto en el verdadero como en el falso, con todo tipo de detalle.

En el momento de la tercera entrevista, el 70% de los participantes había confabulado recuerdos falsos de haber cometido algún robatorio, algún asalto o asalto con armas, resultando de éste el contacto con la policía en la temprana adolescencia. Cada vez que lo contaban, la duda se apagaba más y más.

Falsos Recuerdos

“Recuerdo los dos policías. Habían dos.”, dijo un participante del estudio, “lo se seguro… creo que uno era blanco y el otro quizás hispano… recuerdo meterme en problemas. Y tuve que decirles qué era lo que había hecho …”

¿Recuerdas haber gritado?”, preguntó el entrevistador.

“Tuve la sensación que me había llamado zorra”, respondió la participante. “Y me harté y le tiré una piedra. Y la razón por la que le tiré una piedra era porqué no podía acercarme a ella”

Incluso si nunca has intentado llevar una máquina de coser a casa de Madonna, he aquí una cosa que tod@s compartimos con l@s confabulador@s clínic@s: la incapacidad de inspeccionar algunos recuerdos y percepciones. O el fallo al rechazo de respuesta con defectos, como William Hirstein, filósofo y científico cognitivo lo describe.

Esto parece ser especialmente cierto cuando los recuerdos y las percepciones están estimuladas o sugeridas por nosotr@s, o cuando se aplica mucha presión. Por ejemplo, durante entrevistas forenses, si el sospechoso inocente se conduce a confabular inconscientemente (‘tan sólo dinos lo que sepas’), puede ser que aparezca una falsa confesión.

Las emociones fuertes asociadas con un recuerdo o percepción también pueden invalidar nuestras etiquetas de duda; la emoción incrementa el cómo de vívido nos parece un recuerdo, incrementa nuestra confianza inmerecida en su precisión y añade un profundo sentido de revivir el evento. Las historias sobre un horroroso accidente de coche o sobre una pelea acalorada se cuentan una y otra vez en las cenas o alrededor de la cafetera de la oficina. Pero la ausencia de duda no equivale a la presencia de verdad.

¿Verdad?

Hay una bella ventaja evolutiva en el déficit de duda: ¿Es ese animal de enfrente tuyo un lobo de verdad? Parece un lobo. No gastes un segundo aplicando la duda. Corre, tan sólo corre.

Pero aún existen inconvenientes, por comentar uno: la vulnerabilidad al engaño. L@s adult@s con daño en el córtex prefrontal ventromedial (vmPFC), son el doble de proclives a creer en anuncios engañosos, en comparación con aquellos con daños fuera del vmPFC o con aquellos que no tienen lesión alguna.

L@s investigdor@s sugieren que esto explicaría el porqué las personas mayores son más vulnerables al fraude. Con la edad, la integridad estructural y las funciones del vmPFC disminuyen, con lo que la capacidad de duda se desafila.

El adentrarse en la confabulación y por tanto en el déficit de duda, incluso sin ninguna lesión cerebral, tiene consecuencias éticas y morales. En 2012, investigador@s de la Universidad de Lund (Suecia) pidieron a l@s participantes que indicaran su nivel de acuerdo con frases sobre guerras, inmigración, vigilancia gubernamental y prostitución.

Una de las afirmaciones sostenía que: “La violencia que Israel usó en el conflicto con Hamas es moralmente defendible, a pesar de las pérdidas civiles que sufrieron l@s Palestin@s”. Una afirmación contraria sostenía que la violencia era moralmente reprobable.

L@s participantes tenían que escoger un punto de vista y luego leer sus respuestas en voz alta. Sin que ell@s lo supieran, dos respuestas se habían intercambiado. El 69% no detectó al menos uno de los cambios, y confabuló argumentos en favor de opiniones que no habían escogido. Esto se denomina elección ciega: fallamos al darnos cuenta entre nuestras decisiones y el resultado de ellas, entonces apoyamos el contrario de la alternativa que habíamos escogido.

Según Petter Johansson, cuando construimos una respuesta para soportar nuestro caso no tan sólo influenciamos al oyente sino que también a nosotr@s mism@s“. A lo mejor nuestros valores se forman y se transforman simplemente a través de nuestra racionalización y no nacen de la reflexión deliberada.

Análisis preliminares de seguimientos oculares y de dilatación de las pupilas (para medir la sorpresa) sugieren que la mayoría de los confabuladores no detectaron la manipulación. Y eso sí que es peligroso. Mientras que un déficit de duda puede salvarte de un lobo, te puede hacer vulnerable al engaño e incluso, puede poner tu moral al descubierto.

En la duda está el valor. Es lo que mueve a la ciencia, haciendo que formulemos hipótesis alternativas y que interroguemos a los hechos. En palabras del filósofo medieval Peter Abelard: “Con la duda llegamos a la pregunta y preguntando llegamos a la verdad

Por otro lado, Hirstein invoca un sistema que normalmente se asocia con ‘pelea o huye’. La duda para nosotros no es meramente intelectual […] Viene con un desagradable sentimiento producido por el sistema autónomo. Puede ser este sentimiento el que, de hecho, de a la duda el poder para pararnos y hacer que pensemos en lo que estamos diciendo

Pero la duda también es una espada de doble filo. Una vorágine de retórica nos envuelve, declaraciones y contra declaraciones sobre la vacunación, la inmigración y el cambio climático; y además nuestra duda es el arma que utilizan l@s manipulador@s.

He aquí una receta para inculcar la duda: entrecomillemos palabras como ‘prueba’ o ‘expert@s’.

La fiebre de Maggie se desvaneció, y también lo hicieron sus historias fantásticas. Su capacidad de duda se renovó, cambió una vulnerabilidad por otra, pero mejor es albergar duda que no tener ninguna.

Buen Martes!! 🙂


Artículo Original: “Why is the brain prone to florid forms of confabulation?” en Aeon