!!!Feliz Navidad Desde Feel The Brain!!!

Solo daros las gracias por estar ahí y por continuar queriendo aprender conmigo. Apredemos más en año nuevo.

!!!Feliz Navidad!!!

Christmas Brain

Buen Martes!! 🙂

🎁Thomas Nast, El Caricaturista Que Creó La Imagen Moderna De Santa Claus (no, no fue Coca Cola)🎁

Navidad está a la vuelta de la esquina, y creo que deberíamos aprender algo de la Navidad durante estos días.

Tod@s hemos oído la historía que fue Coca Cola quien creó la imagen de Santa Claus que ha llegado hasta nuestros días. Pero la verdad es que no fue así. Este Santa fue creado por un caricaturista durante la Guerra Civil de EEUU; eso sí, años más tarde Coca Cola, la refinó.

Hoy os propongo que aprendamos cómo Thomas Nast creó a Santa Claus.

El 3 de Enero de 1863, en la revista ilustrada Harper’s Weekly, aparecieron dos imágenes que cimentaron la obsesión de los EEUU con un elfo viejo y alegre. El primer dibujo muestra a Santa dando regalos en un campamento del Ejército de la Unión. Para que ningún@ lector@ cuestionase la lealtad de Santa con la Guerra Civil, llevaba una chaqueta con un patrón de estrellas y unos pantalones a rayas. En sus manos sostiene un títere con una cuerda alrededor de su cuello, las características del muñeco eran similares a las del presidente Confederado, Jefferson Davis.

Primera Imagen de Santa Claus Dibujada Por Thomas Nast

Una segunda ilustración nos muestra a Santa en su trineo, luego bajando por una chimenea, todo en la periferia de la ilustración. En el centro, dividido en dos círculos separados, se pueden ver una mujer rezando arrodillada y un soldado sentado en un árbol. Según Adam Gopnik, en un número de 1997 de The New Yorker“Le dio Norte a la Navidad, dotó a la causa de la Unión con un aura de sentimiento doméstico e incluso de sentimentalismo”.

Segunda Imagen de Santa Claus Dibujada Por Thomas Nast

¿El artista responsable de esto? Un inmigrante bávaro llamado Thomas Nast, extraordinario caricaturista político y la persona que hizo tanto como cualquier otro hombre para preservar la Unión y llevar la guerra a su fin, según palabras del General Ulysses Grant. Pero como much@s inventor@s, Nast aprovechó el trabajo de sus visionarios compañeros al crear la rotunda y resplandeciente figura de Santa Claus. Fue el hombre con los talentos correctos, en el sitio correcto y en el momento correcto.

Thomas Nast

Antes del siglo XIX, la Navidad era una festividad religiosa, llana y simple. Diversos factores y fuerzas en conjunción la transformaron en la fiesta comercial que celebramos hoy en día.

El bienestar generado por la Revolución Industrial creó una clase media que podía permitirse comprar regalos, y las fabricas podían producir en masa. Ejemplos de la festividad empezaron a aparecer en la literatura popular, desde el poema de 1823 de Clement Clarke A Visit from St. Nicholas” (más conocido por su primer verso: “Twas the Night Before Chrsitmas”) hasta el libro de Charles Dickens de 1843, A Christmas Carol.

A Visit From St. Nicholas de Clarke Moore

A mediados del siglo XIX, la Navidad ya empezó a parecerse más a lo que es hoy en día. Según Fiona Halloran comenta en su libro Thomas Nast: The Father of Modern Political Cartoons: “Desde una temporada de desgobierno caracterizada por la bebida, de la inversión de los roles sociales en que el proletariado se mofaba de sus superiores y un poderoso sentido del juicio de Dios; la festividad se transformó en un momento privado, dedicado al corazón y al hogar y, particularmente, a l@s niñ@s“.

Otra Imagen de Thomas Nast sobre Santa

Esto era tan cierto en los EEUU como en Inglaterra, incluso cuando la Guerra Civil estaba en su punto más álgido. L@s niñ@s recibían regalos hechos a mano, debido a la escasez de materiales, los soldados Confederados y los de Unión intercambiaban café y periódicos en las trincheras, y algunos hacían todo lo que podían para decorar el campo de batalla. Alfred Bellard, soldado de la Unión de New Jersey escribió: “Para hacer que se pareciese lo más posible a la Navidad, plantábamos un pequeño árbol frente a nuestra tienda, engalanado con  carne de cerdo dura en lugar de pasteles, naranjas, etc…”

Fue este el mundo que se encontró Thomas Nast al llegar allá por 1850. Haciendo sus primeros dibujos en su adolescencia, se convirtió en un ilustrador en plantilla de Harper’s Weekly, una de las revistas más populares en 1862. La revista no era tan sólo para servir a serios propósitos: “Daba noticias políticas y comentaba eventos nacionales e internacionales, pero también ofrecía ficción sentimental, humor y noticias culturales”. ¿Qué mejor sitio para Nast para llevar a la vida su meticulosamente detallada imagen de Santa?, de modo que empezando con los dibujos de Enero de 1863, Nast empezó a inmortalizar la mítica figura de Santa Claus.

Portada del Harper’s Weekly

Además de reutilizar la imaginería del poema de Moore (un reno tirando de un trineo con un saco lleno de regalos), Nast también utilizó inspiración de su entorno. Basó la imagen del Santa barbudo y redondo, en parte, de sí mismo y utilizó a su mujer e hij@ para los otros personajes, afirma Ryan Hyman, curador del Macculloch Hall Historical Museum. El museo, sitio en el pueblo de Nast (Morristown), muestra una gran colección de sus trabajos.

A pesar que variaban de año en año, los dibujos de Santa de Nast aparecieron en Harper’s Weekly hasta 1886, un total de 33 ilustraciones. No es sorprendente, que las ilustraciones de la Guerra Civil cayesen dentro del saco de la propaganda; Nast daba firme soporte a la abolición, los derechos civiles y los Republicanos. Incluso después de la Guerra, Nast continuó usando a Santa Claus para hacer algunas afiladas declaraciones políticas.

Los Trabajos de Santa Claus (por Nast)

Pongamos como ejemplo la imagen de 1881 conocida como Merry Old Santa Claus, probablemente el retrato más famoso de Santa de Nast. Para cualquier observador@ parece el Santa de siempre, con su saco de regalos y vistiendo su clásico traje rojo. Pero de hecho, afirma Hyman, es propaganda, esta vez relacionada con la indecisión del gobierno al pagar salarios más altos a los miembros del ejército“Lo que lleva en la espalda no es un saco de juguetes, es una mochila del ejército de los soldados”. Lleva una espada y una hebilla en su cinturón para representar al ejército, mientras que el caballo de juguete es una referencia al Caballo de Troya, simbolizando la traición del gobierno. Un reloj de bolsillo en el que se muestran las doce menos diez de la noche, indicando que el senado de los EEUU tenía muy poco tiempo para aumentar los salarios del ejército y de la marina.

Merry Old Santa Claus de Nast

Según Hyman: “Nast siempre fue pro-militar […] Los militares querían un aumento y él sabía lo duro que habían trabajado y cómo ayudaron a formar el país“.

Mucha gente sabe que Nast fue quien asignó el burro a los demócratas y el elefante a los republicanos, y que se cebó con los políticos corruptos de la ciudad de Nueva York, pero poc@s saben el rol que jugó al crear la Navidad.

Demócratas y Republicanos de Nast

Hyman concluye que; “Creó la imagen moderna de Santa Claus […] aunque ahora no pensamos en la propaganda de la Guerra Civil mientras abrimos los regalos”.

¿Y la historia sobre que fue Coca Cola quien creó a Santa? 🥤

Pues es medio cierta. Lo que ocurrió fue que Haddon Sundblum, un artista que trabajaba para Coca Cola, refinó la imagen de Santa en 1931. Sundblum dibujó a Santa con un vestido rojo con ribetes blancos de piel, un cinturón y unas botas negras. Llevando un sombrero rojo y suave. Es esta imagen de Sundblum, basada en el concepto de Nast, la que nos es más común hoy en día.

El Santa de Sundblum para Coca Cola

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “A Civil War Cartoonist Created the Modern Image of Santa Claus as Union Propaganda” en SmithsonianMag

Por Qué Debes Rodearte De Más Libros De Los Que Vas A Ser Capaz De Leer

L@s expert@s afirman que el aprender durante toda la vida nos ayudará a ser más felices, a ganar más dinero e incluso a estar más san@s. A eso, añadamos que los nombres más inteligentes de los negocios, de Bill Gates a Elon Musk, insisten en que el mejor modo de se más inteligentes es leer. De modo que, ¿qué hacemos? Salimos y compramos libros, montones de libros.

Pero la vida es frenética, y las intenciones son una cosa y las acciones otra. Rápidamente verás como tus estanterías o tu e-reader se llenarán de libros que te propusiste leer o de libros que empezaste y abandonaste. ¿Es esto un desastre en tu plan de ser más inteligente y sabi@?

Si de hecho nunca lees ninguno de ellos, sí que es un desastre. Buscarás trucos para exprimir un poco de tiempo de lectura de tu vida frenética y el precio que es dedicar unas pocas horas a la semana a aprender. Pero si simplemente tu ritmo de lectura no va al compás con tu ritmo de comprar libros, tengo buenas noticias para ti (y para mí, yo estoy en esa categoría también): Tu biblioteca sobrecargada no es un signo de fallo o ignorancia, es una insignia de honor.

Biblioteca Sobrecargada

Por Qué Necesitas Una “Antibiblioteca”

Esto es lo que el autor y estadista Nassim Nicholas Taleb afirma en su libro The Black Swan. El fascinante blog de Maria Popova, Brain Pickings (llevo años siguiéndolo y es genial); en su reseña del libro de Taleb analizó y subrayó la sección a la que nos referimos.

Taleb empieza sus pensamientos con una anécdota sobre la legendaria biblioteca del escritor italiano Umberto Eco, que contenía la extasiante cantidad de 30000 volúmenes.

Biblioteca de Umberto Eco

¿Leyó Eco todos esos libros? Por supuesto que no, pero eso no fue razón de no rodearse de tanto conocimiento potencial pero aún no realizado. Dándonos un recordatorio constante de todo lo que no sabemos, la biblioteca de Eco lo mantenía intelectualmente hambriento y perpetuamente curioso. Una biblioteca que no para de crecer con libros que aún no has leído puede surgir el mismo efecto en nosotr@s, Taleb escribe:

Una biblioteca privada no es un apéndice para levantar nuestro ego, sino una herramienta de investigación. Lo libros leídos son de tanto valor como los no leídos. La biblioteca debería contener cosas que no sabes […]. Acumularás más conocimientos y más libros a medida que te hagas mayor y la cantidad de libros sin leer te mirará de modo amenazador desde la estantería. De hecho, cuanto más sabes, más libros sin leer vas a tener. Llamemos a esta colección de libros sin leer: la antibiblioteca.

Una antibiblioteca es un poderoso recordatorio de nuestras limitaciones, la vasta cantidad de cosas que no sabemos, que medio sabemos o de las que algún día nos daremos cuenta que estamos equivocad@s. Vivir diariamente con ese recordatorio nos encaminará hacia el tipo de humildad intelectual que mejora la toma de decisiones y conduce el aprendizaje.

Taleb continua: “La gente nuca viene con anti-cvs diciendo qué es lo que no han estudiado o experimentado (eso es trabajo de sus competidor@s), pero estaría muy bien que lo hicieran”.

¿Por qué? Quizás porque es un hecho psicológico bien conocido el que l@s más incompetentes son l@s que más confianza tienen en sus capacidades y l@s más inteligentes son l@s que más llen@s de dudas están. Es el efecto Dunning-Kruger, que ya hemos aprendido en el blog). Igualmente está establecido que cuanto más admites que no sabes cosas, más rápido aprendes.

De modo que, para de culparte por comprar tantos libros o por tener una lista de lectura que no acabarás ni en 3 vidas.

Todos esos libros que no has leído son, de hecho, un signo de tu ignorancia. Pero si eres consciente de cuán ignorante eres, estás muy por delante de la vasta mayoría de personas.

Buen Viernes!! 🙂


Artículo Original: “Why you should surround yourself with more books than you’ll ever have time to read” en FastCompany

“The Giant Zlig” o Cuando Disney Rechazó a Tim Burton

Tenía muchas ganas de hacer este Brain Feeling. Hace ya mucho tiempo que lo tenía en mente. Es como una historia de Navidad, de esas que el principio acaban mal para después arreglarse y acabar bien.

Se trata de una historia sobre Tim Burton, sobre su primer cuento para niñ@s, sobre cómo lo presentó a Disney y cómo éstos lo rechazaron. Os propongo que aprendamos todo lo que pasó, además podremos ver y leer el cómic.

Cuesta de creer, pero hubo una vez en la que el director de calamidades cinematográficas como El Planeta de los Simios (2001), Alicia en el país de las maravillas (2010) Charlie y la fábrica de chocolate (2005) -a mí esta sí que me gusta- fue un cineasta singularmente brillante y visionario.

Antes de eso, Tim Burton fue un adolescente de 18 años con unos grandes sueños se ser ilustrador. En esa época fue cuando el joven Burton creó The Giant Zlig (El Gigante Zlig), un libro infantil que envió a Walt Disney Productions.

Aunque rechazado, el libro permanece como uno de los trabajos más importantes en la carrera del artista, de una joven promesa a un genio ideosincrático y, bien, también algo más. The Giant Zlig formó parte de la exhibición de Tim Burton en el MoMa, una fantástica exhibición que acabó su residencia allí en el 2009 y que tuve la suerte de poder visitar en París en 2012.

Uno de los carteles de la exposición de Tim Burton en París.

La obra se presentaba con todo el material de Burton junto con la carta de rechazo de la editora T. Jeanette Kroger, quien fue de gran ayuda constructiva con su criticismo del trabajo y que infundió mucho coraje al joven Burton.

The Gian Zlig en sí es una parábola de hadas sobre el efecto cármico de ser un bully, pero es difícil estar seguro de ello con las pocas imágenes que hay disponibles. Kroger insinuaba en su carta que The Giant Zlig era un derivado del trabajo del Dr. Seuss (Theodor Seuss  fue un escritor y caricaturista estadounidense, conocido por sus libros infantiles escritos bajo su seudónimo, Dr. Seuss. Publicó más de 60 libros para niños, que a menudo se caracterizan por sus personajes imaginativos, rimas y el uso frecuente del contador de trisílabas).

¿Qué opináis? Esta es la historia:

The Giant Zlig – Portada

Existe un lugar muy lejano llamado la tierra de Ziv. Es donde viven todos los monstruos.
En esa tierra hay muchas criaturas extrañas, todas de tamaños diferentes y con sorprendentes características.

Un día el gigante Zlig irrumpió andando, y les dijo a todos los demás: “¡Apartaos de mi camino! Es mejor que os apartéis y me dejéis pasar, de lo contrario os aplastaré”

Zlig acudió rápidamente al mago: “Por favor, vuelve a convertirme en un lagarto gigante, si lo haces, prometo que siempre seré bueno, que seré amigo de los demás y haré lo que debo hacer”
“Lo sé Gigante Zlig, nunca mientes, así que te devolveré a tu forma original”

Y Tim Burton, cogió la historia, la envió a Disney con esta carta:

Carta de Tim Burton a Disney

Dear Sirs,

I am submitting this book in hopes that you might consider publishing it. The book has been layed out in rough form, and I would be glad to make any changes that you feel would be nessecary. I would hope to hear from you either way. Thankyou.

Sincerely

Tim Burton

A lo que le respondieron:

Carta de Disney a Tim Burton

February 19, 1976

Dear Tim:

Here are some brief impressions of your book, The Giant Zlig.

STORY: The story is simple enough for a young audience (age 4-6), cute, and shows a grasp of the language much better than I would expect from one of today’s high school students, despite occasional lapses in grammar and spelling. It may, however, be too derivative of the Seuss works to be marketable–I just don’t know. But I definitely enjoyed reading it.

ART: Considering that you suffer from a lack of the proper tools and materials, the art is very good. The characters are charming and imaginative, and have sufficient variety to sustain interest. Your layout is also good–it shows good variety in point-of-view. Consequently, I not only enjoyed reading about the Giant Zlig, but I got a chuckle watching him, too.

I hope my comments please you. Thanks for the opportunity to read The Giant Zlig; keep up the good work, and good luck.

Very truly yours,

(Signed, ‘Jeanette’)

T. Jeanette Kroger
Editor
Walt Disney Productions

Pero la relación de Tim Burton con Disney no terminó allí. Hay una larga historia de por medio que quizás aprendamos en otros Brain Feelings.

De todos modos esta historia acaba bien, acaba con trabajos de Tim Burton con Disney como:

O la versión de Dumbo que se estrenará en 2019:

One more thing…

Desde el día de 1993 en que mi prima me llevó al cine a ver Pesadilla Antes De Navidad que soy un fan acérrimo de Tim Burton, tanto de su obra cinematográfica como artística.

Tim Burton tiene muchas caras, pero hay una esencia, una esencia que se refleja en sus cortos primerizos como Vincent (1982) o la versión inicial de Frankenweenie (1984). Los podéis ver aquí:

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “TIM BURTON’S CHILDREN’S BOOK ‘THE GIANT ZLIG’ AND ITS DISNEY REJECTION LETTER” en Comics Alliance

La Mosca Acróbata, un corto de 1910

Tan pesadas como son, las moscas son especímenes biológicos remarcables. Son lo suficientemente fuertes como para cargar con la mitad del peso de su cuerpo y, como te habrás dado cuenta al intentar matar a alguna, son excepcionalmente rápidas y ágiles.

Para su corto de 1910, llamado The Acrobatic Fly (La Mosca Acríbata), el británico naturalista y cineasta F Percy Smith puso la fuerza y la destreza de las moscas bajo la cámara, filmando a una a medida que hacía malabares incluyendo un corcho y una canica en miniatura.

Insectos

La secuencia más impresionante, es quizás la que la mosca rota una bola con otra mosca haciendo equilibrios sobre ella, como un pequeño acto circense.

Pero Percy no se quedó tan sólo con las moscas, sino que también se hizo con las arañas. Es recomendable ver To Demonstrate How Spiders Fly (Demostrar Cómo Vuelan las Arañas) de 1909.

Buen Viernes!! 🙂


Artículo Original: “Feet of strength! Spotlight on the amazing agility of houseflies” en Aeon

¿Quién Decide Qué Significa El Arte?

Hoy Lunes, un quick feeling. Una TED Lesson en la que, de mano de Hayley Levitt encontraremos la respuesta a la pregunta sobre ¿quién decide qué significa el arte?

Y es que es una pregunta a la que han dado vueltas l@s filósof@s y l@s crític@s de arte durante décadas: ¿Cuánto debería afectar la intención del artista nuestra percepción de la obra? ¿Afectan los planes y motivaciones del artista a este significado? o ¿Está completamente este significado  en manos del juicio del que está contemplando la obra?

Hayley Levitt explora la compleja red de la interpretación artística en esta TED Lesson.

Buen Lunes!! 🙂


Artículo Original: “Who decides what art means? – Hayley Levitt” en TED Ed

¿Puede Superman (y los superhéroes) Desencadenar La Heroicidad en la Gente?

¿Puede ser que la gente sea más proclive a ayudar a un@ extrañ@ o a donar dinero a alguna causa inmediatamente después de ver un película de Marvel? Los héroes demuestran un coraje excepcional, hacen lo imposible por ayudar a otr@s y por vivir vidas llenas de significado.

Son ejemplos de inspiración modal para muchas personas pero, ¿Sus heroicas acciones hacen que la gente se eche una mano un@s a otr@s? Un nuevo conjunto de estudios demuestra que efectivamente es así. Publicado en Frontiers of Psycology, explica que el mero hecho de mostrar imágenes de superhéroes a las personas incrementa las intenciones y los comportamientos pro sociales.

Batman y Robin

Batman y Robin

El Dr. Jeffrey D. Green de la Universidad de Virginia, jefe del estudio (junto con sus colegas de su Universidad y del Instituto Hope) afirma que: “Dado que los superhéroes son una parte muy grande y accesible en nuestras culturas, estuvimos interesados en explorar su rol a la hora de inspirar vidas virtuosas y significativas

Añade que, “los héroes vienen de muchos modos y formas. Unos son de ficción y otros son modelos de la vida real. Decidimos explorar el efecto de dos de los más conocidos de ficción, como Superman y Spiderman, ya que las personas tienden a estar más motivadas a emular comportamientos donde hay un poco de realismo

Clark / Superman

Clark / Superman

L@s investigador@s expusieron a 245 individuos a dibujos comunes con sutiles imágenes de superhéroes (como Spiderman o Superman) así como, con imágenes neutras. Los participantes a los que se les mostró las imágenes de los superhéroes afirmaron tener mejores intenciones de adoptar comportamientos pro sociales. La percepción del significado de la vida no estaba directamente relacionada con los superhéroes, pero sí lo estaba indirectamente con la intenciones de ayuda: los superhéroes incrementaban esta intención, lo que comportaba un incremento del sentimiento de significado en la vida.

Ya que el primer experimento se basaba en las intenciones de ayuda de las que informaban los sujetos, se llevó a cabo un segundo experimento, esta vez para examinar el comportamiento real de ayuda.

Otros 123 individuos fueron sutilmente expuestos a una imagen de superhéroes (un póster de Superman en la pared) en contraposición a una imagen neutra (la foto de una bici), luego se les pidió que ayudasen con una tediosa tarea experimental sin ninguna recompensa añadida. Aquell@s expuestos a Superman tendían significativamente más a ayudar que aquell@s que habían visto la bici. No se encontró ninguna diferencia entre los dos grupos en lo referido al significado de la vida, que se media mediante un cuetionario.

Según Green: “Esto experimentos destacan cómo la sutil activación de construcciones heroicas a través de imágenes visuales de superhéroes pueden influenciar las intenciones de ayudar así como el comportamiento de ayuda en sí mismo

Superman by Alex Ross

Superman by Alex Ross

Investigaciones futuras pueden avanzar este trabajo examinando los efectos de figuras heroicas de la vida real, que pueden ser o no ser conocidas personalmente, hecho que además añade el elemento de personajes defectuosos.

Superman Admirando Héroes de la Vida Real

Superman Admirando Héroes de la Vida Real

Aún más, los efectos de una exposición más explícita también se pueden explorar, como hablar o escribir sobre un héroe. El deseo de comprometerse en acciones de ayuda puede también extenderse a tareas que están más asociadas con el significado de la vida como donar para la caridad o ayudar a alguien que lo necesite.

Green Concluye que: “Los héroes se nos presentan como ejemplos majestuosos de la moralidad. A menudo encarnan virtudes que desearíamos expresar en nuestras vidas. Si imágenes sutiles de héroes desencadenan comportamientos tan positivos, su rol inspiracional podría también tener el potencial de extenderse más allá de los comportamientos pro sociales explorados en este estudio“.

Y recordad: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad“, os lo dice vuestro amigo y vecino Spiderman.

Spiderman Vintage

Spiderman Vintage

 

Buen Sábado!! 🙂


Artículo Original: “Can Superman Trigger Heroic Helping in People?” en Neurosciencenews.com